Cómo preparar hachís

Published :
Categories : 420

Cómo preparar hachís

Por norma general, la producción de marihuana genera muchos residuos. Las plantas masculinas no producen los cogollos ricos en cannabinoides que se utilizan para elaborar el producto que se fuma pero tienen algunas glándulas resinosas.


El podado de las hojas y otras partes de la planta también contiene glándulas resinosas que se desperdician en los métodos tradicionales de cosecha. Estas partes representan aproximadamente un 10 por ciento del total de THC de una planta. Por suerte, el hachís, que se puede obtener de distintas maneras, utiliza estas partes desperdiciadas y las concentra en un bloque de THC concentrado.

Liar a mano
Liar a mano se considera uno de los métodos menos caros, más fáciles y de mejor calidad para obtener hachís. Desgraciadamente, también es el que exige más tiempo. Primero, seca la planta. A continuación, con las manos limpias, retira el material de la planta y enróllalo lentamente entre las palmas de la mano.
haciendo hash con balanceo mano
Con el roce, se crea una película negra en la mano. Si continuas frotando, producirás pequeñas bolas de resina. Este material se puede prensar con la forma que más te guste.

Pantalla plana
El método de pantalla plana necesita menos tiempo que el de liar a mano y aún es relativamente barato pero produce un hachís que, a veces, contiene partículas de materia vegetal. Necesitas comprar una fina pantalla de malla. Otro equipamiento necesario incluye una pieza de vidrio o espejo para capturar los tricomas cuando pasan a través de la pantalla, una tarjeta de crédito para empujar y las partes de la planta.

Para producir hachís utilizando este método, coloca la pantalla en la parte superior del vidrio y empuja suavemente las partes de la planta en la pantalla con la ayuda de la tarjeta. Esto creará un polvo fino de hachís concentrado. La primera capa será la más potente. Es virtualmente imposible crear hachís puro utilizando este método, pero es uno de los más simples y más económicos.

Método de la batidora
Otro método simple que el cultivador doméstico puede utilizar es el de la batidora. Este método se basa en el simple hecho de que mientras que las partes vegetales son más ligeras que el agua, las glándulas de resina no lo son. El equipamiento necesario incluye una batidora, cubos de hielo y agua, además de un tamiz de seda, un filtro de café y una jarra de cristal.

Para crear el hachís, debes colocar las partes de la planta en la batidora junto con los cubos de hielo y el agua fría. A continuación, mezcla durante un minuto aproximadamente hasta que la mezcla sea de color verde y espumosa. Drena el líquido a la jarra a través del tamiz. Deja reposar durante unos 20 o 30 minutos.

Cuando las glándulas de resina se hayan depositado en la parte inferior de la jarra, vierte 2/3 del agua aproximadamente. Añade más agua helada y deja que la resina se deposite. Escurre toda la cantidad de agua que puedas sin perder los tricomas. Seguidamente, vierte el líquido a través del filtro del café y aprieta suavemente para que drene.
cómo hacer picadillo real
La masa resultante fría y ligeramente húmeda será una bola de potente hachís de manipulación fácil. Este producto se puede prensar en un molde o dividir en porciones más pequeñas. El resto de residuos vegetales se pueden volver a lavar una segunda vez para eliminar la resina restante.

Existen otros métodos que se pueden utilizar para obtener hachís. Algunos se pueden emplear fácilmente por parte del cultivador doméstico pero otros requieren un equipamiento especializado. Independientemente del método seleccionado, la producción de hachís permite al productor minimizar los residuos y obtener el máximo provecho del THC que se encuentra en la planta de cannabis.

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds