¿Deberían estar ya floreciendo tus plantas de marihuana? No te preocupes, hay varias razones por las que pueden tardar un poco más, ¡y la mayoría son inofensivas! Quizá es solo cuestión de ajustar los niveles de humedad, controlar que el armario de cultivo esté en completa oscuridad o simplemente tener un poco más de paciencia. Dicho esto, puede haber otras razones por las que tus plantas no florecen. Si tardan en florecer, sigue leyendo para saber qué hacer al respecto.

¿Cuándo comienza la fase de floración fotoperiódica?

La fase de floración comienza en diferentes momentos, dependiendo del tipo de planta que cultives. Las variedades fotoperiódicas, que son la mayoría de las que se cultivan actualmente, dependen del cambio estacional (y por tanto, de las horas de luz solar) para saber cuándo es el momento de empezar a florecer. Por ello, lo único que hay que hacer para que florezcan es ponerlas en un ciclo 12/12 (12 horas de luz y 12 de oscuridad).

Pero, ¿cómo responden internamente las plantas de marihuana cuando notan un patrón de luz específico? Bueno, durante la etapa vegetativa emplean la energía de la luz solar para desarrollar tallos robustos, hojas anchas y ramas fuertes. Sin embargo, cuando cambia el ciclo de luz, entienden que es hora de destinar esa misma energía a desarrollar los cogollos que cubrirán dichas ramas y tallos.

Cuando cultivamos en interior, tenemos un control casi total sobre el ciclo de luz. En lugar de tener que adaptarnos al ciclo solar, podemos optar por alargar la fase vegetativa si queremos. Hay quien prefiere prolongar la fase vegetativa durante meses, obteniendo como resultado plantas grandes y maduras, si se hace correctamente. Por otro lado, hay cultivadores que optan por iniciar el periodo de floración antes de tiempo, obteniendo cosechas más pequeñas, pero más frecuentes.

¿Cuándo comienza la fase de floración fotoperiódica?

¿Cómo se fuerza la floración de una planta fotoperiódica?

Si cultivas plantas fotoperiódicas, tienes la posibilidad de forzarlas a entrar en fase de floración cuando consideres oportuno. Pero, antes de ponerlas en floración, deberás asegurarte de que hayan crecido lo suficiente durante la fase vegetativa para proporcionar una buena cosecha. Cuanto mayor sea la canopia, más espacio disponible habrá para producir cogollos y, por lo tanto, obtendrás cosechas más grandes.

Cuando veas que ha llegado el momento adecuado, solo tienes que hacer una cosa: cambiar el ciclo de luz. Tendrás que configurar el temporizador para poner en marcha un ciclo de luz 12/12, para imitar el final del verano y el principio del otoño. Este cambio ambiental engañará a la planta y la obligará a entrar en modo reproductivo.

  • Evita la exposición adicional a la luz solar y las fugas de luz

Aunque esto funciona la mayoría de veces, algunos cultivadores se encuentran con algunas dificultades. En primer lugar, debes verificar que las plantas no estén recibiendo demasiada luz. Cerciórate de que las luces del exterior del armario/cuarto de cultivo no se estén filtrando en el espacio de cultivo. Cualquier tipo de iluminación puede activar a las plantas y hacerlas creer que todavía tienen tiempo para crecer en fase vegetativa, desde farolas de la calle hasta lámparas de noche.

Evita la exposición adicional a la luz solar y las fugas de luz
  • Replica su hábitat natural

Si las plantas siguen sin florecer, puedes hacer algo más para replicar los rasgos del otoño. Reduce los niveles de humedad bajando ligeramente la temperatura del espacio de cultivo y aumentando la ventilación. Además, tendrás que cambiar las horas de luz para imitar los cambios de estación, incluso dándoles un poco menos luz (solo alrededor de 10-11 horas) si no reaccionan lo suficientemente rápido. Este cambio ambiental también indicará a tus plantas que necesitan florecer en breve.

Replica su hábitat natural
  • Provoca un shock a las plantas con la oscuridad

Si no funciona, puede que sea hora de tomar medidas más intensas. En concreto, puede que tengas que mantener tus plantas a oscuras durante 24-48 horas seguidas. Aunque esto pueda parecer perjudicial para ellas, afortunadamente ese período de tiempo no es lo bastante prolongado para dañar su crecimiento. Sin embargo, debería ser lo suficientemente largo para convencerlas de que es hora de empezar florecer.

Provoca un shock a las plantas con la oscuridad
  • No molestes a las plantas cuando están a oscuras

Si tienes todo esto en cuenta, también deberás recordar no hacer ningún tipo de mantenimiento a las plantas mientras estén a oscuras, ni siquiera echarles un vistazo. Durante ese periodo, están trabajando mucho internamente, gastando toda la energía que han acumulado pasivamente a lo largo del día, y cualquier manipulación que les hagas podría generar problemas serios. Si realmente tienes que hacer algo a las plantas, espera hasta las horas de luz.

No molestes a las plantas cuando están a oscuras

¿Por qué algunas plantas tardan más que otras en florecer?

En lo que respecta a las variedades fotoperiódicas, al cultivar en interior tienes un control casi completo sobre el inicio de la fase de floración de tus plantas. Puedes activar la floración cuando quieras, con solo cambiar el ciclo a 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

La mayoría de cultivadores optan por esperar hasta que las plantas hayan adquirido un tamaño respetable durante la fase vegetativa, algo que cambia en cada variedad. Algunas plantas maduran antes, principalmente las que han sido criadas para ser más rápidas. Otras tardan más en alcanzar una buena altura, especialmente las sativas de gran tamaño. Si quieres esperar a que estas plantas tan grandes maduren en fase vegetativa, no te queda más remedio que aguantar más tiempo hasta que aparezcan las flores.

Sin embargo, las índicas, con origen en las montañas del Hindú Kush, están genéticamente programadas para comenzar a florecer más rápido, ya que en su entorno natural este rasgo les permite reproducirse antes de que las duras condiciones ambientales les causen la muerte.

Cómo saber el tamaño de tus plantas

El tamaño de la planta depende de dos factores principales: la genética y el tamaño de la maceta. Algunas cepas son genéticamente más pequeñas, siendo ideales para cultivar de forma discreta, ya que permanecen pequeñas independientemente de su entorno.

Otras plantas pueden crecer más de 3m, si se cultivan directamente en la tierra o en macetas muy grandes. Sin embargo, también tienes la opción de controlar su tamaño mediante técnicas de entrenamiento o poniéndolas en macetas más pequeñas.

Para tener una estimación aproximada del tamaño de una determinada cepa, consulta el perfil de cultivo que proporciona el banco de semillas donde has comprado tu variedad.

¿Cuánto tardan en aparecer los cogollos?

Antes de preocuparte de que las plantas no florezcan, primero debes darles el tiempo suficiente para hacer la transición a la floración. Después de cambiar el ciclo de luz de tu cultivo, tendrás que tener paciencia y esperar durante 2-3 semanas hasta que las plantas empiecen a mostrar signos visibles de floración.

¿Cuánto tardan en aparecer los cogollos?

Qué sucede en la primera semana de floración y cómo se forman los cogollos

Para ver cómo evoluciona el proceso tienes que vigilar los nudos, la intersección entre el tallo principal y las ramas. En las primeras etapas, verás que en estas zonas empiezan a brotar unos pequeños pelos blancos. Poco después, estas pequeñas estructuras empezarán a crecer en forma de cogollos gorditos y resinosos.

También notarás un cambio en el ritmo de crecimiento, una vez que empiece la floración. Antes de desarrollar los cogollos, las plantas de marihuana se estiran hacia la luz y adquieren un tamaño impresionante. En concreto, las sativas pueden llegar a duplicar su tamaño durante ese tiempo. Las índicas también se estiran bastante, pero no tanto. En cualquier caso y por norma general, si notas que las plantas crecen de esta manera, sabrás que estás en el buen camino.

Cultivar plantas en el ecuador

Al cultivar marihuana en interior, evitamos la mayoría de las variables naturales que afrontan quienes plantan en exterior. Pero, a pesar de que no hay peligros de fluctuaciones de luz, lluvia y condiciones adversas, el cultivo de interior sigue estando sujeto a factores climáticos como la temperatura y la humedad. Cuando cultivamos marihuana en zonas alrededor del ecuador, nos vemos particularmente afectados por niveles altos de humedad que pueden ser bastante problemáticos para nuestro cultivo; especialmente durante la fase de floración, en la que los cogollos compactos pueden convertirse en caldo de cultivo para agentes patógenos que adoran la humedad.

Las plantas de marihuana que han evolucionado cerca del ecuador también podrían presentar rasgos que provocan una floración tardía. Las variedades sativa, acostumbradas a crecer en estas regiones, podrían necesitar un empujón adicional para darse cuenta de que los días son cada vez más cortos.

En el ecuador, donde hay muy poco cambio estacional, el ciclo de luz se mantiene alrededor de 12/12. Si cultivas en estas regiones y a tus sativas les cuesta entrar en floración, tendrás que prestar especial atención a la exposición a la luz en interior. Procura que no haya ni una sola fuga de luz, no molestes a las plantas durante el periodo de oscuridad y reduce la cantidad de iluminación a 10 horas de luz y 14 de oscuridad, para forzar realmente el comienzo de la floración.

Artículo relacionado
La fase de floración

¿Las plantas de marihuana no florecen porque son machos?

No te preocupes. Si aparece un macho, no eres la primera persona que comete este error. Las plantas macho no producen flores. En su lugar, producen unos sacos de polen con forma de bolitas en los nudos. Si ves un macho en tu cultivo, retíralo lo antes posible para evitar que polinice al resto de plantas.

¿Cuándo comienzan a florecer las autoflorecientes?

A diferencia de las cepas fotoperiódicas, las autoflorecientes florecen según su reloj interno. Han evolucionado en regiones norteñas con temporadas de cultivo más cortas, por lo que sus antepasados no podían darse el lujo de esperar y depender de señales externas para sobrevivir. Las autoflorecientes tienen ciclos de vida bastante más cortos y, generalmente, comienzan a florecer en su quinta semana de cultivo.

Cómo forzar la floración en cepas autoflorecientes

Las plantas autoflorecientes inician el período de floración por sí solas, la mayoría de veces. Su genética provoca que florezcan aproximadamente cinco semanas después de la germinación, al tener que lidiar con una temporada de cultivo más corta y arriesgada.

Muchos cultivadores valoran mucho esta adaptación única, ya que permite tiempos de cultivo mucho más cortos y cosechas rápidas. Esto supone muchas ventajas para cultivar con discreción, o a nivel comercial.

Sin embargo, este mecanismo interno falla algunas veces. Alguna disfunción genética puede hacer que las cepas autoflorecientes se queden en fase vegetativa. Aunque puede provocar angustia y una pérdida de tiempo al cultivador, tenemos la posibilidad de salvar a estas plantas.

En primer lugar, hay que esperar un poco más. A menudo, estas plantas solo necesitan un poco de tiempo para ponerse al día y al final captarán el mensaje. Si tus plantas siguen sin mostrar signos de floración después de tres semanas más, tendrás que tomar otras medidas. Normalmente, reducir el ciclo de luz a 12/12 proporciona suficiente estímulo para forzar a estas obstinadas plantas a entrar en fase de floración.

¿Cómo puedes saber cuando comienza a florecer una autofloreciente?

De nuevo, si necesitas saber con precisión cuándo comienzan a florecer tus autoflorecientes, tendrás que inspeccionar los nudos. En cuanto veas pequeños pistilos brotando en estas zonas, será la señal de tus flores ricas en cannabinoides ya están de camino.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.