“¿Por qué crecen tan despacio mis plantas?” A veces, al cultivar marihuana, los problemas aparecen sin previo aviso. Puede que tu bebé no haya mostrado ninguna señal que indique algún problema, pero has notado que ha dejado de crecer y no sabes por qué. Aquí tienes algunos posibles factores del crecimiento ralentizado de tu planta o plántula de cannabis.

18 CAUSAS DEL CRECIMIENTO LENTO O ATROFIADO DEL CANNABIS

1. SEMILLAS VIEJAS O DE BAJA CALIDAD

Las semillas viejas no solo tardan más en germinar (en caso de que lleguen a germinar), sino que las plantas cultivadas a partir de semillas viejas a veces también crecen más despacio. Además, para lograr un crecimiento sano y vigoroso desde la semilla hasta la cosecha, también necesitamos una buena genética. Las semillas del fondo de una bolsa de marihuana, no te darán los mismos resultados que un paquete de semillas de calidad, compradas en un banco de semillas de confianza.

2. ESTRÉS DEL ESQUEJE

A veces, los esquejes no desarrollan bien sus raíces, lo que perjudica su crecimiento. Para evitar esto, aplica un poco de hormonas de enraizamiento en la base del esqueje inmediatamente después de cortarlo.

También debes asegurarte de que el ambiente de cultivo favorezca el desarrollo de las raíces. El sustrato debería estar húmedo (pero no demasiado) y tener un nivel de pH alrededor de 6,0. Mantén los esquejes a una temperatura de aproximadamente 22ºC. Si hace demasiado frío, no enraizaran en absoluto; y si hace demasiado calor, las raíces morirán.

3. SALUD DE LAS RAÍCES

Cuando las raíces de tus plantas no reciben suficiente oxígeno, las funciones metabólicas disminuyen su ritmo. En algunos casos, la falta de oxígeno podría detener totalmente su crecimiento. Algunas causas típicas de esto son el exceso de riego o el uso de sustratos con mal drenaje.

¿Qué puedes hacer al respecto? Prepara un sustrato ligero y aireado, con buen drenaje, para cultivar tus plantas. Si la tierra no drena bien, puedes mejorarla añadiendo un poco de perlita.

La zona de raíces de tus plantas nunca debería estar más caliente, o más fría, que la temperatura ambiente. Por otro lado, el moho, las bacterias o el daño físico de las raíces pueden afectar gravemente al desarrollo de las plantas. Utiliza siempre macetas opacas que impidan que la luz llegue a las raíces, ya que esto también es malo para las plantas.

SALUD DE LAS RAÍCES
Green_Dream

4. LAS PLANTAS DE CANNABIS SE ESTIRAN DEMASIADO

El estiramiento de las plántulas puede ser especialmente problemático. Esto puede deberse a varios factores, pero la causa más probable es la falta de luz.

Si tus plántulas están larguiruchas, aumenta la intensidad lumínica o acerca las luces a las plantas. Mientras se recuperan, puedes ayudarlas a mantenerse erguidas usando una varilla o algo similar. Como último recurso, puedes trasplantarlas (cuidadosamente) a mayor profundidad en otra maceta, enterrando una pequeña parte del tallo.

5. LAS PLANTAS NO RECIBEN SUFICIENTE LUZ

Aunque las necesidades pueden variar de una cepa a otra, la luz es, no obstante, un factor crítico para el desarrollo de todas las plantas de marihuana. La falta de luz "buena" puede desembocar en un crecimiento lento. Si cultivas en interior y sospechas que tus plantas no reciben suficiente luz, intenta disminuir la distancia entre las lámparas y la parte superior de las plantas. Si cultivas en exterior en macetas, cambia tus plantas a un lugar más soleado.

6. LAS PLANTAS RECIBEN DEMASIADA LUZ

Cualquier tipo de estrés en tus plantas de marihuana, incluidas muchas horas de exposición a la luz solar directa sin descanso, también puede detener o ralentizar su crecimiento. Si cultivas en interior y crees que la exposición a la luz puede ser una fuente de estrés, disminuye la intensidad o, si es posible, aleja las lámparas del dosel. ¡Las plántulas son particularmente sensibles a la luz intensa! Si cultivas en exterior y tienes la posibilidad, mueve tus plantas a un lugar donde la luz se difunde, por ejemplo alrededor de la sombra de un árbol.

7. ESPECTRO DE LUZ INCORRECTO

La rapidez y la fuerza con que crecen las plantas están influenciadas por el espectro lumínico que reciben. Asegúrate de estar usando el tipo correcto de luz en función de la etapa de crecimiento. Para un crecimiento vegetativo sano, es necesaria una luz más fría, por lo que es adecuado utilizar la banda azul de la luz. Las luces con un espectro más cálido y más rojizo se utilizan para la fase de floración.

ESPECTRO DE LUZ INCORRECTO

8. ESTRÉS LUMÍNICO: INTERRUPCIÓN DEL CICLO DE OSCURIDAD

La luz es esencial para el desarrollo de las plantas. Los cambios en la intensidad o exposición a la luz afectarán al crecimiento. Durante la fase de floración, las plantas de marihuana son especialmente susceptibles a las interrupciones del ciclo de oscuridad. Una pequeña fuga de luz en el armario de cultivo, la luz procedente de una farola de la calle, e incluso la luz roja de una cámara pueden alterar la floración en los cultivos de interior. En el peor de los casos, las plantas podrían volverse hermafroditas. Por eso es muy importante mantener una oscuridad absoluta durante el periodo de luces apagadas.

Cuando las plantas de marihuana se exponen a un ciclo de luz irregular, puede producirse un desequilibrio hormonal, confundiendo su reloj interno. Entonces, las plantas podrían florecer prematuramente o volver a la fase vegetativa. Si esto sucede, perjudicará enormemente el desarrollo y la producción de las plantas. Por tanto, procura que el ciclo de luz/oscuridad sea estable.

9. RIEGO EXCESIVO

El exceso de riego es uno de los errores más habituales de los principiantes en el cultivo de marihuana. Es como ahogar a tus plantas, y una de las principales razones de un crecimiento lento, deficiencias de nutrientes, podredumbre de las raíces, hongos y muchos otros problemas. No riegues con demasiada frecuencia y no sigas un calendario fijo. Es mejor regar con menos frecuencia para que el suelo se seque entre un riego y otro. Una buena manera de comprobar si debes regar o no es levantando la maceta. Si la notas bastante ligera, es hora de regar de nuevo.

10. FERTILIZACIÓN INSUFICIENTE

Aunque no es tan común como la sobrealimentación de las plantas de marihuana, para un crecimiento sano la falta de nutrientes puede ser un motivo para ralentizar el crecimiento de tus plantas. Los nutrientes que hay en la mayoría de las mezclas que venden para macetas comerciales solo van a durar de 3 a 4 semanas; luego, tendrás que administrar tú mismo algunos abonos de mayor calidad. Verifica la etiqueta de los productos fertilizantes que vas a utilizar, para suministrar la dosis recomendada para un crecimiento sano. Ten en cuenta también que los requisitos de nutrientes de tus plantas están estrechamente relacionados con la intensidad de luz a la que las estás exponiendo. Las plantas crecen más rápido bajo una luz intensa, por ejemplo, y requerirán más fertilización que las plantas cultivadas bajo luces fluorescentes.

11. DEFICIENCIA DE CALCIO

El calcio es uno de los elementos vitales que necesita tu planta para un desarrollo sano. La falta de calcio puede manifestarse bajo los siguientes síntomas:

  • El crecimiento de los nuevos brotes es lento, con formas curvadas y rizadas
  • Los brotes jóvenes se decoloran y se vuelven morados o amarillos
  • El crecimiento general de la planta es lento y carece de vigor y vitalidad
  • Puedes evitar una deficiencia de calcio agregando cal dolomítica a la tierra donde estás cultivando.

Pon remedio inmediatamente a la falta de calcio usando productos comerciales con calcio y magnesio, ya que contienen calcio líquido. Puedes añadir estos productos a la solución fertilizante que utilices normalmente o administrarlos con pulverización foliar.

Ten en cuenta que algunos medios de cultivo, como el coco, aumentan el riesgo de una deficiencia de calcio. Si cultivas en coco, tendrás que usar fertilizantes especiales para coco y/o regularmente añadir productos con calcio y magnesio a tu rutina de fertilización.

DEFICIENCIA DE CALCIO

12. NIVEL DE PH INCORRECTO

El valor de pH incorrecto en tu solución fertilizante es una de las razones más habituales de los problemas de cultivo de la marihuana, incluido el crecimiento lento. El motivo es que la marihuana crece adecuadamente solo en un determinado intervalo de pH, relativamente pequeño. Si el valor del pH no es correcto, las plantas no pueden absorber los nutrientes, aunque estén presentes en la solución fertilizante.

Asegúrate de ajustar el valor del pH correcto según tu método de cultivo. Si cultivas en tierra, tendrás que conseguir un valor de pH de 6,5 a 7,0. Si tu cultivo es hidropónico, el valor del pH óptimo es de 5,6 a 5,8. Para cultivos sin suelo, como coco, el valor del pH debe estar entre 6,0 y 6,3.

13. TEMPERATURAS DEMASIADO ALTAS O DEMASIADO BAJAS

A la marihuana le gusta el calor para crecer fuerte y sana, y le van mejor las temperaturas diurnas entre 25 y 30° C. Cuando la temperatura es más baja de ese rango, el metabolismo de tus plantas se ralentiza, y a su vez se frena el crecimiento. Pero las temperaturas excesivas tampoco son buenas. A temperaturas muy altas, el estrés por calor también puede ralentizar o incluso detener por completo el crecimiento de tus plantas. Si cultivas en interior, ajusta tu temperatura a un nivel adecuado. También puedes aportar un poco de fresco con ventiladores, que darán una corriente suave de aire a tus plantas, y al mismo tiempo ayudará a evitar que se formen bolsas de aire caliente dentro del cuarto de cultivo.

14. LAS MACETAS SON DEMASIADO GRANDES

Muchos cultivadores ponen sus plántulas en pequeños vasos de plástico. Más tarde, cuando las plantas han alcanzado un tamaño adecuado, se trasplantan a recipientes más grandes.

Evita poner tus plántulas de marihuana en macetas demasiado grandes desde el principio porque corres un gran riesgo de que se ahoguen. El problema es que las plántulas no pueden absorber toda la humedad que se encuentra en un recipiente grande, a diferencia de las plantas adultas, que pueden "beber" mucho más. Por otro lado, la tierra en una maceta grande tarda mucho más en secarse.

Para evitar los problemas que conlleva el exceso de tierra y humedad, pon tus plántulas en recipientes más pequeños hasta que crezcan y se hagan fuertes. Una vez que tienen un conjunto de 5-6 hojas reales (sin contar los cotiledones), trasplántalas a una maceta dos veces más grande que la original, como mínimo.

Si tu plántula ya está en una maceta grande y no quieres, o no puedes, trasplantarla a un tiesto más pequeño, procura regar solamente una pequeña zona alrededor de la plántula.

• ¿Cuál es el tamaño correcto del recipiente para tu planta de marihuana?

Para calcular el tamaño del recipiente que vas a utilizar para tu planta de marihuana, puedes usar esta guía aproximada:

  • Planta de 30cm de altura: recipiente de 7,5 a 11 litros
  • Planta de 60cm de altura: recipiente de 11 a 19 litros
  • Planta de 90cm de altura: recipiente de 18 a 26 litros
  • Planta de 120cm de altura: recipiente de 22 a 37 litros
  • Planta de 150cm de altura: recipiente de 30 a más de 37 litros

LAS MACETAS SON DEMASIADO GRANDES

15. ESTRÉS CAUSADO POR PLAGAS/ENFERMEDADES

Los insectos, plagas y enfermedades pueden dañar y poner en riesgo el sistema inmunológico de las plantas. En el mejor de los casos, tus plantas podrían sobrevivir, pero tendrás cosechas pobres; y en el peor de los casos, tus plantas morirán.

Algunos insectos se alimentan de las hojas, afectando a la capacidad de la planta para retener agua y transpirar. Otras plagas pueden dañar las raíces o causar problemas adicionales. Si tus plantas están enfermas, o infestadas de bichos, dedicarán la mayor parte de su energía a defenderse o recuperarse del daño, reduciendo su ritmo de crecimiento.

Si tus plantas sufren una infestación, tendrás que tratarlas inmediatamente con las medidas apropiadas. O, mejor aún, puedes usar técnicas preventivas (como el aceite de neem, barreras para babosas, etc.) para reducir el riesgo de las plagas. Durante todas las etapas del cultivo, inspecciona tus plantas con regularidad para detectar posibles síntomas de plagas, y no olvides inspeccionar la cara inferior de las hojas.

16. ESTRÉS CAUSADO POR DAÑOS EN LOS TEJIDOS

El daño físico, como una rama rota, puede retrasar considerablemente el crecimiento de las plantas. Ante cualquier daño en los tejidos, la planta redirigirá sus valiosos recursos para reparar las heridas – recursos que sería mejor destinar al crecimiento de la planta o la producción de flores.

Si cultivas al aire libre, pon tus plantas en un sitio resguardado del viento y las lluvias fuertes, y ofréceles algún tipo de apoyo estructural usando estacas/cañas o malla de alambre.

Las plántulas y plantas de marihuana jóvenes son especialmente vulnerables. Deja que tus plántulas crezcan en interior durante unas semanas, antes de sacarlas al aire libre.

17. ESTRÉS DERIVADO DE LAS TÉCNICAS DE ENTRENAMIENTO DEL CANNABIS

Al aplicar técnicas de entrenamiento de alto estrés, el daño causado en los tejidos siempre provoca algún retraso en el desarrollo de las plantas. Pero si podas excesivamente, o con demasiada frecuencia, tus plantas podrían pasar más tiempo reparándose que creciendo.

 ESTRÉS DERIVADO DE LAS TÉCNICAS DE ENTRENAMIENTO DEL CANNABIS

Al podar tus plantas, no te pases. Ten en cuenta que, cada vez que podas, el crecimiento de tus plantas puede retrasarse unos días, o incluso semanas.

Si usas otras técnicas de entrenamiento, como la poda apical (topping), procura empezar lo antes posible. Por otro lado, si cultivas cepas autoflorecientes, no apliques ninguna técnica de entrenamiento que implique dañar los tejidos, como la poda.

18. ESTRÉS DERIVADO DE LA EDAD

Las plantas de cannabis más viejas tienen necesidades nutricionales diferentes que las plantas jóvenes. Sus tejidos se vuelven duros y leñosos, pierden vigor y no son capaces de absorber tantos nutrientes.

Por este motivo, debes aplicar un fertilizante adecuado para las diferentes etapas del cultivo. De lo contrario, corres el riesgo de fertilizar excesivamente las plantas, lo que puede provocar un crecimiento atrofiado, carencias nutricionales y enfermedades. Ten esto en cuenta si mantienes plantas madre durante largos períodos de tiempo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.