Resulta que estás decidido a cultivar una gran cantidad de cannabis. Tus semillas han brotado, y una pequeña planta de cannabis está creciendo con fuerza. Te has gastado una buena pasta en fertilizantes de calidad, y te has asegurado de regar y alimentar adecuadamente a tu preciosa plantita. Pero algo va mal; te das cuenta de que tu planta parece enferma. Las hojas se están decolorando y el crecimiento se ha estancado. Antes de que te des cuenta, tu planta se está marchitando, y te quedas perplejo por cómo pudo haber sucedido esto.

Entre los fallos fatales como el riego excesivo y la sobrefertilización, los desequilibrios de pH son uno de los problemas más frecuentes en los cultivos de cannabis. Para entender por qué el pH es tan importante, primero debemos entender el concepto en sí mismo.

Suelos Con CIC Normal y Alta
Disponibilidad Experimental De Nutrientes Cultivos En Agua

¿QUÉ ES EL PH?

El pH es una medida de la acidez o alcalinidad de algo. La escala de pH oscila entre 1 y 14, en la cual un pH de 7 es neutro (el pH del agua pura). Si el pH es inferior a 7, una sustancia se considera ácida (por ejemplo, el vinagre o el zumo de limón). Si el pH es superior a 7, la sustancia es alcalina, como es el caso de los jabones, la lejía o el amoníaco.

En términos más científicos, el nivel de pH tiene que ver con la concentración de iones de hidrógeno, por ejemplo, en el agua que le echas a tus plantas. La escala de pH es logarítmica de base 10, lo que significa que el agua con un pH 6 ya es 10 veces más ácida que el agua con un pH 7.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL PH EN EL CULTIVO DE CANNABIS?

Como ya sabrás, todas las plantas precisan nutrientes para un crecimiento sano. Necesitan macronutrientes (nitrógeno, fósforo y potasio), micronutrientes y minerales (como calcio, magnesio, hierro o cobre, entre muchos otros). Si las plantas no pueden acceder a estos nutrientes, se producirán deficiencias y otros graves problemas de salud.

El problema con las plantas de cannabis es que solo son capaces de absorber nutrientes dentro de un pequeño intervalo de pH, que oscila entre 6 y 7 cuando crecen en suelo. Si el pH es más bajo o más alto, la planta no puede absorber nutrientes, incluso aunque estén presentes, lo que estimula las carencias a través de un "bloqueo de nutrientes".

En los lugares donde el cannabis se desarrolla en estado silvestre, el suelo suele ser ligeramente ácido; por lo tanto, las plantas de cannabis cultivadas en casa también preferirán un entorno ligeramente ácido. Sin embargo, la forma en que se cultiva el cannabis también juega un papel en el nivel óptimo de pH para tus plantas. El cannabis cultivado hidropónicamente o sin suelo necesita un pH aún más bajo que el del suelo.

¿CUÁL ES EL MEJOR PH PARA CULTIVAR CANNABIS?

SUELO: pH 6,0-7,0

Si cultivas en suelo, el nivel óptimo de pH para la zona radicular está entre 6,0 y 7,0. Sin embargo, no hay un número fijo dentro de este rango que sea "mejor". Es más, puede ser bueno tener en cuenta algunas fluctuaciones naturales dentro de este margen para favorecer la absorción óptima de nutrientes. Así que a medida que lo vayas ajustando, intenta conseguir un valor ligeramente diferente cada vez. Por ejemplo, puedes ajustar el pH a 6,2 para un riego y a 6,6 para el siguiente. Mientras se mantenga dentro de 6,0-7,0 todo irá bien. El suelo también es más permisivo cuando se trata de desequilibrios de pH, pero solo hasta cierto punto.

Si cultivas de forma totalmente ecológica (sin aplicar fertilizantes líquidos), el pH es un problema menor. Si usas tierra acondicionada y compostada con materia orgánica, los microorganismos que contiene harán que los nutrientes estén más disponibles para las raíces. Sin embargo, la mayoría de cultivadores que utilizan mezclas estándar para macetas y fertilizantes líquidos tendrán que tener en cuenta el pH.

Medidor de PH Cultivando Cannabis

HIDROPONÍA Y SIN SUSTRATO: pH 5,5-6,5

Los cultivos hidropónicos y sin suelo son diferentes cuando se trata del pH. Si cultivas sin tierra, por ejemplo en coco, el nivel óptimo de pH en la zona de las raíces debería ser algo más bajo que en el suelo, entre 5,5 y 6,5. Lo mismo ocurre con todos los métodos hidropónicos.

Con estos métodos, es igual de importante que permitas que el nivel de pH fluctúe a lo largo del margen aceptable para favorecer la absorción de nutrientes. Por ejemplo, en hidro, el calcio y el magnesio se absorben en su mayoría a niveles de pH superiores a 6, mientras que otros nutrientes como el manganeso necesitan un pH ligeramente inferior.

Por otra parte, esto no debería ser un problema, ya que en un sistema hidropónico los niveles de pH cambiarán ligeramente de forma natural con cada fertilización. Solo tendrás que corregir si el nivel de pH se sale del rango óptimo de 5,5-6,5.

Cuando cultivas en coco, perlita o hidropónicamente, tú te encargas de administrar los nutrientes directamente a la zona de las raíces a través del agua, lo que significa que las grandes fluctuaciones de pH son un riesgo mayor que en el suelo. El medio inerte utilizado en el cultivo hidro y sin suelo solo retiene el agua y proporciona soporte a las raíces de sus plantas. Así que cuando administres fertilizantes, ten cuidado de no sobrecargar tus plantas.

CÓMO MEDIR EL PH

Manejar el nivel de pH significa analizar el agua o la solución de nutrientes y ajustarla en consecuencia. Esto puede sonar complicado, pero en realidad no lo es.

Para probar el pH, puedes usar un medidor de pH digital o un kit de medición de pH con gotas. En este caso, las opiniones difieren en cuanto a qué método es el "mejor". Algunos prefieren los medidores digitales de pH porque son precisos y fáciles de leer, mientras que a otros les gustan las gotas porque son súper simples y no requieren calibración. Pruébalos ambos y descubre cuál prefieres.

Mide el pH después de añadir cualquier fertilizante o corrector, ya que cambiará el valor de pH de tu agua. Después de mezclar la solución, usa el medidor de pH o gotas para probar el nivel de pH. Si cultivas hidropónicamente, analiza una muestra de tu depósito de agua unos minutos después de añadir tus nutrientes.

Cultivo Hidropónico y PH

CÓMO AJUSTAR EL PH

Si el pH está fuera del rango óptimo para su crecimiento, es crucial que lo corrijas. Esto se puede hacer con productos correctores de pH ("pH up" y "pH down"), que se pueden encontrar en cualquier grow shop. Si tu pH es demasiado alto, obviamente necesitarás añadir un poco de "pH down", y viceversa.

Dada la alcalinidad de la mayoría del agua del grifo, probablemente necesitarás bajar el pH en lugar de aumentarlo. Esto significa que podrías arreglártelas solo con un bote de pH down. Ten en cuenta que normalmente necesitarás cantidades muy pequeñas de estos productos reguladores del pH para obtener resultados. Añade la cantidad necesaria y luego prueba el agua con el medidor o las gotas. Cuando todo esté en orden, podrás administrársela a tus plantas.

Ten en cuenta también que los cambios de estación y otros factores afectan el pH del agua del grifo. Esto significa que no deberías suponer que tu solución fertilizante es estable en cada fertilización, sino que tendrás que revisarla de vez en cuando para asegurarte de que todo está en su sitio.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.