¿Quieres semillas de Royal Gorilla GRATIS? ¡Entra aquí!

By Luke Sumpter Reviewed by: Andreu Francés

Guía para diferenciar las plantas de cannabis macho, hembra y hermafroditas.


La marihuana presenta muchas características que la convierten en una planta única en el reino vegetal: desde los cannabinoides psicoactivos, hasta los terpenos aromáticos. Pero la singularidad de esta planta va más allá de los fitoquímicos que produce.

La gran mayoría de especies vegetales son monoicas, es decir, poseen órganos reproductivos tanto masculinos como femeninos. Las especies monoicas incluyen plantas comestibles, como el maíz y la calabaza, que pueden fecundar sus propias flores con su propio polen.

El cannabis pertenece a una minoría de especies que son dioicas, lo que significa que producen plantas masculinas y plantas femeninas por separado. Curiosamente, solo el 7% de todas las angiospermas (especies de plantas con flor) poseen este rasgo singular e interesante.

¿Qué importancia tiene que la marihuana sea una planta dioica?

Los cultivadores y criadores de cannabis aprovechan esta característica, ya que les permite separar las plantas masculinas y femeninas. Esto permite evitar que las flores se fertilicen y produzcan semillas, lo que resulta en plantas de mejor calidad, conocidas como "sinsemilla". 

También significa que los criadores de cannabis tienen un mayor control a la hora de cruzar determinados machos y hembras. Pueden elegir dos plantas sanas y vigorosas, colocarlas una al lado de la otra, y producir una descendencia que exprese unas características determinadas.

Echemos un vistazo más profundo a las plantas de cannabis macho y hembra. Y después veremos por qué algunas plantas desarrollan flores masculinas y femeninas.

Cannabis macho vs. Cannabis hembra: ¿en qué se diferencian?

Las plantas de cannabis macho y hembra parecen idénticas durante la fase de plántula y la fase vegetativa. Pero, a medida que empiezan a florecer, comienzan a revelar su sexo. Durante la fase de floración, las hembras producen cogollos resinosos cargados de cannabinoides, mientras que los machos producen unos saquitos llenos de polen.

Las plantas hembra son el principal objetivo de quienes solo cultivan para consumo propio. Pero, según su genética, las plantas hembra pueden tener un aspecto muy diferente entre sí. Algunas tienen un tamaño pequeño, producen canopias densas y bastantes ramas laterales; mientras que otras superan los 3m de altura, producen cosechas inmensas y su aspecto es más similar a un árbol que a una planta corriente de jardín.

Pero, a pesar de sus diferencias, todas las plantas hembra tienen algo en común: producen flores femeninas. Estas flores, conocidas coloquialmente como cogollos, tienen unas pequeñas estructuras glandulares llamadas tricomas, donde se producen los cannabinoides como el THC y el CBD.

En cambio, las plantas masculinas no producen flores femeninas. En lugar de esto, producen flores masculinas, por lo que son menos valiosas para los cultivadores que solo quieren cogollos. Las flores masculinas producen unos saquitos de polen, que contienen el material genético necesario para fertilizar las flores femeninas y producir semillas. Esto hace que los machos sean extremadamente importantes para la cría de nuevas variedades de marihuana.

Es importante mencionar que los saquitos de polen masculino y las flores femeninas se desarrollan en la misma zona de la planta. Ambas estructuras brotan de los nudos (el lugar donde las ramas se encuentran con el tallo principal). Así que, cuando veas que algunas plantas empiezan a formar cogollos, empieza a buscar los sacos de polen.

Cannabis macho vs. Cannabis hembra: ¿en qué se diferencian?

Hermafroditas: cuando las plantas de marihuana se vuelven monoicas

Al igual que los amantes del cannabis, las propias plantas de marihuana no siempre siguen las reglas. A veces, esta especie dioica va a contracorriente y desarrolla órganos reproductivos masculinos y femeninos en una misma planta. Estos ejemplares se conocen como hermafroditas. Este rasgo inusual puede deberse a factores genéticos, factores ambientales, o ambos. Las plantas hermafroditas producen cogollos y sacos de polen, por lo que pueden autopolinizarse, fecundándose a sí mismas.

Obviamente, si quieres obtener los mejores cogollos posibles, te interesa evitar este fenómeno. Más abajo, analizaremos las causas del hermafroditismo y veremos cómo evitarlo.

Hermafroditas: cuando las plantas de marihuana se vuelven monoicas

¿Es posible saber si tu planta es macho o hembra antes de que florezca?

Afortunadamente, sí. Aunque los machos suponen una amenaza para los cultivadores que únicamente quieren cogollos resinosos, puedes evitar que entren en el cuarto de cultivo si sabes en qué fijarte. Para detectar los machos, no hace falta esperar a que desarrollen los sacos de polen y arriesgarse a que esparzan su material genético.

Antes de entrar en la fase de floración, las plantas de marihuana empiezan a revelar su sexo en forma de preflores. Las preflores son la fase temprana de desarrollo de los cogollos y los sacos de polen que se forman alrededor de los nudos (la zona donde se unen las ramas y el tallo principal). Sin embargo, las preflores tardan cierto tiempo, hasta seis semanas, en mostrar claros rasgos masculinos o femeninos.

  • ¿Cuándo puedes saber si tu planta es macho o hembra?

Por suerte, las preflores masculinas muestran características determinantes antes que sus homólogas femeninas. Esto permite a los cultivadores retirar las plantas macho del espacio de cultivo mucho antes de que las hembras empiecen a florecer. Normalmente, los machos revelan su sexo dos semanas antes que las hembras. Las preflores pueden empezar a aparecer alrededor de la sexta semana del ciclo de cultivo.

Artículo relacionado
Plantas macho y hermafrodita

Cómo identificar los diferentes sexos de las plantas de marihuana

Poder identificar el sexo de una planta lo antes posible es una habilidad esencial para todo cultivador de marihuana. Si aprendes a distinguir el sexo de las plantas, podrás prevenir la polinización accidental.

El objetivo es detectar a los machos y sacarlos cuanto antes de tu jardín/cuarto de cultivo. El sexo de las plantas se hace bastante obvio durante las etapas tempranas de la floración. En este sentido, el tiempo es oro; cuanto antes identifiques y elimines los machos, menor será la probabilidad de una fecundación accidental.

  • Cómo identificar las plantas de cannabis masculinas

Para determinar el sexo de las plantas, los cultivadores se basan en identificar las preflores, que son unas pequeñas estructuras que se forman en los nudos a finales de la fase vegetativa.

Cuando comienza la floración, observa tus plantas usando una lupa. Inspecciona algunos nudos de cada planta para ver en qué punto del proceso de floración están. En esta etapa aún no verás ninguna flor femenina o saquito de polen. Lo que debes buscar son las preflores jóvenes, ya sean machos o hembras. Aunque estas diminutas estructuras tienen un aspecto similar, presentan características únicas que permiten distinguirlas.

Las preflores masculinas son unas bolitas que parecen unos pequeños huevos verdes. Estos saquitos de polen son lisos y no tienen pelos o algún punto distintivo. A medida que avanza la fase de floración, estos sacos empezarán a formar grupos más grandes y densos. Llegado este punto, será fácil identificarlos a simple vista. Pero, generalmente, los sacos de polen comienzan a dispersar su contenido unas 2-3 semanas después de formarse. Así que procura sacarlos rápidamente de tu espacio de cultivo, salvo que quieras cruzar tus plantas.

La diferencia entre las flores masculinas y femeninas se hace más evidente a medida que se desarrollan, pero quienes tengan buen ojo podrán distinguirlas en las fases tempranas. Las preflores masculinas, un punto de referencia anatómico conocido como flores estaminadas, son mucho más esféricas. Se caracterizan por un saco redondo acompañado de un trozo largo de tejido protuberante; juntas, estas estructuras se denominan "bola y palo". Si se desarrollan, las preflores masculinas se transforman rápidamente en sacos colgantes cargados de polen. Las plantas macho también muestran otras características que ayudan a delatar su sexo; estas diferencias morfológicas incluyen una mayor altura, tallos más gruesos y menos hojas.

Cómo identificar las plantas de cannabis masculinas
  • Cómo identificar las plantas de cannabis femeninas

Las preflores femeninas también se forman en los nudos. Pueden distinguirse por una característica visual obvia: los pelos. Las preflores femeninas producen unos cálices en forma de lágrima, con unos pelillos sobresaliendo de la punta. Estos pequeños pelos, conocidos como pistilos, son los órganos sexuales de las flores de cannabis femeninas.

Los pistilos están diseñados para capturar el polen, dando lugar a la fecundación de las flores. Estas estructuras sobresalen de las flores para capturar el polen del aire, o para entrar en contacto con los insectos cubiertos de polen.

En cuestión de semanas, estas pequeñas preflores se hinchan convirtiéndose en cogollos densos y empiezan a producir una resina rica en cannabinoides y terpenos. Al haber eliminado las plantas macho para evitar la polinización, tus flores hembra producirán resina continuamente hasta el final del ciclo de cultivo.

Cómo identificar las plantas de cannabis femeninas
  • Cómo identificar las plantas de cannabis hermafroditas

Las plantas hembra pueden desarrollar sacos de polen (o estambres expuestos) junto con sus flores femeninas debido a varios factores. Esta característica significa que las plantas no necesitan depender de un macho cercano para fecundar sus flores. Como veremos en breve, esto es un mecanismo de supervivencia muy astuto, que demuestra el ingenio de la naturaleza. Sin embargo, las plantas hermafroditas no son deseables en el jardín o cuarto de cultivo. Ahora, examinemos los diferentes tipos de plantas hermafroditas y cómo evitar los problemas que causan este rasgo.

Tipos de plantas de marihuana hermafroditas

Las plantas de cannabis hermafroditas se presentan en dos formas diferentes: las auténticas hermafroditas y las "platanitos".

La primera presenta flores claramente masculinas o femeninas. Si las inspeccionas de cerca, verás que las flores masculinas ocupan algunos nudos, mientras que las femeninas se desarrollan en otros. Cuando los sacos de polen se rompen, el polen se desplaza hacia los pistilos y la planta se reproduce consigo misma. A partir de ahí, producirá semillas que darán lugar a la siguiente generación.

Los "platanitos" hermafroditas reciben su nombre por su aspecto físico. En lugar de producir flores masculinas, solo desarrollan un estambre sin sépalos dentro de la flor femenina. Este estambre expuesto deja caer el polen directamente sobre los cogollos, para garantizar la autofecundación. La forma y el color de estos estambres es similar al de cierta fruta tropical, de ahí su nombre.

Tipos de plantas de marihuana hermafroditas

Cómo evitar las plantas hermafroditas en tu cuarto de cultivo

El hermafroditismo se debe a dos factores principales: el estrés y la genética. En lo que respecta al estrés, el hermafroditismo sirve como mecanismo de supervivencia. Si una planta sufre daños, calor, enfermedades o deficiencias nutricionales, empieza a estresarse. Básicamente, la planta cree que su tiempo se está acabando; por tanto, en un último intento por reproducirse, decide dejar de esperar a un macho y fecundarse a sí misma.

Para evitar este problema, intenta mantener un ambiente estable en tu cuarto de cultivo. Utiliza un termohigrómetro para controlar la temperatura y la humedad, mantén un ciclo de luz estricto y asegúrate de que tus plantas reciban todos los nutrientes necesarios.

Pero, incluso aunque tengas todos estos frentes cubiertos, las plantas pueden polinizarse a sí mismas debido a la mala genética. Incluso con todos estos frentes cubiertos, tus plantas podrían polinizarse a sí mismas debido a sus genes. Las plantas con un mal historial genético pueden heredar genes asociados con la expresión de flores masculinas, y producir hermafroditas. Por este motivo, es importante comprar a empresas de renombre que ofrezcan semillas de alta calidad con una genética estable.

¿Cuánto dura el polen en el cuarto de cultivo?

Si se almacena en condiciones adecuadas, los criadores pueden guardar el polen durante años para fines reproductivos. Pero esta sustancia fecundante no durará tanto si se expone a los ambientes volátiles de los cuartos de cultivo y los jardines. Los granos de polen pierden viabilidad al exponerse al agua, el calor y la luz; y estos elementos son habituales en cualquier entorno de cultivo.

Cuando una planta macho abre sus sacos de polen y esparce su material genético, el polen solo será viable durante unos días. Si ocurriera un desastre y polinizara accidentalmente a las plantas hembra cercanas, estas desviarían su energía de la producción de resina para dedicarla a la formación de semillas. Aunque tu cultivo actual no salga exactamente como esperabas, esto no significa que tengas que esterilizar todo el cuarto y el material de cultivo.

La viabilidad del polen que se encuentra en el aire disminuirá a menos de un 5% [1]en un plazo de aproximadamente tres días. Si a partir de entonces tienes más cuidado a la hora de identificar el sexo de tus plantas, no tendrás que preocuparte de que el polen residual contamine tu siguiente lote de plantas hembra.

¿Qué tipo de semillas de marihuana son buenas para la cría?

Si quieres intentar criar cepas de marihuana necesitarás semillas de cannabis regulares, y Royal Queen Seeds ofrece una selección de alta calidad. A diferencia de las semillas feminizadas que solo producen plantas hembra, las semillas regulares ofrecen un 50% de posibilidades de que las plantas sea macho o hembra.

Con estas semillas, los criadores obtienen un ejército de machos y hembras para poder cruzarlos entre sí. Para crear tus propias variedades únicas, adaptadas a tu gusto, selecciona los mejores ejemplares y crúzalos entre sí. Pero si tu objetivo no es la cría sino simplemente tener cogollos, puedes usar las semillas regulares por su genética estable y fiable; estas semillas proporcionan unas plantas madre excelentes para producir esquejes y unas cosechas espectaculares. Al usar semillas regulares, tendrás que detectar las plantas macho, pero la recompensa valdrá la pena.

¿Es posible saber el sexo de una semilla de cannabis?

No. Créenos, ¡estaríamos encantados de que fuera así! Digan lo que digan algunos "gurús" de la marihuana, no es posible identificar el sexo de una planta con solo mirar las semillas. Las semillas no son plantas. Al no disponer de partes anatómicas clave (como las preflores, hojas y tallos), las semillas no proporcionan absolutamente ninguna pista sobre su futuro sexo.

Sin embargo, las semillas sí ofrecen algunas indicaciones sobre su calidad. Su color, brillo, tamaño, forma, e incluso su origen, sirven para predecir su vitalidad. Pero, lamentablemente, estas señales no ayudan a determinar si será una planta masculina o femenina.

La única manera de conocer el sexo de las semillas es comprobando su ADN en un laboratorio. Y para ello, es necesario extraer el ADN del embrión y utilizar marcadores moleculares que detecten regiones del cromosoma masculino. Pero este método destruiría la semilla, y además es muy caro, así que lo mejor es esperar y observar el aspecto de las preflores.

Fuentes Externas
  1. Humidity stress responses in pollen of anemophilous and entomophilous species https://www.tandfonline.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.