Los tallos de cannabis rojos o morados pueden ser un síntoma de estrés, deficiencias nutricionales o patógenos, o pueden ser simplemente un rasgo genético. Sigue leyendo para saber cuándo deberías preocuparte y cuándo es absolutamente normal.

TALLOS ROJOS O MORADOS DEBIDO A LA GENÉTICA O A LA LUZ

La primera vez que observas que los tallos de tus plantas de marihuana están de color rojo o morado, puede que te asustes. Pero esto no siempre es algo malo. Existe una gran cantidad de cepas de cannabis y algunas de ellas desarrollan pigmentaciones asombrosas.

Por ejemplo, las variedades moradas de follaje oscuro suelen tener también los tallos morados, especialmente si se cultivan en climas fríos. Siempre que tus plantas tengan un aspecto saludable en general, no hay razón para preocuparse.

Aparte de los genes, otra de las principales causas de la decoloración de los tallos es la exposición intensa a la luz. Si has aplicado algún método de entrenamiento de bajo estrés o defoliación, es posible que con el paso del tiempo los tallos de tus plantas adopten un tono rojo, rosado o morado. Esto es algo completamente normal, y no debería ser motivo de preocupación siempre que las luces estén a la altura adecuada y tus plantas tengan un aspecto sano.

TALLOS ROJOS O MORADOS CAUSADOS POR EL ESTRÉS, DEFICIENCIAS NUTRICIONALES O EL ENTORNO

Lamentablemente, los tallos de color rojo o morado también pueden ser una señal de estrés. En este caso, tus plantas experimentarán otros síntomas que te ayudarán a identificar la causa principal del problema.

PATÓGENOS

Algunos hongos, como el fusarium o la botritis, afectan el color de los tallos y el follaje de las plantas. El fusarium ataca los tallos de las plántulas, haciendo que se desplomen o se marchiten. A veces, puede hacer que desarrollen un color marrón oscuro, rojo o ligeramente púrpura. Por otro lado, la botritis ataca a las plantas adultas y forma una característica línea marrón a lo largo de las ramas y los tallos afectados, robándoles los nutrientes y causando su muerte.

Tanto el fusarium como la botritis pueden propagarse de una planta a otra, y deben ser eliminados lo antes posible. Echa un vistazo a nuestros artículos sobre el fusarium y los mohos del cannabis para obtener más información sobre cómo combatir estos patógenos letales.

DEFICIENCIAS NUTRICIONALES

Las deficiencias de nutrientes causan una gran variedad de síntomas, como el amarilleamiento/secado del follaje (tanto nuevo como antiguo) y la decoloración de tallos y hojas. Uno de los primeros síntomas de la deficiencia de fósforo son los tallos rojos o morados, seguidos de hojas marrones y secas. Por otro lado, las deficiencias de magnesio suelen hacer que los pecíolos (el pequeño rabito que une la hoja al tallo) se vuelvan rojos.

Si crees que tus plantas podrían estar sufriendo una deficiencia nutritiva, echa un vistazo a este artículo donde encontrarás imágenes, descripciones y pasos sencillos para identificar y subsanar todas las deficiencias de nutrientes del cannabis.

Y recuerda: las deficiencias nutricionales no solo causan la decoloración de los tallos, sino que también retrasan el crecimiento, dañan al follaje, etc. Identifica el tipo de deficiencia que afecta a tus plantas, usando nuestra guía, y corrígela lo antes posible.

DEFICIENCIAS NUTRICIONALES

UN APUNTE SOBRE EL PH

Para el crecimiento sano de las plantas, es fundamental que la tierra y la solución de nutrientes tengan un pH adecuado. Lamentablemente, muchos cultivadores tienen dificultades con esto.

A la marihuana le gustan los suelos ligeramente ácidos (para obtener los mejores resultados, recomendamos un pH de 6,5). Si tu suelo es demasiado ácido o demasiado alcalino, las plantas podrían perder el follaje sano y desarrollar deficiencias, al no ser capaces de absorber bien los nutrientes del fertilizante. Si tus plantas tienen los tallos rojos o morados y presentan otros síntomas de carencias de nutrientes, comprueba el nivel de pH.

Para conocer el pH de la tierra, recomendamos invertir en un medidor de pH y un medidor de conductividad. Estas herramientas proporcionan lecturas exactas del pH del suelo y de la conductividad eléctrica de los nutrientes, con lo que sabrás si tus plantas están absorbiendo correctamente el fertilizante.

FLUCTUACIONES DE TEMPERATURA

Los cambios bruscos de temperatura pueden causar alteraciones en la pigmentación de las plantas de cannabis. Concretamente, las temperaturas nocturnas más frías pueden provocar que los tallos y hojas adquieran tonos rojizos o morados. Esto es más común en las variedades de la familia Purple (de color morado); de hecho, los cultivadores frecuentemente exponen estas cepas a las temperaturas nocturnas más frías de forma intencionada, con el fin de acentuar el gen púrpura.

Si tus plantas adoptan un tono rojizo o morado tras una noche especialmente fría, vigílalas de cerca durante los días siguientes. Si siguen creciendo normalmente, no hay nada de qué preocuparse. Pero si observas un retraso en su crecimiento u otras señales de estrés, aumenta la temperatura de tu sala de cultivo (o si cultivas al aire libre, considera la opción de trasladar las plantas al interior).

ESTRÉS

Las plantas de marihuana reaccionan al estrés de muchas formas distintas. A veces, los tallos descoloridos pueden ser un síntoma de: el shock del trasplante, estrés térmico, exceso de riego, e incluso de una plaga de insectos. Por eso, si ves que los tallos están rojos o morados, es importante que identifiques la causa.

A continuación, te proporcionamos una lista de los posibles estresantes que pueden hacer que tus plantas desarrollen tallos rojizos o púrpuras:

Shock de la raíz: el trasplante supone un gran shock para el sistema de raíces. Si tus plantas tienen los tallos morados o rojos después de ser trasplantadas, una buena dosis de cariño les ayudará a recuperarse rápidamente.

Plagas: algunas variedades de marihuana son más propensas que otras a sufrir ataques de plagas. Si tus plantas tienen los tallos descoloridos y además presentan un follaje dañado, así como un retraso en el crecimiento y síntomas de tener moho, moscas del mantillo o arañas, deberás actuar con rapidez. Echa un vistazo a este artículo sobre las enfermedades más comunes del cannabis para aprender a detectarlas y tratarlas.

Problemas de temperatura o humedad: si tu cuarto de cultivo no tiene unos niveles de temperatura y humedad adecuados, esto podría ser parte del problema. Ajusta el nivel de temperatura y humedad, si crees que podrían estar estresando a tu planta.

Estrés lumínico/térmico: aunque al cannabis le gustan los climas cálidos y soleados, el exceso de luz y calor pueden dañarlo. Si unos días después de que los tallos se hayan vuelto morados, tus plantas de marihuana desarrollan un follaje de aspecto amarillento, quemado o descolorido, o las hojas están enrolladas, podrían estar sufriendo estrés por luz o calor. Date prisa en resolver estos problemas, ya que pueden tener un efecto devastador para tus plantas y reducir considerablemente el tamaño y la calidad de la cosecha.

ESTRÉS

POR QUÉ LOS TALLOS DE LAS PLANTAS DE MARIHUANA SE VUELVEN ROJOS O MORADOS

Como hemos visto, los tallos morados o rojizos no son necesariamente motivo de preocupación. Si los tallos de tu marihuana desarrollan esta coloración repentinamente, vigila las plantas de cerca y asegúrate de que no se deba a su genética o a la exposición a la luz. Y no olvides visitar la sección de cultivo de nuestro blog, si quieres leer más artículos detallados sobre cómo cultivar cannabis, corregir las deficiencias nutricionales, combatir las plagas, el estrés térmico, etc.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.