USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Luke Sumpter Reviewed by: Mr José

Guía del cultivador casero: la mejor tierra para plantar marihuana.


Al cultivar cannabis, es crucial utilizar una tierra adecuada. Desafortunadamente, conseguir la mejor tierra no siempre es fácil. La gran cantidad de opciones disponibles, desde tierras específicas para cannabis, hasta mezclas de tierra universales y prefertilizadas, puede ser abrumadora para los novatos. Pero, ¿y si quieres preparar tu propia mezcla de tierra?

Veamos cuál es la mejor tierra para plantar marihuana.

¿CUÁL ES LA MEJOR TIERRA PARA CULTIVAR MARIHUANA?

No todos los suelos son adecuados para cultivar cannabis, y no todas las plantas de cannabis requieren el mismo tipo de tierra. Elegir el suelo idóneo depende del tipo de marihuana que cultives, el clima local, si cultivas en casa o en medio de la naturaleza, etc.

Además de estos factores, los suelos adecuados para plantar cannabis deben compartir una serie de características. Echemos un vistazo:

  • Textura

El cannabis prefiere una tierra ligera y poco compacta. Esta textura promueve el desarrollo del sistema radicular y garantiza que llegue más oxígeno a las raíces, contribuyendo a la salud y el buen desarrollo de las plantas.

Textura
  • Capacidad de drenaje

La tierra para cannabis debe tener buen drenaje. Cuando riegas tus plantas, el agua no debería acumularse encima del suelo. Si la tierra no se drena adecuadamente, las plantas enfermarán y podrían morirse o producir cosechas mediocres.

  • Retención de agua

La retención de agua (la capacidad del suelo para retener agua) es tan importante como el buen drenaje. La buena tierra para cultivar cannabis debe tener un equilibrio óptimo entre retención y drenaje de agua.

Retención de agua
  • Valor de pH

El pH es una escala química que indica la acidez o alcalinidad. Este es un factor importante, ya que las plantas de marihuana solo se desarrollan bien dentro de un rango de pH limitado. Para cultivar cannabis, la tierra debería tener un pH de aproximadamente 6,0. Con un pH entre 5,8 y 6,3 también puedes conseguir buenos resultados. Pero si el valor del pH se sitúa fuera de este rango, se reducirá la cosecha; y si se aleja demasiado, las plantas morirán.

Valor de pH
  • Nutrientes

La tierra para cannabis debe contener nutrientes, para que tus plantas puedan crecer. Afortunadamente, casi todas las mezclas de tierra que puedes adquirir en tiendas ya contienen fertilizante. Pero ten en cuenta que, a menudo, las plantas utilizan todos estos nutrientes en unas 3-4 semanas; y cuando las plantas empiecen a florecer, los nutrientes de las mezclas de tierra comerciales probablemente se habrán agotado. Este sería el momento de empezar a añadir fertilizantes.

Si cultivas sin aplicar fertilizantes adicionales, tu tierra debería contener materia orgánica, como compost, humus de lombriz, guano, etc. Los microorganismos del suelo convertirán estas sustancias en nutrientes disponibles para tus plantas.

Nutrientes

CARACTERÍSTICAS DE LA TIERRA PARA CANNABIS DE BUENA CALIDAD

Si usas mezclas de tierra comerciales, normalmente ya vienen preparadas para el cultivo. Pero si quieres cultivar de forma más natural, es otra historia. El suelo natural se divide en cuatro tipos: arenoso, limoso, margoso y arcilloso. Pero, realmente, la mayoría de tierras consisten en una mezcla de estos tipos de suelo, en proporciones variables.

Por ejemplo, una tierra puede ser margosa-arcillosa o arenosa-limosa.

ARENOSA

La tierra arenosa tiene un gran drenaje, pero una mala retención de agua. Al regarla, los nutrientes como el nitrógeno también se eliminarán rápidamente. El suelo arenoso es fácil de trabajar (labrar, cavar, etc.) y es una opción viable para los cultivadores de cannabis.

  • Textura gruesa
  • pH bajo
  • Pros: buen drenaje, buena aireación del suelo, altos niveles de oxígeno, fácil de trabajar
  • Contras: mala retención de agua, necesita riego frecuente

ARENOSA

LIMOSA

La tierra limosa está compuesta por partículas de tamaño intermedio, y es rica en minerales y materia orgánica. Retiene bien el agua, pero también tiene un drenaje adecuado. Los suelos limosos son fáciles de trabajar. Gracias a su contenido de minerales y sustancias orgánicas, es uno de los tipos de tierra más fértiles.

  • Partículas de tamaño intermedio
  • Pros: contiene minerales y nutrientes, buena retención de agua
  • Contras: drenaje justo

LIMOSA

MARGOSA

La tierra margosa es una mezcla de tierras arenosas, limosas y arcillosas, con compuestos orgánicos añadidos. Este es uno de los mejores tipos de tierra para cultivar marihuana, ya que tiene un gran drenaje y retención de agua, y es rica en nutrientes y oxígeno. Desventaja: este tipo de tierra puede ser cara.

  • Mezcla de arcilla, limo y arena 
  • Ventajas: excelente retención/drenaje de agua, contiene nutrientes y altos niveles de oxígeno
  • Contras: coste

MARGOSA

ARCILLOSA

La tierra arcillosa se compone de partículas minerales finas. Este tipo de tierra es más pesada y compacta, por lo que resulta más difícil labrarla. Es muy rica en nutrientes y minerales, lo que la convierte en una buena opción para incluir en cultivos ecológicos. El suelo arcilloso retiene bien el agua, pero su drenaje es pobre.

  • Partículas finas
  • pH alto
  • Pros: rico en nutrientes, buena retención de agua
  • Contras: mal drenaje, suelo pesado y compacto, difícil de trabajar

ARCILLOSA

ACONDICIONADORES PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL SUELO

Si cultivas con tierra natural, probablemente no sea perfecta para cultivar marihuana, o como mínimo, no al principio. Por ejemplo, la textura podría no ser óptima o el drenaje podría ser deficiente. Pero puedes mejorar cualquier tipo de tierra añadiendo acondicionadores del suelo, y la mayoría de ellos pueden comprarse en grow shops.

FIBRA DE COCO

La fibra de coco está hecha a base de cáscaras de coco. Estas fibras ligeras proporcionan una excelente retención de agua y pueden aligerar los suelos compactos. Algunas personas cultivan marihuana usando un sustrato de fibra de coco, con nutrientes especiales. Pero, si quieres usarlo para mejorar la tierra, puedes añadir hasta un 30% de fibra de coco, dependiendo de la composición de tu tierra.

FIBRA DE COCO

PERLITA

La perlita es el acondicionador para tierra más utilizado. Consiste en unas pequeñas bolas a base de roca volcánica, de color blanco brillante, que mejoran enormemente el drenaje y la aireación del suelo. La perlita también retiene bien el agua. Para mejorar la tierra, puedes añadir un 10-15% de perlita. Si añades más, la tierra podría volverse demasiado ligera y los nutrientes podrían eliminarse con el agua de lluvia/riego. Las mezclas de tierra comerciales de buena calidad suelen incluir perlita.

PERLITA

GUIJARROS DE ARCILLA

La mayoría de los cultivadores de marihuana están familiarizados con el uso de guijarros de arcilla como parte de un sistema hidropónico. Pero, ¿sabías que también se pueden utilizar para mejorar la estructura del sustrato? Poner guijarros de arcilla en el fondo de tus macetas y parterres elevados favorece el drenaje e impide que el agua se acumule en la base; un importante factor de riesgo relacionado con la pudrición de la raíz.

Los guijarros de arcilla también se pueden colocar en la parte superior de macetas y parterres para que hagan las veces de mantillo. Ayudan a atrapar la humedad del sustrato y evitan que se produzca una evaporación excesiva. El mantillo de guijarros de arcilla también proyecta sombra sobre la capa superior del suelo, lo que impide la aparición de maleza y protege a los microbios beneficiosos del calor de los rayos del sol.

Clay pebbles

VERMICULITA

La vermiculita, al igual que la perlita, es un mineral tratado térmicamente que puede usarse para mejorar la tierra. También ofrece una gran retención del agua. Aunque la perlita y la vermiculita comparten algunas características, tienen usos opuestos: la perlita se usa para aumentar el drenaje y la aireación del suelo, mientras que la vermiculita se usa para aumentar la retención de agua. Pero afortunadamente puedes combinarlas, ya que ambas funcionan bien juntas. Alrededor de un 10% de vermiculita es beneficioso para la tierra.

VERMICULITA

HUMUS DE LOMBRIZ

Generalmente, el humus de lombriz se considera un acondicionador para mejorar la fertilidad del suelo, ya que contiene gran cantidad de microorganismos beneficiosos que contribuyen al buen desarrollo de las plantas. Pero, además de aportar nutrientes, el humus de lombriz también mejora la textura, el drenaje y la retención de agua del suelo. Para mejorar tu tierra, puedes añadir un 25-30% aproximadamente.

HUMUS DE LOMBRIZ

ABONO

Si tu mezcla de tierra casera para cannabis ya es rica en materia orgánica, probablemente no necesites añadirle más fertilizantes. De hecho, algunos cultivadores cometen el error de añadir estiércol fresco, o restos de vegetales frescos, directamente a la tierra para "fertilizarla". Pero esto podría “quemar” las plantas, afectando a su desarrollo; si quieres utilizar estiércol o restos de verduras en tu cultivo, primero tienes que compostarlos para poder usarlos en forma de compost.

CEPAS FOTOPERIÓDICAS VS AUTOFLORECIENTES

Al escoger una tierra adecuada para la marihuana, un factor a considerar es si cultivas variedades fotoperiódicas o autoflorecientes. Las autoflorecientes prefieren una mezcla de tierra ligera, con menos nutrientes añadidos. Un gran sustrato para tus niñas autoflorecientes es una mezcla de un 50% de fibra de coco y un 50% de tierra ligera a base de turba, con un poco de perlita añadida para el drenaje.

Al cultivar autoflorecientes, no utilices tierras excesivamente fertilizadas ni ciertos acondicionadores como el guano de murciélago, ya que podrían “quemar” las plantas, sobrecargándolas de nutrientes. Lo mismo se aplica para las plántulas de cannabis, que no quieren niveles de nutrientes elevados.

Siembra las autoflorecientes directamente en su maceta definitiva. Para ello, llena la maceta con la tierra adecuada y haz un agujero del tamaño de una copa en el centro de la maceta; a continuación, llena este agujero con una mezcla de tierra ligera o tierra para plántulas, y siembra la semilla dentro. De esta manera, la plántula podrá crecer sin estar rodeada por la tierra más rica en nutrientes, que podría quemarla.

En el caso de las cepas fotoperiódicas, siémbralas en macetas pequeñas o tacos para plántulas, usando una tierra con pocos nutrientes. Trasplanta al cabo de unas semanas, usando una tierra más rica. Las plantas más maduras toleran los altos niveles de nutrientes mucho mejor que las plántulas.

TIERRA COMPRADA VS TIERRA CASERA

Si acabas de iniciarte en el cultivo de marihuana, quizás sea mejor empezar usando una mezcla de tierra específica para cannabis, que puedes comprar tu grow shop. Esto se debe a que la tierra para cannabis de buena calidad suele contener todo lo que tus plantas necesitan para crecer de forma saludable, en proporciones óptimas. Si quieres, puedes mejorar aún más la tierra comprada, añadiendo un puñado de perlita para aumentar el drenaje; pero, más allá de esto, no debería ser necesario añadir nada más.

CEPAS FOTOPERIÓDICAS VS AUTOFLORECIENTES

RECETA SIMPLE DE TIERRA PARA CANNABIS

Por otro lado, llegará un momento en que querrás preparar tu propia mezcla de tierra. Al fin y al cabo, ¿por qué gastar dinero en tierra, si tu mezcla casera es aún mejor? Aquí tienes una receta para hacer tu propia tierra para cannabis.

INGREDIENTES

  • 1 parte de vermiculita
  • 1 parte de fibra de coco
  • 2 partes de compost
  • ½ - 1 taza de humus de lombriz

INSTRUCCIONES

  1. Tamiza el compost para eliminar los trozos más grandes.
  2. Deja la fibra de coco en remojo, con agua tibia. Consulta las instrucciones del producto para saber cuánto volumen vas a preparar
  3. En un cubo, mezcla la vermiculita y la fibra de coco.
  4. Añade el compost.

¡Listo! Comprueba el valor de pH de tu tierra casera, que debería rondar entre 5,8 y 6,3.

Esta es una receta básica de tierra que te servirá para la mayoría de cultivos, ya sean interiores o exteriores. Y si quieres mejorar aún más tu tierra, puedes añadir fertilizantes ecológicos.

El guano de murciélago es un fertilizante ecológico económico, que resulta excelente para la floración de la marihuana. Puedes mezclarlo directamente con la tierra, o extenderlo sobre la superficie de la tierra para que vaya penetrando con el agua de riego. También puedes usar nutrientes de liberación lenta, como los gránulos Easy Boost Nutrición Orgánica. Si añades una taza de estos gránulos a la tierra, tus plantas tendrán alimento durante todo su ciclo de vida: 100g son suficientes para 2-3 plantas de cannabis. ¡Y lo único que tendrás que hacer será regar!

CULTIVO SIN LABRANZA

El cultivo sin labranza es un método agrícola, donde el suelo permanece intacto (sin cavar, labrar, girar la tierra, etc.). De este modo, los microorganismos que habitan el suelo pueden crear un ecosistema próspero y el suelo se llena de bacterias y hongos beneficiosos, y otros organismos. El cultivo sin labranza promueve la retención de materia orgánica y la absorción de agua, porque los nutrientes se reciclan constantemente en el suelo.

Para saber más sobre el cultivo sin labranza y sus ventajas, ¡echa un vistazo a este artículo!

MEDIDAS EN CONDICIONES ÁRIDAS/SEQUÍA

Si cultivas al aire libre en regiones cálidas, como el sur de España o lugares similares, no querrás "cocer" las raíces de tus plantas. Si cultivas en maceta, utiliza tiestos de plástico blanco, ya que ayudan a mantener la temperatura del suelo a un nivel razonable bajo el sol abrasador. También puedes usar macetas air-pot o smart-pot para que las raíces de tus plantas se mantengan frescas. Como medida adicional para proteger el suelo de las altas temperaturas, puedes poner capas de paja seca sobre la tierra.

Si cultivas en una región seca y tus plantas pueden pasar semanas sin lluvia, o no puedes hacer viajes diarios para regar tu cultivo de guerrilla, ¡puedes usar polímeros absorbentes de agua para mantener las plantas hidratadas! Estos polímeros pueden encontrarse en tiendas de cultivo hidropónico, o puedes sacarlos de pañales.

Para hacer un cultivo de guerrilla en condiciones secas, cava un hoyo de unos 60cm de profundidad y 30cm de diámetro. Añade algunas tazas de cristales de polímero en el fondo de la mezcla de tierra y rellena con la tierra restante. Introduce la planta en la tierra y riega abundantemente. A medida que crezca, las raíces alcanzarán los polímeros absorbentes de agua, para que la planta pueda beber incluso durante la sequía. Consejo: sumerge previamente los polímeros en una solución fertilizante ligera, ¡así podrás aprovechar este truco doblemente!

Home grower’s guide to the best soil for cannabis.


When growing cannabis, using the right soil is crucial. Unfortunately, sourcing the best soil isn’t always straightforward. From cannabis-specific soils to bargain universal substrates and pre-fertilised types, the sheer amount of options can be overwhelming to novices. And what if you want to make your own soil from scratch?

Let’s talk about the best soil for growing cannabis.

WHAT’S THE BEST SOIL FOR GROWING WEED?

Not every soil is suitable for growing cannabis, and not all cannabis requires the same type of soil. Picking the optimal soil depends on the type of cannabis you’re growing, your climate, whether you’re growing at home or in the wild, etc.

Aside from these factors, there are some common traits among all cannabis soils. Let's take a look at them:

  • Texture

Cannabis prefers a light and loose soil texture. A light texture promotes root development, and it ensures more oxygen reaches the roots for optimal growth and health.

Texture
  • Drainage ability

Cannabis soil needs to have excellent drainage. When you water your plants, it shouldn’t pool on top of the soil. If the soil has poor drainage, your plants will get sick and turn out subpar yields, or die.

  • Water retention

Just as important as good drainage is water retention, which is the soil's ability to hold water. Good cannabis soil has an optimal balance of water retention and drainage.

Drainage Ability and Water Retention
  • pH value

pH is a chemical scale that indicates how acidic or alkaline something is. This is important, as cannabis only does well within a small pH range. A good soil for weed has a pH of about 6.0. A pH of 5.8–6.3 will be fine, but if it fluctuates too far outside of this range, you will get diminished yields. If the pH is seriously off, your plants will die.

pH Value
  • Nutrients

Cannabis soil needs to contain nutrients so your plants can grow. Fortunately, almost all soils you can buy already feature them. Know, however, that these nutrients will often last only 3–4 weeks. Around the time your plants start to flower, the nutrients in commercial soils will likely be depleted. This is when you should begin to add nutrients.

If you’re growing without additional nutrients, your soil needs to contain organic substances such as humus, compost, worm castings, guano, etc. Microorganisms in the soil will turn these substances into nutrients for your plants to access on demand.

Nutrients

TRAITS OF QUALITY CANNABIS SOIL

If you’re using store-bought potting mixes, these are already optimally “tuned” for growing. Different story if you’re growing organically, though. Natural soil comes in four varieties: sandy, silty, loamy, and clay. But know that most soils consist of varying ratios of these soil types.

For example, a soil may be clay and loamy, or sandy and silty.

SANDY

Sandy soil is coarse with good drainage, but has poor water retention. When watered, nutrients such as nitrogen will also quickly get washed away. Sandy soil is easy to work with and is a viable choice for cannabis growers.

  • Coarse structure
  • Low pH
  • Pros: Good drainage, keeps soil airy, high oxygen levels, easy to work with
  • Cons: Poor water retention, needs frequent watering

SANDY

SILTY

Silty soil is a medium-coarse soil type that’s rich in minerals and organic particles. Its water retention is good, yet it has adequate drainage. Silty soils are very easy to work with. The minerals and organic substances within make it one of the most fertile soil types.

  • Medium-coarse
  • Pros: Contains minerals and nutrients, retains water well
  • Cons: Fair drainage

SILTY

LOAMY

Loamy soil is a combination of sand, silt, and clay soils with added organic compounds. It is one of the best soil types for growing cannabis as it offers optimal water retention and drainage, and it’s rich in nutrients and oxygen. Downside: This type of soil can be expensive.

  • Mixture of sand, silt, and clay
  • Pros: Excellent water retention and drainage, contains nutrients, high oxygen levels
  • Cons: Expensive

LOAMY

CLAY

Clay soils consist of fine mineral particles. This type of soil is heavy and not easy to work with. It is very rich in nutrients and minerals, which makes it a good option to include in organic grows. Clay soil retains water well, but has poor drainage.

  • Fine particle size
  • High pH
  • Pros: Rich in nutrients, retains water
  • Cons: Poor drainage, heavy and compact, hard to work with

CLAY

AMENDMENTS TO IMPROVE SOIL QUALITY

If you’re working with natural soil, chances are it won’t be perfect for growing cannabis—not from the start, at least. The texture may not be optimal or it may have poor drainage, for example. But you can improve any type of soil by adding amendments, most of which can be found in your local grow shop.

COCO COIR

Coco coir (coco fibre) is made from coconut husks. These light fibres provide excellent water retention and can lighten compact soils. Some use a pure coco substrate with special nutrients to cultivate their weed. But to amend existing soil, it’s a good idea to add anywhere up to 30% coco coir, depending on the composition of your base soil.

COCO COIR

PERLITE

Perlite is the most widely used soil amendment. Perlite consists of very light, bright-white rocks that greatly improve the drainage and airiness of the soil. Perlite also has decent water retention. To amend your soil with it, add 10–15% of perlite. You can add more, but then your soil may become too light and nutrients may leach out. Good-quality commercial soils often come with added perlite.

PERLITE

CLAY PEBBLES

Most cannabis growers are familiar with using clay pebbles as part of a hydroponic setup. But did you know they can also be used to enhance soil structure? Adding clay pebbles to the bottom of your raised beds and containers will assist with drainage and prevent water from pooling at the base—a large risk factor when it comes to root rot.

Growers can also add clay pebbles to the top of containers and beds to serve as a mulch. Here, they help to trap moisture in the growing medium by preventing excess evaporation. Clay pebble mulch also casts shade over the top layer of soil, suppressing weeds and keeping beneficial microbes sheltered from the hot rays of the sun.

Clay pebbles

VERMICULITE

Vermiculite, just like perlite, is a heat-treated mineral you can use to make your soil lighter.It is also excellent at retaining water. Although vermiculite shares some characteristics with perlite, the two have opposite uses: Use perlite to increase drainage and airiness, and use vermiculite to increase water retention. Luckily, you can use both, as perlite and vermiculite work well together. Around 10% vermiculite is beneficial.

VERMICULITE

WORM CASTINGS

Worm castings are normally seen more as a nutritional soil amendment as they contain a plethora of useful microorganisms that benefit growth. But worm castings will also improve the texture, drainage, and water retention of your soil. When amending your soil with worm castings, use about 25–30%.

WORM CASTINGS

NUTRIENTS

If your DIY cannabis soil is rich in organic material, you will likely not need to add nutrients to it. As a matter of fact, some growers make the mistake of adding manure and vegetable scraps to their soil to "fertilise" it. This results in soil getting “too hot” for the plants, hurting their development in turn. If you want to put your vegetable scraps to good use in your garden, you first need to compost them.

If you think you need to amend your cannabis soil with nutrients, you can easily purchase bottled solutions tailored to a plant’s phase of growth.

PHOTOPERIOD VS AUTOFLOWERING

One factor to consider when choosing the right soil for your weed is whether you’re growing photoperiod or autoflowering plants. Autoflowers prefer a light mix with fewer added nutrients. A great substrate for your autoflowering ladies is a 50:50 mix of coco coir and a light, peat-based soil with some added perlite for drainage.

When growing autoflowers, stay away from heavily fertilised soils and certain amendments like bat guano, as these will be too hot and overload your plants with nutrients. The same is true for cannabis seedlings, which do not like high levels of nutrients.

Plant autoflowers in their final growing container in a cup-sized hole in the centre of the soil. Fill the hole with seedling/starter soil with no nutrients and place your seed in it. This way, your seedling can grow without being surrounded by the hot soil, which would otherwise burn it.

For photoperiod plants, start them out in small seedling pots/cups with soil that has little to no nutrients. Replant after a few weeks. More mature plants will tolerate higher nutrient levels much better than seedlings.

STORE-BOUGHT VS HOMEMADE

If you’ve just started growing cannabis, it may be best to simply get ready-made soil from the grow store. The reason for this is that good-quality cannabis soil normally contains everything your plants need for healthy growth, in the optimal ratios. If you want, you can further improve your store-bought soil with a handful of perlite for increased drainage, but otherwise you should be good.

CLAY

BASIC CANNABIS SOIL RECIPE

On the other hand, there may come a time when you want to make your own soil. After all, why spend good money on soil if your homemade version is even better? Here is a recipe for a basic homemade cannabis soil.

INGREDIENTS

  • 1 part vermiculite
  • 1 part coco coir peat
  • 2 parts compost
  • ½–1 cup worm castings (or humus)

DIRECTIONS

  1. Sieve the compost to remove larger chunks.
  2. Soak the coco coir peat in warm water. Check the directions of the product to see what kind of volume you will be getting.
  3. Use a bucket and mix the coco coir peat with the vermiculite.
  4. Add the compost.

Done! Double-check the pH value of your homemade soil. It should be in the range of 5.8–6.3.

The above is a basic soil recipe that will serve you well for most grows, indoors and outdoors. But you can further enhance your soil mix by adding organic fertilisers.

Bat guano is an excellent and inexpensive organic fertiliser for flowering marijuana. You can add it to a soil mix or spread it on the topsoil and water in later. You can also look into time-release nutrients such as Easy Boost Organic Nutrition pellets. Add a cup of these to your soil to feed your plants for their whole life cycle—100g is enough for 2–3 cannabis plants. All that’s left to do is water!

NO-TILL CULTIVATION

No-till cultivation is a gardening method that allows the soil to remain undisturbed (no digging, stirring, overturning, etc.). This way, microorganisms in the soil can create a thriving ecosystem that replenishes the soil with good bacteria, helpful fungi, and other living organisms. No-till cultivation promotes organic matter retention and water absorption because nutrients are constantly being recycled throughout the soil.

To learn about no-till cultivation and its benefits, check out this article!

AMENDMENTS FOR ARID/DROUGHT CONDITIONS

If you’re growing outdoors in a hot climate such as Southern Spain or a similar location, you don’t want to “cook” the root zone of your plants. If you’re using pots, choose white plastic containers, as these help to keep the soil temperature at a reasonable level under the beating sun. You can also look to air pots or smart pots to keep the roots of your cannabis plants cool. As an additional measure to protect the soil from fluctuating temperatures, you can add layers of dry straw onto the topsoil.

If you’re growing in drought conditions where your plants may at times go weeks without rain, or if you can’t make daily trips to your guerrilla grow location, use water-absorbent polymers to keep them hydrated! You can get these from hydroponic grow stores or can cut them out of diapers.

For a guerrilla grow in dry conditions, dig a hole about 60cm deep and 30cm in diameter. Add a few cups of polymer crystals to the bottom of the soil mix and fill up with the remaining soil. Place your plant into the soil and water liberally. As your plant grows, the roots will soon reach the polymers so it can drink even during drought. Tip: Soak the polymers in a light nutrient solution for a double benefit!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.