En el mundo de la jardinería, el pH afecta y se ve afectado por todo. Sin duda, todo el proceso de cultivo de las plantas es un estudio en la danza física del equilibrio del pH.


La planta en sí misma tiene un pH identitario; en algunas es más ácido, mientras que en otras es más alcalino. El agua de las diferentes regiones tiene una identidad del pH que viene determinada por una gran variedad de factores medioambientales, y la tierra de distintas regiones también tiene su identidad.

Pero, ¿como puede el jardinero dominar esta danza de la polaridad ácida/alcalina para obtener una cosecha copiosa? El primer paso es entender los principios básicos del pH, las necesidades de la cosecha en particular y las herramientas de las que disponemos para proporcionar el mejor entorno para que la planta prospere.
El valor de PH perfecto para una planta de cannabis
Aunque la física del pH puede ser complicada, no tiene por qué serlo. Durante la preparación para el cultivo de plantas de cannabis, recordar que el cannabis es una hierba suculenta que históricamente se ha considerado una mala hierba en los ciclos horticulturales puede reconfortar al cultivador. Las plantas de cannabis quieren vivir y harán todo lo posible por conseguirlo.

La escala del pH va del 1 al 11, donde los números más bajos indican acidez y los números más altos alcalinidad. Las plantas de cannabis prefieren un pH entre 5,5 y 6,5. Cuando el pH aumenta su alcalinidad por encima del 7,5, las raíces no pueden consumir los iones disponibles de hierro, cobre, zinc, manganeso y boro de su alrededor y cuando el pH tiene una acidez inferior a 6 las raíces no pueden acceder al ácido fosfórico, calcio y magnesio porque pierden su solubilidad. Si el pH cae entre 5 y 3 con temperaturas superiores a 26 ºC, las enfermedades micóticas se convierten en una amenaza para la planta.

Cultivo en tierra y pH
Los cultivadores expertos saben que el éxito de su cosecha siempre empieza con el estado de su sustrato. Por naturaleza, los sustratos arenosos son ácidos y los sustratos arcillosos son alcalinos. El sustrato forestal normalmente cae en el medio, y recibe el nombre de marga.

Debería recordarse, sin embargo, que dado que el sustrato forestal se crea a partir del proceso de descomposición de las hojas, cortezas y otros restos orgánicos, la parte superior de este sustrato tiende a ser más ácida. Siempre es mejor realizar una simple prueba de pH para determinar la identificación del suelo, así como del agua.
la mezcla perfecta del suelo para una planta de cannabis
Los cultivadores de cannabis han elogiado los resultados de cultivar sus cosechas en un sustrato arenoso de marga ya que la arena fomenta un buen drenaje y permite que las raíces crezcan fácilmente, mientras que el sustrato margoso es rico en nutrientes y retiene el agua.

Las plantaciones con suelos arcillosos normalmente son ricas en nutrientes, pero deben ser modificadas para crear las condiciones que permitirán que las plantas accedan a los nutrientes, y estimulen las raíces para penetrar fácilmente la arcilla compactada. Los métodos orgánicos de modificar los suelos de arcilla alcalina pueden ser tan simples como mezclar hojas, pinochas del suelo, poso del café y el contenido de las bolsas de te en el sustrato, pero recuerda que estos métodos orgánicos deben hacerse con antelación. Sería óptimo empezar a utilizar esta estrategia de modificación del sustrato en invierno, antes de la plantación, para que estos remedios se descompongan, se conviertan en abono y se asienten en el suelo, realizando sus ajustes del pH. Podría realizarse un ajuste más rápido mezclando abono y arena en el suelo.

El suelo arenoso proporciona un excelente drenaje pero no tiene la capacidad de retener los nutrientes, por lo que los cultivadores deben alterar esta tierra con un abono de alta calidad para conseguir la marga arenosa tan codiciada.

Cultivo hidropónico y pH
Los sistemas hidropónicos se han diseñado para simplificar el proceso de cultivo de la cosecha. El cultivador comprueba el pH dos veces al día como mínimo para realizar los ajustes rápidamente, si fuera necesario. Un pH básico de 6,0 permitirá que las plantas fluctúen entre el 5,5 y el 6,5.

Lectura y alimentación de la planta
Los cultivadores de cosechas de interior y de exterior deberían recordar que el pH de su medio de cultivo cambia naturalmente a medida que las plantas consumen sus nutrientes. Este es el reto de la danza del pH.
las mejores plantas de marihuana
Los cultivadores experimentados han aprendido a leer sus plantas, y son capaces de descubrir sus necesidades a partir de indicadores como el color de las hojas, la postura de la planta y su patrón de crecimiento. Las hojas amarillentas suponen una falta de hierro, lo que indica que la alcalinidad y las condiciones de acidez crearán manchas de quemaduras en las hojas y una postura de decaimiento.

El objetivo principal es asegurarse que la planta dispone de los nutrientes necesarios. Los nutrientes quelados se han diseñado químicamente para que la planta pueda disponer de ellos, y ayudarán al cultivador durante los altibajos del pH.

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar