Identificación y tratamiento de las enfermedades más comunas del cannabis

Published :
Categories : cultivo de Cannabis

Identificación y tratamiento de las enfermedades más comunas del cannabis

El cultivo de la marihuana es un proceso delicado ya que pueden ir mal muchos aspectos.


Calor en exceso o en carencia, agua o fertilizante, fluctuaciones en el pH, incidencias con la exposición al ozono, mildiú, ácaros, moho, virus y deficiencias nutritivas pueden costarle al cultivador sus cogollos más preciados. Afortunadamente, muchos de estos problemas tienen una solución fácil.

Estrés por calor
El problema más fácil de solucionar es el estrés por calor. Se caracteriza por el color amarillo-marrón de las hojas que están más cerca de la fuente de luz. A menudo empieza con una línea fina en el borde de la hoja. Los puntos que están más cerca de la fuente de calor, a menudo, parecen quemados.
Estrés por calor marihuana
Esto puede ocurrir de dos maneras diferentes. De forma más común, ocurre cuando una planta se coloca demasiado cerca de la lámpara de calor. En el exterior, menos común, se presenta cuando las temperaturas son secas y altas, y el riego no es adecuado.

La solución a este problema es la reducción del calor. En el exterior, simplemente las plantas deben recibir más agua y, quizás, proporcionarles un poco de sombra. Con las plantas de interior, puede ser más complicado. La instalación de un pequeño ventilador que sople en la parte superior de las plantas, a menudo, es la solución más fácil. Asimismo, ajustando la posición de la lámpara de calor puede eliminar eficazmente este problema. La ventilación del aire caliente utilizando un extractor es también importante para prevenir y tratar el estrés por calor.

Mientras las plantas se recuperan, se puede añadir extracto de algas para ayudar a recuperar los nutrientes perdidos. Algunos cultivadores consideran que, para empezar, esto también puede evitar el estrés por calor. Mimar estas plantas también es obligatorio.

Abrasión por nutrientes
Otro problema común, especialmente entre los cultivadores novatos, es la abrasión por nutrientes. Muy a menudo, esto ocurre cuando se aplica demasiada solución hidropónica. Las raíces absorben más nutrientes de los que la planta puede utilizar. También se puede presentar cuando las plantas se cultivan en abono compuesto fresco o en otros medios con una cantidad de nutrientes demasiado elevada.
Abrasión por nutrientes marihuana
En un sistema hidropónico, este problema se puede solucionar reduciendo el nivel de nutrientes en la solución de dos maneras diferentes. La primera es diluir lentamente la solución agregando agua con el pH regulado. La segunda es mezclar una nueva solución más diluida y cambiarla completamente. Sin embargo, es mejor ir despacio con las plantas hidropónicas.

En el sistema de riego manual, la solución es más fácil. El sistema debería enjuagarse con una gran cantidad de agua con pH regulado. Y, si se están añadiendo nutrientes, debe detenerse la acción. Si no, se debe esperar hasta que los nutrientes se agoten. Las hojas viejas no se recuperarán pero las nuevas no se afectarán.

Problemas con la regulación del pH
Si el pH del sustrato o de la solución hidropónica oscila entre alto y bajo, la planta empezará a mostrar manchas de color marrón claro, oscuro o amarillo en el medio o en la parte inferior de las hojas. Esto está provocado por estrés a la planta. Si no se trata, se expandirá a toda ella.
 Problemas con la regulación del pH marihuana
La buena noticia es que, si se identifica pronto, es una enfermedad de tratamiento fácil. El primer paso es determinar el pH del medio. En hidroponía, solo debe realizarse la prueba al agua. En sistemas de riego manual, realice la prueba en el agua que entra y en el agua que sale y, a continuación, realice el promedio para obtener el número aproximado.

El siguiente paso es ajustar lentamente el pH hasta el número correcto. Agregue todos los nutrientes y, a continuación, pruebe y corrija el agua utilizando un kit de medición del pH. Para los sistemas de cultivo en tierra, este debería situarse entre 6,2 y 7,0. Para los sistemas hidropónicos, debería situarse entre 5,5 y 6,5. Nunca ajuste más de medio punto por día.

Problemas con el riego
Las plantas de marihuana necesitan un perfil específico de agua para crecer bien. En exceso, puede provocar la podredumbre de las raíces. En carencia, puede provocar otros problemas. Independientemente de cual sea, debe aplicarse una acción rápida para salvar la planta.

La podredumbre de las raíces tiende a presentarse primero con el marchitamiento. Otros signos tempranos de la podredumbre de las raíces incluyen decaimiento, manchas marrones y la muerte rápida de las raíces. El factor más indicativo, sin embargo, es el mal olor, la viscosidad y el color marrón de las raíces.
 Problemas con el riego marihuana
La podredumbre de las raíces es un problema de difícil solución. De hecho, muchos cultivadores sugieren arrancar la planta y volver a empezar. No obstante, existe un producto conocido como Aquasheild que se ha demostrado eficaz en el tratamiento de esta afección. Cuando la planta se recupera, vuelven a brotar nuevas raíces de color blanco.

El marchitamiento o la caída también son los primeros indicios de un riego escaso. Además, el medio de cultivo queda totalmente seco. Para solucionar este problema, solo debe regarse la planta.

Problemas relacionados con los nutrientes
Muchos otros problemas que se presentan en las hojas están relacionados con los nutrientes. El cambio de color, la forma o la textura de las hojas pueden ser indicio de problemas con el equilibrio de los nutrientes. Una gran variedad de guías fotográficas está disponible en línea para ayudar a determinar el nutriente que se utiliza en exceso o en escasez. A continuación, solo se debe ajustar dicho nutriente.
 Problemas relacionados con los nutrientes marijuana
Plagas, moho y virus
Los problemas con los cogollos están normalmente relacionados con una de las muchas plagas que pueden afectar las cosechas de marihuana. Estos organismos se pueden dividir en tres categorías: plagas, moho y virus.

Las plagas incluyen pulgón, ácaros, mosca blanca y arañuelas. La mayoría de estas se pueden solucionar rociando la planta con una solución de pesticida y agua. La detección temprana es clave, sin embargo, para que estos productos químicos puedan actuar a tiempo y evitar el daño.

El moho es otra gran preocupación. Dos tipos de moho son los más comunes. El primero, conocido como el moho blanco polvoriento, se elimina fácilmente con agua si se detecta pronto. El otro, conocido como moho gris o podredumbre, es incurable. Los cogollos infectados deben eliminarse. Para evitar problemas de moho, la humedad debe conservarse baja.
Plagas, moho y virus cannabis
El último tipo de plaga, y más serio, se conoce como virus. Los virus afectan el ADN de la planta. Pueden provocar manchas, rayas, enrojecimiento o necrosis de los cogollos. Una vez el virus ha infectado la planta, esta debe retirarse para evitar que afecte otras plantas.

Con suerte, esta guía te ayudará a identificar y tratar las enfermedades más comunes que pueden afectar el cannabis. Si necesitas más ayuda, contacta con nosotros a través de nuestro sitio web.

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds