Cómo curar tus cogollos

Published :
Categories : cultivo de Cannabis

Cómo curar tus cogollos

Te has tomado el tiempo en plantar tus semillas y cuidar de tus plantas a lo largo de meses y ahora es el momento de cosechar esas maravillosas plantas.


Pero no sólo basta con cosecharlas o secarlas en una superficie; tienes que curar los cogollos y hacerlo correctamente para poder sacarle el mayor provecho a tu duro trabajo. Aunque pueda parecer súper rápido, el uso de un microondas tampoco es la mejor manera de preparar tus cogollos. Hay distintas formas de curarlos de forma correcta, todo depende de lo que quieras conseguir. No importa en qué etapa se encuentren tus plantas tras la cosecha, deberás evitar cualquier exposición a la luz, sobre todo a la luz solar.

Preparar tu cosecha Secando primero tus Cogollos antes de Curarlos
Dependiendo del tamaño de tu cosecha, querrás utilizar una o varias cajas de cartón, un armario, o un cuarto pequeño o mediano. Si cuentas con una caja, la eliminación de hojas permitirá que tus cogollos se sequen de forma más uniforme. Los armarios y las habitaciones suelen contar con más circulación de aire, esta etapa puede esperar hasta que estés listo para comenzar el proceso de curación. Tendrás que ofrecer ventilación con un ventilador y comprobarlos cada día para asegurarte de que no aparezca moho u hongos. Estos pueden arruinar tu cosecha y cualquier parte de las plantas que muestre señales de moho u hongos deberán ser eliminadas de inmediato.

Si tienes vecinos cotillas o caseros que se presentan en tu casa de forma inesperada, debes tener en cuenta que durante los primeros días del proceso de secado, tus plantas emitirán un olor que no pasa desapercibido. No querrás dejar las ventanas abiertas para evitar que este aroma llegue hacia otros lugares. Muchas personas optan por hacer una gran limpieza de su casa durante este periodo para que los agentes químicos de los productos de limpieza disfracen el aroma de las plantas que tienes secándose. Otros deciden ponerse a barnizar sillas y columpios en su jardín de atrás. Después de unos días, tus plantas no emitirán un olor tan fuerte. Cuando el ramillete del interior de tus capullos se desprenda de forma fácil, eso significará que tus cogollos están listos para el proceso de curación.

Forma fácil de Curar
Muchas personas utilizan bolsas de papel marrón para empezar el proceso de curación, pero si el clima de tu entorno es seco, puedes saltarte este paso. Nunca utilices bolsas de plástico o bolsas de papel blanco. Las bolsas de plástico harán que se forme moho y hongos en tus cogollos y las bolsas blancas contienen residuos de lejía lo cual hará que tus cogollos se vuelvan ácidos, con mucha suerte, y tóxicos con poca suerte. Asegúrate de siempre utilizar bolsas de papel marrón. Coloca tus cogollos en la bolsa, en una zona a unos pocos centímetros de profundidad, y mézclalos por lo menos una vez al día, recordando siempre de comprobar que no hay moho u hongos.

Mientras que tus plantas se estén secando, deberías guardar frascos de vidrio herméticos con tapas para usarlos en la curación de los cogollos. Una vez que tus cogollos hayan superado la prueba del ramillete, empieza a separarlos de las plantas y colocarlos sueltos en los envases que has guardado. Cuando un envase esté lleno a 2/3 partes de su capacidad, coloca la tapa sin apretar mucho, querrás que todavía entre aire para ayudar en su proceso de descomposición natural de azúcares y clorofila. La descomposición de los azúcares hace que el producto que fumas sea más suave y reduce la cantidad de clorofila presente en los cogollos, esto reduce el aspecto crudo del cogollo y le da un sabor natural.

Curado Cannabis en un bote de conservas

Durante las primeras semanas, deberás comprobar que no haya moho u hongos en cada frasco por lo menos una vez al día. Una vez que lo hayas comprobado y hayas quitado los cogollos que contengan moho, vuelve a colocar los cogollos en los frascos. Si los colocas en un lugar distinto al que se encontraban esto les ayudará a que se curen de forma más uniforme.

Después de unas semanas en los frascos, los cogollos se habrán curado suficientemente, pero hay personas que prefieren alargar el periodo de cura. Cuanto más tiempo cures tus cogollos, más suave será su sabor al fumarlos. Siempre puedes fumar un cogollo para probar si el resto de tu cosecha también está lista. Los periodos de curación más largos no son malos, siempre y cuando te acuerdes de comprobar que no hay moho u hongos varias veces a la semana.

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds