Cómo Hacer Mantequilla de Cannabis de Alta Potencia

Published :
Categories : Cannabis Blog

Cómo Hacer Mantequilla de Cannabis de Alta Potencia

Solo se necesitan unos pocos ingredientes básicos, como mantequilla salada, agua y, por supuesto, una buena cantidad de recortes y cogollos, o una mezcla de ambos. ¡Aprende a hacer tu propia cannabutter!

Cuanto más cerca está el día de la cosecha, más emoción hay en el aire. Invertimos mucho tiempo, dinero y cariño en garantizar las condiciones ideales para nuestras plantas. Seamos honestos, en cuanto los tricomas empiezan a cambiar de color, nos ponemos nerviosos e impacientes por podar, secar y curar.

La primera tarea después de la cosecha es la poda. Puede ser una experiencia muy satisfactoria. Tras varias horas concentrados y podando como artistas, nos podemos preguntar lo siguiente:

¿QUÉ HACER CON LOS RECORTES Y COGOLLOS DE CALIDAD INFERIOR?

Es lógico que usemos todo el THC y los otros canabinoides que nos proporcionan las plantas. Una forma de aprovechar los recortes es hacer con ellos una deliciosa y potente mantequilla de cannabis. En esta entrada te enseñamos cómo hacer mantequilla de cannabis paso a paso, con el "método a fuego lento". Si quieres hacer una mantequilla potente, sabrosa y natural, prueba esta receta. ¡Vamos a cocinar!

INGREDIENTES Y MATERIAL

• 28 g de recortes curados (preferiblemente las hojas pequeñas de los cogollos)

• 14g de cogollo (de la calidad que prefieras)

• 250 g de mantequilla salada (mantequilla salada = mayor punto de fusión)

• 300ml de agua (más unos 50ml por cada hora de coción)

• 1x cazuela

• 1x cuchillo afilado (para un resultado más rápido, utiliza una batidora)

• 1x fogón (un infiernillo de camping podría ser la opción portátil)

• 1 x estameña (un tamiz de cocina o cualquier otro tipo de malla fina).

• recipiente para almacenar (de vidrio, aunque también puede ser de plástico).

• entre 8 y 24 horas de tu tiempo (para la cocción lenta)

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: EXPERIMENTA POR TU CUENTA Y RIESGO

Esta receta está pensada para producir una mantequilla muy potente. Se hace con 28g gramos de recortes y 14 gramos de cogollo. Es una mezcla de dos variedades distintas, una de predominancia Indica y con fuertes influencias Afghani, y la Cheese. El material tiene que haber sido curado en tarros de vidrio durante 14 días.

Si es la primera vez que haces mantequilla de cannabis, prueba primero con menos cantidad de recortes y cogollo.

La producción de esta mantequilla de cannabis conlleva el riesgo de acabar con un excelente y potentísimo producto. Sé consecuente y ve de menos a más, hasta que logres el efecto deseado. A veces los efectos tardan hasta 3 horas a aparecer. Espera un rato largo antes de tomar más. También existe el riesgo de vomitar o de experimentar un mal viaje lleno de dudas, ansiedad y paranoia. Si tomas demasiado, intenta relajarte, te sentirás mejor al día siguiente.

No conduzcas ni operes maquinaria pesada bajo la influencia de la mantequilla de cannabis. El efecto puede durar hasta 8 horas y afecta a la capacidad para operar todo de maquinaria. Puede que hasta te resulte difícil usar un microondas.

Paso 1 - Encuentra un sitio para cocinar, compra los ingredientes y trocea el material.

PASO 1 - ENCUENTRA UN SITIO PARA COCINAR, COMPRA LOS INGREDIENTES Y TROCEA EL MATERIAL

A la hora de elegir un sitio para cocinar, ten cuenta el penetrante olor que va a producir la mantequilla. Dependiendo de la cantidad que quieras hacer, el olor podría no ser un gran problema. Siempre va a estar presente, pero lo puedes reducir con una buena ventilación. Otra opción es preparar un alimento aromático a la vez que la mantequilla, para disimular el olor.

Trocea los recortes y los cogollos de calidad inferior.

Si no quieres manejar un cuchillo afilado, utiliza una batidora. Prepara una buena mezcla de recortes y cogollos de la calidad que prefieras. Es mejor usar los cogollos más esponjosos de las ramas inferiores. Para obtener diferentes potencias, aumenta o reduce la cantidad de cogollo. Aunque para ser honestos, se pueden obtener muy buenos resultados solo con los recortes.

PASO 2 - DERRITE LA MANTEQUILLA

Si quieres, también puedes usar algún cogollo recién cortado o el hachís de las tijeras de podar. Es mejor seguir estos pasos con tranquilidad, sin ponerte nervioso.

Por lo general, hay dos variables que influyen en el producto final: temperatura y tiempo. Con este método, se intenta obtener una mantequilla con tantos cannabinoides y THC como sea posible, mediante una cocción a temperatura baja y durante un largo período de tiempo.

Es el momento de fundir 250 g de mantequilla salada en 300 ml de agua. 

melting cannabis butter

Pon 300 ml de agua en la cazuela y caliéntala poco a poco. Cuando el agua esté caliente, añade los 250 g de mantequilla salada. Espera hasta que la mantequilla se haya disuelto por completo y forme una mezcla amarilla con el agua.

PASO 3 - AÑADE EL MATERIAL Y DEJA QUE CUEZA A FUEGO LENTO

Esta receta ha sido puesta a prueba con una cocción de 8 horas. Para obtener la máxima potencia, deja que cueza hasta 24 horas. ¡Si tienes tiempo, hazlo!

Una vez creada la mezcla de mantequilla y agua, agrega la hierba.

agregar la marihuana a la mantequilla de cannabis

Deja cocer la mezcla a fuego lento, a una temperatura muy baja. No tapes la cazuela, para que se evapore el agua. También perderá algo de calor. Los 300ml de agua que teníamos al principio se convierten en vapor, pero la mantequilla se queda en la mezcla. Esto es muy importante porque vamos a necesitar la mantequilla al final. La mantequilla es nuestro material portador de cannbinoides y THC, por lo que se debe proteger del calor y la evaporación.

 

Para comprobar que esté a la temperatura correcta, vigila de cerca la superficie de la mezcla. ¿Se forman burbujas pequeñas? Eso indica que tiene la temperatura adecuada. Estas burbujas son milimétricas y se diferencian de las grandes que se forman en la cocción a altas temperaturas.

Aquí tienes una foto de las pequeñas burbujas a las que nos referimos. 

mantequilla de cannabis tras 8 horas de cocción

También debes comprobar que haya suficiente agua para sumergir todo el material. Esto es importante para obtener la mayor cantidad de THC y cannabinoides posible. Lo normal es añadir 50-100ml de agua cada hora, por la evaporación.

Tras 8 horas de cocción a fuego lento, ya tienes hecha la mayor parte del trabajo. Ahora hay que colar la mezcla para separar el material de la mantequilla. Deberá tener un color oscuro, parecido al de la imagen. 

mantequilla de cannabis tras 8 horas de cocción

PASO 4: CUELA LA MEZCLA, LLENA EL RECIPIENTE Y DEJA ENFRIAR

Si quieres almacenar tu producto con estilo, hay todo tipo de recipientes de vidrio. Las tiendas de muebles Big Swedish ofrecen una bonita selección de tarros de curado y pequeños recipientes de vidrio.

Cuela la mezcla con una estameña, o cualquier otro tipo de material para separar los recortes de la mantequilla. Vierte el líquido en el recipiente elegido y mételo en el frigorífico. Tras unas cuantas horas, podrás coger la mantequilla de la superficie y dejar el líquido marrón debajo.

El producto final debe tener más o menos este aspecto. El color de la mezcla es pardusco en su forma líquida. Tras separar el agua marrón de la mantequilla, ya podrás contemplar tu creación: una apetitosa exquisitez de gran potencia. Diviértete con esta receta y ten cuidado. ¡No seas el típico que come demasiado!

mantequilla de cannabis sólida