Cómo remediar el estiramiento de las plántulas de marihuana y evitar que vuelva a suceder.


Al igual que los bebés humanos, las plántulas de marihuana son muy frágiles y necesitan mucho amor y cuidado para poder crecer óptimamente. Desafortunadamente, muchos cultivadores de cannabis se encuentran con el mismo problema durante las primeras etapas de la vida de sus plantas: las plántulas desarrollan tallos alargados, estirados y debiluchos. Esto, a su vez, puede dar lugar a una serie de problemas que podrían resultar en una cosecha mediocre.

A continuación, aprenderás a prevenir y solucionar el estiramiento de las plántulas de marihuana.

Entendiendo la fase de plántula del cannabis

Las semillas son como cápsulas del tiempo genéticas, es decir, tienen una única misión, y solo tienen una oportunidad de llevarla a cabo. Están preprogramadas para sobrevivir. Una semilla contiene todo lo que la planta necesita para empezar su vida. Una vez activada con humedad y oscuridad, desencadenará la germinación y, una vez en marcha, no hay vuelta atrás.

Una plántula no necesita alimento durante los primeros días de su vida, ya que obtiene todos los nutrientes esenciales de sus genes. Los plantones ya tienen una pequeña reserva que les ayuda a establecerse en el medio de cultivo.

En condiciones óptimas, la cáscara de la semilla se agrietará y de ella saldrá una raíz primaria, que avanzará hacia abajo en busca de agua. Muy pronto, verás aparecer un brote sobre la superficie del suelo que desarrollará sus primeras hojas (cotiledones) y, a continuación, su primer conjunto de hojas verdaderas. Las hojas tienen una tarea tan importante como la raíz principal, pero buscan otra fuente de alimento: la luz. En un sentido bastante literal, las plantas utilizan la luz para digerir lo que absorben del suelo.

Las condiciones de luz ideales para las plántulas de marihuana

Para cultivar plántulas sanas, en cuanto brotan de su cáscara es importante proporcionarles la cantidad y el tipo de luz adecuados. A las plántulas de cannabis les gusta recibir cerca de 16 horas de luz por día, a una intensidad de 375 lúmenes y 4000 lux.

Para satisfacer estos requisitos, recomendamos usar una bombilla CFL de 12W por cada 1-2 plántulas. Mantén la bombilla a una distancia de 5-7,5cm respecto a la parte superior de las plántulas y vigila su desarrollo atentamente, asegurándote de que las plantas no entren en contacto con las bombillas.

Cultivar las plántulas bajo lámparas con un alto porcentaje de luz roja podría provocar que se estiren. En cambio, la luz azul ayuda a mantener una distancia internodal corta, favoreciendo que las plantas crezcan sanas y robustas desde el principio.

¿Cuáles son las causas de un estiramiento anormal?

El estiramiento anormal en la fase de plántula es una señal de estrés. La causa más frecuente del estiramiento de las plántulas es, con diferencia, la privación de luz.

Del mismo modo que las raíces primarias se hunden en la tierra buscando agua y nutrientes, la parte superior de la planta se estirará vigorosamente si no recibe suficiente luz. Este es un mecanismo de supervivencia, en el que las plantas utilizan toda su energía almacenada para elevarse por encima de la flora con quien compiten por la luz. En el caso de los cultivos de cannabis interiores no hay competencia, pero la plántula lo percibirá de esa manera. Por ejemplo, dejar una maceta bajo el alféizar de una ventana a la sombra probablemente desencadenaría este comportamiento. Y la situación puede volverse aún más seria bajo luces artificiales.

Esto puede resultar un poco confuso para quienes están iniciándose en el cultivo interior, ya que podrían pensar que están proporcionando suficiente luz a sus plantas. Pero ten en cuenta lo siguiente: colocar una bombilla MH (halogenuro metálico) de 200W a una distancia relativamente lejana de la maceta será menos efectivo que una bombilla CFL de 20W colocada a poca distancia de las plantas. Aunque las luces CFL son mucho más débiles que las MH, la intensidad lumínica disminuye considerablemente cuanto más lejos estén las plantas de la lámpara.

Además, las plántulas tienen pocas hojas y son muy pequeñas. Por tanto, la superficie total disponible para absorber la luz es muy pequeña. Así que, básicamente, la bombilla de 200W estará irradiando sobre un área muy grande, pero la plántula solo podrá utilizar una pequeña fracción de esta luz. En cambio, una bombilla CFL situada justo encima de la planta será capaz de proporcionar la mayor parte de sus 20W directamente.

¿Cuáles son las causas de un estiramiento anormal?

Otras posibles causas del estiramiento de las plántulas de marihuana

Además de la privación de luz, hay una serie de factores que podrían causar el estiramiento de las plántulas de marihuana. Una causa frecuente de este problema es una tierra pobre en nutrientes.

Más concretamente, las plántulas de cannabis se benefician del nitrógeno procedente de nitratos. A diferencia del nitrógeno amoniacal, el nitrógeno nítrico es mucho más fácil de absorber por las plantas, y fomenta un desarrollo vegetativo más compacto y frondoso. Si tus plántulas se están estirando, a pesar de recibir condiciones de luz ideales, te recomendamos comprobar el contenido de nitrógeno amoniacal de la tierra y el fertilizante.

Otra posible causa del estiramiento de las plántulas es el calor.

A las plántulas de cannabis les gustan las condiciones cálidas y húmedas, pero el calor excesivo puede hacer que las hojas crezcan más lentamente que el tallo, dando lugar a un crecimiento alargado y estirado. Para promover un crecimiento saludable de las plántulas, recomendamos mantener la temperatura del cuarto de cultivo o propagador entre 19-20°C durante el día y aproximadamente 13°C por la noche.

Por último, las plántulas de marihuana también pueden estirarse si reciben demasiada luz o muy poca luz por día.

Aunque algunos cultivadores optan por mantener sus plántulas bajo 24 horas de luz al día, recomendamos mantenerlas bajo 16 horas de luz. Las plántulas son frágiles, y darles demasiada luz puede estresarlas y provocar su estiramiento. Recuerda que las horas de oscuridad son igual de importantes para que tus plantas jóvenes puedan desarrollar raíces sanas y respirar.

Cómo evitar que las plántulas de cannabis se estiren y se desplomen

Manipular y trasplantar plántulas de cannabis estiradas puede ser un engorro. Sus tallos pueden ser muy frágiles y, una vez entran en la fase vegetativa, su follaje puede crecer de forma descentrada debido al extraño estiramiento sufrido por las plántulas.

Para obtener los mejores resultados, recomendamos replantar las plántulas estiradas a mayor profundidad (enterrando un poco el tallo), corregir la iluminación y comprobar los niveles de nitrógeno en la tierra y/o fertilizantes (como hemos mencionado antes). En cuanto hayas creado el entorno adecuado para tus plántulas, vuelve a ponerlas bajo las luces y vigila su crecimiento. Con el tiempo, deberían brotar raíces en la parte del tallo que ha sido enterrada.

Si es posible, también tienes la opción de cultivar tus plántulas al aire libre bajo la luz solar directa. No existe sustituto para la Madre Naturaleza, y las plántulas que crezcan bajo la luz del sol desarrollarán tallos sanos y fuertes, con entrenudos cortos. Una vez que tus plantas hayan desarrollado 2-3 hojas maduras, puedes moverlas al interior, asegurándote de mantener las luces a la altura correcta para evitar el estiramiento.

Si tienes que cultivar tus plántulas en interior, utiliza el sistema descrito anteriormente para asegurar que reciban suficiente luz directa con la intensidad adecuada.

Pronto deberías ver un desarrollo más saludable en tus plántulas; los entrenudos cortos y un follaje verde y denso indican que las plántulas están creciendo perfectamente.

Nota: algunos cultivadores intentan atar sus plántulas estiradas a una estaca. No recomendamos este método, ya que no hace nada para remediar el tallo débil y alargado, o para evitar los problemas que aparecerán más adelante en el ciclo de cultivo.

Cómo evitar que las plántulas de cannabis se estiren y se desplomen

El aclareo de las plántulas de cannabis para evitar el estiramiento

El aclareo es una técnica agrícola común, a menudo olvidada por los cultivadores de marihuana. Como su nombre sugiere, consiste en reducir la competencia entre las plantas "aclarando" la población de plántulas.

Las plantas de marihuana crecen muy rápido y, de forma natural, competirán entre sí por espacio, luz y nutrientes. Así que, aunque te hayan inculcado la idea de que un mayor número de plantas producirá mayores y mejores cosechas, esto no siempre es así. De hecho, muchos cultivadores experimentados optan por sacrificar sus plántulas más débiles y solo cultivar aquellas plantas que muestran el crecimiento más saludable. De este modo, centran sus esfuerzos en las plantas con mayor probabilidad de producir las mejores flores.

El aclareo también ayuda a los cultivadores a mantener una canopia uniforme en el cuarto de cultivo, lo que permite aprovechar mejor la cantidad limitada de luz y espacio. Por último, el aclareo también puede ayudar a evitar plagas y ciertas enfermedades, ya que el espacio de cultivo no estará tan abarrotado.

Para aclarar tus plantas, solo tienes que observar bien tus plántulas durante las primeras 1-2 semanas de su vida, y conservar únicamente aquellos ejemplares que muestren el crecimiento más sano y rápido.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.