Las plantas de cannabis masculinas son, por lo general, vistas como algo no deseable, al menos si le preguntas al típico cultivador de marihuana. Nadie quiere que su precioso cultivo se polinice y arruine por accidente, como sabemos que sucede si no se separan las plantas masculinas de las femeninas en etapas tempranas.

Este estigma negativo y la dificultad asociada a las plantas masculinas son las razones por las que las semillas feminizadas han ganado popularidad. Y es cierto que les ponen las cosas más fáciles al cultivador.

El tema aquí es que las plantas de marihuana masculinas realmente no merecen la pobre imagen que arrastran. Tienen algunos usos válidos que quizás quieras plantearte antes de deshacerte de ellas.

A continuación veremos algunos de los mejores usos que les puedes dar a tus plantas de cannabis masculinas.

NECESITAS UN MACHO PARA CULTIVAR TUS PROPIAS CEPAS

Sí, cultivar marihuana es genial, pocos lo pondrían en duda. Pero cultivar básicamente la misma variedad idéntica a partir de esquejes puede que no sea lo más interesante para ti, como aficionado al cannabis. ¿Qué te parece cultivar tus propias cepas de cannabis de gran calidad? Para cultivadores más avanzados, cultivar nuevas variedades se podría perfectamente convertir en una pasión fascinante.

Imagina crear tus propios cogollos especiales, y que estos tengan más sabor y resina, mejores cosechas y que induzcan un mejor subidón. Puedes conseguir esto al combinar los mejores atributos de distintas cepas y cruzándolas de forma cuidadosa. Para hacerlo, no obstante, debes conservar tus machos.

Cuando comiences a cultivar tu propia variedad buscando la mejor calidad, la planta masculina contribuirá con un 50% del material genético. Tiene sentido que quieras seleccionar como donante al mejor macho disponible.

¿CÓMO ESCOGER UNA BUENA PLANTA MASCULINA PARA LA REPRODUCCIÓN?

Male Cannabis Plant

No fumamos plantas masculinas, por lo que es más difícil encontrar la planta perfecta con el mejor sabor. Normalmente, los cultivadores seleccionan su planta macho mediante un proceso de descarte. A continuación te presentamos algunos criterios que te ayudarán a determinar con cuál quedarte, y cuál eliminar.

No emplees plantas masculinas que crezcan especialmente rápido o alto. La mayor parte de las veces, estas plantas carecen de cogollos de calidad.

Deshazte de aquellos machos que florezcan demasiado pronto, y también de los que florezcan de forma automática. Las plantas que florecen en momentos inesperados podrían tener una probabilidad mayor de convertirse en hermafroditas.

Una cosa que los cultivadores hacen es escoger buenas plantas masculinas basadas en sus tallos. Los tallos grandes y huecos suelen ser una buena señal, y deberías tirar aquellas plantas que tengan tallos medulosos. Los cultivadores experimentados afirman que existe una relación positiva entre el tipo de tallo y el contenido en THC.

Elimina aquellas plantas masculinas que tengan una estructura de cogollos ligera, y conserva las que tengan cogollos densos y muy compactos para asegurarte de obtener buenas cosechas.

Una simple prueba de olfato es otro modo simple pero efectivo de encontrar un macho prometedor. Quédate con las plantas que desprendan el mejor aroma.

LAS PLANTAS DE CANNABIS MASCULINAS GARANTIZAN UNA LÍNEA GENÉTICA FUERTE

Cannabis Genetics

A diferencia de otras plantas que pueden desarrollar flores tanto masculinas como femeninas en una única planta, el cannabis es lo que se denomina una planta dioica, lo que significa que los machos y las hembras crecen por separado.

Eliminar las plantas distintivamente masculinas en etapas tempranas siempre produce una disminución de la diversidad. La presencia de machos es importante para que la cepa siga teniendo vitalidad y fuerza.

Muchos cultivadores aficionados emplean una única variedad feminizada, o basan todo su cultivo en esquejes prácticamente idénticos. Esta falta de diversidad conduce a defensas debilitadas y a una mayor sensibilidad frente a enfermedades y plagas.

LAS PLANTAS DE CANNABIS MASCULINAS PRODUCEN FIBRAS FUERTES

Hemp FibreExiste una diferencia perceptible en el tipo de fibras que producen las plantas de cannabis masculinas y femeninas. Los agricultores normalmente las separan cuando buscan plantas distintas para distintos usos.

Por ejemplo, para fabricar textiles u otros productos a partir de fibra de cáñamo. La fibra de la planta de cáñamo masculina es más flexible y tiene una resistencia mayor, mientras que las fibras femeninas tienden a ser más robustas.

Como las fibras de cáñamo de los machos son más suaves y finas, se ajustan mejor a prendas de alta calidad como ropa de cama y toallas. Las hembras producen una fibra rugosa que es más indicada para fabricar elementos como lienzos y otros tipos de telas duras.

Quién sabe, ¡quizás en algún momento quieres empezar a producir tejidos! Este es sin duda otro caso en el que te interesará conservar tus plantas masculinas, ya que son especialmente útiles para ciertos fines.

LAS PLANTAS DE CANNABIS MASCULINAS SON UNA BUENA COMPAÑÍA

No siempre tienes que fumar marihuana para sacarle partido a tus plantas. Las plantas de marihuana tienen varias defensas naturales, incluidos sus terpenos aromáticos, que son grandes repelentes de plagas. La marihuana es en realidad un excelente cultivo asociado.

Unas cuantas plantas masculinas situadas estratégicamente entre tus verduras y hortalizas quizás sean todo lo que necesites para mantenerlas a salvo de plagas, ¡y sin tener que utilizar pesticidas potencialmente dañinos!

Si tienes un cultivo bastante grande, puedes establecer un espacio dedicado a tus plantas macho. Mantenlas lo más alejadas que puedas de las hembras. Puedes contribuir a reducir el riesgo de una polinización accidental plantando girasoles para crear una barrera natural entre las masculinas y las femeninas.

Esto te permite cultivar cannabis increíble para fumar, y sin tener que tirar tus plantas masculinas por miedo a una polinización accidental.

¿QUE NO TE PUEDES COLOCAR CON PLANTAS DE CANNABIS MASCULINAS? ¡ES SOLO UN MITO!

Male Cannabis High

Al contrario de lo que muchos afirman, es posible experimentar un subidón a partir de plantas de marihuana masculinas, ya que no es cierto que no produzcan nada de THC. Aunque las plantas masculinas producen menos THC en sus cogollos en comparación con sus equivalentes femeninas, sus flores contienen más THC que el de las hojas femeninas.

Los cultivadores de marihuana suelen aprovechar las hojas cálices sobrantes de sus plantas femeninas cuando se acerca la cosecha. Las cálices son geniales para fabricar hachís, mantequilla de cannabis y otros concentrados.

¡Pero también puedes utilizar las plantas masculinas con los mismos fines! La mayor parte de la resina de los machos está situada en los sépalos, y en aquellos lugares en que se produce el polen. También producen una buena cantidad de THC en las hojas pequeñas. ¡Así que no hay razón para descartar todas estas maravillas!

UTILIZA TUS PLANTAS MASCULINAS PARA CREAR UN ZUMO O TÉ DE CANNABIS SALUDABLE

Cannabis Juice

El zumo de marihuana es una valiosa fuente de nutrientes, y se está volviendo popular entre consumidores preoupados por su salud. Tus plantas de cannabis masculinas contienen los mismos cannabinoides que las femeninas, solo que en cantidades menores.

Esto hace que el cannabis masculino sea perfecto para exprimir. Puedes utilizarlo básicamente como harías con el femenino, salvo porque no puedes producir zumo a partir de los tallos más anchos y de las hojas más grandes para evitar que tenga un amargo "sabor a planta".

El zumo de cannabis también es un medio fantástico para proporcionar los beneficios de cannabinoides como el CBD, pero sin producir ningún subidón ni efectos secundarios no deseados. Si no quieres complicarte demasiado, también puedes producir té con las hojas de tu planta masculina.

POR QUÉ DEBERÍAS QUEDARTE CON TUS PLANTAS DE CANNABIS MASCULINAS

Las plantas de cannabis masculinas realmente no merecen su mala reputación. Tienen numerosas aplicaciones interesantes, desde cruzar nuevas cepas hasta crear tus propias bebidas saludables con marihuana, o fabricar material de cáñamo de alta calidad.

Pero las ventajas de conservar las plantas masculinas van más allá de estos criterios, y es que valen para un fin más importante. Eliminar las plantas masculinas supone un riesgo mayor para su diversidad, y por tanto para la sostenibilidad del cannabis en su conjunto.

Un ejemplo similar podemos observarlo en los plátanos y en otras plantas que han sido reproducidas de forma selectiva. Al cruzarlas para crear unas pocas variedades atractivas comercialmente, los plátanos tal y como los conocemos están camino de la extinción. Lo mismo ha ocurrido ya con el maíz y el trigo.

Al quedarnos con las plantas de cannabis masculinas, estamos ayudando de forma activa a apoyar la supervivencia genética continuada de la marihuana. Si ignoramos la importancia de esto por nuestro propio interés, algunas variedades podrían simplemente desaparecer.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar