¿Quieres cultivar marihuana medicinal? ¡Pues prepárate para emprender un viaje alucinante!

El cultivo casero de marihuana ofrece muchas ventajas; puedes elegir las cepas que vas a cultivar según tus preferencias y efectos favoritos, y desarrollar tus habilidades agrícolas a medida que avanzas en este fascinante proceso horticultural.

Pocas cosas hay mejores que cosechar y disfrutar de tus propios cogollos.

¿Por qué cultivar tu propia marihuana medicinal?

Aunque los cultivadores con fines recreativos pueden lograr su objetivo (colocarse) con prácticamente cualquier tipo de hierba, los consumidores de marihuana medicinal suelen buscar una lista más detallada de efectos y características.

Cultivar tu propio cannabis te permite experimentar y comparar.

Control y autosuficiencia

Muchos de nosotros vivimos en países en los que la marihuana sigue estando prohibida, y nos tenemos que conformar con la hierba de la calle, donde cada compra es como disparar un tiro al aire. Esto es especialmente problemático para los consumidores con fines terapéuticos que necesitan un suministro constante de un material de calidad.

El cultivo de cannabis elimina los intermediarios y ofrece un mayor control sobre los sabores, aromas y efectos de tus cogollos. Y además, te permite ser autosuficiente.

Ahorro de dinero a largo plazo

Si quieres tener un suministro constante de hierba, el cultivo de cannabis te ahorrará dinero a la larga. Recuerda: te evitas el intermediario.

Calidad

La calidad de la marihuana varía mucho dependiendo de donde venga. Los dispensarios ofrecen cogollos bien secos, curados y manicurados. Si estás acostumbrado/a al cannabis callejero, es probable que te hayas encontrado con mucha hierba húmeda, mohosa o con semillas. Cuando compras marihuana de una fuente poco fiable, también corres el riesgo de exponerte a la contaminación por pesticidas.

Cultivar tus propias plantas ecológicas te permite evitar estos problemas y disfrutar de un producto de calidad.

Adapta tus cogollos a tu problema de salud

Las variables ambientales también influyen en la composición química de la planta, lo que significa que el contenido cannabinoide y terpenoide puede fluctuar entre distintos ejemplares de la misma variedad.

Muchos consumidores de marihuana medicinal acaban descubriendo una mezcla de terpenos y cannabinoides que se adapta mejor a sus necesidades. El cultivo de cannabis medicinal te ayudará a encontrar la hierba más eficaz para tu problema de salud.

Un pasatiempo único

Cuando pasas un rato en el cuarto de cultivo, el tiempo se detiene, y no hay nada como caminar por el jardín con el sol acariciándote la piel y los terpenos en el ambiente.

Prepárate para aprender de todo en tu trayectoria como cultivador de marihuana medicinal. Te adentrarás en el campo de la fisiología cuando empieces a entender el sistema endocannabinoide y cómo el cannabis afecta al cuerpo. También profundizarás en el mundo de la biología del sustrato a medida que descubras la cadena alimentaria del suelo y cómo sus cuidados se traducen en unas plantas más saludables. Y es posible que incluso decidas interesarte por la bioquímica al dejarte seducir por el efecto séquito, y por la biología vegetal tras investigar la biosíntesis de los terpenos.

Cultivo de marihuana medicinal: equipo necesario

Si estás listo/a para dar el paso, deberás conseguir los utensilios necesarios para hacer realidad tu sueño. Claro que, tu presupuesto determinará qué artículos puedes comprar.

Cultivo interior

Una plantación interior puede ir desde un armario de cultivo pequeño diseñado para hacerte con unas provisiones personales, hasta varios cuartos de cultivo grandes que produzcan hierba suficiente como para colocar a todo el barrio.

  • Armario de cultivo: un armario de calidad de 120×120×200cm, te costará unos 100€. Si prefieres algo más pequeño, como de 60x60x140cm, podrás conseguirlo por alrededor de 85€.
  • Luces de cultivo: una buena lámpara LED de espectro completo, con ventiladores de refrigeración y ganchos, cuesta aproximadamente 110€.
  • Semillas: los paquetes de semillas tienen distintos precios, dependiendo de la variedad y de la cantidad. Por ejemplo, un paquete de 5 semillas de Stress Killer Automatic cuesta 37,50€ en la tienda de Royal Queen Seeds.
  • Macetas: hay un montón de macetas para elegir. Las macetas de geotextil RQS favorecen un crecimiento sano de las raíces y proporcionan una aireación excelente. ¡Y las de 19 litros solo cuestan 8€!
  • Macetas de germinación Easy Start: potencia tu tasa de germinación con el kit Easy Start de RQS, a 6,95€ cada pack.
  • Ventilador: las plantas de interior necesitan un suministro constante de aire fresco. Tendrás que desembolsar unos 30€ por un ventilador de calidad.
  • Extractor: puedes comprar un extractor de aire de 10cm y 30W por alrededor de 55€, para mantener un flujo de aire constante.
  • Higrómetro: estos dispositivos te ayudan a controlar la temperatura y la humedad de tu armario de cultivo, por unos 13€.
  • Tierra para macetas: un saco de 50 litros de tierra para macetas te costará unos 15€.
  • Fertilizantes ecológicos: los fertilizantes orgánicos ayudan a que tus plantas desarrollen todo su potencial, pero estas necesitan distintos nutrientes en las diferentes etapas de su ciclo de vida. Prueba con Easy Boost (5,50€), Easy Grow (13,75€) y Easy Bloom (13,75€).
  • Tijeras de podar: unas tijeras curvadas cuestan 10,95€ y sirven para podar, cosechar y manicurar tus cogollos.

En total, tendrás que gastarte unos 407,40€. A continuación, deberás añadir el coste extra de las macetas adicionales y de la electricidad que vas a usar para hacer funcionar las lámparas y los ventiladores.

Cultivo interior

Cultivo exterior

Los cultivos al aire libre no necesitan iluminación artificial. También hay invernaderos con control de temperatura, politúneles sofisticados, y sistemas de riego automático. Pero, para quienes vayan a cultivar marihuana medicinal al aire libre por primera vez, la siguiente lista será suficiente:

  • Semillas: volviendo a tomar como ejemplo la Stress Killer Automatic, tendrás que pagar 37,50€ por cinco semillas.
  • Macetas de germinación Easy Start: dale a tus semillas el mejor comienzo con este kit por 6,95€.
  • Macetas: los cultivadores de exterior disfrutan del privilegio de trasplantar sus plántulas directamente en el suelo. Sin embargo, las macetas ofrecen la ventaja de la portabilidad, ya que podrás trasladar tus plantas a un lugar más seguro cuando el clima no sea propicio. Las macetas de tela mantienen el sustrato bien aireado, y las de 19 litros cuestan solo 8€.
  • Tierra para macetas: un saco de 50 litros de tierra para macetas cuesta unos 15€.
  • Tijeras de podar: simplifica tu tarea en el momento de la cosecha invirtiendo 10,95€ en esta práctica herramienta.
  • Fertilizantes: haz que todas las etapas del ciclo de vida de tus plantas sean productivas con Easy Boost (5,50€), Easy Grow (13,75€) y Easy Bloom (13,75€).

En total, te gastarás unos 105,40€ en los artículos anteriores. También tendrás que invertir un poco más en macetas adicionales y herramientas como regaderas y paletas de jardinería.

Cultivo exterior

Elige tus semillas de marihuana medicinal

Ha llegado el momento de tomar la decisión más importante de todo el proceso: la variedad que vas a cultivar. Los cultivadores modernos disponen de miles de cepas distintas para elegir.

Variedades fotoperiódicas vs autoflorecientes

Cuando busques semillas de marihuana medicinal en el catálogo de RQS, encontrarás los términos “feminizada” (o “fotoperiódica”) y “autofloreciente”. Estas palabras hacen referencia a la forma en que la planta empieza la etapa de floración.

Las cepas fotoperiódicas necesitan un cambio en el ciclo de luz para pasar del crecimiento vegetativo a la floración. Al reducir el ciclo de luz de un cultivo interior, se engaña a las plantas para que produzcan flores con la esperanza de reproducirse.

Las cepas autoflorecientes no dependen de un cambio en la duración del ciclo luminoso para comenzar a florecer, sino que lo hacen espontáneamente tras un plazo de tiempo determinado (2-4 semanas), lo que ofrece un aprendizaje más sencillo para principiantes.

Las plantas autoflorecientes también suelen ser más pequeñas, y tienen un ciclo de vida mucho más corto. Por estas razones, las auto resultan muy interesantes para los novatos. Estas plantas discretas se pueden cultivar con éxito en espacios pequeños, y aun así producir cosechas muy gratificantes. Pero, si lo que buscas es obtener el máximo rendimiento posible, tendrás que optar por cepas sativas fotoperiódicas con alturas superiores a los 3m.

Semillas de marihuana medicinal ricas en THC

La planta de marihuana contiene más de 100 cannabinoides. El THC y el CBD son los más abundantes en general. El THC, el principal compuesto psicotrópico del cannabis, es el responsable del subidón asociado con la hierba. Además de proporcionar una experiencia recreativa muy agradable, algunos consumidores de marihuana medicinal consiguen un gran alivio con cepas con un alto contenido de THC.

Semillas de marihuana medicinal ricas en CBD

A diferencia del THC, el CBD no produce ningún efecto psicotrópico. De hecho, incluso mitiga los efectos del THC. Actualmente, los estudios están analizando el potencial terapéutico de este cannabinoide para diversos trastornos de la salud, y numerosos cultivadores de marihuana medicinal aprecian enormemente el efecto lúcido y funcional de unos cogollos ricos en CBD.

Diferentes proporciones de THC y CBD

Si disfrutas tanto del THC como del CBD, también puedes cultivar variedades que te permiten experimentar lo mejor de ambos mundos. En el catálogo de Royal Queen Seeds encontrarás un montón de cepas que ofrecen cantidades iguales de THC y CBD, como, por ejemplo, la Medical Mass.

Nuevos cannabinoides

En lo que respecta al cultivo de cannabis, en la actualidad nos encontramos en la punta de un iceberg gigantesco. En Royal Queen Seeds hemos dado algunos pasos innovadores para crear variedades que ofrezcan cannabinoides no psicotrópicos interesantes, como el CBG y el CBDV.

La importancia de los terpenos

Además de cannabinoides, los cogollos de marihuana también producen otras sustancias químicas muy interesantes: los terpenos. Estas moléculas aromáticas son las responsables de los sabores y aromas únicos de cada cepa.

Pero, además de aportar sabor, los terpenos desempeñan un papel mucho más importante, ya que influyen de forma directa en el efecto de cada variedad. Mientras que el limoneno ayuda a despejar la mente y produce una sensación vigorizante, el mirceno potencia la relajación y el colocón. Ten en cuenta los efectos de los terpenos a la hora de elegir una variedad de marihuana medicinal.

Elige tus semillas de marihuana medicinal

Cultivo de marihuana medicinal: guía

Has llegado hasta aquí. Ya tienes todo el material y mucha información sobre la marihuana medicinal, así que estás deseando empezar. A continuación, aprenderás a convertir tus semillas en unas plantas grandes que se doblen con el peso de sus propios cogollos.

Dónde cultivar marihuana medicinal

¡Donde quieras! Bueno, dentro de lo razonable.

Un cultivo interior ofrece un control mucho mayor, mientras que las plantas de exterior están expuestas a condiciones climáticas adversas, a plagas, y a los vecinos cotillas. Pero, hacer funcionar las luces, los (des)humidificadores y los ventiladores, cuesta dinero.

Para cultivar hierba no se necesita un cuarto vacío ni un jardín idílico orientado al sur. Si utilizas tu ingenio podrás cultivar prácticamente en cualquier lugar, desde balcones y azoteas hasta campos abandonados y claros en un bosque.

Consejos para tu plantación o cuarto de cultivo de marihuana medicinal

1. Evita los pesticidas

En Royal Queen Seeds recomendamos un enfoque ecológico. Esto no solo ayuda a reducir al mínimo la exposición a los pesticidas a la hora de consumir la hierba, sino que además impide que esas sustancias pasen de nuestra plantación al ecosistema.

El aceite de nim es una forma completamente natural de defender tus plantas de marihuana contra ciertas plagas.

El fungicida Propolix ofrece una solución ecológica para acabar con algunos patógenos fúngicos.

2. Utiliza los microbios para imitar a la naturaleza

La naturaleza es sabia. Las plantas no crecen aisladas en el bosque, sino que su buen desarrollo está garantizado por una enorme cadena de vida simbiótica. Al añadir hongos micorrícicos y bacterias beneficiosas al sustrato, podrás mejorar la absorción de nutrientes, la resistencia a los patógenos, y la salud y estructura general del suelo.

Consejos para tu plantación o cuarto de cultivo de marihuana medicinal

3. Convierte los desechos en oro negro

Al principio, tendrás que comprar abono para macetas. Pero, más adelante, podrás ahorrarte este gasto haciendo compost con residuos de cocina y cartones viejos.

¿La clave para un abono de calidad? Que tenga un buen equilibrio de materiales. Una mezcla de materiales marrones y verdes a partes iguales funciona muy bien. Mientras que los materiales marrones actúan como fuente de carbono, los verdes aportan nitrógeno a la pila.

4. Un consejo sobre el riego

Muchos cultivadores novatos riegan sus plantas en exceso. Puede parecer una acción inofensiva, pero podría aumentar de forma considerable las probabilidades de que se produzca pudrición de la raíz. Para evitar un riego excesivo, te recomendamos seguir esta regla general: espera a que se sequen los 5cm superiores del sustrato antes de volver a regar.

También puedes pesar los recipientes de tus plantas para hacerte una idea de cuánta agua queda en el medio de cultivo. Pesa la planta inmediatamente después de regarla, y otra vez al día siguiente. Cuando la mayor parte del peso se haya desvanecido, vuelve a regar las plantas.

Cómo cultivar marihuana medicinal

No hay ninguna diferencia entre cultivar plantas ricas en THC y ricas en CBD, ya que se comportarán de la misma manera.

¿Estás listo/a para poner estos consejos en práctica?

Germinación

Para iniciar la germinación, tendrás que exponer tus semillas a unas condiciones húmedas. Las semillas también responden mejor a unas temperaturas favorables. Procura conseguir las siguientes condiciones para optimizar la germinación de tus semillas:

  • Temperatura: 22-25°C
  • Humedad relativa: 70-90%

En Royal Queen Seeds recomendamos utilizar nuestros kits de germinación para semillas feminizadas y autoflorecientes. Vienen con todo lo necesario para germinar tus semillas con éxito.

Germinación

Fase vegetativa

Durante la etapa vegetativa, las plantas concentran toda su energía en desarrollar los tallos, las ramas, y unas hojas grandes en forma de abanico. Cuando las plántulas tengan unas cuantas hojas verdaderas, deberás trasplantarlas a un recipiente más grande.

  • Mezcla para macetas: tendrás que crear una mezcla de tierra ligera que sea adecuada para el tipo de plantas que vas a cultivar. Las cepas fotoperiódicas prefieren un medio de cultivo más rico, mientras que las mezclas para autos deberán tener unas cantidades mayores de perlita, turba y vermiculita, y menos compost. En cualquier caso, las plantas en fase vegetativa necesitarán mucho más nitrógeno.
  • Fertilizantes: al comienzo de la fase vegetativa, recomendamos mezclar 50-100g de Easy Boost por cada 20 litros de sustrato, junto con los microbios beneficiosos mencionados antes. Durante el resto de esta fase, las pastillas potenciadoras del crecimiento Easy Grow te ayudarán a satisfacer las necesidades nutritivas de tus plantas. Dado que las auto no requieren tantos nutrientes, deberás usar la mitad de la dosis recomendada de cada producto.
  • Iluminación: las plantas crecen muy rápido durante la etapa vegetativa, por lo que deberás mantener una distancia constante entre la parte superior del dosel y la fuente de luz. En lo que respecta al programa de iluminación, 18 horas de luz seguidas de 6 horas de oscuridad favorecerá un desarrollo adecuado durante esta fase.
  • Humedad: las plantas en fase vegetativa prefieren una humedad relativa de 40-70%.
  • Temperatura: procura mantener una temperatura constante de 20-26°C.
Fase vegetativa

Floración

Las cosas se empiezan a poner emocionantes durante la etapa de floración. Si estás cultivando plantas autoflorecientes, no tendrán problema en florecer perfectamente con un ciclo de luz de 18/6 hasta el momento de la cosecha. Si cultivas una variedad fotoperiódica en interior, tendrás que cambiar a un ciclo de 12/12 para iniciar y mantener su floración. Si tu cultivo está al aire libre, la madre naturaleza decidirá cuándo empieza a florecer (alrededor de mediados de julio).

  • Cambia los fertilizantes: las plantas de marihuana en fase de floración necesitan menos nitrógeno, y más fósforo y potasio. Por eso, deberás proporcionarles Easy Bloom durante esta etapa. Una vez más, media dosis será suficiente para las auto.
  • Humedad: reduce la humedad relativa hasta un 40-50%, para minimizar el riesgo de que tus plantas desarrollen moho.
  • Temperatura: trata de mantener una temperatura constante de unos 26°C.
Floración

Lavado de raíces

Deja de fertilizar tus plantas dos semanas antes de la cosecha. Esto las obligará a absorber los nutrientes que queden en el sustrato y en sus propias células, lo que se traducirá en un sabor más agradable y unas caladas más suaves.

Lavado de raíces

Cosecha

Hay que cosechar en el momento adecuado. Vigila las siguientes señales clave para saber cuándo puedes hacerlo:

  • Las hojas de abanico comenzarán a amarillear después del lavado de raíces.
  • Esas pequeñas protuberancias brillantes (tricomas) de los cogollos cambiarán de aspecto, pasando de translúcidas a lechosas. Utiliza un microscopio de bolsillo para realizar un seguimiento más de cerca de su maduración.
  • ¿Ves esas estructuras fibrosas en tus cogollos? Se llaman pistilos. Cuando estén cerca del momento de la cosecha, se volverán más oscuros.

Una vez que hayas decidido que ha llegado la hora, tendrás que cosechar tus cogollos manualmente. Algunos cultivadores cortan las plantas más pequeñas por la base, y cuelgan todo para que se seque. Otros prefieren usar tijeras de podar para separar cada cogollo individual, antes de secarlos y curarlos. Esto se puede hacer de una sola vez o durante varios días, con el fin de llevar a cabo una cosecha progresiva.

Cosecha

Secado y curado

Ya has cosechado tus cogollos. Ahora deberás protegerlos del moho, prolongar su vida útil, y mejorar su sabor.

Secado y curado

Cómo consumir marihuana medicinal

¡Y ahora llega lo mejor! Ya puedes consumir el fruto de tu trabajo. Al igual que existen numerosas cepas y formas de cultivar marihuana, hay varias maneras de disfrutarla. Echa un vistazo a los métodos de consumo de marihuana medicinal más populares.

Fumar

Fumar un porro es el método de consumo de cannabis por excelencia. Para muchos consumidores, el proceso de triturar, liar y fumar hierba es un ritual de carácter terapéutico. Este método de administración ofrece un inicio de los efectos rápido, ya que los cannabinoides y los terpenos llegan al torrente sanguíneo de forma inmediata. Sin embargo, tiene el claro inconveniente de unas sustancias carcinógenas dañinas para la salud.

Vapear

La vaporización se basa en temperaturas más bajas. En lugar de quemar el material vegetal, calienta los cogollos lo suficiente como para que liberen sus fitoquímicos, como los cannabinoides y los terpenos. Vapear también ofrece un comienzo más rápido de los efectos, pero sin la exposición a los carcinógenos.

Comestibles (por vía oral)

Utiliza tu hierba para desarrollar tu creatividad en la cocina. Tras descarboxilar los cogollos y preparar con ellos un lote de mantequilla de cannabis, podrás añadir cannabinoides a casi cualquier plato, desde brownies hasta salsas para pasta. Pero, ten en cuenta que los comestibles producen un efecto mucho más potente. Los cannabinoides que se consumen por vía oral pasan a través del hígado, donde el THC se transforma en una molécula psicotrópica más potente, llamada 11-hidroxi-THC. Prepárate para disfrutar de una experiencia más intensa y duradera.

Por vía sublingual

¿No te apetece cocinar? ¿Por qué no preparas un extracto? Los aceites y las tinturas son dos formas muy cómodas de ingerir cannabinoides tanto en casa como fuera de ella. Además, puedes tomarlos por vía sublingual. Este método de consumo consiste en colocar el producto debajo de la lengua, donde irá a parar directamente al torrente sanguíneo a través de una fina capa de tejido, lo que producirá un inicio rápido de los efectos sin necesidad de pasar por el hígado.

Recuerda: cualquier persona puede cultivar su propia marihuana medicinal

Para cultivar marihuana medicinal no hace falta tener ninguna aptitud especial. Irás desarrollando tus habilidades con cada cultivo. Y con el tiempo, tendrás tu propio método personalizado que te permitirá conseguir las plantas más productivas. ¡Feliz cultivo!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.