Todos sabemos que la marihuana tiene muchas aplicaciones. Gracias al sistema endocannabinoide que existe en el organismo de todos los seres vivos (excepto en los insectos), los compuestos del cannabis interactúan con los receptores de nuestro cuerpo, produciendo los efectos que han hecho famosa a esta planta.

Desde estimular y mejorar el estado de ánimo, hasta aliviar la tensión y calmar el cuerpo, hay un gran número de beneficios esperando a ser explorados. Esta es la razón por la que la marihuana se consume desde hace tiempo con fines holísticos, y por la que los investigadores actuales siguen estudiando el cannabis por sus posibles aplicaciones clínicas.

La mayor parte del tiempo, cuando la gente habla de consumir marihuana se refiere a fumar cogollos o a ingerir los aceites extraídos de esta planta. Pero hay una parte de su anatomía que parece estar bastante olvidada, tal vez porque no se ve tanto: las raíces.

Sin embargo, no debemos ignorarlas, ya que tienen algunas funciones esenciales, desde industriales hasta holísticas. ¿Qué se puede hacer exactamente con las raíces de marihuana? Vamos a averiguarlo.

Historia de los usos de la raíz de marihuana

En la actualidad, no es muy habitual oír hablar del uso de las raíces del cannabis con cualquier fin. Por lo general, se desechan como residuos después de la cosecha. Sin embargo, desde un punto de vista histórico, se han utilizado con fines terapéuticos durante miles de años. Unos textos chinos, que datan del 2.700 AEC, describen el uso de raíces de marihuana para aliviar el dolor durante la cirugía y calmar las molestias de las fracturas óseas.

Estos textos explican cómo se preparaban las raíces: se secaban y después se trituraban para crear una pasta gruesa que se aplicaba de forma tópica. También se exprimían y se hervían para preparar una infusión que se utilizaba para detener el sangrado durante el parto, calmar el cuerpo, y favorecer la producción de una orina saludable. Hay incluso un informe sobre el uso de la raíz seca y en polvo para "extraer" y neutralizar el veneno de una picadura de escorpión.

Pero esta no es la única cultura antigua que utilizaba las raíces de la planta de marihuana con fines terapéuticos. Se dice que el historiador romano Plinio el Viejo escribió relatos detallados sobre los usos holísticos del cannabis, alrededor del 79 AEC, explicando cómo se podía usar para aliviar quemaduras, favorecer el cuidado de las articulaciones, y aliviar la gota. Muchos dudan de la autenticidad de los escritos de Plinio, pero aun así merece la pena tenerlos en cuenta.

Acercándonos más a la época actual, en el siglo XVIII, el médico inglés William Salmon escribió sobre cómo las raíces de la marihuana se podían usar para favorecer la flexibilidad de las articulaciones y aliviar los síntomas de la ciática. A pesar de algunas diferencias en los métodos de aplicación, el vínculo común entre todos estos textos antiguos parece ser el efecto calmante.

Historia de los usos de la raíz de marihuana

Usos modernos de las raíces de marihuana

Aunque los registros anteriores ofrecen un panorama muy rico de la historia de las raíces del cannabis, también hay que tener en cuenta sus limitaciones. Si bien podrían ser útiles para algunas personas, no deben considerarse como un tratamiento por sí solas.

Las raíces de marihuana son mucho menos populares que los cogollos, pero también se están abriendo camino en el mercado moderno. El extracto de raíz de cannabis es un ingrediente de numerosos productos de uso tópico, como pomadas, lociones, bálsamos, aceites para masajes, etc.

No se suelen utilizar para productos ingeribles, pero se pueden preparar infusiones hirviendo a fuego lento la raíz seca o en polvo. Tras lo cual, se puede añadir canela, anís u otros condimentos aromáticos para dar sabor, y después solo queda colar la mezcla y disfrutar.

¿Contienen cannabinoides y terpenos las raíces de marihuana?

Hay pruebas que indican que las raíces del cannabis contienen cantidades pequeñas de cannabinoides, principalmente CBD (cannabidiol), aunque lo más seguro es que no sea suficiente para producir un efecto notable. Dicho esto, la concentración de cannabinoides de las raíces de marihuana depende de muchos factores, como la cepa, y dónde y cómo se ha cultivado.

Un estudio[1] canadiense, publicado en 2012, analizó el cáñamo Finola y descubrió que sus flores contenían CBDA, el precursor ácido del CBD que está presente en prácticamente todas las partes de la planta cruda, flores incluidas. Antes de recibir calor (un proceso conocido como descarboxilación), las plantas de marihuana crudas contienen ácidos cannabinoides, en lugar de cannabinoides (CBD, THC, etc.).

Aún no se han realizado estudios con cepas ricas en THC, pero en vista de los datos que tenemos, se puede decir que las concentraciones de THC/THCA de las raíces son mucho más bajas que las de las flores y hojas.

Al igual que los cannabinoides, los terpenos son fundamentales para producir los beneficios que ofrecen las plantas de marihuana. Curiosamente, en las raíces se han identificado un par de terpenos que no existen en grandes concentraciones en otras partes de la planta.

En 1971, los investigadores descubrieron[2] que la raíz de marihuana contiene friedelin y epifriedelanol, dos triterpenoides que utilizan las plantas para defenderse de los depredadores, y que también podrían ser beneficiosos para la salud y el bienestar humano.

¿Contienen cannabinoides y terpenos las raíces de marihuana?

Beneficios de las raíces de marihuana: qué dicen las investigaciones

Las raíces del cannabis todavía no se han hecho un hueco entre los medicamentos occidentales, ya que el conjunto de investigaciones sobre sus efectos sigue siendo muy limitado. Pero los estudios que se han llevado a cabo son muy prometedores; es posible que estas raíces tengan un lugar en el mundo del bienestar y la medicina moderna.

Un artículo de 2017[3] publicado en la revista “Cannabis and Cannabinoid Research” dice:

“Los datos actualmente disponibles sobre la farmacología de los componentes de la raíz del cannabis proporcionan un respaldo importante a las afirmaciones históricas y etnobotánicas de su eficacia clínica. Sin duda, esto indica la necesidad de reexaminar los preparados de raíz entera para trastornos inflamatorios o malignos, utilizando técnicas científicas modernas”.

A lo largo del artículo, los autores destacan algunos métodos con los que las raíces de marihuana podrían ser potencialmente terapéuticas. Por ejemplo, citan el friedelin (un triterpenoide mencionado anteriormente) por sus posibles propiedades protectoras del hígado. Se sabe que otros compuestos de la raíz del cannabis, las cetonas de triterpenos pentacíclicos, tienen efectos antimicrobianos y antiinflamatorios.

Las raíces de la planta de marihuana también contienen pequeñas cantidades de colina, un macronutriente potente que influye en numerosos procesos biológicos importantes, como la función neurológica, el desarrollo cerebral y el aumento de los niveles/reservas de energía.

Cómo cosechar, limpiar y almacenar las raíces de marihuana

Si quieres preparar tu propia infusión o producto tópico de raíz de cannabis, primero debes conseguir las raíces.

  1. Para cosechar las raíces, empieza comprobando que el sustrato esté lo suficientemente húmedo para garantizar una extracción fácil. Cuanto más compacto y seco esté, más difícil resultará el proceso.
  2. A continuación, coge una pala pequeña y cava a la profundidad necesaria, por debajo del cepellón, de modo que no destruyas la raíz al sacarla.
  3. Cuando tengas las raíces, deberás separarlas del tallo principal con la ayuda de un cuchillo o unas tijeras limpias y afiladas.
  4. Enjuaga bien las raíces hasta que no quede nada de suciedad.
  5. Deja las raíces limpias en una zona seca y oscura durante dos días.

Las raíces secas se pueden almacenar en frascos de vidrio herméticos, como se hace con los cogollos de marihuana; pero la mayoría de gente opta por convertirlas en una pasta o ungüento antes de almacenarlas.

Cómo cosechar, limpiar y almacenar las raíces de marihuana

Recetas fáciles con raíces de marihuana

Veamos un par de recetas fáciles para elaborar un ungüento de uso tópico y un té de raíces.

Ungüento de raíces de marihuana

  1. Tritura las raíces limpias y secas (aproximadamente 2 cepellones) hasta convertirlas en un polvo.
  2. Elige una grasa, como el aceite de coco, para que actúe como base. Mezcla las raíces trituradas con el aceite de coco.
  3. Añade agua (para que no se queme) y cocina a fuego lento durante 12 horas. Recomendamos una proporción de aceite de coco y agua de 2:1.
  4. Deja que se enfríe y solidifique. Guárdalo en un recipiente hermético.

Ya puedes usar tu producto tópico de raíz de cannabis para calmar la piel. Esta receta se puede modificar con otros tipos de grasas e ingredientes adicionales. El único límite es tu imaginación.

Té de raíz de cannabis

Preparar un de raíz de marihuana es igual de fácil. Solo tienes que triturar las raíces, añadir agua y otros ingredientes como canela, menta, anís, etc., y hervir a fuego lento durante 12 horas. Cuela la mezcla antes de tomarla.

Advertencia sobre la ingesta de raíces de marihuana

Aunque las raíces de marihuana parecen ofrecer ciertos beneficios para la salud, tienen un alto contenido de alcaloides que pueden ser tóxicos si se consumen en exceso; concretamente, pirrolidina y piperidina. Consulta siempre con tu médico u otro profesional de la salud, antes de añadir cualquier producto a tu régimen diario, y evita tomar raíces de marihuana durante periodos largos.

Fuentes Externas
  1. The hexanoyl‐CoA precursor for cannabinoid biosynthesis is formed by an acyl‐activating enzyme in Cannabis sativa trichomes https://onlinelibrary.wiley.com
  2. Chemical constituents of Cannabis sativa L. root - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Cannabis Roots: A Traditional Therapy with Future Potential for Treating Inflammation and Pain https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.