Guía completa para la germinación de semillas de marihuana

Antes de poder disfrutar de una gran cosecha de cogollos de la mejor calidad, anteriormente deben completarse varias etapas del cultivo. Salvo que seas capaz de germinar semillas de cannabis con éxito, no tendrás ninguna planta que cosechar. Dale a tus semillas el mejor comienzo posible con nuestra guía definitiva para la germinación.

EL ARTE DE GERMINAR SEMILLAS DE CANNABIS

Mucha gente cree que la etapa vegetativa y la de floración son las más importantes del ciclo de vida de esta planta. Pero, con unas posibilidades de fracaso muy altas si no sabes bien lo que haces, una mala planificación de la germinación puede ser el factor determinante para tu próximo cultivo. Proporcionar a tus semillas de marihuana el mejor inicio posible en su camino hacia convertirse en cogollos, es una forma infalible de fomentar el crecimiento de plantas sanas y fuertes.

Existen varios métodos para germinar semillas de cannabis, todos con sus distintos grados de éxito, ventajas y desventajas. Tenemos que advertirte de que, incluso con conocimientos avanzados y un equipo de alta gama, algunas semillas podrían fracasar. Esto forma parte de la tarea de hacerse cargo de un organismo vivo. En Royal Queen Seeds, solo vendemos semillas feminizadas, por lo que no tendrás que preocuparte de eliminar las plantas masculinas.

QUÉ SE DEBE BUSCAR EN UNA SEMILLA DE CANNABIS

Independientemente de dónde compres tus semillas, es aconsejable examinarlas con cuidado antes de la siembra. La mayor parte del tiempo, germinan todas, pero las semillas de mala calidad producen plantas débiles. Lamentablemente, esto es algo que no sabrás hasta bien entradas las fases vegetativa y de floración.

Para evitar decepciones, ten en cuenta que las semillas con una coloración más oscura tienen mayores probabilidades de germinar, mientras que las que presentan un tono verde claro o blanco, puede que fracasen. Aunque las semillas oscuras parezcan ligeramente dañadas, debes plantarlas. Es muy probable que germinen, incluso si la cáscara exterior está un poco deteriorada.

LA TEMPERATURA DESEMPEÑA UN PAPEL FUNDAMENTAL EN LA GERMINACIÓN

Antes de pasar a los métodos de germinación, hay un par de reglas de oro que deberás tener en cuenta. Para obtener los mejores resultados, te recomendamos ajustarte a estas directrices, independientemente del método que elijas. Dicho esto, de entre todos los factores que influyen, la temperatura es uno de los más importantes. Las semillas siempre buscan hasta la mínima cantidad de humedad, y utilizan la temperatura para hacerlo.

• La temperatura ideal es de entre 22° y 25°C
• El medio del cultivo debe estar húmedo, pero no empapado
• La humedad relativa debe ser de entre un 70% y un 90%
• Las semillas prefieren la iluminación fluorescente (blanco frío código 33-640)
• Reduce la manipulación de las semillas al máximo
• En cultivos hidropónicos o con tacos lana de roca, el pH ideal es de entre 5,8 y 6,2

LA TEMPERATURA DESEMPEÑA UN PAPEL FUNDAMENTAL EN LA GERMINACIÓN

¿CUÁNTO TIEMPO TARDAN LAS SEMILLAS EN GERMINAR?

La aparición de la raíz primaria se produce con la ayuda de tres principios fundamentales: calor, humedad y oscuridad. Ante la promesa de humedad, se forma una raíz única que poco a poco se va convirtiendo en la planta de marihuana que tan bien conocemos y tanto adoramos. En las condiciones adecuadas, las semillas comenzarán a desarrollarse en un plazo de 12-36 horas a partir del momento en que se les proporciona humedad.

Este plazo puede variar, ya que todo depende de la idoneidad del entorno (ver las reglas de oro de arriba). Hasta el peor de los cultivadores puede conseguir que una semilla germine, pero podría tardar varias semanas, lo que aumentaría el riesgo de obtener una planta débil.

MÉTODOS DE GERMINACIÓN

MÉTODO DEL VASO DE AGUA

Posiblemente uno de los métodos menos eficaces pero que sigue siendo viable. Es sumamente sencillo, por lo que los novatos podrían optar por germinar sus semillas en un vaso con agua. Llena hasta la mitad un vaso o un cuenco con agua a una temperatura de aproximadamente 22°C.

Tras unos 3-5 días, las semillas comenzarán a abrirse y verás aparecer unas diminutas puntas blancas. Cuando estas raíces tengan una longitud de 2 o 3mm, transfiere las semillas con mucho cuidado a macetas con tierra ya preparadas.

Estos tiestos deberán tener unos orificios pequeños (de unos 10-15mm de profundidad) para meter en ellos las semillas recién germinadas. Cuando las semillas estén seguras, coloca una lámpara fluorescente a unos 13-15cm de distancia con el fin de estimular su crecimiento. Por último, no riegues las semillas en exceso en esta etapa. Utiliza un pulverizador para asegurarte de que estén húmedas pero no empapadas.

MÉTODO DEL VASO DE AGUA

MÉTODO DEL PAPEL ABSORBENTE

Uno de los métodos de geminación más populares. El método del papel absorbente tiene varias versiones. Algunos cultivadores usan discos de algodón o trozos de papel absorbente. En esta guía, vamos a utilizar papel absorbente de cocina, que es muy fácil de conseguir y retiene la humedad relativamente bien.

Coloca un trozo de papel de cocina húmedo sobre una superficie plana. Pon sobre él las semillas con unos centímetros de separación entre ellas, antes de taparlas con otro trozo de papel. Ambos trozos deberán estar húmedos, no empapados. Una vez más, cuando las raíces blancas alcancen 2-3mm, traslada las semillas (con cuidado) a macetas con tierra. Utiliza la misma técnica de siembra de arriba.

MÉTODO DEL PAPEL ABSORBENTE

DIRECTAMENTE EN EL SUELO

Sembrar la semilla directamente en el medio de cultivo evita tener que moverla en su etapa más frágil. Esa primera raicilla está cubierta de filamentos microscópicos que se dañan con mucha facilidad. Dado que los métodos del vaso de agua y del papel húmedo son más propensos a sufrir fluctuaciones de temperatura, la siembra directa en el suelo es una opción mucho más segura.

Empieza llenando las macetas con tierra de calidad empapada en agua. Muchos cultivadores añaden al agua un estimulador de raíces. Haz un agujero de aproximadamente 10-15mm de profundidad, que será el nuevo hogar de tu semilla. Saca las semillas de sus paquetes y colócalas en los orificios. Cúbrelas con cuidado de no comprimir demasiado la tierra. De lo contrario, la raíz tendrá dificultades para penetrar un suelo sólido, lo que frenará el crecimiento de la planta. Pulveriza ligeramente el lugar donde has colocado las semillas para que el medio de cultivo permanezca húmedo.

Si no te gusta la idea de empapar la tierra, usa un espray para humedecer los orificios antes de plantar cada semilla. Siempre que haya suficiente humedad alrededor de las semillas, es posible fomentar igualmente el desarrollo de la raíz.

Deberás colocar las macetas en un lugar húmedo con la temperatura mencionada en las reglas de oro. Después de 4-10 días, verás brotar el plantón, y las raíces habrán empezado a desarrollarse bajo el suelo. Ahora ya puedes transferir la planta junto con la tierra a un tiesto más grande, en el que podrá empezar a crecer normalmente.

DIRECTAMENTE EN EL SUELO

CON BLOQUES DE LANA DE ROCA

Conservar la temperatura (22-25°C) y la humedad ideales para la germinación, es complicado. Salvo que tengas un armario climatizado, no es buena idea dejar las semillas a la intemperie o en el alféizar de una ventana. Una alfombrilla calefactora es perfecta para mantener una temperatura constante, aunque no soluciona el problema de la humedad.

Deberás invertir en algunas herramientas especiales, pero con unos tacos de lana de roca, podrás crear un entorno perfecto para germinar tus semillas de marihuana. Empapa los tacos de la misma forma que si se tratara de tierra. La lana de roca retiene la humedad y evita la necesidad de regar durante las primeras etapas de la germinación. Una vez que los bloques estén empapados, colócalos en una bandeja de plástico que tenga tapa. Los envases de algunas tartas son ideales.

La cúpula del recipiente de plástico creará su propio mini clima tropical. Si puedes meter todos los componentes en un armario climatizado, habrás creado un suministro constante de humedad y no tendrás que tocar las semillas hasta que estén listas para transferirlas al medio de cultivo definitivo en forma de plantones. Con el método de la lana de roca, las semillas germinarán en uno o dos días.

Dos o tres semanas después de la germinación, tus plántulas estarán listas para su nuevo hogar. Llegados a este punto, tienes dos opciones; trasplantarlas a macetas de tierra, o asumir el reto de la hidroponía. Sabrás que las plántulas estan listas para moverlas cuando el sistema de raíces comience a sobresalir de la parte inferior de los bloques de lana de roca. Mientras las raíces no empiecen a envolver la mitad inferior del taco de lana, buscarán agua y nutrientes en su nuevo entorno y seguirán creciendo hacia abajo.

CON BLOQUES DE LANA DE ROCA

KIT DE GERMINACIÓN DE ROYAL QUEEN SEEDS

Existe una forma mucho más sencilla de germinar semillas de cannabis que es ideal para principiantes. El starters kit de semillas feminizadas de Royal Queen Seeds tiene todo lo que necesitas para empezar tu próximo proyecto. 

El kit de germinación de semillas feminizadas de Royal Queen Seeds contiene:

  • 3 semillas feminizadas Critical de RQS
  • 20 tiestos para plantones Easy-Start
  • 1 Propagator Pro
  • 1 paquete de Bacto
  • 1 perlita
  • 1 lámpara fluorescente
  • 1 manual de instrucciones
  • 4 pilas AA
  • 1 catálogo de Royal Queen Seeds

*También vas a necesitar un vaso medidor y un mezclador (no incluidos en el kit).

Artículo relacionado
¡Empecemos!

1. Retira con cuidado el papel de aluminio de la parte posterior del paquete de semillas, y ponlas en un recipiente seco.

2. Necesitarás un recipiente de poca profundidad y lo suficientemente grande para acomodar la bandeja de las semillas. Llena el recipiente con un litro de agua tibia (22-25°C). Vierte el paquete de enzimas Bacto, dejando que se disuelva antes de colocar la bandeja de las semillas en el recipiente. La bandeja de semillas solo necesita estar sumergida durante 5-10 segundos. No deseches la mezcla de Bacto después de poner la bandeja en remojo.

3. Tras sacar la bandeja de las semillas del recipiente poco profundo, utiliza el dedo (hasta el nudillo) o un utensilio con una marca para hacer un orificio en cada tiesto. Estos orificios deberán tener 10-15mm de profundidad. Pon con cuidado las semillas en cada agujero. Recuerda: una semilla por maceta.

4. Con el propagador suministrado, espolvorea una capa de perlita de 15mm de espesor en el fondo del depósito de agua. Utiliza la mezcla de Bacto del paso 2 para llenar el depósito de agua. El agua deberá cubrir la parte inferior del depósito, pero sin sumergir del todo la perlita.

5. Coloca la bandeja de semillas en el propagador, ajusta las paredes, y pon la tapa. La tapa viene con un interruptor de encendido/apagado para las luces ya incorporadas.

6. Comprueba el nivel de humedad del depósito de agua una vez al día. Deberás conservar un nivel uniforme. Tras 1-7 días, las semillas ya habrán germinado y tendrán hojas. Cuando los plantones tengan unos 3mm de altura, trasládalos al medio de cultivo final.

EN CASO DE DUDA, PIENSA EN LAS CONDICIONES PRIMAVERALES

Independientemente del método que elijas, piensa siempre en las condiciones naturales de la primavera. En su entorno natural, las semillas de cannabis empiezan a brotar con el cambio estacional de invierno a primavera. Aún hay mucha humedad, y las temperaturas van en aumento. Hazte siempre esta pregunta: "¿Se parece mi entorno de germinación a las condiciones de la primavera?". Si la respuesta es sí, es muy posible que la germinación sea un éxito.

CÓMO DAR A TUS SEMILLAS EL MEJOR COMIENZO EN LA VIDA

En la mayoría de los casos, la germinación se producirá sin ningún problema. Pero hay algunos aspectos con los que te podemos ayudar.

ILUMINACIÓN

El primero es la iluminación. Tus semillas/plantones solo necesitan luces fluorescentes o CFL, al menos al principio. Aunque las plantas necesitan luz para desarrollarse, demasiada luz dañará la marihuana en sus primeras semanas.

Coloca la luces a unos 15cm de las semillas. Cuando los plantones hayan desarrollado sus primeras hojas auténticas (con los bordes dentados), podrás acercar las luces hasta unos 5cm. Si te preocupa dañar los plantones, pon la mano entre las hojas y las luces. Si no puedes mantenerla en el sitio durante 10 segundos sin quemarte, separa las luces otros 2cm. Repite hasta que puedas aguantar la temperatura.

Dado que los plantones crecen muy rápido, tendrás que ajustar las luces continuamente para obtener los mejores resultados. Después de dos semanas bajo una iluminación fluorescente, podrás cambiar a luces de cultivo HPS o MH de alta potencia.

ILUMINACIÓN

SEMILLAS INVERTIDAS

Que no cunda el pánico, las raíces siempre crecen hacia abajo. No es necesario reorientarlas. Molestar a las semillas en esta etapa crucial hará más daño que bien. En la mayoría de los casos, lo que se ve no es la raíz asomando por la parte superior de la semilla, sino el tallo de una planta de cannabis.

Si no te convence, espera unos días a que aparezcan las primeras hojas (cotiledones). Siempre que hayas proporcionado a tus semillas todo lo que necesitan, no tendrás ningún problema con los plantones. Lo mejor es no dejarse llevar por el pánico; sigue las reglas de oro, y muy pronto tus plantones estarán listos para pasarlos a una maceta más grande.

SEMILLAS INVERTIDAS

MÁS ALLÁ DE LA GERMINACIÓN

¿CUÁNDO PUEDO EMPEZAR A USAR FERTILIZANTES?

Dependerá del medio de cultivo que utilices, pero en la mayoría de los casos, no tendrás que proporcionar ningún tipo de fertilizante durante las primeras 2 o 3 semanas. Habrá muchos nutrientes disponibles en el suelo, y el coco solo necesitará fertilizantes después de aproximadamente una semana. Si optas por cultivar en coco o hidro, deberás usar fertilizantes con un 25% más de su potencia normal. Una vez que aparezca la primera pareja de hojas, aumenta la dosis en incrementos de 25% por pareja. Para los principiantes, siempre recomendamos un suelo de tipo medio, ya que permite aprender los entresijos del cultivo de cannabis de forma eficiente, y es el que menos castiga los posibles errores.

Una forma sencilla de detectar si se necesitan más fertilizantes, es observando las hojas serradas, que se volverán de un color verde pálido a medida que se vayan agotando los nutrientes. Si no se remedia, las hojas se acabarán volviendo amarillas. Una señal clara de que la planta necesita más fertilizante. Aunque las hojas se pongan amarillas, la planta no morirá, pero es un aviso de que te toca alimentar a tu plantón.

El nitrógeno es el nutriente que más se necesita durante los períodos de mayor crecimiento. Cuando el plantón ha recibido su alimento, el color de las hojas volverá a la normalidad. Dependiendo de cuánto tardes en tomar medidas, podrían pasar entre unas pocas horas y un día entero.

PONTE CÓMODO Y RELÁJATE

Durante las primeras semanas del plantón, apenas tendrás que intervenir. Los fertilizantes, como ya hemos mencionado, necesitan retoques mínimos, al igual que la iluminación. Pero una vez que la semilla haya germinado, tendrás unas cuantas semanas de tranquilidad. Ponte cómodo, relájate, y disfruta viendo cómo tu planta de marihuana va tomando forma.

Cuando transcurran estas primeras semanas, podrás tratar a tu plantón como si estuviera en la etapa vegetativa y empezar con los programas de iluminación estrictos y las lámparas de gran intensidad. Recuerda las reglas de oro durante la germinación, y en caso de duda, pregúntate si has creado unas condiciones "primaverales". Si tienes la seguridad de que todo va bien, lo único que debes hacer es admirar tu propia planta de cannabis.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.