Todo lo que necesitas saber para aplicar main-lining a la marihuana

Tanto si eres principiante en el cultivo de marihuana como un veterano que intenta aprender trucos nuevos, el main-lining es una técnica esencial que debes conocer. Aplicar main-lining a tus plantas de marihuana no solo aumenta el tamaño de la cosecha, sino que también te permite darle forma a las plantas cuidadosamente, algo ideal si tienes limitaciones de espacio.

¿Lo mejor de todo? Que cuando sepas cómo crear un "manifold", el main-lining te resultará increíblemente sencillo y perfecto para aplicar en tu cultivo, independientemente de la experiencia que tengas en el tema.

Manifold y main-lining: ¿qué significan?

Empezaremos desde el principio y analizaremos lo que queremos decir exactamente al hablar de main-lining y manifold. A efectos prácticos, la técnica es una mezcla entre las técnicas LST, poda apical y la malla ScrOG.

  • Main-lining se refiere a una técnica de entrenamiento que utilizan los cultivadores para fomentar el desarrollo de varias colas grandes y uniformes, en lugar de solo una.
  • El manifold es la forma de conseguirlo, dividiendo el tallo de la planta y creando un eje en forma de Y. De este modo, los nutrientes y recursos se dirigen a varias ramas.

Esta técnica no solo es sencilla, sino que requiere poco esfuerzo adicional. Siempre y cuando sepas cómo y cuándo aplicar main-lining a las plantas de marihuana, lo harás en pocos minutos. Y, una vez que hayas creado un conector central (manifold), podrás replicar el proceso en las partes de crecimiento nuevas, duplicando simplemente el número de colas cada vez. ¿Por qué tener solamente una cola central cuando podrías tener 4, 8, 12, 16 o incluso 32?

Mainlining
Main-lining
Mainfolding
Mainfold

¿Cómo beneficia el main-lining a la marihuana?

La ventaja más significativa de aplicar main-lining a la marihuana, por supuesto, es el potencial de maximizar las cosechas. En lugar de varios cogollos sueltos más pequeños, que quitan energía a la cola central, tenemos un montón de ramas cargadas de colas densas y uniformes.

Otros beneficios del mainlining:

  • Aumenta el tamaño de la copa
  • Es fácil de implementar
  • Da mayor control sobre el estiramiento
  • Apto para interior y exterior
  • Posibilidad de cultivar varias plantas de marihuana, incluso con limitaciones de espacio
  • Solo hay que hacerlo una vez

Como el main-lining se realiza en las primeras etapas del cultivo de marihuana, solo hay que hacerlo una o dos veces antes de comenzar a ver los beneficios. Si tienes las plantas bajo control desde el principio, lo único que tendrás que hacer es sentarte y esperar que llegue la cosecha.

Cómo aplicar main-lining a las plantas de marihuana

Si estás convencido de aplicar main-lining, es hora de pasar directamente a nuestra guía paso a paso. No vas a necesitar mucho material, pero tendrás que asegurarte de que las plantas estén sanas y fuertes de antemano.

Material

Se trata de uno de los procesos más minimalistas que llevarás a cabo al cultivar marihuana. De verdad, ¡lo único que necesitas son unas tijeras para podar y bridas o cuerdas para plantas!

Crear el manifold

El manifold (conector) es la estructura central del proceso para el main-lining. Vamos a explicar el proceso de creación del conector y después veremos cómo se puede utilizar varias veces durante la fase vegetativa.

Mainlining

  • Paso 1

Espera hasta que las plántulas hayan desarrollado entre 5 y 8 nudos. Es esencial no podar la punta de las plántulas demasiado pronto; de lo contrario, podrían no ser capaces de recuperarse. Luego, corta toda la planta hasta el tercer entrenudo (tercer par de hojas desde la base).

  • Paso 2

Elimina todas las hojas y brotes por debajo del tercer entrenudo. La planta debe tener un tallo central con dos hojas de abanico grandes que se ramifiquen desde la parte superior (en forma de Y).

  • Paso 3

Ahora que los dos brotes principales están listos para crecer, es hora de atarlos hacia abajo, ¡con cuidado! Las plantas de marihuana jóvenes son frágiles y las ramas nuevas podrían romperse con facilidad. El objetivo es entrenar los brotes de forma horizontal, paralelos al suelo.

Ata el otro extremo de las bridas o las cuerdas de la planta al borde de la maceta para que los tallos crezcan como deben.

Main-lining

Si se realiza correctamente, las plantas de marihuana deberían comenzar a recuperarse casi de inmediato. Y, con el conector central creado, ahora las raíces compartirán nutrientes y otros recursos esenciales entre los dos brotes del tercer nudo. Si quieres maximizar las cosechas, te recomendamos que crees al menos ocho colas.

Ahora que ya tienes conocimientos sobre el conector, es hora de aprender a realizar el main-lining.

Mainlining

  • Paso 1

Espera hasta que cada rama del conector haya desarrollado cuatro nuevos pares de hojas. Después, al igual que antes, corta la punta de ambas ramas hasta el tercer nudo.

  • Paso 2

Esta vez, sin embargo, no tienes que eliminar todo el crecimiento inferior al tercer nudo. Eliminarás solamente el segundo entrenudo, dejando intactos el primer y tercer entrenudo.

  • Paso 3

Repite el proceso en el otro lado, y como resultado deberás contar ocho brotes en total (dos pares de hojas en las dos ramas principales).

Mainlining

  • Paso 4

La uniformidad es la clave para mantener las plantas bajo control, así que asegúrate de ajustar las ataduras para mantener las dos ramas centrales fijas y la base de los tallos recién creados paralela al suelo.

El objetivo es que los brotes más nuevos crezcan hasta alcanzar la misma altura, así que revísalo dos veces por semana y ajústalo en consecuencia.

  • Paso 5

Una vez que las plantas están podadas y atadas, lo único que tendrás que hacer es cubrir sus necesidades con agua, fertilizantes y luz mientras esperas que crezcan. Cuando hayan alcanzado la altura que quieres (dependerá del armario, cultivo, etc.), ponlas en floración cambiando el ciclo de luz a 12/12.

  • Paso 6

Si has seguido todos los pasos anteriores, ¡lo has hecho bien! Has realizado el main-lining a tus plantas correctamente y, en pocas semanas, deberías tener ocho colas densas listas para cosechar y disfrutar de ellas. Durante la floración, puedes continuar con la poda y mantenimiento habitual de las plantas.

Consejos y sugerencias para aplicar main-lining a la marihuana

  • Corta las hojas de abanico justo antes de que empiece la floración: aunque sea un consejo más general, con el main-lining es igual de importante recortar el exceso de hojas de abanico, ya sea justo antes de que empiecen a florecer que durante las dos primeras semanas de la fase de floración. Hacerlo te garantiza que cada una de las colas recién creadas reciba la máxima exposición a la luz.
  • No empieces con el main-lining si las plantas no están sanas: el main-lining es increíblemente sencillo, pero no podemos dejar de insistir en lo importante que es que empieces con el topping y el entrenamiento de las plantas solo si están sanas.
  • Revisa las plantas dos veces por semana para que mantengan su forma: te sorprenderá lo rápido que crecen y se estiran las plantas durante la fase vegetativa. El main-lining se basa en un principio de simetría, por lo que tienes que revisar las plantas dos veces por semana y ajustar las ataduras en consecuencia.
  • Las semillas responden mejor al main-lining que los esquejes: las semillas de marihuana desarrollan nudos simétricos por naturaleza, y por ello es mucho más fácil conseguir una estructura uniforme. Si aplicas main-lining en esquejes, tendrás que usar tu propio criterio.
  • No ates las ramas demasiado fuerte: tienes que encontrar un equilibrio entre mantener la simetría del main-lining y permitir que las ramas se desarrollen de forma natural. Las cuerdas para plantas son más suaves y preferibles a las bridas, ya que las últimas pueden dañar las ramas y brotes jóvenes.
  • El main-lining va bien con el sistema hidropónico: sí, puedes aplicar main-lining a las plantas de marihuana cultivadas con hidroponía. Sin embargo, deberás tener cuidado con la forma de atarlas ya que la planta no estará anclada directamente en el suelo, pero por lo demás, ¡es igual de efectivo!
Mainlining

¿Es necesaria una red para aplicar main-lining a las plantas de marihuana?

A diferencia del método ScroG, el main-lining no necesita redes. Al podar las puntas de las ramas temprano y crear un conector, las ramas se volverán mucho más resistentes de lo habitual. Si alguna vez has mirado el tallo central de una planta de marihuana que no ha sido entrenada, habrás notado que es mucho más grueso que cualquier otra rama. Con el main-lining, obligas a la planta a duplicar ese grosor y dureza en varias ramas, no solo en una.

El objetivo de la red en ScroG es dar soporte a las ramas existentes y ayudar a que la distribución de la luz sea uniforme. Sin embargo, al aplicar entrenamiento a las plantas de marihuana para que desarrollen varias colas y para que las ramas sean más fuertes, consiguen sostenerse a sí mismas más fácilmente, sin la ayuda de una red.

El único momento en el que podrías necesitar dar soporte a las plantas en el proceso de main-lining es durante la floración. Debido a que las colas son más grandes, incluso a las ramas más resistentes les resulta difícil soportar el peso.

Main-lining Vs super cropping Vs LST

Es habitual que los cultivadores adopten múltiples técnicas cuando cultivan marihuana. Sin embargo, el main-lining es más bien un planteamiento "todo incluido". Lo que queremos decir con ello es que tendrás que podar y manipular la estructura de las ramas de las plantas, pero de tal manera que no tengas que aplicar otras técnicas de entrenamiento o topping.

Super cropping

El super cropping es una técnica para dar forma a las plantas que no han recibido main-lining y, aunque es una de las favoritas de muchos cultivadores, también requiere mucha dedicación. En comparación con el super cropping, el main-lining es simple, se puede hacer en pocos minutos y requiere muy poca intervención por parte del cultivador una vez que los conectores están hechos.

Main-lining

LST

El main-lining adopta los principios del LST, por lo que no se trata de elegir entre uno u otro. Si no cuentas con mucho espacio en tu armario de cultivo, quédate con el main-lining. Si cuentas con espacio para jugar, utiliza LST y comprueba cuáles son los resultados. El LST no implica un topping tan agresivo, por lo que es muy popular entre cultivadores principiantes o inseguros.

LST

¿Por qué deberías probar el main-lining?

El main-lining es una técnica simple, económica y que no requiere mucha dedicación para aumentar la cosecha. Cuando sopesas las ventajas y desventajas (en realidad no las tiene), cuesta encontrar un motivo para no aplicar main-lining a las plantas de marihuana.

Sin embargo, hay excepciones. A las autoflorecientes, por ejemplo, no se les debería hacer main-lining. Las variedades de marihuana autoflorecientes crecen más rápido que las demás, por lo que cualquier estrés causado por la poda apical afectará al tamaño de la cosecha. En general, el main-lining también es más adecuado para cepas de tamaño mediano o grande, ya que con las variedades más pequeñas te resultará difícil ver las ventajas.

En conjunto, el main-lining es una técnica de entrenamiento casi perfecta que, en la mayoría de los casos, ayudará a que tus plantas de marihuana alcancen su máximo potencial. Como mínimo, el espectáculo de contemplar ocho colas enormes es algo de lo que no te cansarás nunca.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.