Cuando los hongos y las raíces de las plantas trabajan conjuntamente, se producen micorrizas. Esta asociación aumenta la absorción de agua y nutrientes de las plantas, las protege frente a enfermedades y crea un medio de crecimiento ideal para tus plantas de marihuana.

Los hongos son una forma de vida fascinante, fundamental para todo tipo de vida en el planeta. Un dato curioso para mucha gente: los hongos son una forma de vida completamente único. Sin embargo, son genéticamente más próximos a los animales que a la plantas. Los hongos juegan un papel fundamental en el ecosistema, al descomponer organismos muertos y subproductos biológicos, liberando los nutrientes de esas fuentes que luego se utilizan en otras áreas del ciclo vital. Los hongos forman una colaboración simbiótica con ciertas plantas y algas y son en realidad responsables de la supervivencia de múltiples especies. Los hongos crecen en forma de hilos, conocidos como hifas, los cuales, gracias a su enorme superficie, permiten una absorción de nutrientes máxima. 

LA CONEXIÓN CON EL CANNABIS

La actividad de los hongos puede ser aprovechada y utilizada por los cultivadores para maximizar la absorción de nutrientes por parte de las plantas. Pero, ¿cómo funciona exactamente esta relación? La palabra en este caso es "micorriza".

Las micorrizas son asociaciones simbióticas formadas entre los hongos y las raíces de una planta. Esta relación mutualista tiene lugar en la naturaleza y es una parte fundamental de la vida terrestre. Mediante esta asociación, los hongos y las plantas en cuestión reciben increíbles beneficios recíprocamente, especialmente importantes cuando se intenta maximizar la calidad y la cantidad de las cosechas de marihuana.

Los hongos tienen acceso constante a una deliciosa recompensa de azúcares y carbohidratos, como la glucosa y la sacarosa, que son sintetizadas por las hojas de las plantas, trasladadas a las raíces y a su aliado fúngico. A cambio, la planta luego recoge los frutos de la mayor capacidad de los hongos para absorber el agua y los nutrientes del terreno donde habitan. Esto se debe a la mayor superficie de las hifas, que son mucho más delgadas que las raíces de las plantas, por lo que son capaces de extraer los minerales de manera más eficiente.

raíces de hongos micorrizas la absorción de nutrientes crecer el cultivo de marihuana semillas de cannabis real reinaLos hongos presentes también pueden facilitar el acceso de las plantas a elementos esenciales como el fósforo o el nitrógeno, que son primordiales para la salud óptima de la planta, sus rendimientos y la calidad.

La formación de micorrizas también aumenta la absorción de nutrientes. Además, este fenómeno puede proteger a tus plantas frente a diversas amenazas a las que los cultivadores se podrían enfrentar. Las plantas con micorrizas muestran mayor resistencia a enfermedades por patógenos que tienen lugar en el suelo. También tienen mayor capacidad para combatir épocas de sequía que puedan producirse, y toleran mejor el estrés por sales. Incluso son más resistentes a ciertas toxicidades que pueden aparecer en la tierra, como grandes concentraciones de metales.

CULTIVANDO ESTA RELACIÓN ESPECIAL

Para introducir hongos beneficiosos en tus plantas de marihuana, es importante proporcionarles una fuente de alimento que los atraiga y les haga sentir como en casa. Se pueden añadir diversas fuentes de carbohidratos para establecer una colonia y catalizar la micorriza. Algunos ejemplos baratos y fáciles de encontrar podrían ser zumos de fruta o el sirope de arce. Las proporciones recomendadas serían 10ml de carbohidratos por unos 4 litros de agua. Luego es importante mantener a las plantas bien oxigenadas para prevenir el crecimiento de hongos no deseados. Otra opción a valorar para aplicar una fuente de carbohidratos es añadir un poco de piedra de fosfato en el terreno para aumentar la formación de micorrizas. Esto proporcionará una buena ración de fósforo a los hongos para descomponer y luego suministrárselo a la planta. Un buen comienzo para una relación próspera.

Otro método para conseguir micorrizas para tus queridas plantas es darte un paseo por algún bosque y sacar algunas de la tierra. Localiza una zona de árboles lejos de cualquier contaminación. Limpia la maleza de una zona pequeña y cava unos centímetros en el suelo. Recoge un poco de tierra y repite el proceso en distintas zonas del bosque para diversificar. Esta mezcla se puede combinar luego con vermicultura, turba de coco y compost en las proporciones adecuadas.

Al plantar, echa una capa de esta mezcla cerca de la superficie, ya que permitirá a las raíces vírgenes de la planta atravesar los hongos, acostumbrarse a sus nuevos amigos y empezar esa relación simbiótica de micorrizas.

Quienes prefieran un método más sencillo, siempre pueden comprar productos con micorrizas. En internet hay muchas alternativas y no te supondrán un gran desembolso. Son una gran herramienta para desarrollar sistemas radiculares secundarios fuertes, mejorar la absorción de agua y nutrientes y la salud general de tus plantas. Muchos productos sólo necesitan una aplicación durante todo el ciclo de vida de una planta.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar