La marihuana autofloreciente produce sus cogollos en función del tiempo, no de la luz. Aun así, necesitan iluminación consistente, así que acertar con el ciclo de luz es crucial. Aquí tienes lo que debes saber.

Como su nombre indica, las variedades de marihuana autoflorecientes florecerán automáticamente con el tiempo, sin importar el horario de luz que reciban. Sin embargo, es imprescindible asegurarse de que reciban la luz suficiente si quieres cosechas decentes. Estas plantas son sencillas para los cultivadores y pueden ser un gran inicio para los principiantes. Al contrario, las plantas de fotoperíodo, requieren ciclos de luz especiales para provocar que la planta entre en fase de floración. Echemos un vistazo al caso de la marihuana autofloreciente y cómo proporcionarle la luz necesaria creando las condiciones óptimas para una gran cosecha.

La mayoría de los expertos concuerdan en que períodos de 18 a 24 horas de luz son ideales para las plantas autoflorecientes.

UN ANÁLISIS SOBRE LUZ 24 HORAS

Dado que las plantas autoflorecientes no dependen de las horas de luz para empezar la floración, pueden someterse a períodos de iluminación de 24 horas durante su período de crecimiento. De hecho, muchos cultivadores creen que darles 24 horas de luz es vital al cultivar plantas autoflorecientes, ya que les da la oportunidad de crecer más en la etapa vegetativa y luego florecer en consecuencia.

El cannabis está clasificado como una planta C3, es decir, puede absorber CO₂ durante períodos de luz para hacer la fotosíntesis. Teóricamente esto elimina la necesidad de oscuridad, ya que a diferencia de las plantas C4, pueden hacer la fotosíntesis con luz. Las plantas autoflorecientes también se han desarrollado en regiones polares del mundo, donde reciben casi 24 horas de luz durante todo el período de crecimiento. Por tanto, se puede afirmar que la marihuana autofloreciente puede prosperar perfectamente bajo luz permanente.

ARGUMENTOS A FAVOR DE 18 HORAS

autoflowering light scheduleHay un par de razones por las que quizás descartes usar un ciclo de iluminación de 24 horas. En primer lugar, aunque algunos creen que con 24 horas se obtiene lo mejor de la planta, otros creen que los períodos de oscuridad permiten a la planta un tiempo de descanso y recuperación básico para un crecimiento sano.

Además, tener las luces encendidas las 24 horas del día puede ser poco práctico para algunos. Usar este ciclo aumentará la temperatura del espacio de cultivo, así que si vives en una región cálida y seca, puede ser difícil de gestionar. Dejar las luces siempre encendidas también puede disparar tus facturas. Si usas un ciclo de 18 horas de luz te permitiría apagarlas durante las horas más calurosas del día, ahorrando energía, dinero y posibles problemas.

 ENTONCES, ¿QUÉ ES MEJOR, 18 O 24 HORAS?

Cuando nos referimos a la elección del mejor ciclo de luz, tienes que analizar los pros y los contras para valorar qué sistema es el mejor en tu caso. Personalmente, nosotros hemos cultivado más usando 18 horas de luz, pero cuando hemos utilizado ciclos de 24 horas también hemos obtenido grandes éxitos.

Algunos incluso se deciden por el término medio, usando ciclos de luz de 20 horas. Esto ofrece lo mejor de cada sistema.

Una cosa es segura; tus plantas autoflorecientes nunca deberían recibir menos de 18 horas al día. Eso es lo mínimo, y períodos más bajos perjudicarán gravemente su crecimiento.

En definitiva, cada cultivador hará lo que mejor le funcione. Vale la pena experimentar con ambos ciclos (en 2 cultivos diferentes), para ver qué sistema te da mejores resultados y se adapta mejor a tu forma de cultivo. La iluminación de 24 horas ofrece mayor potencial, pero puede que no siempre sea práctica. De cualquier forma, ambos ciclos de luz harán florecer tu cannabis, así que feliz cultivo!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar