By Luke Sumpter


Probablemente laves cualquier fruta o verdura antes de consumirla. Enjuagas las verduras que compras en las tiendas, o lavas los productos de tu huerto para eliminar los restos de tierra y cualquier bicho que haya en la verdura. ¿Y por qué no damos ese mismo tratamiento a los cogollos de marihuana?

Podría parecer realmente extraño sumergir tus cogollos en agua antes de secarlos; pero, cuanto más lo piensas, más sentido tiene. Durante la fase de floración, se pueden depositar todo tipo de residuos en los cogollos, desde polvo hasta diminutos huevos de insectos. Si no te gusta la idea de fumar o ingerir estos contaminantes, sigue leyendo.

¿Qué es el lavado de cogollos?

El lavado de cogollos es exactamente como suena; consiste en sumergir las flores de cannabis en agua tras la cosecha para limpiarlas. ¿Nunca has oído hablar de esto? No te preocupes, poca gente lo ha hecho. A pesar de ser una técnica poco conocida, parece que el lavado de cogollos empieza a extenderse, especialmente en los cultivos comerciales. ¿Por qué? Porque los cogollos pegajosos son un imán para el polvo, la suciedad, los microbios y un montón de organismos y sustancias que los consumidores no quieren fumar, vapear o ingerir.

Tanto los cogollos cultivados en interior como en exterior están expuestos a contaminantes. En interior lo más probable es que acumulen polvo, mientras que los cogollos de exterior son un refugio para los ácaros y los huevos de insectos. Simplemente sumergiendo los cogollos antes de procesarlos, te asegurarás de consumir una hierba limpia.

¿Es contraproducente lavar los cogollos?

Pero ¿no están los cogollos cubiertos de preciados cannabinoides y terpenos? ¿Acaso sumergirlos en agua no hará que se desprendan los tricomas, y se pierda potencia y sabor? Aunque es lógico preguntarse esto, lavar la marihuana no afectará a su sabor ni efectos. Los cannabinoides como el THC y el CBD son liposolubles e hidrofóbicos, lo que significa que no los perderás al lavar tus cogollos en agua.

Además, los terpenos afrutados y florales están atrapados en la resina pegajosa. Siempre y cuando realices el proceso con cuidado y delicadeza, podrás preservar estas importantes moléculas.

¿Y qué hay del secado? Obviamente, los cogollos tardarán más en secarse tras sumergirlos en agua. Pero este mayor tiempo de secado queda compensado con creces al obtener una hierba libre de polvo, suciedad y otros contaminantes.

Pros y contras del lavado de cogollos

El lavado de cogollos suena genial, pero ¿tiene algún inconveniente? A continuación, descubre las ventajas y desventajas de esta técnica.

  • Ventajas

Elimina los ácaros y huevos
Las flores de cannabis tienen muchos recovecos, y su capa de resina hace que las cosas se peguen fácilmente a ellas. El lavado de cogollos ayuda a eliminar los organismos de la superficie, incluidos los ácaros y los huevos de insectos.
Limpia el polvo y la tierra
Aunque no sean seres vivos, el polvo y la tierra no son agradables para fumar o ingerir. Lavar los cogollos eliminará las pequeñas partículas que no son visibles a simple vista.
Mejora el sabor
¿Crees que tu marihuana sabe bien? Pues espérate a eliminar todos los contaminantes invisibles. Lavar la marihuana permite apreciar el verdadero perfil de terpenos de una variedad, sin que se distorsione su sabor.
Elimina los pesticidas y los residuos químicos
Al cultivar marihuana en casa, siempre recomendamos seguir métodos ecológicos. Pero, cuando compras cogollos, nunca sabes qué métodos han usado para cultivarlos. El lavado de cogollos ayudará a eliminar cualquier residuo químico nocivo.
  • Contras

Prolonga el periodo de secado
Sumergir los cogollos significa que tardarán más en secarse. Tendrás que tener paciencia y dejarlos el tiempo suficiente para que salga toda la humedad.
No elimina las infecciones por hongos
Aunque este método es eficaz para eliminar los residuos, el lavado de cogollos no elimina los hongos patógenos que entran físicamente en las células de la planta. Nunca fumes marihuana que tenga síntomas de una infección, como el mildiu polvoroso.
Favorece el exceso de humedad
Al sumergir los cogollos se cubren de humedad, lo que facilita la aparición de moho si no se secan correctamente.

¿Qué soluciones utilizar para lavar los cogollos?

Mientras que algunos cultivadores simplemente utilizan agua para lavar su marihuana, otros utilizan fórmulas específicas para asegurarse de limpiarla a fondo. Echa un vistazo a algunas de las opciones más populares a continuación.

  • Limón y bicarbonato sódico

El limón y el bicarbonato sódico podrían parecer una combinación extraña, pero la gente los usa para diversos fines. La acidez de los limones y la alcalinidad del bicarbonato sódico hacen que este dúo sea un producto de limpieza natural de gran utilidad para fregar superficies. Si añades esta combinación al lavar los cogollos, te ayudará a limpiar aún más tu hierba sin necesidad de utilizar productos químicos sintéticos.

  • Agua oxigenada diluida

El agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) suele utilizarse en los productos de limpieza del hogar, pero muchos cultivadores la utilizan para limpiar sus cogollos tras la cosecha. El agua oxigenada tiene propiedades antimicrobianas y, en pequeñas concentraciones, puede ayudar a eliminar microbios persistentes como las bacterias.

  • Agua de ósmosis inversa

Para lavar tus cogollos, es lógico utilizar el agua más limpia posible. Sumergir tu marihuana en agua de grifo ayudará a eliminar los residuos, pero también la expone a sustancias químicas como el cloro y el fluoruro. La filtración por ósmosis inversa hace pasar el agua a través de una membrana semipermeable, eliminando las moléculas no deseadas. Recomendamos enormemente usar agua de ósmosis inversa para lavar los cogollos, siempre que sea posible.

Cómo lavar los cogollos

Ya conoces las ventajas e inconvenientes del lavado de cogollos, así como algunos de los productos que suelen usarse para ello. Ahora es el momento de aprender el proceso, paso a paso. A continuación, encontrarás una guía sobre cómo limpiar tus cogollos para experimentar sus verdaderos sabores.

Material

  • 3 cubos limpios de 19 litros
  • 45 litros de agua a temperatura ambiente (a ser posible de ósmosis inversa)
  • ¼ de taza de zumo de limón
  • ¼ de taza de bicarbonato sódico

Paso 1: Prepara la "cadena de limpieza"

Coloca los cubos en línea, para formar una cadena de limpieza. El cubo 1 contendrá la solución limpiadora, el cubo 2 será la primer paso de enjuague y el cubo 3 servirá como segundo enjuague.

Cómo lavar los cogollos

Paso 2: Llena los cubos

Llena cada cubo con 15 litros de agua de ósmosis inversa. Esta cantidad ofrece una profundidad suficiente para sumergir y lavar ramas enteras, sin riesgo de salpicar agua por todas partes. Una vez que el cubo 1 esté lleno de agua, añade ¼ de taza de zumo de limón y ¼ de taza de bicarbonato sódico, y remueve bien.

Cómo lavar los cogollos

Paso 3: Sumersión inicial

Coge una rama con cogollos y sumérgela con cuidado en el cubo 1. Mueve y agita suavemente la rama dentro del cubo durante unos 30 segundos.

Cómo lavar los cogollos

Paso 4: Primer aclarado

A continuación, pasa la rama al cubo 2. Sumérgela en el agua y muévela del mismo modo durante otros 30 segundos. Este cubo ayudará a enjuagar cualquier residuo que quede en los cogollos, así como los restos de la solución inicial.

Cómo lavar los cogollos

Paso 5: Segundo aclarado

Dado que el cubo 2 acumulará los restos de suciedad y de la mezcla inicial, el cubo 3 sirve como enjuague final para eliminar cualquier residuo y contaminante. Sumerge la rama y muévela suavemente durante los últimos 30 segundos. A continuación, retira cada cogollo de la rama y ponlos en una malla de secado, o cuelga las ramas enteras de una cuerda para que se sequen.

Cómo lavar los cogollos

Paso 6: El secado

A continuación, seca tu marihuana como harías normalmente. Seca los cogollos en una habitación oscura con buena ventilación y una humedad relativa del 45-55%. Al cabo de unos 12 días aproximadamente, podrás empezar el proceso de curado para mejorar aun más el sabor de tus cogollos.

Cómo lavar los cogollos

Lavado de cogollos Vs curado con agua

¿En qué se diferencia el lavado de cogollos del curado con agua? Ambos métodos utilizan agua, pero cumplen funciones diferentes. Mientras que el lavado de cogollos se usa específicamente para limpiar la hierba, el curado al agua simplemente ayuda a mejorar el sabor. Curar la hierba en agua ayuda a acelerar el proceso de curado, eliminando los irritantes solubles en agua que afectan al sabor general. Pero, desde luego, puedes combinar ambos métodos; lavar los cogollos primero evitará que se bañen en su propia mugre durante el proceso de curado con agua.

El lavado de cogollos: un proceso inusual que está ganando popularidad

De entrada, el lavado de cogollos puede parecer un proceso extraño, e incluso perjudicial. Pero pronto te das cuenta de este concepto tiene mucho sentido. Lavamos las frutas y verduras antes de comerlas, así que ¿por qué no íbamos a lavar los cogollos que fumamos o ingerimos? Aunque es cierto que lavar la marihuana implica prolongar ligeramente el periodo de secado, esto se compensa al obtener una hierba más limpia y con mejor sabor. ¿No nos crees? Solo tienes que echar un vistazo al fondo de los cubos tras acabar el proceso de lavado.