Para cultivar plantas fuertes y sanas, es imprescindible dominar la fase del plantón. Lee esta entrada para obtener más información sobre cómo cultivar tu cannabis de semilla a plantón.

1. RECIPIENTE Y MEDIO DE CULTIVO

Antes de germinar las semillas de cannabis, debemos decidir qué recipiente y medio vamos a utilizar, suponiendo que la mayoría de cultivadores novatos prefieren la tierra por ser el método más sencillo. Tendremos que diferenciar entre semillas autoflorecientes y feminizadas/regulares.

A. TIESTOS PARA SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

Las variedades autoflorecientes dan mejores resultados si se planta la semilla directamente en el tiesto final. Durante las tres primeras semanas, habrá que vigilar de cerca los plantones. Los errores cometidos durante el período de vegetación tendrán unas consecuencias fatales en términos de bajos rendimientos. Dependiendo de la variedad y el método de cultivo, se pueden utilizar tiestos de entre 5 y 15 litros. El tamaño del tiesto influirá en el tamaño de las plantas, sus rendimientos y la frecuencia con la que se deben regar. Consejo: los "Air-pots" permiten que llegue más oxígeno a la raíz, y potencian la vitalidad y los rendimientos finales.

B. TIESTOS PARA SEMILLAS FEMINIZADAS

Las variedades feminizadas y regulares ofrecen la posibilidad de decidir cuándo termina el período de vegetación, y cuándo comienza el de floración. Por lo que el trasplante de los plantones "feminizados" no supone un problema mayor, al contrario de lo que ocurre con las variedades autoflorecientes. Si se pierden unos días mientras la planta se recupera del estrés causado por el trasplante, sólo hay que aumentar la duración del período de vegetación, para compensar esta pérdida. Para hacerte una mejor idea del tamaño de tiesto que necesitas, puedes consultar foros y reportajes sobre cultivo en internet.

C. MEDIOS DE CULTIVO

Los que mejor funcionan son los suelos orgánicos de alta calidad y "light" en lo que respecta a nutrientes.

plantón de marihuana

2. TÉCNICAS DE GERMINACIÓN

Normalmente se utilizan dos técnicas distintas para germinar semillas de cannabis

A. EL MÉTODO DEL PAPEL MOJADO

Envuelve las semillas en un trozo de papel absorbente mojado y mételas en un recipiente de plástico con tapa. Procura que el papel esté húmedo, no calado, que haya un nivel de humedad alto dentro del recipiente, y que esté a una temperatura de entre 20 y 25 °C. Comprueba el nivel de humedad con regularidad. No cierres del todo la tapa, deja que entre un poco de aire. Y coloca el recipiente en un lugar oscuro.

B. CÓMO GERMINAR SEMILLAS EN AGUA

Pon las semillas en un vaso de agua y espera 24-48 horas hasta que se abran. Espera hasta que puedas ver unos pocos milímetros de raíz, y asegúrate de que el agua esté a una temperatura de 20-25 °C. Coloca el vaso en un lugar oscuro.

germinar marihuana

3. ENTORNO: LUZ, HUMEDAD Y RIEGO

Una vez germinadas las semillas, hay que plantarlas en tiestos. Colócalas a unos 3-5 milímetros por debajo de la superficie de la tierra, si es posible con la raíz hacia abajo. Con esto evitarás perder el tiempo, y que la planta no tenga que ingeniárselas para saber cómo funciona la gravedad.

A. LUZ

Durante los primeros 10-14 días, no hace falta usar lámparas HPS o LED. Las luces CFL con espectro azul (luz diurna/blanco frío) dan muy buenos resultados. Monta tu propio sistema de iluminación con tubos fluorescentes T5/T8 o compra luces CFL de 23-30W con casquillo estándar europeo E27. Compara distintas lámparas y escoge las que tengan mayor salida de lúmenes.

B. HUMEDAD

Procura que el nivel de humedad sea de aproximadamente un 70%. Si empiezas en un recipiente pequeño, puedes usar un propagador, pero las variedades autoflorecientes que ya estén en su maceta final, hay que vigilarlas y con el tiempo aumentar la humedad del cuarto de cultivo.

C. RIEGO

El riego muy importante para los plantones, y el cannabis en general. ¡No caigas en la tentación de regar en exceso tus plantas debido al afecto que sientes por ellas! Si recibe agua de forma constante, el sistema de raíces no tendrá ningún motivo para crecer. Tendrás que encontrar el equilibrio adecuado entre húmedo y seco. Esto se consigue con el tiempo, y si prestas atención al riego, tus plantones prosperarán mejor. Recuerda, ¡a veces menos es más!

el plantón de la marihuana

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar