El cultivo de marihuana durante la fase vegetativa

El cultivo de marihuana durante la fase vegetativa

Cómo cuidar el cannabis durante la etapa vegetativa para obtener los mejores resultados.

Índice:

¿QUÉ ES LA FASE VEGETATIVA?

La fase vegetativa es un período del ciclo de cultivo que tiene lugar después de la germinación y antes de la floración. Cuando las semillas de cannabis germinan, brotan del suelo en forma de plántulas. Estas jóvenes tienen un tallo corto y dos cotiledones redondeados. Después, se forman las primeras hojas "verdaderas". Durante las siguientes 2-3 semanas, las plántulas empiezan a madurar y producen una gran cantidad de hojas de abanico (estructuras necesarias para la fotosíntesis). Esto marca el comienzo de la fase vegetativa.

La fase vegetativa puede durar entre 3 y 16 semanas (o más), dependiendo de la genética de cada cepa y de los objetivos de quien cultiva. Durante este tiempo se produce un crecimiento explosivo. Las plantas normalmente se trasplantan a recipientes más grandes al comienzo de la fase vegetativa para que su sistema de raíces tenga más espacio para poder expandirse. El tallo principal asciende, y el espacio internodal aumenta de forma significativa. Las variedades índica mantienen una estructura corta y crecen mucho por los laterales, mientras que las variedades sativa crecen más a lo alto y se ramifican mucho menos.

Para las variedades fotoperiódicas, la fase vegetativa termina cuando el ciclo de luz se acorta.

En exterior, esto sucede a medida que las estaciones cambian de verano a otoño.

En interior, el horario de iluminación se acorta para obligar a las plantas fotoperiódicas a florecer cuando se les ordena. Las plantas pasarán de la fase vegetativa a la floración cuando se expongan a un ciclo de 12 horas de luz encendida y 12 horas de oscuridad. Por otro lado, las variedades autoflorecientes inician la floración en función de su edad en lugar de su ciclo de luz.

 

Growth phase (Week 1)
Growth phase (Week 2)
Growth phase (Week 3)
Growth phase (Week 4)
Growth phase (Week 5)
Growth phase (Week 6)
Growth phase (Week 7)
Growth phase (Week 8)

IMPORTANCIA DE LA FASE VEGETATIVA

La fase vegetativa es un período clave en el ciclo de vida de una planta de cannabis. Al cultivar, se deben proporcionar unas condiciones ambientales óptimas para que las plantas crezcan lo más grandes y saludables posible. El tamaño suele ser equivalente a la cosecha. Cuanto más grandes se vuelvan las plantas, más nudos o puntos de floración desarrollarán.

Pero el tamaño no es el único factor. Algunos cultivadores prefieren mantener sus plantas pequeñas y aun así consiguen cosechas excelentes, algo que se puede lograr entrenando las plantas. Este tipo de técnicas deben llevarse a cabo durante la fase vegetativa, antes de que empiecen a salir las primeras flores. Durante la fase vegetativa se producen muchas funciones fisiológicas esenciales. Las hojas de abanico trabajan duro para convertir la luz y el CO₂ en energía. El sistema radicular se expande, proporcionando así un anclaje firme para evitar que la planta se caiga; las raíces también trabajan para absorber nutrientes vitales y agua.

Para cumplir con las necesidades de las plantas durante este periodo, hay que asegurarse de proporcionar la cantidad correcta de luz, agua y nutrientes. Si cultivas, también debes ser consciente de las plagas y los patógenos, y hacer todo lo posible para evitar que estas amenazas dañen o incluso maten tu cultivo. En definitiva, el período vegetativo prepara el escenario para la floración. Cuanto más saludables estén las plantas durante esta fase, más preparadas estarán para la floración y para darte una cosecha abundante.

Video id: 484383048

CÓMO LOGRAR UN CRECIMIENTO VEGETATIVO IDEAL

Los factores que hemos mencionado antes se aplican a todos los cultivos de cannabis. Si consigues alcanzar el equilibrio perfecto entre todas estas variables, es posible que durante la fase vegetativa se produzca un crecimiento notable. Aunque las necesidades principales de las plantas siguen siendo las mismas, si cultivas debes ser consciente de las diferencias entre plantar en interior y en exterior. Estos dos entornos tan diferentes suponen varios desafíos tanto para ti como para tu cultivo.

INTERIOR

Cuando se cultiva en interior, normalmente se colocan las plantas en armarios o cuartos de cultivo dedicados a ello; esto conlleva distintas ventajas y desventajas. El cultivo en interior te permite un control prácticamente completo sobre el entorno durante toda la duración del ciclo de cultivo. Durante la fase vegetativa, se puede optar por encender las luces durante 18-24 horas al día. Cuanta más luz se le proporciona a una planta, más puede fotosintetizar, lo que da como resultado un crecimiento vegetativo más explosivo.

Más control significa que también hay más factores que vigilar. Si cultivas en interior es necesario medir los niveles de CO₂, la humedad y la temperatura a menudo. Estos factores deben mantenerse dentro de parámetros específicos para optimizar el crecimiento de la planta. Puede que tengas que invertir en ventiladores, higrómetros, humidificadores/deshumidificadores o extractores, entre otras cosas, para que tu cultivo funcione sin problemas. Estos sistemas se pueden automatizar utilizando temporizadores y sensores, pero no es algo realista para cultivadores novatos y aficionados.

INTERIOR

EXTERIOR

Si cultivas en exterior tienes mucho menos control sobre tus plantas durante la fase vegetativa y el ciclo de cultivo en general. Los elementos toman el mando, lo que puede ser bueno en algunas circunstancias. No tienes que proporcionar una fuente de luz, y la lluvia frecuente y los sistemas de riego eliminan la necesidad de tener que regar de forma regular.

Lograr un crecimiento vegetativo ideal en exterior consiste principalmente en aumentar las defensas para las plantas. Hay muchas criaturas ahí fuera que estarían encantadas de merendarse tus plantas. Criaturas pequeñas como los insectos pueden excavar en las hojas y masticar las raíces, mientras que animales como aves o ciervos pueden causar daños graves en las hojas y los tallos. Los ambientes húmedos también aumentan el riesgo de infecciones fúngicas. En tu cultivo de exterior puedes introducir controles biológicos, como los insectos depredadores, para eliminar las especies de plagas, y también puedes cultivar plantas asociadas para disuadirlos. Las redes y rejas son una línea de defensa efectiva contra animales más grandes.

La pulverización foliar puede ayudar a que el moho se mantenga lejos. También tendrás que preocuparte de colocar tu cultivo en un lugar que esté bien ventilado y evitar zonas estancadas.

EXTERIOR

DALE A TUS SEMILLAS DE CANNABIS EL MEJOR COMIENZO

Como hemos indicado anteriormente, la etapa de la plántula viene justo antes de la fase vegetativa. Es un momento clave en la vida de una planta de cannabis y puede determinar su destino. Al igual que un crecimiento vegetativo saludable contribuye a una fase de floración ideal, una etapa de plántula saludable hace lo mismo para todo el ciclo de cultivo. Vamos a ver los factores fundamentales a tener en cuenta durante este periodo.

MEDIO DE CULTIVO

Puedes cultivar plantas en una gran variedad de medios, entre ellos el suelo y el agua (hidroponía). El medio de cultivo proporciona un espacio para que crezcan las raíces y, en el caso del suelo, proporciona materia orgánica y nutrientes. Puedes añadir microorganismos como hongos micorrícicos en el sustrato para formar una relación beneficiosa para tus plantas. Ayudan con la descomposición de la materia orgánica y la absorción de nutrientes.

En un cultivo hidropónico, empieza por un agua filtrada de buena calidad. El agua del grifo contiene exceso de cloro y otras sustancias perjudiciales.

ILUMINACIÓN

La luz es uno de los factores más importantes a la hora de cultivar cannabis. Junto con el agua y el CO₂, es un elemento fundamental en el proceso de la fotosíntesis. Debes empezar por un buen equipo de iluminación para permitir que las plantas crezcan sanas y fuertes. Se recomiendan luces LED porque el coste operativo es bajo y además emiten poco calor.

Como hemos dicho, las cepas fotoperiódicas en interior requieren 18-24 horas de luz al día durante la fase vegetativa. Cuanto más se exponga una planta a la luz, más rápido crecerá. La mayoría de los cultivadores ponen sus plantas en vegetativo durante 4-8 semanas. Después de este tiempo, es necesario un cambio a 12 horas de luz al día, para iniciar la floración.

Por otro lado, las plantas autoflorecientes florecen por sí solas. Dales entre 18-24 horas de luz al día durante la fase vegetativa y la floración, y observa cómo se produce la magia.

ILUMINACIÓN

FERTILIZACIÓN

Las plantas de cannabis tienen necesidades nutricionales específicas, y sus requisitos son diferentes durante la fase vegetativa y la de floración. Durante el período vegetativo, las plantas requieren niveles más elevados de nitrógeno, lo que contribuye al crecimiento de tallos y hojas. También necesitan niveles adecuados de potasio para regular la apertura y el cierre de los estomas, y para producir energía. Las plantas en vegetación también necesitan la cantidad adecuada de magnesio para impulsar la fotosíntesis y calcio para la salud de la pared celular.

Puedes comprar fertilizantes preparados para la fase vegetativa para simplificar las cosas. Productos como el estimulante del crecimiento Easy Grow proporcionan todos los nutrientes que las plantas necesitan en todo el periodo vegetativo.

Si cultivas hidropónicamente, compra fertilizantes específicos para el crecimiento vegetativo y aplícalos según las instrucciones.

RIEGO

El agua, el líquido de la vida. Las plantas de cannabis dependen del agua para absorber nutrientes tanto en suelo como en cultivos hidro. Durante el proceso de transpiración, el agua sube por el tallo de la planta hacia las hojas, transportando nutrientes donde se necesitan. Sin embargo, el exceso de agua puede ser negativo. Puede privar a las raíces del aire y conducir al desarrollo de la pudrición de la raíz. Cuando riegues las plantas durante la fase vegetativa, espera a que se sequen los ~3cm superiores del sustrato antes de volver a regar. Las plantas hidropónicas reciben todo el agua que necesitan de su medio de cultivo.

RIEGO

TEMPERATURA

Las plantas en vegetación se desarrollan mejor a temperaturas de 20-30°C. Afortunadamente, tanto para quien cultiva en interior como en exterior, es un rango bastante amplio. Las plantas en vegetación pueden tolerar una humedad bastante alta. Pero no dejes que los niveles caigan por debajo del 40%. Tanto la temperatura como la humedad se pueden medir con un termómetro/higrómetro. Si cultivas en interior, puedes adaptar estas condiciones por medio de calentadores, aire acondicionado, humidificadores y deshumidificadores. En exterior, puedes instalar cubiertas para proteger del sol las plantas en vegetación, en caso de que llegue una ola de calor infernal.

VENTILACIÓN

El flujo de aire es vital para mantener las plantas que están en vegetación en buen estado de salud. En un armario de cultivo, un ventilador de entrada y un extractor mantendrán el aire fresco. Traerán CO₂ y eliminarán el exceso de oxígeno. La ventilación también ayuda a prevenir la formación de moho. Si cultivas en exterior en un túnel de polietileno, es conveniente configurarlo en la dirección del viento o instalar algunos ventiladores para mantener el aire en movimiento.

ENTRENAMIENTO

El entrenamiento te permite transformar y dar forma a las plantas a tu antojo. Amplía la copa y deja que penetre más luz. Las técnicas de entrenamiento también pueden aumentar las cosechas a la vez que mantienen las plantas en tamaños manejables. Se pueden utilizar métodos como el entrenamiento de bajo estrés para cambiar la forma de las plantas doblando y atando tallos y ramas.

LAS PRIMERAS DOS SEMANAS DE LA FASE VEGETATIVA

Las plantas crecen muy rápido durante este tiempo. Tendrás que revisarlas continuamente y ajustar los parámetros de tu cultivo en consecuencia. Si utilizas Easy Booster Tablets, la fertilización no será un problema. Cuando cultivas, es necesario controlar muy de cerca el riego. De nuevo, espera a regar hasta que los 3cm superiores del sustrato estén secos. Como las plantas van a crecer muy rápido, puede que sea necesario cambiar la posición de las luces. Si la parte superior de una planta se acerca demasiado a la fuente de luz, podría sufrir quemaduras por luces. La fuente de luz debe estar suspendida a unos 30cm de la parte superior de la planta. Si se produce un amarillamiento de las hojas, hay que colocarlas todavía más lejos.

Es importante mantener un nivel de humedad elevado durante las primeras dos semanas de vegetación. La humedad en el aire aumentará la salud de las plantas y en interior se puede conseguir apagando de forma temporal los ventiladores.

OTROS FACTORES A TENER EN CUENTA DURANTE LA FASE VEGETATIVA

Además de lo anterior, hay otros factores cruciales a tener en cuenta durante la fase vegetativa, independientemente de cómo o dónde decidas cultivar.

SEXADO

Diferenciar el sexo de las plantas de cannabis es vital para evitar que los machos polinicen el espacio de cultivo. Si el objetivo es producir flores resinosas, debes identificar y eliminar los machos lo antes posible. Una vez que su polen poliniza una flor femenina, comenzarán a producir semillas y detendrán la producción de resina. El sexado se puede realizar unas cuatro semanas después de la germinación. Las plantas macho y las hembra comenzarán a producir preflores, pequeños trozos de tejido que definen el sexo. Las preflores que producen las plantas macho son más esféricas, mientras que las femeninas se parecen a la forma de una lágrima. Para ver más de cerca los nudos, puedes utilizar una herramienta de aumento, como una lupa de joyero. Si detectas un macho, debes retirarlo del espacio de cultivo. Se puede mantener separado para fines de cría o simplemente eliminarlo.

CALCULAR EL ESPACIO

Cada planta necesita su propio espacio. Si las plantas están abarrotadas terminarán eclipsándose unas a otras y bloqueando la luz. Aquí entran en juego muchas variables. El genotipo de una cepa determinará cuánto va a crecer, sin embargo, las plantas se pueden manipular utilizando métodos de entrenamiento.

Puedes planificar tu espacio de cultivo calculando cuántas plantas cultivar por metro cuadrado.

  • Con la técnica SOG, generalmente puedes poner entre 4 y 16 plantas por m². Esto implica plantar muchas plantas pequeñas en macetas muy cerca unas de otras para formar una copa horizontal uniforme.
  • Como hemos mencionado antes, el entrenamiento de bajo estrés (LST) es otra técnica utilizada para controlar las plantas. Te permitirá colocar aproximadamente cuatro plantas por m².
  • Por último, el método ScrOG se puede emplear para aumentar la productividad, aunque solo entrará una planta por m².

PODA APICAL

La poda apical o topping es un método probado para controlar la estatura de una planta de cannabis al mismo tiempo que aumenta el potencial de productividad. Al podar la parte superior del tallo principal, puedes fomentar el crecimiento lateral, lo que a su vez mejora la productividad en términos de cosecha. Puedes realizar el topping desde el momento en que la planta haya desarrollado 3-5 nudos.

Es una técnica para la fase de crecimiento vegetativo. Si la vas a aplicar, debes empezar por unas tijeras esterilizadas, y cortar la punta del tallo principal, haciendo que se bifurque. Puedes repetir este proceso una y otra vez para dar lugar a más sitios en los que puedan salir cogollos, pero las plantas necesitan un período de "recuperación" después de cada topping, lo que inevitablemente alargará la duración de la fase vegetativa.

Royal Queen Seeds Genetics

Royal Queen Seeds produce algunas de las mejores semillas de marihuana de europa, ofreciendo a cultivadores aficionados de todas partes el acceso a las mejores cepas de cannabis del mercado.

Compra en RQS

Parte 1: La Germinación. Guía completa para la germinación de semillas de marihuana.

Parte. 3: La fase de floración. La fase de floración del cannabis

Parte. 4: Últimas semanas de floración. El momento tan esperado de la cosecha finalmente está al alcance de nuestras manos.

Parte. 5: La cosecha. Aprende todos los pasos del proceso de cosecha y postcosecha del cannabis.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.