La anatomía de la planta de CANNABIS

Cultivadores, consumidores medicinales y fumetas ordinarios necesitan conocer la anatomía de la planta del cannabis. Al igual que con la fruta y la verdura fresca, vale la pena tener unas nociones básicas. De lo contrario podrías volver de hacer la compra con plátanos verdes y tomates podridos.

No necesitas ser licenciado en Botánica, pero ayuda conocer algunos puntos básicos de la fitotomía. Como por ejemplo, saber si estás malgastando tu tiempo cultivando plantas masculinas o cómo identificar a una hermafrodita. O quizás te hayas preguntado qué es exactamente un cáliz. Intentaremos dar respuesta a todo esto y mucho más.

Echemos un vistazo a todas las partes de la planta del cannabis, desde la raíz a la flor. Además, explicaremos las funciones de cada parte en términos sencillos.

RAÍCES

Cannabis Roots

Bajo la superficie del medio de cultivo, las raíces se ocupan de aportar firmeza y absorber nutrientes para la planta al mismo tiempo. La zona radicular consta de una raíz primaria, desde la que se desarrollarán muchas raíces secundarias hasta convertirse en una masa fibrosa.

Las raíces forman parte del sistema vascular de la planta del cannabis. Internamente, el xilema se encarga de bombear agua y minerales desde las raíces al resto de la planta. Piensa en el xilema como el sistema de tuberías de la marihuana.

COTILEDONES

Cotiledones

Un cotiledón es una hoja embrionaria producida en las plantas de semilla. Los cotiledones se forman durante la embriogénesis, junto con los meristemos del tallo y de la raíz. Este es un crecimiento primordial, siendo el primer conjunto de hojas que aparece tras la germinación. El aspecto verde de los cotiledones indica la presencia de clorofila, permitiendo que las hojitas puedan realizar la fotosíntesis en las primeras etapas de crecimiento. Poco después, se desarrolla el primer conjunto de hojas verdaderas. El cannabis se clasifica como una dicotiledónea, una planta con flor con un embrión que produce dos cotiledones. Sin embargo, un crecimiento anormal podría derivar en el desarrollo de 3 o incluso 4 cotiledones.

TALLO PRINCIPAL Y RAMAS

Cannabis Stem

El tallo principal surge de las raíces y soporta el crecimiento vertical de la planta del cannabis. Obviamente, el tallo es la mayor vía vascular para transportar el agua y los minerales desde las raíces. También está integrado con el floema, del que luego hablaremos. A partir del tallo principal surge un desarrollo secundario, en lo que se denominan nudos.

La ramificación se produce en parejas, a cada lado del tallo desde el nudo. El espacio entre cada par de ramas se conoce como entrenudo o distancia internodal. En general, las variedades índica dominantes tienen un entrenudo más corto que las variedades de tendencia sativa.

A veces, las mutaciones pueden dar lugar a una ramificación irregular. Las plantas de cannabis con mutaciones pueden ser potentes y productivas, aunque la mayoría de los cultivadores las descartan inmediatamente. Si se ven sanas, nuestro consejo es que vivas y dejes vivir.

HOJAS DE ABANICO

Cannabis Fan Leaves

Las hojas de abanico también presentan simetrías, creciendo en parejas desde el tallo principal y las ramas. Las hojas de abanico también sirven para distinguir a la marihuana índica de la sativa. Hojas más anchas y oscuras en las índicas y verde claro y foliolos alargados en el caso de las sativas. Las híbridas son una combinación de ambas.

Lo más importante acerca de las hojas de abanico es que actúan como paneles solares para la planta de cannabis. Absorben toda la luz disponible, e internamente, el floema transporta toda la energía hacia el resto de la planta. Puedes ver el floema de forma similar al cableado eléctrico de las paredes de tu casa.

Las hojas de abanico son esenciales para la fotosíntesis y nunca se deberían podar en exceso. Aquellas que bloqueen la luz a los cogollos se podrían retirar en la última etapa de la floración.

LA FLOR DEL CANNABIS: DIFERENCIAS ENTRE PLANTAS MASCULINAS Y FEMENINAS

Cannabis Male and Female

Una cola es básicamente la espiga de flores de la planta de cannabis femenina. Por supuesto, con la poda apical o la aplicación de métodos ScrOG o LST se podrán conseguir múltiples colas. En cualquier caso, los cogollos de la parte superior se consideran siempre colas. Cogollo es un término genérico para referirse a cualquier flor que surja de los puntos de floración a lo largo de los tallos. Busca un pelo blanco creciendo en los nudos justo antes de la floración, para confirmar que te encuentras ante una planta femenina.

Las plantas masculinas no producen cogollos cuando florecen, que suele ser un par de semanas antes que las femeninas. Las plantas de cannabis macho no serán necesariamente los ejemplares más grandes y con mayor vigor de crecimiento de la plantación. Los machos producen estambres con anteras llenas de polen.

Hasta que no se pueda distinguir el nacimiento de las flores, es preferible no sacar conclusiones precipitadas. Si no se aprecia ese pelo blanco y empieza a desarrollarse un racimo de uvas minúsculo, entonces estarás ante un macho.

CÁLICES

Cannabis Calyx

Los cogollos no son sólo una maraña de hojas y deliciosa resina. Los cálices son diminutas bolsas en forma de lágrima, que constituyen un cogollo de cannabis. Alrededor de los cálices se desarrollarán bastantes hojas. El cáliz es más fácil de apreciar a simple vista en las últimas etapas de la floración, cuando los cogollos empiezan a engordar.

Sólo las flores sin polinizar llegarán a desarrollarse plenamente. Si el pistilo se poliniza, entonces el cáliz se convierte en el ovario y su función pasa a ser incubar la semilla.

Algunos cogollos pueden volverse realmente duros, con agrupaciones compactas de muchos cálices minúsculos. Otros pueden tener cálices más grandes pero agrupados más holgadamente. Generalmente, la influencia índica es lo que provoca al cannabis una apariencia más densa. Sólo las variedades sativa puras producen flores realmente separadas.

PISTILOS, NO "PELOS"

Cannabis Pistils

Los pistilos son lo que normalmente conocemos como los "pelos" de los cogollos. Los pistilos te ayudan a identificar las plantas femeninas en tu cultivo de cannabis. Antes de la floración, las hembras desarrollarán pistilos distribuidos por los nudos, un indicador inequívoco para el cultivador.

Durante el periodo de floración, su color irá transformándose de blanco a naranja o rojo a medida que el cogollo madura. Estos pistilos son, en realidad, los órganos reproductores de la planta femenina que contienen los óvulos.

Los pistilos nacen fundamentalmente desde los cálices y su función principal es capturar polen. La planta de cannabis femenina quiere ser fertilizada, y mientras no lo consiga durante la fase de floración, la producción de flores será su objetivo.

RESINA DEL CANNABIS

Cannabis Resin

Los tricomas son el recubrimiento brillante y resinoso que envuelve a los cogollos de marihuana. Cuando la floración avanza, los cálices y las "hojas de azúcar" a su alrededor, se cubrirán de diminutos tallos con cabeza de seta. Estas cabezas irán cambiando de color durante la floración, de transparentes a blanco y finalmente ámbar.

Los tricomas son la base de todo, porque se tratan de fábricas de cannabinoides microscópicas, que dan al cogollo de marihuana los efectos que todos conocemos y adoramos. El hachís y todos tus concentrados favoritos son extractos de tricomas.

¡PELIGRO! POLEN EN EL CULTIVO

Tendrás problemas en tu cultivo si el polen alcanza a los pistilos de las plantas femeninas en floración. Además, los machos tienen estambres en lugar de pistilos, y producen granos de polen.

Estas anteras o granos de polen quedan colgando y suelen tener colores entre verdes y amarillentos. Las hermafroditas también presentan estos granos de polen, normalmente entre las flores. Son lo que conocemos como "platanitos".

Si una planta desarrolla granos de polen, deberás retirarla inmediatamente si no quieres que el resto de la hierba produzca semillas. El estrés puede ser un factor que contribuya a la aparición de tendencias intersexuales, así que asegúrate de que tu cultivo esté perfectamente equilibrado.