5 SEMILLAS GRATIS para los 100 primeros en usar el código 22PED5 al pagar


Existe una buena razón por la que la mayoría de cultivadores de marihuana mantienen sus plantas macho alejadas de las hembras: la polinización provoca que las plantas femeninas desarrollen semillas. Como resultado, estas plantas centran toda su energía en la producción de semillas, en lugar de desarrollar cogollos de calidad. Esto se puede evitar mediante la aplicación de unas técnicas básicas.

Obviamente, nadie quiere fumar cogollos con semillas. Cuando cultivas cannabis y aprendes a identificar las plantas macho y los signos de la polinización, puedes eliminar estas plantas para salvar las hembras. Además, darse cuenta pronto de que una planta hembra ha sido polinizada te permite comenzar de nuevo antes de que sea demasiado tarde, en lugar de continuar con un cultivo que va a dar lugar a una cosecha de mala calidad.

Nunca subestimes la distancia a la que puede viajar el polen de la marihuana. Este material genético de tamaño microscópico puede propagarse en un radio de entre 4,8 y 12,1 kilómetros. Y cuando hace mal tiempo, el viento podría transportarlo a una distancia de hasta 48 km. Si cultivas al aire libre, no solo debes tener en cuenta las plantas macho que pueda haber en tu jardín. Cualquier cultivador de los alrededores que no de importancia a la diferenciación por sexos podría poner en peligro a tus plantas, si no tomas medidas adicionales. 

Cómo saber si una planta hembra ha sido polinizada

Cómo saber si una planta hembra ha sido polinizada

Uno de los primeros signos de que una planta hembra ha sido polinizada es que sus brácteas se agrandan. Las brácteas son unas pequeñas estructuras parecidas a hojas que protegen los órganos reproductores de las plantas hembra. Son los lugares donde surgirán los cogollos. No confundas las brácteas con los cálices.

Una estupenda prueba para saber si las brácteas se han hinchado es abrir una con unas pinzas. Si hay una semilla dentro, la planta ha sido polinizada.

Otro indicio de polinización es el color de los pistilos. Cuando una planta ha sido polinizada, los pelos anteriormente blancos se marchitan y oscurecen con rapidez.

También puedes saber si una planta hembra ha sido polinizada fijándote en los pistilos, que son los órganos reproductores de las flores. Estas estructuras parecidas a pelos cambian de color durante la floración, pasando del blanco a un tono naranja oscuro o rojo. En las flores que no han sido polinizadas, el pistilo entero cambiará de color. Sin embargo, tras la exposición al polen, solo se oscurecen las puntas de los pistilos, mientras que el resto del pistilo permanece blanco.

Cómo saber si una planta hembra ha sido polinizada

Cómo evitar la polinización de tus plantas hembra

La polinización requiere de la presencia de plantas macho o con características de ambos sexos (hermafrodita), que son plantas hembra que producen polen. Lo primero que debes hacer para mantener un bajo riesgo de polinización, es eliminar tantas plantas macho o hermafroditas como puedas. Sobre todo durante las tres primeras semanas de la floración, es importante comprobar de forma frecuente que no haya ejemplares macho en tu jardín.

El típico productor de cannabis no suele tener motivos para conservar plantas macho, y querrá deshacerse de ellas tan pronto como las identifique. Los criadores de marihuana, por otro lado, podrían desear conservar las plantas macho además de las hembras. En este caso, se suelen separar los sexos para evitar la polinización accidental. Puede que cultiven hembras en un armario y machos en otro. Cuando se cultivan al aire libre, como en un jardín, las plantas macho se suelen conservar en una esquina remota del área de cultivo, lo más lejos posible de las hembras. Incluso en ese caso, debido al viento que transporta el polen, siempre habrá riesgo de polinización accidental.

Cómo evitar la polinización de tus plantas hembra

Cómo identificar las plantas de marihuana macho

Para determinar el sexo de tus plantas de cannabis, deberás esperar a la etapa de la pre-floración, cuando empiecen a dedicar su energía a la reproducción. Las plantas de cannabis femeninas muestran sus rasgos sexuales más tarde que las masculinas. Las hembras presentan unos finos pelos blancos en la zona en la que más adelante crecerán los cogollos (entre el pedúnculo y el tallo).

Las plantas macho no tienen pelos en estos nudos, sino que desarrollan unos pequeños sacos de polen con aspecto de pequeñas bolas. Estas bolitas pueden aparecer solas o en racimos, dependiendo de lo avanzado de la etapa de pre-floración de la planta. En una etapa de crecimiento posterior, los sacos de polen se abrirán y derramarán su contenido, que posiblemente polinizará a las plantas hembra.

Cómo identificar las plantas de marihuana macho

¿Cómo se han polinizado tus plantas de interior?

Supongamos que cultivas marihuana en un armario de cultivo. Has tenido mucho cuidado, inspeccionando tus plantas diariamente en busca de sacos de polen. Pero, de alguna manera, tus plantas hembra han sido fecundadas y han empezado a producir semillas. ¿Qué ha ocurrido?

Hay varios motivos por los que ha podido suceder esto. En primer lugar, es posible que tú mismo/a hayas introducido el polen en la plantación. Estas partículas microscópicas se adhieren con mucha facilidad a las fibras de la ropa y al cabello. Si tienes plantas macho en otra habitación, podrías haber llevado el polen al armario de cultivo que está ocupado exclusivamente por plantas hembra.

En segundo lugar, tus plantas podrían estar estresadas. Los factores ambientales que causan estrés pueden hacer que las plantas femeninas desarrollen unos órganos sexuales que se conocen coloquialmente como “platanitos”, y que son básicamente sacos de polen en plantas hembra. Se forman principalmente como resultado del estrés causado por las filtraciones de luz, lo que hace que las plantas entren en modo supervivencia y se polinicen ellas mismas.

Estos sacos de polen son difíciles de identificar, y los cultivadores a menudo los pasan por alto. A diferencia de las plantas de ambos sexos (o hermafroditas "auténticas") que tienen órganos femeninos y masculinos bien diferenciados, los platanitos se desarrollan en los cogollos de las plantas hembra. Además, los platanitos no son sacos de polen completos, sino que solo son las partes internas llamadas anteras. De lejos, es fácil confundirlos con pistilos. Al carecer del saco externo, los platanitos derraman el polen sobre las flores de forma inmediata, provocando una fecundación rápida.

¿Que hacer si tus plantas se polinizan?

La identificación temprana de plantas macho y hembras polinizadas puede evitarte el invertir más tiempo y esfuerzo en una temporada de cultivo que habrá sido en vano. En la mayoría de los casos, lo más apropiado es deshacerse de las plantas masculinas junto con las hembras polinizadas y empezar de cero.

¿Se pueden fumar las plantas polinizadas?

¡Por supuesto! Aunque no nos gustaría encontrar cogollos con semillas en un dispensario, las flores fecundadas se pueden fumar, pero como último recurso; no hay razón para deshacerse de estos cogollos. Podrás disfrutar de unos terpenos deliciosos y cannabinoides psicotrópicos, aunque esto supondrá un mayor esfuerzo.

Cuando coseches cogollos polinizados, tendrás que quitarles las semillas. Esto se puede hacer a mano o con unas pinzas, asegurándote de que no te dejes ninguna. Otra opción es triturar ligeramente los cogollos para desmenuzarlos, pero sin llegar a romper las semillas; entonces, retira las semillas a medida que se vayan desprendiendo.

También puedes trocear las flores para poder eliminar las semillas. Utiliza unas tijeras de podar para dividir los cogollos en trozos más pequeños, e ir quitando las semillas a medida que vayan apareciendo. Este material se puede fumar o combinar con los restos del manicurado de la planta para hacer hachís con hielo seco.

Ten en cuenta que algunas personas son sensibles al polen del cannabis, al igual que hay gente alérgica al de otras especies. Si tienes alergia al polen, evita fumar cogollos polinizados.

Procura proteger tus flores del polen, para que produzcan la mejor hierba posible. Los cogollos con semillas no tienen nada que ver con las flores sin fecundar. Echa un vistazo a las principales razones por las que no son adecuados

Mal sabor Las flores polinizadas concentran toda su energía en producir semillas, en lugar de generar una resina pegajosa. Esto resulta en una menor cantidad de terpenos, que son los responsables de los sabores y aromas exclusivos de cada cepa.
Contenido de THC bajo Menos resina también significa una menor cantidad de cannabinoides como el THC. Los cogollos con semillas son menos potentes que los cogollos que producen resina hasta el momento de la cosecha.
Pueden causar molestias Las semillas pueden arruinar una fumada. Por un lado, hacen que el humo sea más fuerte, irritando la garganta. Y por otro, suelen estallar al estar expuestas a temperaturas altas, lo que podría reventar el extremo del porro.

Cómo evitar la polinización

Existe una forma de evitar el problema de la polinización para el cultivador casero. Como resultado de la innovación en la industria moderna del cannabis, las semillas feminizadas están ahora disponibles en una amplia gama de variedades clásicas. A diferencia de lo que ocurre con las semillas regulares, no hay que preocuparse por identificar ni separar las plantas masculinas durante el crecimiento. Siempre que tus semillas feminizadas provengan de un distribuidor de confianza, todas se convertirán en plantas con cogollos que se pueden fumar. Teniendo en cuenta esta información, tú decides qué tipo de semillas se van a adaptar mejor a las características de tu cultivo y a tus objetivos personales.

¿Se pueden cultivar estas semillas?

Si tus flores han producido semillas, ¿por qué no aprovechar la situación germinándolas y obteniendo más plantas? Lo puedes hacer, pero podría acabar mal. Las cepas de calidad se producen mediante una cría selectiva que permite elegir las características positivas y eliminar las negativas; las semillas resultantes son estables y consistentes, desde un punto de vista genético.

Pero, si tus plantas se polinizan por error, el cultivo de su descendencia será una lotería. Probablemente obtendrás una variedad poco fiable, con una productividad baja, mal sabor, y efectos desagradables. Sin embargo, si tienes tiempo y dispones de los recursos necesarios, puedes intentarlo. ¡Podrías conseguir algo especial!

Pero es mejor no cultivar las semillas de plantas que se polinizan a sí mismas. Los ejemplares que desarrollen rasgos hermafroditas los transmitirán a su progenie, por lo que te volverás a encontrar en la misma situación.

¿Por qué debes evitar comprar hierba con semillas?

Como ya hemos dicho, es aconsejable evitar la hierba con semillas ya que produce mal sabor, una reducción de los efectos y un humo más fuerte. En pocas palabras, si has gastado dinero en estos cogollos es que te han timado. De la misma forma que no te gustaría recibir una bolsa de cogollos llena de tallos, las semillas también contribuyen al peso total de la compra, lo que significa que vas a obtener menos hierba por el mismo precio.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.