🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Luke Sumpter

¿Tienen tus plantas un aspecto alicaído? A pesar de una buena rutina de fertilización, riego e iluminación, te sientes frustrado al ver descubrir hojas decoloradas y deformadas en tus plantas de cannabis. No te preocupes, lo más seguro es que estés haciendo todo lo demás bien y simplemente padezcan estrés por calor.

El cannabis es una planta fuerte y robusta, y muchas de sus variedades autóctonas se han adaptado con el paso del tiempo para sobrevivir en zonas inhóspitas como la cordillera del Hindú Kush o la tundra de Asia central y del norte. A pesar del vigor de esta especie vegetal, solo puede hacer frente a un determinado nivel de calor antes de que su sistema fisiológico se resienta.


¿Qué temperaturas son demasiado altas para la floración?

A las plantas de marihuana les encanta el calor durante la floración, hasta cierto punto. Una cantidad adecuada de calor favorece su desarrollo, pero un calor excesivo puede afectar negativamente al crecimiento y salud de tus plantas. Procura mantener una temperatura de 18-26°C para que tu cannabis crezca feliz. Si vives en una zona cálida, puedes utilizar una combinación de ventiladores y aire acondicionado para impedir que la temperatura supere ese límite.

Video id: 266470360

Cómo Reconocer El Estrés Por Calor

Uno de los principales síntomas del estrés causado por el calor es cuando las puntas de las hojas en forma de abanico comienzan a curvarse hacia arriba. También presentan un aspecto seco y marchito. Lo más probable es que la culpa sea del calor, lo que elimina la posibilidad de que se trate de alguna deficiencia nutricional. Además de un aspecto enfermo, las hojas desarrollan manchas marrones de formas irregulares, especialmente a lo largo de los bordes de los dedos. Estas marcas suelen ir acompañadas de zonas amarillas por la decoloración. Estos síntomas afectan principalmente a las hojas más cercanas a la parte superior del dosel y alrededor del perímetro de la planta, es decir, las zonas que reciben más luz de forma directa.

Si notas estos síntomas durante la fase vegetativa, puedes tener la seguridad de que se deben al estrés por calor. En el interior, el estrés podría estar causado porque la parte superior de las plantas están demasiado cerca de la fuente de luz. Y en el exterior podría ser el resultado de una ola de calor especialmente fuerte o un clima muy cálido y seco.

El estrés provocado por el calor se manifiesta de formas distintas durante la floración. A veces, y para sorpresa de muchos cultivadores, salen brotes nuevos de los ya existentes. Esto da lugar a lo que se conoce como foxtail, que son unas estructuras alargadas compuestas de cogollos pequeños y hojas de azúcar. Se trata de un mecanismo de supervivencia que la planta pone en marcha para desarrollar cogollos capaces de reproducirse y generar semillas.

How To Protect Your Cannabis Plants From Heat Stress

A continuación, vamos a ver algunos métodos para prevenir y tratar el estrés por calor, tanto en el interior como al aire libre.

Cómo Combatir El Estrés Por Calor en Interior

El estrés causado por el calor puede afectar a los cultivos de interior de muchas formas. Para empezar, quienes cultiven en zonas cálidas podrían tener dificultades a la hora de controlar la temperatura del interior en pleno verano.

Independientemente del clima, los armarios de cultivo se calientan mucho si no se toman ciertas medidas. El calor generado por las diferentes fuentes de luz podría perjudicar a las hojas y someterlas a un estrés considerable. La ausencia de ventiladores y de un sistema de extracción adecuado impide que se formen corrientes de aire para enfriar el interior del armario. Aquí tienes unos consejos que te ayudarán a evitar el estrés por calor en el interior.

1. Coloca Ventiladores en El Espacio De Cultivo

Una solución sencilla y barata para enfriar el entorno de cultivo. Los ventiladores impiden que el aire caliente se vicie y crean una corriente de convención que ayuda a refrescar el ambiente. El viento generado por los ventiladores también hace que las plantas desarrollen unos tallos más gruesos y fuertes.

2. Utiliza Aire Acondicionado

Esto podría parecer obvio, pero es una solución viable. Los cultivadores de interior tienen la ventaja de poder controlar el microclima de su armario de cultivo, siempre que cuenten con las herramientas adecuadas. Es una opción bastante cara, pero puede ser tu salvación si vives en zonas como España o el sur de Estados Unidos. Coloca un dispositivo de aire acondicionado en tu armario de cultivo para que circule el aire fresco.

3. Cambia La Posición/tipo De Las Luces

Si tus plantas comienzan a presentar síntomas de estrés por calor, comprueba la distancia que hay entre ellas y la fuente de iluminación. Si solo ves síntomas en las hojas superiores, reajusta la posición de las luces para que estén más alejadas de las plantas.

Si con esto no consigues nada, podrías tener que cambiar el tipo de lámpara. La mayoría de las luces emiten mucho calor, y si cultivas en un espacio cerrado y en un clima cálido, las cosas se van a poner muy calurosas. Los LED son una opción estupenda para quienes tienen que lidiar con esta situación, ya que emiten mucho menos calor que las lámparas HID, y además, son más baratos de mantener.

4. Instala Un Sistema De Extracción

Un sistema de extracción es como un ventilador pero al revés; aspira el aire caliente y viciado y lo saca del espacio de cultivo. Si tienes ventiladores funcionando al mismo tiempo, te servirán para sustituir el aire viejo con aire fresco. Si utilizas un desaireador, es aconsejable instalarle un filtro de carbono, para evitar que el aroma sospechoso acabe inundando la zona.

5. Usa Suplementos Para Tratar Las Plantas Dañadas

Algunos cultivadores utilizan suplementos para tratar los síntomas del estrés por calor. Son efectivos, pero solo funcionan a largo plazo cuando el ambiente se enfría con las técnicas ya mencionadas.

Los extractos de algas marinas van muy bien para remediar algunos síntomas del estrés por calor. Están repletos de minerales y nutrientes que hacen que las plantas soporten mejor las temperaturas altas. Y luego está el silicio, un compuesto que aumenta la resistencia de las paredes celulares, hace que las plantas toleren mejor el estrés por calor y frío, y les ayuda a absorber nutrientes esenciales como el zinc, el cobre y el fósforo.

6. Hongos micorrícicos

Ciertas especies de hongos micorrícicos forman una relación simbiótica con las plantas de marihuana y les ayudan a combatir el estrés térmico. Estas formas de vida introducen unos pequeños filamentos (conocidos como hifas) en las raíces del cannabis, donde las células vegetales rodean a las células fúngicas y juntas forman unas estructuras llamadas micorrizas.

Las plantas nutren estos hongos con azúcares producidos durante la fotosíntesis. A cambio, los hongos actúan como una extensión de la red radicular, ayudando a las plantas a combatir las fuentes de estrés tanto bióticas (con vida) como abióticas (sin vida). Los hongos micorrícicos reducen el estrés térmico[1] y por sequía proporcionando agua que está fuera del alcance de la red radicular de la planta.

Cómo Combatir El Estrés Por Calor en Exterior

Los cultivos de exterior son más difíciles de controlar, ya que las plantas están sujetas a los caprichos del clima, así como a numerosas plagas e infecciones que pueden afectar de forma negativa a su vitalidad y rendimiento. Y el estrés por calor no es una excepción. Los cultivadores de interior tienen la ventaja de poder controlar el clima, mientras que quienes cultivan al aire libre, deben lidiar con olas de calor y monzones, entre otros muchos factores ambientales.

El estrés causado por el calor es una importante amenaza para quienes viven en zonas cálidas cercanas al ecuador. Aunque un aumento de la luz solar siempre es ventajoso, demasiada luz del sol podría provocar estrés por calor. Aquí tienes unos consejos para proteger tu cultivo de exterior.

1. Programa bien el riego

Regar con la cantidad adecuada de agua en el momento apropiado del día ayuda a las plantas a combatir el estrés por calor y evita que las hojas se curven hacia arriba. Pero recuerda: un riego excesivo puede causar pudrición de la raíz. Espera siempre a que los primeros centímetros de la capa superior del suelo estén secos, antes de volver a regar.

Y cuando llegue el momento de hacerlo, riega el sustrato hasta saturarlo. Los parterres elevados grandes necesitan más agua con menos frecuencia, mientras que las macetas se secan más rápido. Si cultivas al aire libre, procura regar pronto por la mañana o después de la puesta del sol, para evitar una evaporación rápida. Los aerosoles foliares también deben aplicarse únicamente en esos momentos para impedir que la evaporación tenga lugar en los delicados tejidos de las hojas.

2. Mantillo

Poner una capa de mantillo, o acolchado, ayuda a atrapar la humedad en el suelo y protege de las temperaturas altas a las raíces más cercanas a la superficie. Esta práctica también protege a los microbios beneficiosos del calor del sol. Hay dos tipos diferentes de mantillo: muerto y vivo.

El primero está compuesto por materia orgánica muerta, como por ejemplo:

  • Heno
  • Paja
  • Hierba cortada
  • Compost
  • Hojas

Nota importante: evita el heno que contenga semillas para impedir que la maleza crezca y se apodere de todo, y los productos que lleven el herbicida aminopiralida (AP), que acabarán rápidamente con tu cultivo.

El mantillo vivo se consigue plantando otras especies muy cerca de tus plantas de cannabis. Esta alta densidad de semillas hará que esos cultivos no crezcan mucho y evitará que eclipsen a tus plantas de marihuana. Los acolchados vivos protegen el suelo, mejoran su estructura y proporcionan microbios beneficiosos al liberar azúcares (exudados) en la tierra. Las leguminosas también fijan el nitrógeno atmosférico. Algunas opciones de mantillo vivo son:

  • Trébol encarnado
  • Hierba gallinera
  • Alfalfa
  • Verdolaga común

Nota importante: estas plantas ayudan a atrapar la humedad, pero también necesitan agua. Asegúrate de controlar la sequedad del sustrato y dales más agua de la que proporcionarías a tus plantas de cannabis si estuvieran creciendo solas.


Mulching

3. Evita el estrés

Si tus plantas se estresan por otros motivos, tendrán más dificultades para recuperarse del estrés térmico. Varias técnicas de cultivo exponen a las plantas a diferentes grados de estrés. En condiciones normales, las plantas se recuperan bastante rápido, pero si tienen que soportar unas temperaturas excesivas, podrían no hacerlo.

El trasplante de un recipiente pequeño a una maceta o parterre grande estresará tus plantas durante varios días. Evita trasplantar en zonas desprotegidas durante épocas de mucho calor. Las plantas necesitan tiempo para establecer sus raíces en un sustrato nuevo.

También deberás evitar las técnicas de entrenamiento de alto estrés, como el topping y el fimming, durante periodos de mucho calor. Estos métodos producen daños controlados en el sistema vascular de las plantas (como el xilema que transporta el agua y los fertilizantes).

4. Las Macetas Deben Ser Portátiles

Si cultivas en el exterior en un clima cálido, es recomendable hacerlo en tiestos o recipientes grandes en lugar de en el suelo. De esta forma, tus plantas serán portátiles y tendrás la opción de cambiarlas de sitio cuando la luz del sol sea demasiado intensa.

HOW TO PROTECT AGAINST HEAT STRESS OUTDOORS

5. Contruye Un Refugio Temporal

Si mantienes tus plantas al abrigo del sol durante todo el día, inhibirás su crecimiento y la fotosíntesis, lo que tendrá un efecto perjudicial. Pero crear un refugio temporal con un trozo de tela o una lona te ayudará a proteger tu cultivo durante el momento más caluroso del día. Construye un refugio para las horas de más calor y deja que las plantas se empapen de sol antes de que suban las temperaturas y después de que disminuyan.

6. Las Plantas De Exterior También Se Benefician De Los Suplementos

Los extractos de algas marinas ayudan a potenciar la resiliencia de las plantas tanto en el interior como al aire libre. Utilízalos siguiendo las instrucciones del fabricante y ofrece a tus plantas una protección extra con estas sustancias ricas en nutrientes.

¿Se pueden recuperar las plantas del daño térmico?

Sí. Tus plantas se recuperarán del daño térmico siempre y cuando tomes las medidas necesarias. Optimiza el horario de riego, pon una capa de mantillo y traslada las macetas a una zona más abrigada durante unos días. Resiste la tentación de defoliar las hojas dañadas hasta que tu planta se haya recuperado, para evitar que sufra más estrés.

¿Pueden revivir las plantas después de sufrir estrés térmico?

Las plantas de marihuana pueden recuperarse completamente del estrés por calor, siempre que se detecte a tiempo. El estrés térmico causa deshidratación, lo que se traduce en marchitamiento y en hojas rizadas. Si consigues intervenir antes de que tus plantas sufran demasiados daños en las hojas y el tallo, utiliza las estrategias anteriores para salvarlas.


Empieza Con Una Variedad Resistente Al Calor

En el mercado de cannabis hay miles de variedades distintas, cada una de ellas con sus propios rasgos positivos. Algunos criadores han conseguido crear plantas especialmente tolerantes con las temperaturas altas. Si partes de una de estas variedades, podrás reducir de forma significativa el riesgo de que tus plantas experimenten estrés por calor. Aquí tienes tres variedades que son resistentes al calor.

1. Fruit Spirit

La Fruit Spirit es una variedad muy robusta que se ríe de las temperaturas altas (dentro de lo razonable). Es el vástago de las míticas White Widow y Blueberry. Ofrece una composición genética bastante equilibrada, con un 60% de genes sativa y un 40% índica. Gracias a un 18% de THC y a un nivel medio de CBD, induce un efecto que relaja el cuerpo y estimula la mente. Su nombre es un homenaje al sabor dulce y afrutado de sus flores, que acaricia el paladar al fumarla.

La Fruit Spirit se desarrolla muy bien tanto en interior como en exterior. Las plantas de interior alcanzan alturas en torno a 80-120cm, tienen un período de floración de 8-10 semanas, y producen hasta 425g/m². Una sola planta cultivada al aire libre puede llegar a los 220cm de altura y producir cosechas de hasta 525g.

Fruit Spirit

2. Amnesia Haze

La Amnesia Haze es una variedad sativa dominante alta que crece bien en climas cálidos. Sus flores grandes y alargadas ofrecen un enorme nivel de THC del 22% y un contenido medio de CBD. Tiene un efecto electrizante, estimulante e ideal para potenciar la concentración y la motivación. Este subidón cerebral viene acompañado de un sabor con notas terrosas y cítricas.

La Amnesia Haze es una variedad muy productiva que recompensa a quienes la cultivan en zonas con un clima abrasador. Las plantas de interior alcanzan una altura de unos 140cm, tienen un período de floración de 9-11 semanas, y producen cosechas de hasta 650g/m². Las plantas cultivadas al aire libre y bajo el sol ardiente desarrollan una imponente altura de hasta 210cm. En este entorno, un solo ejemplar de esta variedad genera alrededor de 700g y está listo para la cosecha a finales de octubre.

Amnesia Haze

3. Royal Moby

La Royal Moby es una variedad impresionante, con flores y hojas de azúcar recubiertas de tricomas. Esta señorita sativa dominante es el vástago de la Haze y la White Widow, y rezuma resina con una concentración de THC del 21%. Esta robusta variedad soporta climas fríos y calientes, y se siente como en casa tanto en un armario de cultivo como bajo el sol en el jardín.

La Royal Moby no es muy exigente en cuanto al medio de cultivo. En el interior, alcanza alturas de 80-140cm y produce hasta 600g/m². Las plantas cultivadas al aire libre llegan a los 2-3 metros y generan cosechas gratificantes de unos 700g por cabeza.

Royal Moby Indoor

Fuentes Externas
  1. Arbuscular mycorrhizal fungi mitigate negative effects of combined drought and heat stress on tomato plants - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.