Controlar la calidad del agua es un factor que diferencia al cultivador novato del veterano. Esta es la segunda parte de nuestra guía, en la que se explican las PPM y la CE del agua.

El agua es el fundamento de la vida. Y también lo es para el cannabis, que depende de ella para toda una serie de funciones. En nuestra anterior entrada sobre la calidad del agua, explicamos por qué el agua es tan importante, y cómo el pH puede afectar a varios aspectos del cultivo. Hoy vamos a ver con un poco más de detalle las PPM y la CE. Ambas son aspectos avanzados del cultivo de marihuana que hay que tener en cuenta, y entenderlos te ayudará a perfeccionar tus habilidades como cultivador. Para los novatos, esta información no es esencial. Se pueden obtener excelentes resultados sin ellas, pero, sin duda, ayudan.

PPM Y CE

No te asustes de estos términos técnicos. Partes Por Millón y Conductividad Eléctrica son dos formas de decir prácticamente lo mismo. Podríamos ponernos técnicos y comparar las PPM con la CE, pero en aras de la claridad, vamos a quedarnos con las PPM por el momento.

Las PPM es una manera de medir la cantidad de minerales que hay disueltos en el agua, y varía de fuente a fuente y de lugar a lugar. Por ejemplo, si obtienes una lectura de 100 PPM, hay 100 miligramos de minerales por litro en el agua. Aunque es una cantidad microscópica, el astuto cultivador de marihuana sabe que las plantas sólo pueden absorber una cantidad limitada de nutrientes al día, y ajustando las PPM sacarán mayor partido a su cultivo.

EC en el agua cannabis

Si conoces las PPM, evitarás posibles quemaduras, ya que sabrás cuándo ajustar la cantidad de nutrientes minerales que hay que añadir al agua. El cannabis prefiere 500-600 PPM después de la clonación, 800-900 PPM en la etapa vegetativa, y 1000-1100 PPM durante la floración. Por lo que conocer el contenido mineral del agua antes de añadir los nutrientes podría evitar el estrés tanto tuyo como de las plantas. Para los cultivadores de DWC, es importante que sepan el estado del agua del depósito, ya que los minerales se reducen al disminuir el nivel del agua.

Existen un montón de sondas, dispositivos y medidores para medir las PPM. El más común es un medidor de TDS (total de sólidos disueltos). Por el que te decidas dependerá de tu presupuesto, o de si deseas ponerte técnico y friki con tu cultivo. La mayoría tiene un rango de 3500, que es lo que vas a necesitar para el cannabis, pero algunos leen hasta 9999.

Una vez calibrado el medidor de TDS, enciéndelo, asegúrate de que está a cero, y mételo en el agua que quieres medir - presto, ya tienes tu lectura de PPM. Si usas agua de ósmosis inversa, la lectura será de 0 a 10 PPM, ya que esta agua no tiene ningún tipo de minerales.

Si usas agua del grifo, la lectura debería ser de entre 50 y 300 PPM en la UE, como regla general.

Si las cañerías de tu ciudad son viejas, o usas agua de un manantial con estratos de piedra caliza, podrías obtener una lectura de hasta 500-700, debido a la acumulación de minerales.

Si el agua produce una lectura de más de 500 PPM, deberás hacer algo al respecto, ya que esta agua competirá y bloqueará los nutrientes que deseas proporcionar a tu marihuana. Deberás conseguir unos nutrientes diseñados para ser utilizados en zonas de agua dura, o tratar el agua en tu casa por medio de filtros de carbón, destilación u ósmosis inversa.

TECNICISMOS DE LA CE Y LAS PPM

Agárrate bien, la cosa se pone técnica.

La CE, o conductividad eléctrica, es la medida de la salinidad de la muestra de agua.

El agua salina está cargada con iones de sodio, y esta carga puede medirse con un medidor de CE que indica la conductividad de la muestra de agua - en microsiemens por centímetro. La CE funciona asumiendo una conductividad iónica de .51 microsiemens por centímetro. Que es la base de carga con la que se calcula la conductividad.

Si el agua es demasiado salina, podría afectar a las plantas de dos maneras: aumentando la toxicidad del sodio o la presión osmótica de las raíces, inhibiendo la absorción de nutrientes.

Las PPM miden el contenido mineral global del agua, independientemente del tipo de minerales.

Una lectura precisa de las PPM se obtienen mediante una delicada evaporación de la muestra de agua y el análisis de los residuos. Aparte del cloruro de sodio, la mayoría de minerales apenas están presentes en casi toda agua natural, y no hay de qué preocuparse. Estos minerales suelen ser cantidades ínfimas de carbonato de calcio y magnesio, y trazas de otros elementos.

Si consultas con tu administración municipal de aguas, te pueden proporcionar un análisis mineral del suministro local.

Tendrán conversiones de microsiemens por centímetro a partes por millón y viceversa, pero la mayoría de medidores llevan a cabo estas conversiones.

Los cultivadores de suelo orgánico y de exterior tienen una ventaja en lo que respecta a las PPM y CE. Los microorganismos proporcionan un colchón que ayuda a proteger a la planta de las fluctuaciones de PPM y CE, y hay un mayor margen de error a la hora de regarlas.

Pero no te conformes. Comprueba siempre la calidad del agua, incluso de ríos y arroyos. Nunca se sabe qué puede arrastrar la corriente durante una tormenta.

EC en el agua marihuana

CONSEJOS ADICIONALES

¿Quién cree que el agua de lluvia es neutra? Es un error muy común, ya que es ligeramente ácida. El dióxido de carbono se disuelve en la lluvia y se convierte en un ácido carbólico con un pH de aproximadamente 5,6. Pero no te preocupes, porque una vez que lleva un tiempo en un depósito o embalse, se libera el dióxido de carbono y el pH se convierte en 7. ¿Te has dado cuenta de cómo las plantas crecen como locas después de que llueva? Es por eso.

Cuando se depura el agua con un filtro de ósmosis inversa, se eliminan por completo los minerales. No utilices este agua sin modificar para enjuagar tus plantas ni como pulverizador. Despojará de nutrientes a las plantas, sobre todo de calcio y magnesio. Etiqueta tus botes con claridad.

Coloca dispositivos de aireación en los grifos. Si vas a llenar un depósito con una manguera, haz que el agua burbujee para que se oxigene.

En climas fríos, intenta mantener el agua a una temperatura de 25C.

¡Ahí lo tienes! Es bastante técnico, así que no te preocupes si tardas un poco a cogerle el tranquillo. Esforzarse para tener un agua de la mejor calidad posible ayuda a minimizar los problemas de cultivo, además de proporcionar a tu marihuana lo que necesita para prosperar. ¡Cuanto más sepas, mejor!

water quality button 1

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar