LOS 3 TIPOS DE LÁMPARAS DE CULTIVO MODERNAS MÁS HABITUALES

En la actualidad, el cultivo de cannabis en interior implica el uso de al menos una de estas tres fuentes de luz artificial: HID, CFL o LED. A menudo, los cultivadores utilizan una combinación de lámparas de cultivo. Obviamente, existen otras tecnologías de iluminación más anticuadas, pero se podría decir que han quedado obsoletas. Este artículo se centrará en el tipo de iluminación utilizada más habitualmente por el cultivador de marihuana del siglo XXI. Nos basaremos fundamentalmente en consejos prácticos para vuestros cultivos, sin recurrir demasiado a datos "pseudo-científicos".

Las lámparas de descarga de alta intensidad, o HID, han sido las bombillas de cultivo de referencia para todo tipo de cultivador de interior, desde principiantes hasta profesionales, como mínimo desde principios de los 90. Con el paso de los años, estas lámparas han mejorado su eficiencia, los balastos ya son digitales, y los reflectores han mejorado y aumentado de tamaño. Los cultivadores que prefieren las HID, suelen estar convencidos de que los lúmenes son el único dato importante en lo que respecta a iluminación.

Sin duda, las lámparas de haluros metálicos de cerámica o CMH han llegado con fuerza y la bombilla CMH de 315W es impresionante, pero es una evolución bastante cara desde una bombilla de haluros metálicos convencionales o MH. Además, la CMH de 315W no ofrece un rendimiento tan elevado como las HPS de 600W y espectro dual, es decir, lámparas de sodio de alta presión especiales para agricultura. Por otra parte, la tecnología CFL resulta prometedora, pero siempre ha estado a la sombra de la fiable y probada HID.

Los diodos emisores de luz, o LED, son la última tecnología que aspira a desbancar a la HID en el cultivo de cannabis. La generación más reciente de sistemas LED es ahora capaz de producir marihuana de calidad comparable, y en algunos casos superior, a la típica instalación HID. La radiación PAR o fotosintéticamente activa es la variable que los defensores de los LED consideran más importante.

Es mejor no obsesionarse demasiado con las nuevas medidas de iluminación y los últimos espectros de luz modificados. No te compliques. Piensa en la luz en términos de vatios y facturas de electricidad. Luego pregúntate: ¿Cuál es el consumo de electricidad? ¿Cuánto calor y cuánta luz emitirá la lámpara?

Distancia De Luces En Cultivo Interior Cannabis

HID DE TODA LA VIDA

En términos sencillos para el fumeta de a pie, la tecnología HID ha recibido pequeños avances, pero los principios del cultivo de marihuana con este tipo de luz artificial siguen siendo los mismos. Haluros metálicos para el crecimiento vegetativo y sodio de alta presión para floración. Aunque las bombillas HPS de doble espectro son una alternativa popular, y probablemente incluso más apropiada para cepas autoflorecientes.

Las bombillas de 400 y 600W son las más indicadas para el cultivo de cannabis en interior. Las luces deberán colocarse al mismo nivel. La altura idónea será entre 30 y 50cm por encima de la copa de las plantas. Esto conllevará la instalación del reflector en el techo de la habitación o armario de cultivo mediante colgantes para lámparas o trinquetes de sujección.

Es preferible utilizar sistemas que se puedan ajustar fácilmente para reposicionarlos a medida que las plantas maduran y ganan altura. Sin embargo, para las plántulas y los esquejes, las MH de 600W podrían resultar excesivas, así que una distancia mínima de 60cm sería más apropiada.

No manipules los sistemas de iluminación a menos que tengas conocimientos de electrónica. El cultivo profesional y estandarizado consiste en lámparas fijas que no se balancean, con bombillas perfectamente horizontales y alojadas en un reflector limpio y abierto. Lo ideal es utilizar un reflector grande, del mayor tamaño que puedas meter en tu espacio de cultivo, con un alcance que cubra toda la superficie.

Las lámparas ligeras, con filtros de cristal y refrigeración, son caras. Por lo tanto, los tubos fríos son en realidad la única opción factible para cultivar en muebles, ya que tienen las peores propiedades reflectivas de cualquier reflector en el mercado. Añadir más luces y más ventiladores significaría facturas de electricidad más elevadas.

ILUMINACIÓN Y ESPACIO DE CULTIVO

En general, entre 400 y 600W por m² es una iluminación más que suficiente para un cultivo casero. Los cultivadores comerciales podrían aumentar la cifra hasta los 1.000W para obtener las máximas cosechas. Pero meter en el espacio de cultivo tantas lámparas como sea posible no garantiza una cosecha abundante. Más lámparas HID significa más luz, pero también mucho más calor. Estos aparatos alcanzan temperaturas muy elevadas. Las bombillas de 250W son solo para microcultivadores.

Configuración Led Cultivo de Cannabis en Cultivo Interior

La única ventaja que ofrece un foco de 250W es que la parte superior de las plantas puede acercarse a hasta 20cm de la bombilla. La emisión de calor es muy inferior a la de bombillas de 600W, pero la luz no penetrará tanto. Las ramas inferiores de las plantas más altas recibirán una iluminación muy limitada.

La incorporación de una HPS de 600W adicional, podría aumentar dramáticamente las temperaturas del entorno de cultivo. Invertir en evolucionar el cuarto de cultivo suele ser una solución más efectiva y económica. Podrías cubrir las paredes con Mylar, pasar de un balasto magnético a uno regulable o digital, o simplemente cambiarte a LED.

¿CUÁNTAS PLANTAS?

La respuesta depende de las preferencias del cultivador. Puedes meter 16 plantas de marihuana en macetas cuadradas de 11 litros en un espacio de cultivo de 1m² con SOG. En cambio, otro cultivador podría llenar el mismo espacio con una planta grande usando el método ScrOG. En cualquier caso, la cosecha sería comparable. Por lo tanto, todo depende del uso que hagas de la luz y el espacio de cultivo.

COMPLEMENTAR CON CFL

Las luces fluorescentes compactas o CFL son realmente efectivas en el espectro de blanco frío como alternativa a las bombillas MH. Una CFL de 250W puede ofrecer resultados similares a una MH de 400W. Esto se podría conseguir colgando la CFL a solo 10cm de la copa de las plantas. La tecnología CFL es más fría y se puede acercar mucho a las plantas sin quemar sus hojas. Además, las luces CFL apenas incrementarán la temperatura en el espacio de cultivo. Por eso las CFL son ideales para plántulas, esquejes y la fase de crecimiento vegetativo. En ocasiones, las luces CFL son la única alternativa para microcultivadores.

Por desgracia, las CFL no proporcionan cifras interesantes de lúmenes ni PAR. Es decir, podríamos afirmar que las luces CFL no son muy efectivas para la marihuana en floración. Durante esta etapa, las plantas de cannabis necesitan una iluminación mucho más intensa de lo que las CFL podrían aportar. Cuenta con cosechas escasas y cogollos sueltos usando luces CFL en la fase de floración.

Configuración Led Cultivo de Cannabis en Cultivo Interior

LED DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Los sistemas LED más recientes por fin se han puesto a la altura de los sitemas de iluminación HID tradicionales. En la actualidad, la situación es similar al momento en que las televisiones de pantalla plana llegaron al mercado a principios de siglo. Las ventajas y los inconvenientes eran obvios. Sin embargo, el factor limitante eran los precios prohibitivos de las marcas líderes.

Los kits LED de alto rendimiento y espectro completo, que consumen 350-400W y pueden superar el rendimiento de MH y HPS de 600W, no son baratos. Existen algunos modelos que pueden hacerlo todo. Los mejores sistemas no emiten calor y son increíblemente rentables a largo plazo. La separación con las plantas puede variar enormemente, así que asegúrate de comprobar las instrucciones del fabricante.

Se dice que la tecnología LED fue desarrollada mediante ingeniería inversa a partir del caso Roswell, un supuesto accidente de OVNI en 1947, así que realmente nadie entiende esta tecnología al 100%. Quizás estemos cultivando marihuana con los faros de una aeronave alienígena. Pero sin lugar a dudas, en cuanto el precio descienda, las luces LED sustituirán a cualquier otro tipo de luz artificial utilizada para el cultivo de cannabis. La tecnología LED del siglo XXI permite al cultivador aprovechar más luz con menos calor y un consumo inferior. Será una revolución.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar