¿CUÁL ES LA MEJOR TIERRA PARA CULTIVAR MARIHUANA?

La respuesta depende de una serie de factores fundamentales del cultivo exterior de cannabis. Para empezar, necesitas escoger una variedad apta para el clima local. A continuación, debes responder a la pregunta: ¿cavar, o no cavar? Es importante explicar algunos detalles antes de que te precipites a labrar un campo. Para cultivar en un balcón, probablemente sea mejor usar macetas o contenedores que puedan moverse fácilmente. En cambio, para una plantación de marihuana en un lugar apartado y soleado puede que haya que trabajar la tierra considerablemente para obtener una tierra muy fértil. Para cualquier cultivo en tierra, debes procurar que el pH se mantenga siempre en el intervalo de 6,0-7,0.

FOTODEPENDIENTES FRENTE A AUTOFLORECIENTES

Muchas de las recetas de supersustrato para marihuana no son adecuadas para las variedades autoflorecientes. Realmente, la mezcla perfecta de supersustrato solo puede conseguirse tras muchos años de experiencia cultivando la misma variedad, normalmente de forma continuada temporada tras temporada sacando esquejes. Desarrollar colonias de micorrizas beneficiosas y un suelo realmente vivo lleva su tiempo. Además, los supersustratos son un medio tan rico en nutrientes, que realmente solo son una opción viable para cultivadores ecológicos con mucha experiencia en variedades fotodependientes. No nos malinterpretes. Nos encantan los supersustratos pero, más que un éxito rápido, es una inversión a largo plazo.

En cambio, las variedades de marihuana autoflorecientes prefieren una mezcla de tierra con una fertilización ligera o sin abonar. El supersustrato contiene dosis de nutrientes demasiado elevadas para las autos. Para cultivar autoflorecientes y plantas jóvenes fotodependientes, se recomienda una mezcla al 50% de sustrato de coco y tierra ligera a base de turba, con suficiente perlita para el drenaje. Es mejor controlarse con el fertilizante durante la fase de plántula para todo tipo de marihuana.

Puedes empezar sembrando en macetas pequeñas de 1 a 6 litros. Tras unas semanas puedes trasplantar a macetas más grandes con tierra más rica, o directamente puedes trasplantar a tierra fértil. Aplicar demasiado fertilizante, demasiado pronto, siempre provocará plantas con exceso de nutrientes, quemadas y atrofiadas.

COMPRADO O CASERO

La mejor tierra para el cultivador principiante es, sin duda, la tierra específica para marihuana que puedes comprar en tu grow shop local. Incluso los grandes maestros del cultivo orgánico usan tierra comprada. Por supuesto, se pueden añadir mejoras, pero muchas mezclas son lo suficientemente buenas para usar directamente. Una sencilla regla general es añadir entre un 10 y un 30% más de perlita para mejorar el drenaje, sobre todo si piensas suplementar intensamente la tierra con abonos líquidos.

Las mezclas caseras de tierra probablemente no te eviten un viaje al grow shop. Añadir un 30% de fibra de coco a la tierra para aumentar la aireación es beneficioso para el sistema de raíces. Las bolsas de fibra de coco, o los bloques de coco comprimidos que necesitan ser hidratados, no son caros y pesan poco comparados con los sacos de tierra de 50 litros.

El guano de murciélago es un fertilizante ecológico excelente y económico para la marihuana en floración. Además, el guano puede añadirse a la mezcla de tierra o puede esparcirse ligeramente sobre ella para penetrar posteriormente con el agua de riego. El estiércol, en cambio, no es para cualquier cultivador. Por otro lado, puedes incorporar el granulado de nutrientes de liberación lenta Easy Boost Nutrición Orgánica. Añadiendo una sola taza de este producto a la mezcla de tierra estarás fertilizando a las plantas para todo su ciclo de vida. 100g es suficiente para 2 o 3 plantas de cannabis. Simplemente tienes que añadir agua, no podía ser más sencillo. Y en caso de cultivar híbridos vigorosos y hambrientos, siempre puedes suplementar con soluciones fertilizantes.

Easy Boost Royal Queen Seeds Utilización

SIEMBRA DIRECTA

El cultivo de marihuana sin arar es otro proyecto a largo plazo. Básicamente, este estilo agrícola se basa en alterar lo mínimo posible la tierra viva para preservar los microorganismos beneficiosos que habitan en ella. Esta práctica también puede aplicarse a macetas, pero será necesario sacar la mayor parte de la masa radicular y rellenar el hueco con tierra fresca. El resto de raíces se descompondrán.

Reutilizar la tierra cultivo tras cultivo, sin aportes adicionales, es como funciona el sistema de siembra directa, en teoría. Pero, en la práctica, es útil suplementar con abonos líquidos ecológicos. Las plantas de cannabis, como cualquier otro cultivo, agotarán los nutrientes del suelo. También es recomendable desherbar, ya que las "malas" hierbas estarían compitiendo con tus plantas por recursos como agua y nutrientes.

MEJORAS PARA CONDICIONES DE SEQUÍA

Sigue los consejos de los expertos cultivadores de guerrilla del sur de España y no permitas que la sequía te impida cultivar marihuana en exterior. Puedes preparar eficazmente la tierra para la sequía usando polímeros absorbentes. Se pueden adquirir en tiendas de productos hidropónicos o pueden extraerse rápidamente de los pañales.

Si la previsión meteorológica es de temporadas largas de calor seco, y no puedes hacer visitas diarias a tus plantas, los polímeros absorbentes de agua pueden alimentar a tus plantas por ti. Primero, cava un hoyo de unos 60cm de profundidad y 30cm de diámetro. A continuación, añade unas tazas de cristales de polímero en el fondo de la mezcla de tierra, que idealmente hayas pre-empapado con una solución de nutrientes ligera, y cubre con el resto de tierra. Trasplanta tu plantita y riega. A medida que la planta crezca, sus raíces alcanzarán esta reserva salvavidas.

Finalmente, es importante recordar que la tierra está realmente viva. Así que, por favor, evita cocer la zona radicular con temperaturas excesivamente elevadas. Si cultivas en exterior este verano, para ayudar a mantener fresca la zona de raíces puedes usar macetas blancas, o incluso mejor, macetas Air-Pot o Smart-Pot. También puedes crear una sombra natural para las raíces acolchando la tierra, es decir, añadiendo una capa de paja seca sobre la superficie. Esto también contribuye a mantener la humedad de la tierra y evita la aparición de “malas” hierbas.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar