Product successfully added to your shopping cart.
Check out
 

Parte 1 - Introducción
¿Así que quieres cultivar en casa y no sabes por dónde empezar? ¡Pues, comienza a leer! Si es tu primera vez, has acertado el lugar con esta guía de cultivo, incluso aunque no estés familiarizado con muchas de las cosas que aquí explicamos (especialmente en lo que a terminología se refiere). Como en cualquier otra empresa que se inicia, primero debes tener una base teórica. Busca libros sobre cultivo interior, revistas y vídeos sobre cannabis y habla con otros productores en los diferentes foros que encontrarás en la red. Estos foros son el lugar ideal para perfeccionar tus conocimientos. Encontrarás cultivadores de todos los niveles que quieren compartir sus experiencias, desde los más novatos hasta productores comerciales. Lo hacen por placer y responderán tus preguntas rápidamente. Esta es la gran ventaja de un foro respecto a la lectura de un libro, que a menudo deja preguntas sin respuesta. Puedes preguntar directamente al foro y así acelerar el proceso de aprendizaje. Pero aún así, tienes que leer un libro básico sobre el proceso de cultivo en interiores. Obtendrás respuesta al 80% de las preguntas que tengas sobre este tipo de cultivo de cannabis. Debes leerlo con mucha atención, de principio a fin, tantas veces como sea necesario. Todo lo que no entiendas, lo puedes preguntar en un foro. También puedes consultar esta guía para obtener más información. Después de perderte unos cuantos meses por el foro, observando bonitas imágenes de buds, leyendo las experiencias de cultivo de los otros y obteniendo respuesta para el 20% de preguntas que aún te quedaban, ya tendrás toda la información teórica que necesitas. Pero como ya sabes, pasar de la teoría a la práctica no es tan fácil como parece.

Parte 2 - Sustrato
El siguiente paso es conseguir todo lo que necesitamos para el cultivo. Y, ¿qué necesitamos para cultivar cannabis? En primer lugar, no debería suponer un enorme problema conseguir macetas para poner tierra. Cuando hablo del sustrato, me refiero a una mezcla de tierra, y de esto, existen varios tipos. Los sacos de tierra barata que venden en muchos centros de jardinería te pueden servir, pero también pueden provocar muchos problemas a los novatos. La tierra tiene pocos nutrientes y no está lo bastante aireada. Un sustrato bien aireado es importantísimo para el buen desarrollo de las raíces de la planta de cannabis. Con un sustrato bien aireado, la planta crecerá más fuerte, más resistente y más sana. Puedes conseguir airear la tierra añadiendo unas pequeñas piedras ligeras y blancas que reciben el nombre de perlitas. Pero, ¿por qué complicarse tanto la vida si podemos hacerla más fácil?
cannabis mezcla de tierra
Gracias a muchos grow shops de todo el mundo, ya puedes comprar sustrato diseñado especialmente para el cultivo de cannabis. Estas mezclas de alta calidad tienen la cantidad suficiente de nutrientes para todo el ciclo de cultivo, una vez realizado el precrecimiento de dos semanas. Este sustrato está bastante aireado ya que suele tener muchas perlitas. Es un poco más caro, pero a la larga vale la pena, ya que el sustrato es muy importante. Al fin y al cabo, la planta clava sus raíces, ¿no? Entonces, ¿por qué tenemos que ahorrar en esto? ¡Si quieres ahorrar dinero, hazlo en otros aspectos pero no en el sustrato! Otro inconveniente de utilizar sustrato barato es que se seca y se endurece pronto. Si, realmente, no dispones de demasiado presupuesto para comprar sustrato de buena calidad, es mejor que compres un compuesto preparado. De todas las mezclas de sustrato barato que existen en el mercado, este es el de mejor calidad, pero también el más caro. Es importante que no compres el compuesto que utilizamos para las flores. Están preparados para cultivar determinadas flores y plantas y, normalmente, son más ácidos porque estas plantas así lo necesitan. Por el contrario, nuestras plantas de cannabis los detestan. Cabe decir que las plantas de cannabis crecen casi en cualquier lugar; de hecho, es una hierba. Pero intenta mimar la planta tanto como te sea posible y ella te recompensará con una gran cosecha. Así que, si puedes, acércate a tu tienda preferida y compra un sustrato de buena calidad; la ventaja más grande es que poco tendrás que hacer, ni tan siquiera añadir nutrientes porque ya lleva.

Parte 3 - Elección de las semillas
Ya tenemos las macetas llenas de tierra. Y ahora, ¿qué hacemos? Bien, evidentemente, cultivar marihuana sin plantas de cánnabis es un poco difícil. La mejor manera de hacerlo es a partir de unas cuantas semillas. Se venden en muchos países y no tendrás problema alguno para encargarlas. ¡Incluso este sitio web tiene una tienda en línea de semillas! Haz clic aquí para acceder a la tienda en línea.

Ahora que ya sabes donde puedes comprar las semillas, ya puedes pasar a la siguiente pregunta: ¿con qué variedad me quedo? Existen muchas y muchas opciones. Cada variedad tiene sus cualidades y sus dificultades de cultivo.

No hagas lo imposible en la elección porque la buena noticia es que casi nunca existe una mala opción. Pero si quieres las cosas un poco más fáciles, decántate por una variedad Indica. ¿Por qué una Indica? Existen dos tipos principales de plantas de cánnabis: Indica y Sativa. La Indica no crece demasiado y tiene un periodo de floración corto, con tallos gruesos y fuertes, y hojas grandes. La Sativa es justo lo contrario: plantas grandes con hojas estrechas y, especialmente durante el periodo de floración, mucho más grandes que la Indica.

También encontrarás híbridas de la dos variedades, que pueden ser principalmente Indica con un poco de Sativa, o casi Sativa con un poco de Indica. Ambas son buenas pero un novato tendrá más posibilidades de éxito con una Indica. Las Sativas son imprevisibles y durante la floración pueden triplicar su tamaño. En cambio, las variedades Indica, como máximo, duplicarán su tamaño durante la floración (aspecto importante a tener en cuenta si el espacio es limitado).
Indica Specifications
IceNorthern LightBlue MysticOg Kush

Por lo tanto, las Indicas son más fáciles de manipular, esconden sorpresas y son más resistentes al estrés (igual que el cultivador). En definitiva, recomiendo las Indicas para un cultivador con pocas plantas en el armario. De todas formas, no quiero dar la impresión de que las Sativas son difíciles de cultivar, pero si quieres tener más oportunidades de éxito la primera vez que cultives, es mejor que te decantes por una Indica. Observarás que hay mucha variedad para escoger.

Effects of Sativa Cannabis
Power Flower feminized cannabis seedsAmnesia Haze Feminized cannabisHaze Berry sativa cannabisRoyal Moby


Esto ya depende de tu opinión personal; en última instancia eres tu quien decide qué elegir. Bien, finalmente, después de muchos ajilimojes, ¿ya te has decidido? ¡Seguro que será una buena elección!

Parte 4 - Luz
Nuestras plantas no pueden crecer sin luz; por lo tanto, necesitamos una lámpara de crecimiento- floración, que podamos utilizar en las dos etapas de cultivo. La lámpara determinará la cosecha final: cuanta más luz, mayor peso. Por lo tanto, cuanta más luz, más hierba y una cosecha más grande. Incluso, puedes cultivar cannabis con una bombilla de uso común, pero es mejor que utilices las que se conocen con el nombre comercial de "bombillas TL" o fluorescentes.

Para conseguir una cosecha razonable de muy buena calidad, necesitas una lámpara de sodio de 400 a 600 vatios. Estas son de potencia media, ya que existen bombillas de 1.000 y de 2.000 vatios, pero también de 150 y de 250 vatios. La lámpara de 400 W - 600 W es perfecta para nosotros ya que utiliza relativamente poca energía por la cantidad de cannabis que produce. En realidad, existe una gran diferencia con las bombillas normales. Existen muchos tipos de lámparas diferentes, pero olvídate de todas los que no sean de sodio.

Para empezar, busca el diseño más barato y más simple. Las variedades refrigeradas por agua o por aire es mejor que las dejes para futuras cosechas. Una lámpara de 400 W puede producir 200 gramos de buds y una de 600 W puede llegar a producir hasta 300 gramos, la cosecha máxima que suele obtener un cultivador novato. Si consigues más, entonces serás afortunado. Si lo haces bien, normalmente, al cabo de unas cuantas cosechas, podrás llegar a conseguir 300 gramos con una luz de 400 W y 400 gramos con una luz de 600 W.
cultivo de marihuana bajo techo
Ambas bombillas iluminan perfectamente bien un metro cuadrado y proporcionan una cantidad de calor considerable. Debes tenerlo en cuenta. Y llega la hora de nuestra siguiente compra: un extractor con un filtro de carbón activado. El dióxido de carbono (CO2) que necesitan las plantas para crecer lo obtienen del aire de su entorno. Si la habitación donde crecen no tiene suficiente aire fresco, tarde o temprano, gastarán el que tienen. Si esto sucediera, el crecimiento se retrasaría y enfermarían. Para evitar que esto suceda, tenemos que asegurarnos de que el aire fresco entre en la habitación a través de un extractor de aire.

Este aparato aspirará el CO2 utilizado, lo expulsará fuera y permitirá que el CO2 fresco entre automáticamente en la habitación. En otras palabras, no necesitas una bomba que devuelva el aire fresco a la habitación. Si quieres, puedes ponerla, pero no es necesario. La ventaja añadida de tener un extractor de aire es que también permite eliminar el típico olor que desprenden las plantas de cannabis durante la floración y, para evitar llamar la atención, utilizaremos un filtro de carbón activado. Todos los extractores tienen un filtro de carbón que se adapta perfectamente.

Pero, ¿qué es un filtro de carbón? Es un tubo grande lleno de carbón. Este carbón activado tiene la capacidad de absorber y neutralizar los agentes químicos que provocan los malos olores. Evidentemente es obvio que un filtro de carbón no dura una eternidad. Una vez saturado, deja de filtrar los malos olores. Normalmente, sirve para unas cinco cosechas; es decir, debe sustituirse al cabo de un año aproximadamente. Un buen extractor, con filtros de carbón decentes, es algo que no te puede faltar si quieres cultivar cannabis.
cannabis grow tent
Si apenas empiezas ahora, será una de las grandes inversiones que tendrás que realizar ya que si intentas hacerlo sin filtro, verás que los problemas se te echan encima. Si sobrevives a los olores de la plantación, esto significa que la cosecha será pobre debido a los bajos niveles de CO2 en el aire. Para garantizar que el aire fresco se distribuye por toda la zona de cultivo, también necesitaremos uno o dos ventiladores más para proporcionar una buena circulación de aire.

Al mantener siempre el aire en circulación constante, el ventilador garantiza que la temperatura y la humedad del aire, así como el CO2, se repartan de manera uniforme por toda la zona. Sin un ventilador, es posible que una parte de la habitación esté a 25 grados y la otra a 20. Gracias al ventilador, el calor de las lámparas se reparte por toda la zona, creando una temperatura uniforme. Otro beneficio del ventilador es que las plantas desarrollarán unos tallos más gruesos y más fuertes, lo cual repercutirá en una mejor cosecha.

Parte 5 – Nutrición
Es un hecho que nuestras plantas no crecen por sí solas; por lo tanto, tenemos que alimentarlas. A mí me gustan los nutrientes orgánicos líquidos. Como ya he dicho antes, un buen sustrato tiene bastantes nutrientes para todo el proceso de cultivo. Normalmente, en las últimas semanas, es interesante darles una alimentación adicional, y lo haremos en forma de alimento líquido.Para el cultivo interior, sólo necesitamos alimento para la floración. Incluso el sustrato más barato tiene bastantes nutrientes para completar la etapa de crecimiento, siempre y cuando no alarguemos demasiado la etapa previa.

Todos los alimentos para las plantas son diferentes, pero todos se basan en el nitrógeno, el fósforo y el potasio. El nitrógeno y el potasio son los más necesarios durante el crecimiento, y la mezcla de fósforo y potasio es la más útil durante la floración. Por lo tanto, un buen alimento para la floración contiene mucho fósforo y potasio y poca cantidad de nitrógeno.De nuevo, elige alimentos especiales para cannabis ya que todos los alimentos para plantas son diferentes y, al principio, es mejor utilizar sólo un suplemento alimentario único.
mejores semillas de marihuana
Si, ya de buen principio, empiezas con alimentos para cannabis, las plantas estarán mejor alimentadas y las cosechas serán más buenas; en cambio, si empezamos con alimentos para plantas domésticas, tendremos que cambiar más adelante.Bien, ya hemos comentado los aspectos más importantes: un buen sustrato, la luz, las semillas, la ventilación y la circulación del aire. Esto es todo lo que necesitamos, o de lo que nos tenemos que preocupar, para cultivar cannabis. No es mucho, ni muy difícil. El único inconveniente es que la inversión inicial para el equipo es de unos 500 €.

No es caro, pero tampoco es barato. La lámpara, en particular, y el extractor son el gasto principal. ¿Aún estás decidido a cultivar tus propias plantas? Entonces, ¡adelante!

Buy Autoflowering Cannabis SeedsBuy Feminized Cannabis SeedsBuy Medical Cannabis Seeds