¿CUÁNTAS PLANTAS PUEDO CULTIVAR POR METRO CUADRADO?

Antes de empezar a cultivar tu propia hierba, necesitas tener un plan y cierta preparación. En primer lugar, tienes que conocer el tamaño del espacio de cultivo a tu disposición. Los armarios de cultivo traen las dimensiones exactas en su caja. Sin embargo, si vas a construir tu propio armario de cultivo o piensas convertir toda una habitación en un vivero de marihuana, primero tendrás que tomar medidas. A continuación, tendrás que decidir cuánta luz instalarás, manteniendo un ambiente en óptimas condiciones. Repasaremos los factores clave a tener en cuenta para decidir tu iluminación de cultivo más adelante.

Cuantas Plantas Puedo Cultivar Por Metro Cuadrado

Quizás la pregunta más importante que un cultivador tiene que hacerse es: ¿cuánto tiempo puedo dedicar al cultivo de cannabis? Trabajo, familia y compromisos sociales pueden complicar una actividad díficil de compaginar. Una gran plantación de sativa obligará a dedicar mucho más tiempo a su mantenimiento que un par de plantas autoflorecientes en un armario.

Las genéticas que escojas y tu método de cultivo preferido determinarán el plazo de tiempo que tus plantas tardarán en estar listas para la cosecha. Precisamente, la cantidad de plantas a cultivar es una decisión personal. Pero este artículo te ayudará a descubrir el número ideal de plantas de interior para ti.

Plantas Por Metro Cuadrado Cannabis

¿CUÁNTA LUZ NECESITA MI OPERACIÓN DE CULTIVO?

No es tan simple como comprar tantas lámparas de cultivo y tan potentes como puedas conseguir. Ningún espacio de cultivo es igual a otro. Pero hay dos variables que siempre deberán controlarse y monitorizarse constantemente. La temperatura y la humedad relativa (HR) son los factores ambientales clave que el cultivador de interior tiene que regular. Y para ello necesita las herramientas adecuadas. Invierte en ventiladores, extractores y, si es posible, en aire acondicionado o calefacción.

HID - DESCARGA DE ALTA INTENSIDAD

Las lámparas de descarga de alta intensidad o HID todavía son la fuente de iluminación para el espacio de cultivo más utilizadas por la mayoría de profesionales. Por desgracia, las bombillas de haluros metálicos y las de vapor de sodio generan mucho calor, y además incrementarán significativamente tus facturas de la luz. Una bombilla de 400-600W por metro cuadrado es una buena regla general. Plantéate la posibilidad de instalar reflectores laterales con láminas de Mylar si no consigues controlar la temperatura y la humedad relativa. Usar iluminación tradicional potente implica una mayor necesidad de ventiladores y posiblemente aire acondicionado, o de lo contrario, el cuarto de cultivo puede volverse demasiado cálido.

LED - DIODOS EMISORES DE LUZ

Las lámparas de cultivo LED modernas generan mucho menos calor y son más eficientes que las HID. La principal desventaja con la última generación de LED es el importante desembolso necesario para una instalación de buena calidad. Aunque a largo plazo puedes recuperar la inversión con el ahorro en la factura eléctrica. Escoge tu kit LED con cuidado, ya que no todos los LED son iguales. Ahora mismo, los diodos de 3W y COB parecen ser la tecnología más prometedora. Menos calor y más luz útil por vatio también pueden ahorrarte dinero a la hora de instalar ventiladores para controlar el flujo de aire.

CFL - LÁMPARA FLUORESCENTE COMPACTA

Las lámparas CFL tienen sus límites. Sin duda, son económicas y eficientes, pero hasta cierto punto. En nuestra opinión, las lámparas CFL de luz fría están bien para el crecimiento vegetativo y para enraizar esquejes, pero nada más. Usar solo CFL para la fase de floración no es recomendable. Sin embargo, añadir CFL como complemento a las HPS durante la floración puede ser una combinación ganadora.

CULTIVO A GRAN ESCALA: SEA OF GREEN (SOG)

El método "sea of green" (como sugiere su nombre) consiste en usar todo el espacio disponible en el espacio de cultivo con plantas. Normalmente, los esquejes fotoperiódicos y las cepas autoflorecientes se utilizan para conseguir un resultado constante y controlado. Esta técnica es rápida y muy productiva. Los esquejes enraizados pasan 1-2 semanas en crecimiento vegetativo antes de pasar al estándar de floración 12/12 durante 8-10 semanas. Por otra parte, las autoflorecientes pueden mantenerse constantemente en ciclos de luz 18/6, 20/4 o 24/0, y estar listas para la cosecha en 8-10 semanas desde la siembra. No hay tiempo para podar ni manipular, no es necesario.

El objetivo es conseguir muchas plantas pequeñas con unas robustas colas principales, ya que no se les da tiempo para ramificarse. Con una HPS de 400W se pueden cultivar entre 4 y 16 plantas por metro cuadrado, sembrándolas en macetas de 5 a 12 litros. El riego a mano puede llevar mucho tiempo cuando hablamos de estas cifras. Muchos cultivadores prefieren los kits hidropónicos con sistemas de riego y fertilización automatizados para cuidar de tantas plantas. Una plantación SOG bien gestionada puede ofrecer de 4 a 6 cosechas de 500g/m² al año.

Main Lining Cannabis

PODA Y ENTRENAMIENTO PARA MAXIMIZAR LAS COSECHAS

Si quieres mantener el número de plantas de marihuana lo más bajo posible, pero aún así quieres maximizar las cosechas de tu espacio de cultivo, entonces tendrás que aplicar técnicas de productividad. Tienes dos alternativas: podar o entrenar. Por supuesto puedes combinar ambas. De hecho, nosotros lo recomendamos sin dudarlo.

PODA APICAL Y FIM

Los métodos de poda más habituales para maximizar las cosechas son la poda apical y la poda FIM. Al podar el tallo principal y romper la dominancia apical, se consiguen cosechas superiores. Esto se puede hacer con un corte limpio conocido como "topping", o pellizcándolo y dejando el 25% del brote apical con el método FIM. Las plantas crecerán en horizontal y desarrollarán múltiples colas en lugar de solo una. Ambos métodos se pueden aplicar varias veces dependiendo del espacio lateral que quieras llenar.

Recuerda, cada vez que podas tu marihuana, tienes que dejar un tiempo de recuperación. El coste de estas técnicas de poda para maximizar cosechas es el propio tiempo en sí. Cuenta con un ciclo de crecimiento vegetativo prolongado. Se necesitarán entre 6 y 8 semanas para podar correctamente arbustos que puedan llenar 1m².

Poda Apical Y Fimming Cannabis

LST - LOW STRESS TRAINING

El LST o entrenamiento de bajo estrés es una técnica de entrenamiento apta para novatos que, al igual que los dos métodos comentados anteriormente, funciona bien en conjunto con la técnica ScrOG o Screen of Green. Al doblar o atar los tallos durante el crecimiento vegetativo, el cultivador puede manipular la planta para que crezca más como un arbusto. 2 o 4 plantas pueden llenar 1m² sin problemas. El plazo de recuperación es de solo unos días y este método incluso funciona con cepas autoflorecientes.

SCROG - SCREEN OF GREEN

Los cultivadores experimentados que ya dominen una o varias de las técnicas anteriores pueden seguir incrementando la cosecha de cualquier espacio de cultivo combinando las técnicas de poda y entrenamiento con un ScrOG. Entretejer las ramas a través de una red desde el crecimiento vegetativo hasta la tercera semana de floración es la forma más profesional de utilizar el espacio de cultivo cuando más escasea. El ScrOG se basa en mantener exclusivamente las colas principales bajo los puntos más iluminados de tu cultivo.

Todo el crecimiento por debajo de la red se poda para concentrar la energía de la planta en la producción de cogollos. Son necesarias 8 o más semanas de crecimiento y un mantenimiento diario, pero una sola planta con ScrOG y llena de colas puede producir una cosecha tan abundante que incluso iguale la de un SOG bien organizado.

Scrog Screen Of Green Cultivation Técnica Cultivo Cannabis

Spannabis

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar