Obviamente, todo cultivador quiere aumentar su producción. Cultivar marihuana es una tarea que exige dedicación y cariño, así que los cultivadores quieren obtener lo máximo de ella. Existen diversos aspectos obvios para aprovechar al máximo tu cultivo. Entre ellos está una iluminación adecuada. Los nutrientes son una parte esencial, por supuesto. El riego es fundamental para cultivar plantas saludables y sin estrés, así como el control de la temperatura.

Básicamente, crear un entorno lo más libre de estrés posible es el objetivo principal para cualquier cultivador. Una planta de marihuana saludable es una planta feliz. Una planta de marihuana feliz produce una mayor cantidad de cogollos. Y a su vez, eso hace muy felices a los cultivadores.

Existe otra manera de aumentar la producción de tu cultivo. Es una forma de "estrés", pero produce resultados positivos. Sin embargo, no es un método que deberías probar si eres nuevo en el cultivo de marihuana. Solo cultivadores experimentados deberían intentar este procedimiento. Si bien tiene ventajas importantes, el proceso puede representar algunos riesgos.

Proceso de desfoliación

UN MÉTODO CONTROVERTIDO

Lo primero que debemos mencionar es que la defoliación es un método controvertido para aumentar la producción. Algunos cultivadores experimentados lo defienden, mientras otros no lo recomiendan.

Básicamente, la defoliación implica quitar hojas pequeñas de los nudos inferiores de la planta a medida que crecen. Esto se debe hacer de manera gradual y con sumo cuidado. Quitarle demasiadas hojas a una planta joven en una etapa muy temprana es estresante, pero la idea es concentrar la atención de la planta en la parte superior o en las flores ubicadas en puntos estratégicos. Cuanto más expuestos a la luz estén los cogollos, más denso será su desarrollo, aumentando tu cosecha, en ocasiones de forma significativa.

Curiosamente, la marihuana no es la única especie en el que esta técnica funciona bien. También se utiliza con éxito en otros tipos de cultivos agrícolas. De hecho, la alubia carilla puede aumentar la producción hasta un 50% cuando la defoliación se realiza correctamente.

El cultivador de marihuana que logre utilizar esta técnica con éxito será sin duda un cultivador feliz.

Desfoliación Grandes cogollos

CÓMO DEFOLIAR DE FORMA EFICAZ

La idea es engañar a la planta. No quieres que se estrese. Quieres que se sienta mimada y cuidada. Así, la planta estará lista para crecer. Esta es una buena manera de aprovechar todo su potencial de ramificación.

El primer paso es quitar las hojas mustias. Luego se necesitará un poco de destreza. La idea es quitar las hojas que impiden el crecimiento del cogollo. Esto también significa quitar hojas superiores si producen demasiada sombra. Sin embargo, la mayor parte de la defoliación se practicará en las ramas inferiores de la planta. Especialmente en el cultivo de interior, los cogollos de la parte superior de la copa de la planta reciben una iluminación óptima.

Este proceso de poda no solo ayudará a darle forma a la planta en crecimiento, sino que también estimulará el crecimiento de cogollos densos y gruesos en los lugares adecuados.

Existen muchas técnicas diferentes para darle forma a las plantas según las limitaciones del espacio de cultivo. Aquí es donde la experiencia es más necesaria. Cultivar tus plantas en un terreno con pendiente orientada al sur es una de las formas de contribuir a este proceso. La poda que debes realizar está parcialmente determinada por el entorno de crecimiento. Los cultivos de exterior se defolian de manera diferente, por supuesto, ya que la única fuente de luz es el sol.

Para la mayoría de los cultivadores de interior, esto significa eliminar "distracciones" en partes inferiores de la planta. Esto permite que la planta no desperdicie recursos en un nudo que solo producirá cogollos mediocres. Hablamos de cogollos pequeños y con muy poca densidad. Aunque proporcionan los mismos efectos que cualquier otro, no son los más deseables como producto final.

Défoliation Origines inférieures Branches Feuilles

LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO

Insistimos, la defoliación no es aconsejable para principiantes. Es mucho más importante perfeccionar antes otros aspectos de las técnicas de cultivo. Asegúrate de tener un buen entorno de cultivo. El riego y los fertilizantes son fundamentales. Y por supuesto, la colocación de los focos y los ciclos de luz son aspectos clave para garantizar el éxito de tu cultivo.

Cuando domines estas técnicas, concéntrate en esculpir y podar tu plantación. A medida que mejoran su práctica en el cultivo de marihuana, muchos comienzan a experimentar con un método que habitualmente se conoce como "lollipopping".

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar