Al cultivar marihuana, hay muchas técnicas para mejorar la calidad y el tamaño de la cosecha. Una de estas es la defoliación, que consiste en eliminar el exceso de hojas de las plantas para mejorar la ventilación y la penetración de la luz.

Pese a ser un método controvertido, creemos firmemente en su capacidad para mejorar y aumentar la cosecha de cannabis.

¿QUÉ ES LA DEFOLIACIÓN DEL CANNABIS?

La defoliación es una técnica bastante simple, pero aun así implica ciertos riesgos. Concretamente, es muy fácil pasarse y quitar demasiadas hojas, atrofiar el crecimiento de la planta y eliminar nudos que podrían haber producido un gran cogollo.

Muchos cultivadores cuestionan la defoliación. Al fin y al cabo, ¿por qué va a desperdiciar una planta energía en desarrollar un follaje innecesario? En la naturaleza, las plantas de marihuana usan las hojas para almacenar nutrientes para los momentos de estrés, como las sequías, la escasez de nutrientes y las infestaciones de plagas.

Pero, en los cultivos de interior, parte de este exceso de follaje se vuelve innecesario, ya que, a diferencia de lo que ocurre al aire libre, las plantas de interior crecen en un ambiente cuidadosamente controlado, que idealmente debería tener unos niveles perfectos de temperatura y humedad y un bajo riesgo de plagas. En este entorno, el follaje abundante puede llegar a ser un problema.

Y aquí es donde entra la defoliación: al eliminar algunas hojas, no solo liberas parte de la energía de la planta (al reducir la cantidad de follaje que necesita para mantenerse viva), sino que ayudas a la planta a aprovechar mejor la fuente de luz limitada. Por último, la defoliación también mejora la ventilación alrededor de las plantas, lo que a su vez ayuda a reducir los problemas de temperatura/humedad y el riesgo de plagas/moho.

Nota: algunos cultivadores confunden la defoliación con el lollipopping. Aunque el lollipopping implica quitar hojas, este método se centra en quitar las hojas de la base de las ramas, incluyendo los nudos (y a veces la eliminación de ramas enteras), dejando la parte inferior de las ramas peladas, como si fueran un palo de piruleta. En cambio, la defoliación implica la eliminación estratégica de hojas de diferentes zonas de la planta, y no implica la eliminación de ramas o cogollos.

VENTAJAS DE DEFOLIAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA

Para comprender mejor las ventajas de la defoliación, primero es conveniente entender que las plantas de marihuana disponen de una cantidad limitada de energía para crecer. Esto depende de varios factores: principalmente la cantidad de tierra disponible, el contenido de nutrientes de la tierra, los niveles de humedad y temperatura, y la cantidad de luz.

En el cuarto de cultivo, puedes proporcionar los nutrientes adecuados para tus plantas en el momento adecuado, y puedes controlar la temperatura y la humedad. Sin embargo, en los cultivos de interior, las plantas disponen de menos luz, tierra y espacio disponible de lo que tendrían al aire libre. Al eliminar cuidadosamente las hojas que no favorecen el desarrollo de los cogollos, ayudarás a tu planta a aprovechar mejor la cantidad limitada de energía que puede producir con sus recursos limitados.

Al eliminar algunas hojas, también mejorará la circulación de aire a través de las plantas y el cuarto de cultivo. Esto, en sí mismo, tiene muchas ventajas; no solo ayudará a mantener una temperatura y humedad constante en la sala de cultivo, sino que además reducirá el riesgo de infestaciones de moho y plagas (que surgen en condiciones cálidas y húmedas).

Beneficios de la defoliación
Ayuda a tu planta a optimizar la energía que puede producir
Facilita la circulación de aire
Reduce el riesgo de moho y plagas

ESCOGER LAS PLANTAS DE CANNABIS ADECUADAS PARA LA DEFOLIACIÓN

Quitar hojas sanas causa estrés a las plantas. Por tanto, solo debes defoliar plantas que estén 100% sanas. Las señales que indican que tus plantas están felices y saludables son: tallos fuertes y erguidos, hojas verdes, un desarrollo rápido y un sustrato que drene bien y se seque rápidamente.

No defolies ninguna planta que parezca frágil o muestre síntomas de deficiencias nutricionales, exceso o falta de agua, quemaduras de nutrientes o de luz, daños causados por el viento o plagas/enfermedades. Defoliar estas plantas solo les provocaría mayor estrés, y podrían tener dificultades para recuperarse.

También recomendamos defoliar únicamente las plantas de interior. Como hemos mencionado, las plantas de cannabis almacenan energía en las hojas para cuando se exponen a situaciones de estrés. Dado que las plantas de exterior están expuestas más constantemente a plagas o estrés ambiental (sequías, tormentas, vientos fuertes o fluctuaciones de temperatura/humedad), no recomendamos defoliarlas.

Además, a diferencia de las luces de cultivo interior, el sol va cambiando su posición a lo largo del día y es capaz de penetrar incluso en plantas extremadamente frondosas, lo que significa que las plantas de exterior reciben mucha más exposición a la luz (y es una luz de mejor calidad). Por tanto, no se benefician de la defoliación del mismo modo que las plantas de interior.

Candidatas a la defoliación
Tallos fuertes y verticales
Hojas verdes
Crecimiento rápido
Tierra rápida en secarse y con buen drenaje

CÓMO DEFOLIAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA

La clave para defoliar correctamente las plantas de cannabis es, obviamente, saber qué hojas eliminar. Pero también es fundamental saber cuándo hacerlo. Idealmente, recomendamos defoliar tus plantas dos veces: una vez durante la fase vegetativa y otra durante la floración.

Si tienes poca experiencia de cultivo, defolia tus plantas solo una vez durante la fase vegetativa. Y si tienes más experiencia, quizás te interese defoliar varias veces (siempre y cuando tu programa de cultivo permita suficiente tiempo de recuperación para las plantas tras cada defoliación).

FASE VEGETATIVA

En la fase vegetativa, recomendamos defoliar las plantas justo antes de inducir la floración:

  1. Para empezar, quita las hojas de abanico grandes (del tamaño de una mano). Estas suelen sombrear casi todo lo que está debajo de ellas, dificultando que la luz penetre adecuadamente en la planta.
  2. A continuación, elimina cualquier hoja que crezca hacia el interior de la planta. Estas hojas también suelen dar sombra a los puntos de formación de cogollos.
  3. Finalmente, quita cualquier hoja vieja y amarillenta.

Si es tu primera vez, te recomendamos defoliar únicamente la mitad inferior de la planta. Si tienes dudas sobre quitar alguna hoja en concreto, no te la juegues y deja la hoja en la planta. Nunca quites más del 10-15% del follaje de una sola planta.

Si tienes más experiencia de cultivo, te recomendamos defoliar desde la parte inferior de la planta hasta el tercer o cuarto nudo de la parte superior de la canopia. Las plantas sanas pueden tolerar que se elimine entre un 20-25% de sus hojas (siempre que no se elimine ninguna parte vital para el desarrollo de la planta).

Para mejorar aún más los resultados, puedes combinar la defoliación con la poda y el lollipopping, ayudando a tus plantas a aprovechar al máximo su energía limitada. Y, por último, cuando termines de defoliar tus plantas, deja que se recuperen durante 2-3 días antes de cambiar el ciclo de luz a 12/12.

Defoliación de la planta de cannabis en la fase vegetativa

FASE DE FLORACIÓN

Para obtener los mejores resultados, recomendamos defoliar las plantas una segunda vez: aproximadamente 3 semanas después de iniciar la floración. Sigue los mismos pasos mencionados anteriormente, pero ten más cuidado con las hojas que eliminas. Si eres un principiante, procede con cautela y quita solamente las hojas de abanico grandes. Y recuerda que debes manipular las plantas con sumo cuidado, para no alterar el desarrollo de los cogollos incipientes.

Tras esta ligera defoliación, riega y fertiliza tu cultivo siguiendo tu programa habitual, dejando que las plantas vayan desarrollando sus flores.

Defoliación de plantas de cannabis en la fase de floración

SABER QUÉ HOJAS (Y CUÁNTAS) ELIMINAR

La defoliación es como un arte, en el sentido de que no existen unas pautas definidas sobre cómo hacerlo. Pero, con el tiempo, automáticamente sabrás qué hojas quitar de tus plantas y cuánta defoliación pueden tolerar.

Si nunca antes has defoliado, te recomendamos ir sobre seguro y quitar únicamente el follaje que obviamente impide la producción de cogollos. Concretamente, céntrate en las hojas de abanico grandes y en las hojas interiores que cubren las zonas de formación de cogollos.

CONSEJOS BREVES PARA UNA BUENA DEFOLIACIÓN

  • La clave para obtener grandes cosechas en interior es tener unas plantas bajas, con una canopia plana y ancha. Las plantas necesitan una buena canopia para impulsar su crecimiento.
  • Empieza por la parte de abajo. La mayor parte del follaje de la base de las plantas puede eliminarse de forma segura.
  • Empieza despacio. Al defoliar, a veces es fácil coger el ritmo y, antes de que te des cuenta, ya has quitado la mitad de las hojas de tu planta. Mantén la concentración y ve poco a poco, para no pasarte. Si eres principiante, procura no quitar más del 10-15% del follaje a la vez.
  • Usa tijeras afiladas. Nuestras tijeras de podar curvadas son ideales para hacer cortes muy precisos al defoliar las plantas o al manicurar los cogollos tras la cosecha. No olvides mantener siempre tus tijeras limpias para minimizar el riesgo de enfermedades e infecciones.
  • Cada cepa puede soportar diferentes grados de defoliación. Por ejemplo, las índicas frondosas suelen tolerar especialmente bien la defoliación, mientras que las sativas naturalmente producen menos hojas y, por tanto, toleran menos defoliación.

DEFOLIACIÓN FRENTE A PODA: EN QUÉ SE DIFERENCIAN

La poda es una técnica de alto estrés, y muchos cultivadores la confunden con la defoliación. Pero la poda es mucho más agresiva e implica eliminar ramas y nudos enteros, además de las hojas. Aunque este método pueda parecer ilógico, realmente la poda es muy efectiva, ya que ayuda a la planta a concentrar su energía exclusivamente en los nudos que reciben la mejor luz. Idealmente, tras la poda, la planta producirá las flores más grandes, densas y potentes posibles.

Por otro lado, la defoliación solo implica eliminar algunas hojas. Dicho esto, muchos cultivadores combinan la defoliación con la poda para optimizar la producción, o la aplican junto con el lollipopping, que hemos comentado anteriormente.

Defoliatción vs Poda Cannabis: las diferencias

PRUEBA LA DEFOLIACIÓN DEL CANNABIS

Para maximizar realmente el potencial de tus plantas, deberías combinar la defoliación con otras técnicas de entrenamiento como el LST, main-lining, lollipopping, poda apical y super cropping. A medida que vayas cogiendo experiencia, aprenderás a perfeccionar estas técnicas para producir cosechas más grandes, sabrosas y potentes. Hagas lo que hagas, ¡esperamos que disfrutes del proceso!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.