🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Max Sargent


¿Tu planta de marihuana crece demasiado alta? Las plantas estiradas y larguiruchas pueden ser una molestia por muchas razones. Desde caerse al suelo, hasta quemarse con las lámparas, las plantas con un crecimiento descontrolado no son deseables.

Y una planta de mayor altura no implica necesariamente una mayor cosecha. De hecho, las plantas de marihuana altas pueden ser una señal de que no están contentas; concretamente, de que no reciben suficiente luz. Además de hacer que tus plantas se estiren, la falta de luz afectará negativamente al tamaño y la calidad de tu cosecha.

Entonces, ¿cómo evitar que la marihuana crezca demasiado estirada? Para ello tienes muchas opciones, ¡y algunas te ayudarán a aumentar la cosecha!

¿Por qué deberías impedir que una planta de cannabis crezca demasiado alta?

Hay muchas razones para impedir que el cannabis alcance demasiada altura, como por ejemplo maximizar el potencial del espacio de cultivo o mantener oculto el cultivo.

Estos son algunos motivos para frenar el crecimiento de una planta de marihuana:

Privacidad y seguridad

Las plantas grandes atraerán más atención, tanto por su tamaño como por su olor.

Estiramiento de la floración

Algunas plantas pueden duplicar su tamaño durante el inicio de la fase de floración. Si no te has preparado para ello, podrías encontrarte con que no tienes suficiente espacio en el cuarto de cultivo.

Distribución equitativa de la luz

Las plantas más altas recibirán mucha luz en la parte superior, pero muy poca en la zona inferior. Esto significa que los cogollos inferiores apenas se desarrollarán, reduciendo tu cosecha.

Proporcionar luz a las plantas más pequeñas

Si cultivas varias cepas, algunas serán más bajas que otras. Salvo que controles la altura de las más altas, estas impedirán que las plantas pequeñas reciban suficiente luz.

Evitar las quemaduras por luces

Si tus plantas crecen demasiado y se acercan demasiado a las lámparas, se quemarán. Esto puede afectar al crecimiento general y dañar los cogollos principales de la parte superior de la planta.

¿Por qué mi marihuana crece demasiado alta y flacucha?

Si tus plantas de cannabis se están volviendo demasiado altas, una de las primeras cosas que debes hacer es averiguar por qué sucede esto. De lo contrario, podrías aplicar una solución incorrecta, lo que repercutiría negativamente en tu cosecha.

¿Por qué mi marihuana crece demasiado alta y flacucha?

Las razones por las que tu marihuana podría estar estirándose demasiado son:

Distancia incorrecta de las lámparas

Si las luces están demasiado lejos, las plantas se estirarán en un intento de acercarse. Este es un comportamiento natural que se produce al intentar crecer por encima de las plantas competidoras.

Luz débil

Si las luces no son lo suficientemente potentes, las plantas se estirarán hacia ellas independientemente de la distancia a la que estén colocadas las lámparas. Buscarán la luz hasta quedar satisfechas.

Espectro lumínico dominante rojo

En la naturaleza, las plantas de cannabis se desarrollan durante la primavera y el verano. En estas épocas, cuando la luz solar es más intensa, las plantas se exponen a los espectros lumínicos azul y blanco. Durante el otoño, en cambio, la luz solar se debilita y entra en el espectro rojo. Para dar a tus plantas suficiente combustible luminoso, procura utilizar el espectro lumínico adecuado según las diferentes fases de cultivo del cannabis.

Las plantas permanecen demasiado tiempo en fase vegetativa

Las plantas de cannabis fotoperiódicas siguen creciendo si se mantienen en fase vegetativa. Por tanto, si las dejas en fase vegetativa demasiado tiempo y no las controlas, crecerán muy altas y serán poco manejables.

Genética

A algunas cepas de cannabis, como a las sativas puras, les gusta crecer altas y delgadas. Aunque su altura se puede controlar, hay muchas cepas índicas que te resultarán más adecuadas si realmente tienes un espacio limitado.

Cómo controlar la altura de una planta de cannabis en fase vegetativa

Por lo general, la fase vegetativa es la mejor etapa para controlar el crecimiento de una planta. Esto se debe a que puedes permitirte causar daños a la planta, ya que podrá recuperarse antes de empezar a florecer. En cambio, los daños causados durante la floración podrían provocar una reducción de la cosecha. ¡Así que no esperes para tomar medidas!

  • Entrenamiento de bajo estrés o doblar las plantas

Doblar las plantas y aplicar técnicas de entrenamiento de bajo estrés (LST) son dos métodos estupendos para controlar el estiramiento. De hecho, son una medida muy útil, ya que no solo controlan la altura de las plantas, sino que aumentan la penetración de la luz en todos los cogollos, dando lugar a mayores cosechas.

Al doblar el tallo principal hacia abajo y atarlo, el lateral de la planta se convierte en la canopia. Como resultado, una mayor parte de la planta queda expuesta a la luz intensa. Por tanto, doblar la planta no solo controla su altura, sino que permite que el desarrollo de los cogollos sea mucho mayor y equitativo en toda la planta.

Es mejor aplicar este método desde una etapa bastante temprana. Es especialmente adecuado para las plantas autoflorecientes, ya que no aguantan bien las técnicas de alto estrés.

Entrenamiento de bajo estrés o doblar las plantas
  • Topping

El topping, también llamado poda apical, es un método de entrenamiento más agresivo. Consiste en cortar la parte superior de la planta, donde empezaría a crecer la cola principal. Al hacer esto, la planta se recupera desarrollando dos nuevas colas principales, en lugar de una. Estas suelen crecer hacia fuera, en lugar de hacia arriba. Así que, de nuevo, no solo controlas la altura de la planta, ¡sino que también consigues más cogollos!

Pero procura hacerlo únicamente durante la fase vegetativa, ¡porque de lo contrario estarás cortando el cogollo principal!

Topping
  • ScrOG

El método ScrOG consiste en cultivar las plantas a través de una malla, donde vas atando las ramas, de forma que la planta vaya creciendo horizontalmente en lugar de verticalmente. Esta técnica también permite aumentar la exposición a la luz en la planta.

ScrOG
  • Topping previo a la floración

Otra forma de controlar la altura es dejar que las plantas crezcan durante la fase vegetativa y hacerles topping justo antes de la floración. Cuando las plantas están a punto de iniciar la fase de floración, haz topping a todas las ramas. Esto frena el estiramiento de la floración; y en lugar de centrar su energía en estirarse, las plantas se ven forzadas a producir nuevas flores.

En ocasiones, el topping previo a la floración debe convertirse en una poda completa pre-floración. Si tus plantas llenan todo el espacio de cultivo durante la fase vegetativa, no tendrán suficiente espacio para la floración, por lo que es el momento de aplicar medidas drásticas. Poda las plantas a la mitad de su tamaño, y cambia las luces a un ciclo 12/12 para la floración.

No te preocupes, el cannabis es muy resistente y puede incluso recuperarse tras quedar reducido a un tallo con una o dos hojas. Intenta no desanimarte por el tiempo perdido y por la reducción de la cosecha final. Toda lección es buena para convertirte en un experto o experta en el cultivo de marihuana.

Topping previo a la floración
  • Traslada las plantas altas a los laterales

Si algunas de tus plantas ya se han estirado, podría ser conveniente moverlas para evitar que se quemen con las luces. La intensidad de la luz es mayor en el centro, por lo que si mueves las plantas hacia los laterales, será menos probable que se quemen. Además, así las plantas más pequeñas recibirán más luz, reduciendo la probabilidad de que se estiren.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, si las plantas más altas ya se están estirando, alejarlas de la luz más intensa podría agravar el problema.

Esto puede hacerse durante la fase vegetativa o la floración.

Cómo controlar la altura en la fase de floración

Lo ideal es controlar la altura de las plantas durante la fase vegetativa, pero la vida no siempre es ideal. Como hemos comentado, algunas variedades pueden duplicar su tamaño durante el inicio de la floración, mientras que otras no se estiran tanto. Si es la primera vez que cultivas una determinada cepa, no sabrás cuánto puede llegar a estirarse durante la floración. Como resultado, podrías encontrarte con un cuarto de cultivo desbordado y tendrás que ponerle remedio.

  • Eleva las luces de cultivo lo máximo posible

En esta fase, tus opciones son limitadas, aunque es de esperar que el crecimiento vertical llegue pronto a su fin. Así que, teniendo esto en cuenta, una de tus mejores opciones podría ser colocar las luces a mayor altura para evitar que quemen a las plantas. El estiramiento de las plantas no durará toda la fase de floración.

Sin embargo, dependiendo de tu espacio de cultivo, esto podría no ser posible.

Eleva las luces de cultivo lo máximo posible
  • Reduce el número de horas de luz al día

Las plantas necesitan luz para crecer (aunque probablemente ya lo sepas). Por tanto, disminuir la cantidad de luz que recibe una planta reducirá su capacidad de crecimiento. Sin embargo, no debes disminuirla demasiado, ya que entonces perjudicarás la cosecha. Pero, en esta etapa, reducir la cantidad de luz a 11 o incluso 10 horas al día debería minimizar el estiramiento.

  • Haz lollipopping a tus plantas

El lollipopping es uno de los pocos métodos de entrenamiento diseñados para usar durante la floración. Además, con ello se consigue reducir la humedad y la posibilidad de que aparezca moho, así que es de esperar que también aumente la cosecha. Solo ten en cuenta que, si lo utilizas para controlar el crecimiento, debe hacerse antes del estiramiento, ya que no podrás remediarlo una vez que se haya producido.

Para hacer lollipopping, elimina todas las hojas y flores de la parte inferior de la planta. Las hojas y cogollos de la parte inferior no recibirán casi nada de luz, pero consumen energía de la planta. De hecho, las plantas de cannabis se desprenderán de forma natural de las hojas inferiores que consumen más energía de la que producen. El lollipopping solo acelera ese proceso.

Haz lollipopping a tus plantas
  • Cosecha progresivamente

Si tus plantas son demasiado altas y se están quemando, lo mejor es cosechar los cogollos de la parte superior lo antes posible. En cuanto sus tricomas empiezan a ponerse lechosos, corta los cogollos. Aunque esto no sea ideal, probablemente es la mejor opción. Al hacerlo, las colas inferiores recibirán más luz y con suerte producirán cogollos de mayor calidad.

Cosecha progresivamente
  • Reduce la intensidad de la luz

Si no es posible poner las luces más arriba, y tus plantas ya se han estirado, una de las opciones que quedan podría ser reducir la intensidad de las lámparas para minimizar las quemaduras por luces. Si llegas a este punto, puede que tengas que aceptar alguna quemadura o una reducción de la cosecha.

Pero haz un esfuerzo para equilibrar una menor potencia lumínica y la altura de las plantas, y deberías salir bastante indemne.

  • Supercropping durante la floración

Esta es una medida desesperada que solo debería aplicarse como último recurso. Consiste en doblar drásticamente la rama más alta de una planta, durante la fase de floración.

La planta destinará energía a recuperar esa zona, por lo que podría ser contraproducente. Sin embargo, llegados a este punto, se trata de minimizar los daños y si lo haces a tiempo, las ramas y cogollos más bajos crecerán más.

Supercropping durante la floración

Plantas de cannabis larguiruchas: aprende de tus errores

Cada cultivo es una gran experiencia de aprendizaje, y siempre y cuando tomes nota de lo que ha salido mal, no hay nada malo en el fracaso. De hecho, si aprendemos algo de ello, no es un fracaso en absoluto. Con esto en mente, ¿cómo puedes evitar el estiramiento o las plantas demasiado altas en tu próximo cultivo? 

  • Usa macetas más pequeñas

El tamaño de la maceta determina parcialmente el tamaño máximo que puede tener una planta. Cuanto más grande crezca una planta, mayor será el sistema de raíces. Así que, si tu último cultivo creció demasiado alto, reduce el tamaño de tus macetas: esto debería limitar el crecimiento. Lo mejor de esta opción es que no requiere ninguna intervención durante el cultivo, y no supone ninguna amenaza para la salud de tus plantas (siempre que las macetas no sean demasiado pequeñas).

  • Mantén las luces de cultivo a la distancia óptima

Mantener las lámparas a la distancia adecuada de las plantas evitará que se estiren, especialmente durante la fase vegetativa. Más o menos deberían estar lo más cerca posible sin correr el riesgo de quemaduras por luces. Y no te olvides de ir colocando las luces a mayor altura a medida que crecen las plantas.

  • Ten en cuenta el tipo de luz

Los distintos tipos de luz proporcionan mayor o menor potencia, y corresponden a espectros diferentes. Utilizar la potencia y el espectro de luz adecuados fomentará que tus plantas crezcan gruesas y fuertes, en lugar de estirarse en busca de luz.

Ten en cuenta el tipo de luz
  • Infórmate sobre las cepas

Si compras una semilla de cannabis, o sabes qué variedad vas a cultivar, encontrarás información sobre su altura promedio, tanto en interior como en exterior. Esto te indicará la altura que puede alcanzar una planta si se cultiva en condiciones óptimas.

Si la altura promedio de una cepa te parece excesiva para tu espacio de cultivo, puedes elegir una más pequeña para tener cierto margen de maniobra en caso de estiramiento. Por lo general, las índicas son bajas y frondosas, mientras que las sativas crecen altas y delgadas.

  • No esperes demasiado para la floración

Como hemos comentado, cuanto más tiempo dure la fase vegetativa, mayor altura alcanzará la planta. Así que debes hacer el cambio a la floración en el momento adecuado. Si crece demasiado, hazle topping, deja que se recupere y luego induce la floración. Tienes mucho margen para jugar mientras esté en fase vegetativa.

Dado que las plantas pueden duplicar su tamaño durante el inicio de la floración, consulta la altura máxima indicada para la variedad y haz el cambio a la floración cuando tenga la mitad de ese tamaño. Su altura podría estar por debajo de esta expectativa, dependiendo de la cepa, pero es poco probable que crezca mucho más.

  • Considera la opción de cultivar en un espacio más alto

Este es un lujo del que mucha gente no dispone. Pero si en tu último cultivo tus plantas eran demasiado grandes para tu espacio, plantéate usar un espacio más grande la próxima vez. Disponer de más espacio no solo permitirá un mayor estiramiento, sino que favorecerá la ventilación, aumentando las posibilidades de obtener una cosecha sana.

Consideraciones importantes para las plantas de cannabis altas en interior

Cuando las plantas crecen muy altas en cultivos de interior, hay dos cosas importantes a tener en cuenta.

  • Humedad

La planta de cannabis transpira una cantidad considerable de agua. La marihuana prefiere una humedad relativa (HR) del 50-65%. Cuando crece demasiado, la humedad puede convertirse en un problema ya que las plantas liberan constantemente vapor de agua al aire. Entonces el agua se acumula en las hojas y otras superficies del cuarto de cultivo, pudiendo causar moho y otros inconvenientes.

Si la humedad se convierte en un problema, puede ser útil tener un deshumidificador o aumentar la potencia del extractor. Defoliar la planta también puede aumentar el flujo de aire para controlar la humedad. Elimina solamente las hojas de abanico de la parte inferior y media. Esto tiene la ventaja añadida de aumentar la penetración de la luz en las ramas y cogollos de la parte inferior.

  • Temperatura

Al igual que con la humedad, cuando las plantas crecen demasiado, la temperatura del cuarto de cultivo puede subir. La reducción del flujo de aire y la altura excesiva pueden provocar un aumento de la temperatura y dejar las plantas demasiado cerca de las luces de cultivo. La marihuana se desarrolla mejor cuando la temperatura media es de 25°C. Si la temperatura es superior, las plantas son más propensas a estirarse. Las altas temperaturas también pueden afectar a la formación de hojas y flores, así como al sabor y la potencia final de los cogollos.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.