RESACA DEL BLACK FRIDAY - HASTA UN 60% DE DESCUENTO EN CEPAS SELECCIONADAS COMPRAR AHORA

Todos sabemos que la marihuana crece mejor en zonas con veranos cálidos y mucho sol. Pero, al ser una planta tan versátil y resistente, a lo mejor te preguntas si es posible cultivar hierba en climas fríos. Afortunadamente lo es, pero hay unos consejos y trucos clave que tienes que saber.

En este artículo, te mostramos todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de marihuana durante los fríos meses de invierno.


Empieza con buen pie: elige la genética perfecta

Cualquier cultivo de marihuana se rige por la genética. Además, si vas a cultivar en invierno o en climas fríos, lo mejor que puedes hacer para conseguir una buena cosecha es invertir en la genética adecuada desde el principio.

Lo ideal es que busques variedades con una genética vinculada a las zonas más frías del mundo. Las cepas de dominancia índica y las variedades autóctonas de las zonas de montaña de Asia, por ejemplo, suelen adaptarse mucho mejor al frío que las sativas.

Las variedades autoflorecientes son otra gran opción para cultivar en regiones frías. El Cannabis ruderalis, la variedad de marihuana que se cruza con índicas y sativas para dotar a la descendencia de sus propiedades autoflorecientes, es originaria de Europa Central/Oriental y Rusia, y es conocida por ser especialmente resistente. Además, el hecho de que las autoflorecientes tardan solamente 8 semanas desde la siembra hasta la cosecha, las hace ideales para obtener una cosecha extra a principios de primavera o finales de otoño.

Cómo afecta el frío a las plantas de marihuana

Existen 2 preocupaciones principales cuando se cultiva marihuana en climas fríos o en invierno. La primera es el impacto en el sistema de raíces de la planta.

La esencia de una planta de marihuana saludable está en un sistema radicular sano, y el clima frío puede afectar directamente a la salud de las raíces de una planta.

Cómo afecta el frío a las plantas de marihuana

Cuando la temperatura del suelo cae por debajo de 12°C, el metabolismo de una planta de marihuana comienza a ralentizarse considerablemente. Si esto sucede, la planta tendrá dificultades para absorber agua, nutrientes y oxígeno del suelo, y se detendrán muchos de los procesos enzimáticos necesarios para impulsar su crecimiento. Con el tiempo, es probable que se produzca un retraso en el crecimiento de la planta o incluso que empiece a marchitarse.

En algunas cepas, el clima frío también podría provocar hermafroditismo. Esto significa que la planta produce tanto sacos de polen como flores, dando lugar a la autopolinización y, a su vez, a una disminución drástica de la cosecha.

Cómo afecta el frío a las plantas de marihuana

El moho es la segunda gran preocupación al cultivar marihuana en climas fríos, especialmente si hay humedad en el ambiente.

La humedad de la lluvia, la nieve o las heladas se puede acumular y quedar atrapada en las hojas o flores de una planta, provocando problemas de moho que pueden ser extremadamente difíciles de eliminar. Esto, a su vez, puede hacer que las flores de las plantas se pudran mucho antes de que estén listas para la cosecha.

Cómo afecta el frío a las plantas de marihuana

¿Cuánto frío puede soportar la marihuana?

Esto nos lleva a otra pregunta: ¿cuánto frío pueden soportar las plantas de marihuana antes de que surjan problemas? Bueno, para responder a esta pregunta, primero tenemos que considerar la temperatura perfecta para las plantas de marihuana.

La mayoría de las plantas de marihuana prefiere una temperatura entre 20 y 25°C, dependiendo de la fase de su ciclo de vida en la que se encuentren. A las plantas en vegetativo, por ejemplo, les gusta el calor, ya que lo normal es que en ese momento se encuentren en el punto más caluroso del verano. Del mismo modo, las plantas en floración suelen preferir temperaturas ligeramente más frías, ya que lo normal es que se encuentren en esta fase a principios de otoño. Por otro lado, la temperatura ideal del suelo para un crecimiento de raíces sano y estable es de 15-20°C.

No obstante, el hecho de que te salgas un poco de estas temperaturas ideales no matará a tus plantas. Al fin y al cabo, cuando la marihuana crece de forma natural no siempre está expuesta a ese rango ideal. Pero si cultivas en interior y tienes la oportunidad de controlar al detalle todos los aspectos de tu cultivo, lo mejor es que te mantengas dentro de estas temperaturas para que tus plantas crezcan de la mejor manera posible.

Conseguir una cosecha extra al principio o final de la temporada de cultivo

Una de las razones por las que podrías estar pensando en cultivar marihuana durante los meses más fríos del año es para sacar una cosecha extra, ya sea antes o después de la temporada de cultivo. Si es el caso, te recomendamos plantar autoflorecientes y germinarlas en otoño o, preferiblemente, a finales del verano.

Dependiendo del tiempo de floración de la variedad que cultives en particular, tus plantas podrían estar listas para la cosecha a mitad de invierno (si germinas en otoño) o en pleno otoño (si germinas en verano).

Ten en cuenta que esta técnica solo funciona en zonas con inviernos suaves o primaveras cálidas. No intentes esta técnica si vives en una zona con inviernos duros y fríos, y temperaturas primaverales inestables. En este tipo de zonas, tendrás que cultivar en invernadero para proteger tus plantas de los elementos.

¿Qué efectos tiene el frío en las plantas de marihuana en floración?

Muchos cultivadores de interior optan por reducir la temperatura de su cuarto de cultivo durante la fase de floración. Esto ayuda a imitar la caída natural de temperatura a la que estarían expuestas si se cultivan al aire libre, y también puede ayudar a promover el desarrollo de los cogollos, ya que la planta se prepara para el invierno y se concentra en reproducirse. Muchos cultivadores también descubren que bajando la temperatura de su cuarto de cultivo de forma gradual, pueden ayudar a que sus plantas produzcan cogollos con tonalidades púrpuras.

¿Qué efectos tiene el frío en las plantas de marihuana en floración?

¿Se puede cultivar marihuana en exterior en invierno?

No. Salvo que vivas en una zona con inviernos muy suaves y pocas lluvias, no recomendamos cultivar marihuana en exterior durante el invierno, ya que lo más probable es que termines con plantas enfermas y/o cosechas pobres.

Si vas a intentar cultivar al aire libre en invierno, sigue estos consejos para mantener tus plantas sanas y lograr los mejores resultados posibles:

  • Mantén calientes las raíces de las plantas. Con el uso de esterillas calefactoras puedes mantener la temperatura del suelo por encima de los 12°C y ayudar a minimizar el estrés en la zona de raíces de la planta, promoviendo así un crecimiento vegetativo y floración saludables.
  • Protege tus plantas de la lluvia o la nieve. Recuerda que la humedad atrapada en las hojas o cogollos de la planta puede causar serios problemas de moho.
  • Ten claras las fechas. Si cultivas en exterior, no olvides llevar las plantas al interior antes de que las temperaturas exteriores bajen demasiado.

Evita el estrés lumínico o la revegetación (al mover las plantas a interior)

Si necesitas poner tus plantas de marihuana en interior para protegerlas del duro invierno, hazlo con mucho cuidado. Presta mucha atención a las horas y temperaturas del día, y haz todo lo posible para proporcionar esas condiciones en interior.

Si las plantas han comenzado a florecer, tendrás que tener más cuidado todavía. Si les das más luz en interior de la que han recibido en exterior, es posible que vuelvan a su ciclo vegetativo. Este proceso se conoce como revegetación y provoca un estrés extremo a la planta.

Evita el estrés lumínico o la revegetación (al mover las plantas a interior)

Fuerza la floración en exterior

Si no puedes mover tus plantas a interior a tiempo y necesitas salvarlas del invierno, prepárate con antelación y considera la opción de forzar la floración de las plantas al aire libre. La forma más fácil de hacerlo es cubriendo las plantas con una estructura o tela opaca (como una lona) durante sus nuevas horas de oscuridad. De esta manera, tendrán la impresión de que las estaciones están empezando a cambiar y, en consecuencia, pasarán a la fase de floración.

Pon las plantas en un invernadero

Los invernaderos te proporcionan la libertad de cultivar marihuana durante todo el año, siempre que en su interior mantengas un control adecuado sobre la iluminación, la temperatura y la humedad. Si estás pensando en cultivar tu propia hierba en invernadero, hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • Los gastos iniciales de construir y montar un invernadero pueden acumularse rápidamente y, por lo general, superan la inversión de montar un cuarto/armario de cultivo interior.
  • Los invernaderos te permiten aprovechar la energía del sol durante todo el año (siempre que vivas en una zona con mucha luz solar).
  • El cultivo en invernadero ayuda a ocultar tus plantas de miradas curiosas.

Por Qué El Cultivador De Interior De Toda La Vida Prefiere Un Clima Frío

Los sistemas HID emiten una gran cantidad de calor, además de luz. Mantener las plantas de marihuana en etapa vegetativa con una bombilla MH bajo un ciclo de luz de 18 horas es en realidad más fácil con temperaturas bajas , además de ser una forma sencilla de conservar plantas madres y/o esquejes durante los meses de invierno.

Usar iluminación HPS para la floración y bombillas MH para el crecimiento suele requerir de sistemas de aire acondicionado bastante potentes. El cultivador de la vieja escuela puede usar las bajas temperaturas a su favor para ahorrarse el gasto de la climatización en las facturas. Algunos hasta deciden añadir más focos para potenciar sus cosechas cuando el tiempo enfría.

Por Qué La Nueva Generación De Cultivadores Tendrá Que Poner La Calefacción En Invierno

Los sistemas de iluminación LED están sobrepasando rápidamente a las bombillas HID como alternativa de cultivo para los cultivadores de hierba de la generación "millennial", pero esta tecnología aún necesita perfeccionarse. Las luces LED tienen un funcionamiento frío, porque emiten casi un 75% de la energía que consumen en forma de luz. En general, esto es fantástico y suele facilitar mucho el control ambiental en el armario de cultivo.

Sin embargo, las luces LED pueden ser demasiado frías para la estación invernal. La solución más sencilla es encender la calefacción. Desafortunadamente, esto podría eliminar el ahorro generado por el menor consumo de las lámparas LED.

Una humedad relativa elevada también podría ser un problema de los sistemas LED en climas fríos, por lo que quizás habrá que añadir un deshumidificador al entorno de cultivo, como mínimo durante la fase de floración.

Los fluorescentes también son ineficaces durante épocas prolongadas de temperaturas bajas, incluso las bombillas de más vatios del mercado, 300W, serán incapaces de generar el calor suficiente para compensar un gélido invierno.

La podredumbre en los cogollos es una seria amenaza para cultivadores que planten en interior con iluminación moderna como LEDs y CFLs. Los sistemas hidropónicos y los LEDs son una combinación abocada al desastre en climas fríos, porque tanto la podredumbre de las raíces como los mohos en los cogollos pueden suponer un gran riesgo si se riega con agua a temperatura inferior a la de ambiente y la humedad relativa supera el 60% durante la floración.

Por Qué La Nueva Generación De Cultivadores Tendrá Que Poner La Calefacción En Invierno

Mantener un control ambiental durante todo el año es la única solución a largo plazo. Vigila los termómetros y haz los ajustes que creas necesarios. Es mucho más fácil calentar un cuarto de cultivo en invierno que enfriar una sofocante plantación con HID en pleno verano.

Los cultivadores de la vieja escuela que usan HID podrán evitar tener que poner la calefacción durante los períodos de oscuridad si encienden las luces en las frías noches de invierno. Las temperaturas diurnas suelen ser ligeramente superiores, por lo que podría ser factible.

Los fans de los LEDs podrían arriesgarse a tener que programar la calefacción sin descanso. Quizás una combinación de HID y LED sería el equilibrio más inteligente para el cultivador de interior moderno en condiciones heladas.

Casi olvidamos mencionar que cultivar marihuana en épocas de temperaturas bajas tiene la gran ventaja de aumentar las probabilidades de que ciertas variedades muestren tonalidades lilas y moradas que tanto nos gustan.

Las Cinco Mejores Variedades Para Cultivar En Climas Fríos

Con el mejor sistema de cultivo en función de tus necesidades y un poco de suerte lograrás unos resultados increíbles. Ya que pones tanto cuidado en tu instalación de cultivo, puede que también quieras ponerlo a la hora de elegir el ingrediente mágico. Tenemos todas estas semillas disponibles para que las pidas ahora mismo.

CRITICAL

Encontrarás pocas plantas de marihuana tan resistentes como nuestra variedad Critical. Se desarrolla bien incluso en los climas fríos del norte. Su tiempo de floración ronda las 7 semanas, lo que te asegura resultados rápidos. Al tener una estatura baja, es fácil de manejar incluso en espacios de cultivo reducidos. Una planta Critical de interior crecerá solamente entre 80 y 140cm. Los cogollos tienen un olor dulce y terroso, y produce aproximadamente 550-600g/m².

Este híbrido debe sus propiedades de sativa a la Skunk y su lado de dominancia índica a las variedades locales afganas. Las plantas afganas cuentan con el linaje de las montañas del Hindu Kush, altamente potente y resistente. Por lo tanto, disfrutarás de sensaciones relajantes tanto a nivel físico como mental, en parte gracias a un contenido de THC de alrededor del 18%. No sabrás lo que te faltaba en tu cultivo hasta que pruebes nuestras semillas de Critical.

Critical

Critical
Afghani x Skunk
550 - 600 gr/m2
80 - 140 cm
7 - 9 Semanas
THC: 18%
Sativa 40% Indica 60%
600 - 650 gr/plant
180 - 220 cm
A partir del 15 hasta finales de Septiembre
Colocón, Fuerte, Relajación corporal

Comprar Critical

WHITE WIDOW

La White Widow es famosa en todo el mundo, en particular entre los asiduos a Ámsterdam. Los coffeeshops de Ámsterdam y de otras ciudades holandesas donde está permitido que los turistas fumen marihuana, siempre tienen la White Widow en abundancia. Esta cepa tiene algo que ha hecho que se venda muy bien en Holanda. Puede que sea su delicioso olor a pino, o tal vez su efecto sensorial, que logra un equilibrio sutil entre las propiedades sativa e índica, o quizás su efecto psicodélico tan potente, debido a su contenido de THC superior al 19%.

Esta variedad fue la primera incursión en el mundo cannábico para muchos fumadores. Plantéate seriamente hacerle un hueco en tu cultivo, porque aunque vas a tener que disimular su olor penetrante a tierra y especias, las plantas de interior son discretas, ya que crecen solo hasta 60-100cm. Ya verás qué alegría cuando coseches 450-500g/m².

White Widow

White Widow
White Widow S1
450 - 500 gr/m2
60 - 100 cm
8 - 10 Semanas
THC: 19%
Sativa 50% Indica 50%
550 - 600 gr/plant
150 - 190 cm
Principios de Octubre
Colocón, Potente

Comprar White Widow

SKUNK XL

La Skunk se ha hecho famosa en cada punto de encuentro de fumetas de todo el mundo. Incluso los medios de comunicación la han considerado como una forma de cannabis particularmente potente y rica en THC. En realidad, el contenido de THC de las variedades Skunk puede variar enormemente. La Skunk tiende a ser más apreciada por el efecto eufórico que provoca, junto con su sabor especiado tan rico. La variedad que ofrecemos, por ejemplo, tiene un contenido de THC del 17%, muy bien equilibrado con un contenido elevado de CBD. Esto significa que nuestra variedad particular debe fomentar sensaciones relajantes y de felicidad. A nivel genético también está muy bien equilibrada, a partes iguales entre índica y sativa.

Si todo esto te suena bien, puede disfrutarlo en un tiempo relativamente corto. El período de floración de nuestra Skunk XL suele ser de 7-8 semanas. Si la cultivas en exterior, puede alcanzar una altura máxima de 2 metros. En interior, es más manejable, alcanzando los 60-100cm. Esta cepa puede producir entre 625-675g por planta en exterior, mientras que la producción en interior ronda los 600-650g/m².

Skunk XL

Skunk XL
Skunk 1 x Afghan
600 - 650 gr/m2
60 - 100 cm
8 - 9 Semanas
THC: 17%
Sativa 50% Indica 50%
625 - 675 gr/plant
160 - 200 cm
Octubre
Colocón, Equilibrado, Lúcido

Comprar Skunk XL

ROYAL DWARF

Nuestra especialista en ganar copas cannábicas tiene muchas cualidades para ser una planta tan pequeña. La Royal Dwarf es un híbrido compacto que induce un efecto relajante en todo el cuerpo. Esto se debe a su nivel de THC, superior al 13%, unido a unos efectos sativa muy fuertes. La genética de esta planta también tiene mucha herencia ruderalis, lo que da como resultado la resistencia, la estabilidad y el tamaño pequeño que permiten a esta planta de cannabis sobrevivir en la naturaleza. Esta genética tan fuerte ha ayudado en este cruce entre una Skunk y una Easy Bud, donde se reúne lo mejor de ambos mundos, especialmente los sabores agridulces de los cítricos.

Tiene una estatura muy agradecida, que la hace fácil de cultivar y al mismo tiempo discreta. Incluso en exterior, es raro que la planta supere los 90cm, y en interior alcanza una altura entre 40-60cm. Su producción es modesta, entre 30-80g por planta en exterior y entre 150-200g/m² en interior. Son necesarias unas 8-9 semanas desde la siembra para que puedas disfrutar por ti mismo de la satisfacción de esta planta fácil de cultivar.

Royal Dwarf

Royal Dwarf
Skunk x Ruderalis
150 - 200 gr/m2
40 - 70 cm
6 - 7 Semanas
THC: 13%
Sativa 10% Indica 60% Ruderalis 30%
30 - 80 gr/plant
50 - 90 cm
9 -10 semanas después de germinar
Creativo, Motivador

Comprar Royal Dwarf

NORTHERN LIGHT AUTO

Una índica clásica, la Northern Light, es otra habitual muy popular en los coffeeshops holandeses. Los dispensarios de América del Norte también han notado la gran demanda de esta variedad. Sus rasgos índica se expresan con un sabor característico. Los tonos especiados a tierra y pino nos recuerdan la herencia afgana de la planta. Sus sabores afrutados se combinan para crear un perfil complejo y sensual. Lo único que podría mejorar esta cepa sería un crecimiento más rápido. Y ahí es donde ha intervenido Royal Queen Seeds.

Con una planta tan atractiva, sería una pena que algunas partes del mundo no pudieran cultivarla. Por eso, la hemos cruzado con genética ruderalis para formar nuestra variedad Northern Light Auto exclusiva. Ahora, tú también puedes disfrutar de esta cepa icónica, ¡pero con un tiempo de floración único de solo 5-7 semanas! El contenido de THC del 14% genera un ciego animado y agradablemente manejable. Las cosechas son respetables, como mínimo: 170-220g por planta en exterior y 500-550g/m² en interior cuando el cultivo esté listo para la cosecha.

Northern Light

Northern Light Automatic
Northern Light x Ruderalis
500 - 550 gr/m2
80 - 120 cm
6 - 8 Semanas
THC: 14%
Sativa 0% Indica 80% Ruderalis 20%
170 - 220 gr/plant
130 - 160 cm
de 10 a 12 semanas despues de brotar
Energizante, Lúcido

Comprar Northern Light Automatic

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.