Índice:

Cuando el ciclo de luz proporciona más horas de oscuridad ininterrumpida, las plantas de cannabis entran en la fase de floración. Dejarán de crecer y dedicarán su energía a producir cogollos (flores). En exterior, esto normalmente ocurre cuando los días empiezan a ser más cortos, a finales de verano. Si cultivas en interior, la floración comenzará cuando cambies a un ciclo de luz con 10-12 horas de oscuridad.

La mayoría de variedades de cannabis tienen un período de floración que dura unas 7-9 semanas, aunque algunas sativas necesitan aún más tiempo para que sus cogollos maduren.

Según la cepa que cultives, lo que ocurre durante la floración y el momento exacto en el que ocurre puede variar. Así que no esperes que tus plantas sigan este guión al pie de la letra; simplemente, tómatelo como unas pautas generales. Echemos un vistazo a la fase de floración de la marihuana, semana a semana.

Video id: FUlQK3vL35U

LAS PRIMERAS SEMANAS DE FLORACIÓN (SEMANA 1,2 Y 3)

El inicio del período de floración, no supone un cambio abrupto en el crecimiento de tus plantas. Las plantas no dejarán de crecer para florecer al instante. En estas primeras semanas, muchas variedades pueden experimentar un estiramiento considerable. Es importante tener esto en cuenta a la hora de fertilizar a tus plantas, y también si quieres darles el espacio suficiente para que crezcan.

SEMANA 1 (FASE DE TRANSICIÓN Y ESTIRAMIENTO)

En las primeras semanas de la floración, tus plantas de cannabis atravesarán una fase de transición. Pensando que el invierno no está lejos, y que pronto tendrán que cargar con un gran cargamento de cogollos, es probable que tus plantas crezcan rápido. Algunas variedades pueden llegar a doblar su altura en este tiempo. Debido a este crecimiento tan rápido que están sufriendo las plantas, esta etapa inicial de la floración también se conoce como la fase de estiramiento.

Mientras la planta está dedicando sus esfuerzos a ganar tamaño y altura, desarrollará una serie de hojas nuevas, sobre todo en la parte superior de las colas principales. Tu planta de cannabis está centrada en producir hojas y tallos, para convertirse en una planta más fuerte y robusta.

Algunos detalles importantes en esta etapa inicial.

A pesar de que tu planta haya entrado ya en la fase de floración, ahora tendrá una mayor demanda de nutrientes de crecimiento. No debes cambiar de repente el programa de fertilización y usar un abono de floración de un día para el otro. Normalmente, se recomienda continuar administrando el abono de crecimiento durante al menos una semana más, una vez iniciada la fase de floración.

Con este estiramiento de las plantas, es posible que quieras aplicar la técnica LST, “low stress training”.

Según esta técnica, debes doblar los tallos para abajo y en dirección opuesta al centro de la planta, obteniendo así una copa de la planta más equilibrada. De esta forma, la energía de tus luces de cultivo se distribuirá mejor, y esto te ayudará a obtener cosechas mucho mejores más adelante.


 (Semana 1)

SEMANA 2

En la segunda semana de la floración, puede que veas aparecer los primeros pistilos blancos en tus plantas hembras de cannabis. Estos pelos blancos, finos y ralos, se desarrollarán en los puntos donde las hojas grandes se encuentran con el tallo principal. Más adelante, estos pelitos se convertirán en hermosos cogollos.

Si tu planta de cannabis es macho, no le saldrán estos pelos; en su lugar, producirá pequeñas bolsas de polen. Si cultivas plantas no feminizadas, de las cuales desconoces su género, ahora es el momento de determinar su sexo, para poder separar los machos de las hembras. Los machos no producen cogollos y pueden polinizar a las hembras, provocando que en ellas se formen las semillas. Y esto es algo que querrás evitar.

Una vez que las plantas empiezan a florecer y muestran las primeras señales de cogollos, deberías comprobar la recomendación del fabricante del abono para fertilizarlas correctamente. Normalmente, alrededor de la segunda semana es cuando deberás aumentar los nutrientes de floración, para ayudar a tus plantas a alcanzar el máximo rendimiento posible.


(Semana 2)

SEMANA 3

Tus plantas de cannabis aún no han dejado de crecer por completo, y ahora serán aproximadamente un 50% más grandes que hace 3 semanas. A pesar de que las plantas sigan estirándose ligeramente, ahora este estiramiento será cada vez más lento, hasta llegar a detenerse.

En las zonas de la planta donde habías visto algunos pelitos, ahora podrás observar las primeras muestras de los verdaderos cogollos. Pero todavía no habrá muchas glándulas de resina y tricomas en tus plantas, así que el olor aún no será muy penetrante.

Este momento de la floración, cuando la planta empieza a dedicar cada vez más energía a producir flores, es particularmente crítico. Asegúrate de proporcionar a las plantas los abonos adecuados, y lee las etiquetas para conocer las dosis recomendadas.

En cuanto las plantas comienzan a ser más exigentes, debes prestar atención a posibles deficiencias que se pueden manifestar de diferentes maneras, como hojas decoloradas y amarillentas, o pérdida total de hojas. Al mismo tiempo, también debes estar atento a posibles señales de exceso de fertilización que podrían aparecer en este momento. Una señal de sobrefertilización es que la punta de las hojas parece descolorida o quemada. Si esto ocurre, debes reducir la dosificación.

 
(Semana 3)

SEMANA 4

En la cuarta semana de la floración, tus plantas de marihuana probablemente ya habrán dejado de crecer y dedicarán toda su energía a la producción de cogollos. Los pelos blancos sobresaldrán de los cogollos, y estos serán cada día más grandes y gruesos. Con cada vez más cogollos en crecimiento, las plantas empezarán a producir tricomas, con lo cual en este momento el olor comenzará a ser más perceptible.

Al haberse detenido el crecimiento de las plantas, no tendrás que volver a preocuparte por las técnicas de entrenamiento. Donde antes habías doblado ramas, es posible que ahora te plantees sujetarlas, por si necesitasen algún tipo de soporte para aguantar el peso de los cogollos.


(Semana 4)

SEMANA 5

En la quinta semana de floración, podrás observar como engordan los cogollos. Es posible que también veas nuevos cogollos creciendo en otras zonas, como en la cola principal. Con tantos cogollos, tus plantas de cannabis serán cada día más voluminosas. Esto es una señal indiscutible de que la planta está totalmente en la fase de floración. A estas alturas, las plantas emanarán un olor muy intenso. Si cultivas en interior, o en una región donde el cultivo es ilegal, asegúrate de tener un buen sistema de ventilación.

Ahora los pelitos blancos que habías observado previamente se irán oscureciendo, tornándose de color marrón o ámbar. Al mismo tiempo, cuando observes los tricomas de tu planta notarás que algunos se vuelven opacos. Ambos hechos - los pelos oscureciéndose, y los tricomas volviéndose de un color blanco lechoso - son señales de que el momento de la cosecha no está lejos.


(Semana 5)

 

SEMANA 6, 7 Y 8 (FASE DE FLORACIÓN AVANZADA, PREVIA A LA COSECHA)

No todas las variedades de cannabis tardan lo mismo en florecer, pero muchas estarán listas para cosechar en estas últimas 3 semanas. También existen algunas variedades, aunque no muchas, que se podrán cosechar antes de la semana 8.


(Semana 6)

Lavado de raíces

Dependiendo del tiempo de floración de tu variedad de cannabis, 2 semanas antes de la cosecha deberás lavar las raíces de tus plantas. “Lavar las raíces” de las plantas simplemente significa dejar de administrarles nutrientes, para darles agua con un pH equilibrado. De esta forma, se eliminarán las sales y minerales del suelo, con lo que obtendrás cogollos mejores y con un sabor más puro. De lo contrario, tu marihuana tendría un desagradable sabor químico.


(Semana 7)

Observa tus plantas para saber el momento exacto de la cosecha

Para saber el momento justo para cosechar tus plantas, debes observar los tricomas regularmente, usando una lupa o un pequeño microscopio. Si la mayoría de tricomas que ves aún son claros y transparentes, significa que es temprano para la cosecha. Pero cuando la mayoría de los tricomas son opacos y de color ámbar, es señal de que los cogollos contienen el máximo de THC y la planta está lista para ser cosechada.


(Semana 8)

CONSEJOS PROFESIONALES PARA MEJORAR LA COSECHA

Cuidar tus plantas de marihuana durante la fase de floración puede resultar un reto, especialmente para los novatos. Sigue estos sencillos consejos, para conseguir grandes cosechas:

Video id: MciTjrcgw7E

• IDENTIFICA EL SEXO DE TUS PLANTAS

La mayoría de cultivadores identifican el sexo de sus plantas en la última semana de la fase vegetativa, o en las primeras semanas de floración. Recuerda que los machos desarrollan unos saquitos de polen (que parecen pequeñas bolas), por lo que las plantas macho deben eliminarse o separarse de las hembras para evitar que las polinicen.

Además, durante la floración debes vigilar tus plantas hembra para detectar plantas hermafroditas. Aunque no es muy habitual, algunas plantas de cannabis pueden desarrollar flores femeninas y masculinas, mientras que otras pueden desarrollar estambres (coloquialmente conocidos como "platanitos") en un último intento de producir semillas, como respuesta a situaciones de gran estrés.

• SOLUCIONA LOS PROBLEMAS ANTES DE LA FLORACIÓN

Si cultivas en interior, tienes la ventaja de controlar cuándo empiezan a florecer tus plantas. Usa esto a tu favor e induce la floración únicamente cuando las plantas estén 100% sanas. No te interesa tener que corregir deficiencias nutricionales, o combatir plagas y enfermedades mientras tus plantas florecen.

Si cultivas al aire libre, tienes menos control sobre el momento en que las plantas empiezan a florecer. En este caso, tendrás que prestar mucha atención al calendario y solucionar cualquier problema antes del final del verano.

• HAZ QUE LA TRANSICIÓN A LA FLORACIÓN SEA LO MÁS SUAVE POSIBLE

Las plantas en floración requieren unos niveles de humedad y temperatura diferentes que las plantas en fase vegetativa. En lugar de cambiar al mismo tiempo la temperatura, la humedad y el ciclo de luz, recomendamos ajustarlas gradualmente a lo largo de dos días. A continuación, deja que las plantas se acostumbren a estos cambios dejándolas en fase vegetativa durante unos días más, antes de cambiar el ciclo de luz.

• PROPORCIONA UNA ILUMINACIÓN ADECUADA

Durante la floración, a las plantas de marihuana les gustan las longitudes de onda rojas y naranjas (entre 580-700nm) para favorecer la maduración de sus flores. Para conseguir los mejores resultados, utiliza una luz de cultivo con este espectro durante la fase de floración.

• NO TRASPLANTES JUSTO ANTES DE LA FLORACIÓN

Los trasplantes provocan un shock a las plantas de cannabis. Evita trasplantarlas justo antes o durante la fase de floración, para no dañar su potencial productivo.

• PODA EL EXCESO DE FOLLAJE

Antes de la floración, procura entrenar y podar un poco tus plantas para permitir que llegue la mayor cantidad de luz posible a los cogollos. En lo que respecta a la poda, cada cultivador tiene su propio criterio, pero nos gusta la recomendación de Kyle Kushman: "Si la punta de una rama no alcanza la mitad de la altura de la planta, hay que podarla". La idea tras esto es ayudar a la planta a concentrar su energía exclusivamente en los mejores cogollos.

Y no olvides podar las hojas amarillentas o secas durante la floración. Aunque las plantas deberían permanecer verdes y exuberantes hasta la cuarta semana aproximadamente, parte de su follaje se irá amarilleando a medida que dedican más energía a la producción de cogollos. Esto es absolutamente normal y puedes eliminar tranquilamente cualquier hoja amarillenta o seca.

X

• MANTÉN LA HUMEDAD AL 45%

La podredumbre del cogollo es un problema grave que puede echar a perder toda tu cosecha. Para proteger tus plantas y optimizar su desarrollo, mantén la humedad relativa al 45% en el cuarto de cultivo.

• CONTROLA ATENTAMENTE LA TEMPERATURA

Mientras florecen, las plantas de cannabis prefieren unas temperaturas diurnas de 20-23°C y unas nocturnas de alrededor de 15-18°C. Ten cuidado con las caídas o subidas repentinas de temperatura, que pueden producirse al encender/apagar las luces. Si la temperatura baja repentinamente puede provocar un shock a las plantas; y si sube repentinamente puede formarse condensación sobre la superficie de los cogollos, dando lugar a la podredumbre del cogollo.

• UTILIZA UN SISTEMA DE FLUJO DE AIRE CON FILTROS DE CARBONO

Suplementar tus plantas con CO₂ durante la fase de floración puede mejorar su desarrollo y las cosechas. Si es posible, intenta mantener los niveles de CO₂ a 1.000-1.200ppm durante la floración.

• EVITA LAS QUEMADURAS POR EXCESO DE NUTRIENTES

Durante la floración, no puedes reparar las quemaduras por exceso de nutrientes. Procura seguir estrictamente un calendario de fertilización, y recuerda hacer un lavado de raíces antes de la cosecha (dejando de fertilizar las plantas dos semanas antes de cosechar).

• PON UNA ESTRUCTURA DE SOPORTE PARA LOS COGOLLOS PESADOS

A veces, cuando las plantas están cargadas de flores, las ramas pueden doblarse o partirse bajo el peso de los cogollos. Utiliza cañas de bambú y cuerdas para aguantar las ramas muy cargadas y asegúrate de que reciban la mayor cantidad de luz posible.

• EVITA LAS QUEMADURAS POR LUCES

Al igual que ocurre con las quemaduras por exceso de nutrientes, durante la floración no podrás solucionar las quemaduras causadas por las luces. Recuerda mantener las lámparas de cultivo a una buena distancia de la parte superior de las plantas. Las quemaduras por luces no solo dañan el follaje sano, sino que pueden causar deficiencias de calcio en las etapas tempranas de la floración. Si la parte superior de las plantas empieza a blanquearse durante la floración, ¡probablemente tengas que subir las luces!

• USA ÁCIDO FÚLVICO DURANTE LA PREFLORACIÓN

El uso de ácido fúlvico, a finales de la fase vegetativa/inicio de la floración, puede ayudar a aumentar el tamaño final de los cogollos. Y no olvides aportar más calcio a tus plantas durante la floración, tanto en sistemas hidropónicos como en tierra.

¡FELIZ FLORACIÓN!

Cultivar marihuana puede parecer complicado y resultar un desafío. Al fin y al cabo, las plantas de cannabis son sensibles – y un solo error durante la floración puede afectar considerablemente el tamaño y la calidad de la cosecha. Para conseguir siempre las mejores cosechas, recuerda marcar como favorita esta guía, ¡y leerla antes de cambiar el ciclo de luz en tu próximo cultivo!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.