¿QUÉ ES EL HACHÍS?

El hachís se obtiene de la separación de los tricomas de las plantas de marihuana. La mayoría de los tricomas se concentran en las flores de cannabis maduras, pero también pueden encontrarse en menor concentración por el resto de la planta. Por este motivo, muchos cultivadores guardan los restos del manicurado o las podas; para extraer todos los tricomas cargados de esos increíbles cannabinoides y terpenos. Estos tricomas pueden usarse para preparar comestibles o para elaborar hachís mediante calor o presión. Hasta hace poco, los tricomas se llamaban simplemente "kief". De hecho, técnicamente el kief, kif o kifi es la formación abultada de cristales al final de los tricomas, como glándulas microscópicas con aspecto de pelos.

Con los procedimientos adicionales de elaboración de hachís, se obtiene un producto con un colocón, aroma y consistencia física inconfundibles. A continuación, vamos a explicarte varias maneras de extraer tricomas y convertirlos en hachís.

Kief Cannabis

FROTARSE LAS MANOS

Este es un proceso que suele ocurrir como consecuencia de manejar una gran cantidad de cogollos y restos de manicurado durante la cosecha. Básicamente, los tricomas se quedan pegados a tus manos, llegando a formar una visible capa negra de resina pegajosa. Una vez tengas suficiente material en las manos, puedes frotarlas para formar bolitas de hachís.

Para este método no necesitas una cantidad concreta de tricomas, pero normalmente es preferible acumular una buena cantidad, ya que las bolitas son bastante pequeñas. Obviamente, cuantos más tricomas comprimas y frotes, más hachís obtendrás.

Ten en cuenta que, según el grado de limpieza de las manos de la persona que frota, además de los cannabinoides y otras sustancias buenas, también se estarán recolectando aceites naturales y suciedad de la piel. Aunque probablemente esto no afecte mucho al gusto, ya que los tricomas dominan en cuanto a aroma y sabor.

CONVERTIR EL KIEF EN HACHÍS

Para la mayoría de nosotros, el kief es esa delicia que recoges del fondo del grinder. De hecho, este es uno de los diversos métodos para extraerlo. Más adelante vamos a explicar otros métodos de extracción más elaborados. Pero ahora vamos a explicar cómo hacer hachís una vez recolectado el kief. Necesitarás una prensa de polen. La presión de este aparato transformará el kief en un hachís perfectamente comprimido.

Para que este proceso tenga éxito, recoge la máxima cantidad de kief posible e introdúcela en la prensa. Después, dale vueltas al mango hasta que quede lo más apretado posible. Para esta parte, realmente tienes que hacer un esfuerzo. Cuando creas que está listo, desenrosca el otro lado de la prensa. Gira el mango hasta que salga el hachís. El cilindro de aspecto ámbar que obtendrás es tu hachís. Ahora ya puedes desmenuzar la cantidad que quieras para tu próximo porro o bong.

TAMIZADO EN SECO

El método del tamizado en seco también es relativamente fácil, pero necesitarás un filtro de seda. Cuanto más pequeños sean los agujeros del tamiz, más puro será tu hachís. Esto depende de si prefieres cantidad o calidad.

Pon la marihuana en el congelador durante unas horas. Esto ayudará a que los tricomas se separen de la planta. A continuación, pon los restos de la planta sobre el tamiz, en una superficie plana y limpia. Frota la planta contra el tamiz suavemente. Los tricomas irán cayendo sobre la superficie plana. Puedes seguir haciéndolo durante el tiempo que quieras. Deberías intentar obtener, como mínimo, el 10% del peso total de la planta en tricomas.

MÉTODO DE LA BATIDORA

Es probable que ya tengas todos los materiales necesarios para este método en casa, pero también necesitarás un tamiz de seda. Pon los restos de manicurado o poda en la batidora y añade agua hasta cubrirlos. Añade bastante hielo y bátelo todo durante alrededor de un minuto.

Una vez hecho, coge un bote de vidrio y filtra la mezcla hacia dentro ayudándote del tamiz. Deja que repose durante media hora. Verás que los tricomas se van depositando al fondo. Esto es exactamente lo que buscas. Intenta vaciar ⅔ del agua aproximadamente, con cuidado para no perder los preciados tricomas. A continuación, llena el bote de nuevo con agua y hielo; deja que repose durante 3-5 minutos y después drena ⅔ del agua de nuevo. Para conseguir un hachís de gran calidad, repite este proceso 4 o 5 veces.

Para acabar, extrae la mayor cantidad de agua posible del bote, sin perder tricomas en el proceso. Coge un filtro de papel para cafetera. Pasa la solución por el filtro; con esto se debería separar la mayor parte del agua de los tricomas. Exprime el filtro para eliminar el exceso de agua y después deja secar el kief. Lo que obtendrás es el producto final. Ya no necesitas tratarlo con presión ni calor. Puedes disfrutarlo tal y como está en un porro o bong.

Cannabis Hash

HACHÍS CON HIELO SECO

El hielo seco es un método que únicamente extrae la resina. Es uno de los métodos más puros para la elaboración casera de hachís. Para este experimento de ciencia cannábica, necesitarás un cubo, hielo seco, guantes de seguridad y filtros “bubble bag” (creados específicamente para la extracción de hachís con agua y hielo). Estas bolsas de malla tienen diferentes niveles de perforación según la pureza deseada. Con una bolsa de 73 μm (micras) obtendrás el resultado más puro: únicamente resina. Si usas una bolsa de 160 μm, recolectarás una cantidad mayor de producto, pero también más material vegetal. Pero esto no es necesariamente algo negativo, solo depende de lo que estés buscando.

Ahora que ya tienes los materiales preparados, pon tus flores o restos de planta en un cubo grande con el hielo seco. Revuelve y agita ligeramente durante unos minutos. Esto ayudará a que las glándulas de resina se separen de la planta, gracias a la temperatura. Se usa hielo seco principalmente para que el producto no quede demasiado húmedo.

El siguiente paso es coger la bubble bag y colocarla en la parte superior del cubo, de manera que puedas ponerlo boca abajo. Busca una superficie grande, plana y limpia. Gira el cubo boca abajo, transfiriendo la planta y el hielo seco a la bolsa. Coge la bolsa firmemente y agítala sobre la superficie. Tras agitar varios minutos, verás que la superficie se ha cubierto de un polvo de aspecto ámbar. Con una tarjeta, ráspalo todo a un montoncito. Esta es tu resina, y seguramente tiene una pinta deliciosa. Para convertirla a hachís, introduce la resina en la prensa de polen y sigue los pasos mencionados anteriormente.

CHARAS

Es posible que hayas oído este nombre antes, ya que las charas son un extracto muy conocido en la India, Nepal y otras regiones. Su elaboración sigue un proceso similar al de frotar las manos, pero la diferencia es que las charas se producen con cogollos o partes de la planta frescas, es decir, que no se hayan secado todavía.

Para este método, la mayoría de cultivadores cortan algunas ramas de plantas que estén a 2 o 3 semanas de alcanzar su plena madurez. Otros esperan al momento de la cosecha. A partir de aquí, el proceso es idéntico al de frotar las manos. Restriega suavemente los cogollos y restos de la planta entre tus manos hasta que aparezca una capa gruesa. Las charas pueden fumarse con la mayoría de métodos. Puedes añadirlo a un porro, bong, pipa o chillum.

CILINDRO O TAMBOR MECÁNICO

Para quienes tengan un mayor presupuesto, hay una opción automatizada ¡que te ahorrará tiempo y energía! Funciona de manera similar al método de tamizado seco, pero el proceso lo realiza una máquina. Se introduce la marihuana en un recipiente, que se cubre con un tamiz de seda grande. La máquina agitará este recipiente, liberando los deliciosos tricomas. Para obtener los mejores resultados, mete la marihuana en el congelador durante las 3 horas previas.

Con este proceso, únicamente se obtiene el kief. Para transformalo en hachís, puedes usar una prensa de polen o tu método favorito.

ESCOGE TU MÉTODO

Como habrás visto, hay diversos métodos para la extracción de polen. Cada técnica puede variar según el cultivador, pero todas se basan en separar los tricomas/kief de la planta y comprimirlos en una sustancia sólida. Pero incluso esta lista no cubre todos los métodos posibles usados hoy en día. Así que, ¿cómo decides qué técnica usar?

Hay ciertos factores que deberías tener en cuenta. Primero, debes decidir cuánto dinero te quieres gastar. Algunos de estos métodos pueden hacerse con materiales que ya tengas en casa. Así que podrías empezar por uno de estos. Si no quedas satisfecho, puedes comprar un tamiz de seda o bubble bags y probar con esos métodos. Y si piensas que puedes hacerlo aún mejor, puedes invertir más de 300€ en un cilindro mecánico.

También depende de si haces esto a nivel profesional o solo quieres mejorar tu reportorio personal. Esperamos haberte proporcionado la información suficiente para que puedas tomar una decisión y empezar a hacer tu propio hachís. ¡Buena suerte!

Pollen Hashish

LAS MEJORES CEPAS PARA ELABORAR HACHÍS

ROYAL GORILLA

Si estás pensando en hacer una nueva remesa de hachís, no dudes en usar la Royal Gorilla, pero solo si puedes soportar niveles enormes de THC. Este monstruo es el resultado de un proyecto de cría muy ambicioso, donde las cepas parentales involucradas fueron la Sour Dubb, la Chem Sis y la Chocolate Diesel. Esta variedad no muestra compasión y ofrece efectos instantáneos y duraderos alimentados por niveles de THC de más del 25%. Además, tiene una composición genética consistente en un 50% de genética sativa y un 50% índica, que ofrece un efecto muy potente, perfectamente equilibrado a nivel corporal y mental. Los elementos sativa despiertan el cerebro y abren las puertas al pensamiento creativo profundo y la resolución de problemas, mientras que los rasgos índica proporcionan una sensación cálida y reconfortante para los músculos.

Esta variedad galardonada produce un montón de resina durante la fase de floración del ciclo de crecimiento, lo que te parecerá un sueño si eres de los cultivadores a los que les gusta frotar a mano el hachís fresco de las flores. Este hachís altamente psicoactivo puede ser moldeado en bolas y bloques, y emana aromas muy agradables a tierra y pino. La Royal Gorilla prefiere los climas cálidos y, si le proporcionas estas condiciones, producirá más resina para tu elaboración de hachís. Las plantas de interior criadas en cuartos de cultivo o armarios pueden llegar a alcanzar alturas de 160cm y producir hasta 550g/m², con la iluminación y fertilización adecuadas. Las plantas cultivadas en espacios de exterior más grandes crecerán un poco más, alcanzando los 170cm y produciendo hasta 600g por planta. Podrás cosechar sus flores a mediados de octubre, ya que la Royal Gorilla tiene un tiempo de floración de 8-9 semanas.

Royal Gorilla

Royal Gorilla

Royal Gorilla

Genetic background Sour Dubb x Chem Sis x Chocolate Diesel
Yield indoor 500 - 550 gr/m2
Height indoor 90 - 160 cm
Flowering time 8 - 9 weeks
THC strength THC: 27% (aprox.) / CBD: Low
Blend 50% Sativa, 50% Indica, 0% Ruderalis
Yield outdoor 550 - 600 g/per plant (dried)
Height outdoor 130 - 170 cm
Harvest time Middle of October
Effect Cerebral and relaxing
 

Buy Royal Gorilla

 

SOUR DIESEL

El hachís es conocido por inducir efectos de euforia y relax, por lo que solo tiene sentido seleccionar genéticas que van a enfatizar estos efectos. La Sour Diesel cumplirá esta tarea sin ninguna duda. Esta cepa fuertemente sativa consta de un 70% de genética sativa y un 30% índica, lo que hace que golpee de forma contundente y enérgica acompañándose de un subidón propio de un hachís de primera calidad. Es el resultado de una serie de variedades que incluyen la Original Diesel, la Northern Light, la Shiva y la Hawaiian. Fumarte un porro cargado con sus flores dará lugar a un efecto de claridad mental y lucidez, que aumentará tu atención y tu capacidad crítica de pensamiento. El hachís hecho a mano con sus flores desprende sabores ácidos y herbales.

La Sour Diesel produce flores pequeñas y compactas de color verde brillante que forman cogollos muy compactos. Si te paras a mirarlos de cerca, alucinarás con la cantidad de tricomas que rebosan un montón de resina psicoactiva. Este rasgo la convierte en una planta productora de hachís. Simplemente frótala un poco para obtener todo lo bueno que te ofrece. La Sour Diesel prefiere climas suaves y cálidos y se desarrolla bien tanto en interior como en exterior. Las plantas de interior te darán cosechas bastante buenas, de unos 475-525g/m², y alcanzarán alturas de 90-160cm. Las plantas de exterior producen unos 600g por planta y alcanzan alturas de hasta 2m. Si cultivas en exterior, tendrás tu cosecha lista para recoger y empezar a trabajarla a finales de octubre. La Sour Diesel tiene un período de floración de 10-11 semanas, pero la espera valdrá la pena.

Sour Diesel

Sour Diesel

Sour Diesel

Genetic background Original Diesel x (Northern light x Shiva x Hawaiian)
Yield indoor 2
Height indoor 90 - 160 cm
Flowering time 10 - 11 weeks
THC strength THC: 18% (aprox.) / CBD: Low
Blend 70% Sativa, 30% Indica, 0% Ruderalis
Yield outdoor
Height outdoor 150 - 200 cm
Harvest time Late October
Effect Physical, clear high
 

Buy Sour Diesel

 

ICE

La ICE, también conocida como Indica Crystal Extreme, le debe su nombre a su elevadísima producción de tricomas. Esta cepa desarrolla flores grandes y prominentes, que parece que hayan pasado por una nevada, ¡pero lo cierto es que son solo montones de resina! Es como si esta planta hubiese sido diseñada únicamente para hacer hachís; cada vez que la roces, su resina tan viscosa te dejará las palmas de las manos pegajosas. No tardarás mucho tiempo en poder amasar tu primer charas. Su herencia genética le llega de unas cepas directamente relacionadas con el hachís, la Afghan, la Northern Light y la Skunk. Esta mezcla ha dado lugar a una cepa de dominancia claramente índica que proporciona un efecto corporal instantáneo, nada más inhalarla. Sus efectos son relajantes, meditativos y terapéuticos. Si fumas este hachís en una habitación a la luz de las velas por la noche, será un viaje de solo ida hacia la calma de la euforia. Cada calada estará cargada de sabores especiados, a hierbas y a menta. Sus niveles de THC del 18% son garantía de unos efectos muy satisfactorios, sin ser demasiado intensos.

La ICE se desarrolla bien tanto en interior como en exterior, dando resultados muy gratificantes en cualquiera de los dos ambientes. Las plantas de interior producen hasta 450g/m² y crecen hasta 120cm. Sus compañeras de exterior te darán unos 500-550g por planta y crecerán un poco más, hasta los 2m. Si cultivas en exterior, podrás cosecharla durante el mes de septiembre. La ICE tiene un tiempo de floración de 8-10 semanas.

ICE

Ice

Ice

Genetic background Afghan x Northern Light x Skunk
Yield indoor 400 - 450 gr/m2
Height indoor 80 - 120 cm
Flowering time 8 - 10 weeks
THC strength THC: 18% (aprox.) / CBD: Low
Blend 10% Sativa, 90% Indica, 0% Ruderalis
Yield outdoor 500 - 550 g/per plant (dried)
Height outdoor 150 - 200 cm
Harvest time Early October
Effect Physical stoned
 

Buy Ice

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar