Deficiencias de nutrientes: Cómo prevenirlas y corregirlas.

Índice:

Al igual que los seres humanos, las plantas de marihuana deben recibir una alimentación sana y variada para sobrevivir y desarrollarse adecuadamente. Necesitan la cantidad apropiada de nutrientes para llevar a cabo funciones fisiológicas esenciales, y si les falta una pieza del puzle, su crecimiento se ralentiza y las cosechas podrían verse afectadas.

Afortunadamente, a la planta de marihuana se le da muy bien comunicar sus necesidades. La falta de nutrientes a menudo se traduce en varios síntomas (marchitamiento, decoloración, curvado de las hojas...) que informan al cultivador de lo que necesita.

Antes de adentrarnos en cómo prevenir y corregir cada deficiencia, hay algunos aspectos importantes que debes saber.

MACRONUTRIENTES VS MICRONUTRIENTES

Los macronutrientes son minerales que necesitan las plantas de cannabis en grandes cantidades. Y son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. De la misma forma que las grasas, los carbohidratos y las proteínas son la piedra angular de la alimentación humana, la marihuana necesita grandes cantidades de estos minerales para realizar procesos clave.

Los micronutrientes son minerales y elementos que se necesitan en cantidades mucho más pequeñas. Sin embargo, son igual de importantes para la salud de las plantas. Son el hierro, zinc, azufre, boro, etc. Piensa en ellos como los minerales y vitaminas de la dieta humana. No los necesitamos en cantidades grandes, pero sin ellos enfermaríamos pronto.

NUTRIENTES MÓVILES VS INMÓVILES

Conocer la diferencia entre nutrientes móviles e inmóviles ayuda a diagnosticar las deficiencias de forma más precisa.

Los nutrientes móviles son minerales que viajan a través de la planta para llegar a las zonas que más los necesitan. Por ejemplo, el fósforo almacenado en las hojas de abanico más viejas se traslada a las zonas nuevas de crecimiento en el caso de que haya una deficiencia. Por lo tanto, la deficiencia de nutrientes móviles se hará notar primero en las partes más antiguas de la planta.

Los nutrientes inmóviles permanecen en su lugar original y no se pueden redistribuir. Por ejemplo, si la planta sufre una carencia de zinc, se notará primero en las zonas más jóvenes, ya que no podrá trasladar las reservas de este mineral.

ELEMENTS (Symbols)MOBILITY IN PLANT

NUTRIENT DEFICIENCY
(Old leaves)

NUTRIENT DEFICIENCY
(New leaves)
Nitrógeno
(N)
Mobile X
Fósforo
(P)
Mobile X
Potasio
(K)
Mobile X
Calcio
(Ca)
Immobile X
Azufre
(S)
Immobile X
Magnesio
(Mg)
Mobile X
Hierro
(Fe)
Immobile X
Manganeso
(Mn)
Immobile X
Boro
(B)
Immobile X
Molibdeno
(Mo)
Immobile X
Zinc
(Zn)
Immobile X


LA IMPORTANCIA DEL PH

El suelo puede contener todos los nutrientes que necesita tu planta, pero no podrá acceder a ellos si el pH no es el adecuado. Las plantas de marihuana prefieren suelos con un pH de entre 6,0 y 6,5. Cualquier cantidad inferior o superior hará que las raíces tengan dificultades para absorber los nutrientes clave, un fenómeno que se conoce como bloqueo de nutrientes. Esto se puede evitar por medio del lavado de raíces. Vigila los valores de tu suelo con un medidor de pH. También puedes modificar el pH con estas técnicas.

CULTIVOS ORGÁNICOS

Los avances de la edafología, o ciencia del suelo, han demostrado que la rizosfera (zona de raíces) rebosa de vida. En ella, una red compleja de microorganismos trabaja de forma sinérgica con el sistema radicular. El suelo necesita un equilibrio óptimo de bacterias y hongos para descomponer la materia orgánica y liberar los nutrientes que necesitan las plantas.

El compostaje y la creación de un sustrato vivo previene las deficiencias de nutrientes a largo plazo y refuerza la biodiversidad de la rizosfera. Estas formas de vida beneficiosas contribuyen al éxito de la cosecha.

Pero los cultivadores también pueden tomar medidas más directas a corto plazo. La pulverización foliar se puede utilizar como solución rápida cuando a las plantas les faltan algunos nutrientes. Esta alimentación evita las raíces y se absorbe directamente a través de las hojas.

CÓMO PREVENIR Y SUBSANAR LAS DEFICIENCIAS NUTRICIONALES

A continuación te mostramos una lista con las principales deficiencias de nutrientes que se pueden dar, así como las formas de prevenirlas y subsanarlas.

NITRÓGENO

El nitrógeno, un macronutriente móvil, desempeña un papel importante en la fotosíntesis y la formación de proteínas vegetales esenciales. La deficiencia de nitrógeno puede causar un amarilleamiento de las hojas más viejas, hacer que se caigan, decolorar toda la planta, y reducir la producción.

Nitrógeno

Prevención

• Mantén un pH óptimo (6,0-6,5).
• Utiliza una mezcla de suelo rica en nutrientes.
• Empieza a fertilizar para garantizar un medio rico en nutrientes en el futuro.
• Las micorrizas están relacionadas con las bacterias fijadoras de nitrógeno. Añádelas a tu suelo para aumentar los niveles de este nutriente.

Remedios

• La mayoría de fertilizantes orgánicos contienen suficiente nitrógeno para corregir esta deficiencia: prueba con harina de pescado, estiércol, alfalfa o harina de plumas.
• Ajusta el pH en consecuencia.
• Utiliza té de compost como pulverizador foliar para obtener una solución rápida.
• Aumenta la cantidad de nitrógeno de tu abono con restos de comida, recortes frescos de la poda y recortes de hierba.

FÓSFORO

El fósforo también actúa como un macronutriente en la planta de cannabis. Al ser un nutriente móvil, las plantas pueden dirigir este mineral a las zonas que más lo necesitan. El fósforo tiene un papel esencial en la fotosíntesis y la síntesis proteica, y es un componente fundamental del ADN. La deficiencia de fósforo se puede manifestar en unos tallos rojos/morados, manchas marrones en las hojas y hojas secas.

Fósforo

Prevención

• Utiliza un suelo rico en materia orgánica.
• Aumenta la absorción con un suelo bien aireado.
• Añade hongos micorrícicos al suelo para mejorar la absorción del fósforo. Estos microbios ayudan a convertir los fosfatos insolubles en moléculas disponibles.
• Añade más estiércol a tu abono.

Remedios

• Ajusta el pH hacia el extremo superior del intervalo ideal, ya que la planta absorberá el fosforo con más facilidad.
• Añade humus de lombriz y harina de pescado al suelo.
• Utiliza un fertilizante orgánico rico en fosfato.
• Puede que estés regando en exceso. Riega solo cuando los primeros 3cm del suelo estén secos, para evitar que el medio se vuelva excesivamente compacto.
• Traslada tus plantas a una zona más cálida o coloca una lona para atrapar el calor. Las plantas tienen más dificultades para absorber fósforo con temperaturas inferiores a 15°C.

POTASIO

El potasio: tercer y último macronutriente. Ayuda a regular la absorción de CO₂ y desempeña un papel importante en la fotosíntesis. Este nutriente móvil también colabora en la producción de ATP (la unidad de energía celular). La deficiencia de potasio se manifiesta en unas hojas con las puntas y bordes marrones o amarillos, el rizado de las hojas, y un mayor estiramiento.

Potasio

Prevención

• Ten cuidado con los fertilizantes. Si alimentas a tu planta muy a menudo, podría acumular demasiada sal e interrumpir la absorción de potasio.
• Refuerza tu abono con cenizas de madera y harina de algas.
• No riegues con demasiada frecuencia.

Remedios

• Realiza un lavado del medio de cultivo.
• Mide y ajusta el pH para corregir un posible bloqueo de nutrientes.
• Añade estiércol de pollo al suelo.
• Utiliza algas orgánicas como pulverizador foliar.

CALCIO

Fundamental para la salud de las plantas, este micronutriente inmóvil ayuda a mantener las paredes celulares unidas. La deficiencia de calcio puede hacer que las zonas de crecimiento nuevo (puntas de raíces y hojas jóvenes) se desarrollen mal y se deformen.

Calcio

Prevención

• Añade cal dolomítica/cal de jardín al medio de cultivo.
• Un pH de 6,2 proporciona el mejor entorno para la absorción del calcio.
• Añade un montón de cáscaras de huevo a tu fertilizante orgánico.
• Ten un criadero de lombrices. El humus de lombriz proporciona numerosos nutrientes, calcio incluido.

Remedios

• Usa un suplemento de calcio y magnesio.
Aumenta o reduce el pH hasta 6,2.
• Pon una cucharadita de cal hidratada en 4 litros de agua y usa esta solución para regar tus plantas.

AZUFRE

Aunque se necesita en cantidades muy pequeñas, este nutriente inmóvil contribuye a la formación de enzimas y proteínas fundamentales. Una carencia de azufre causará el amarilleamiento de las zonas nuevas de crecimiento y la decoloración del envés de las hojas.

Azufre

Prevención

• Refuerza tu pila de abono con estiércol.
• Los hongos y las bacterias liberan azufre en el suelo. Utiliza técnicas como la siembra directa para fomentar su aparición, y añade micorrizas si cultivas en macetas.

Remedios

• Las sales de Epsom son ricas en azufre. Pon 1 o 2 cucharaditas de sales de Epsom en unos 4 litros de agua y utiliza esta solución hasta que desaparezcan los síntomas.
• Ajusta el pH en caso necesario.

MAGNESIO

Sin este micronutriente móvil, la fotosíntesis no tendría lugar. Este mineral constituye el núcleo de la molécula de clorofila y es lo que le permite absorber luz. La deficiencia de magnesio se traduce en un menor crecimiento y un aspecto deteriorado. Las hojas amarillean, se secan y, con el tiempo, se vuelven marrones.

Magnesio

Prevención

• Añade cal dolomita al medio de cultivo.
• Utiliza un abono rico en estiércol.
• Mantén un buen equilibrio de pH.

Remedios

• Realiza un lavado del medio de cultivo con agua con un pH de 6,0 si el pH está desequilibrado.
• Las sales de Epsom también proporcionan magnesio. Pon 1 o 2 cucharaditas de sales de Epsom en unos 4 litros de agua y utiliza la solución hasta que los síntomas desaparezcan.

HIERRO

El hierro desempeña un papel esencial en la producción de clorofila. Este elemento también forma parte de varias enzimas y algunos pigmentos importantes. En general, este micronutriente inmóvil ayuda a las plantas a llevar a cabo procesos metabólicos y de formación de energía. Si tus plantas experimentan una deficiencia de hierro, las nuevas zonas de crecimiento de la parte superior se pondrán de un color amarillo intenso.

Hierro

Prevención

• Ayuda a que tus plantas absorban el hierro existente añadiendo micorrizas al suelo. Estos organismos sinergéticos ayudan a transportar el elemento al sistema de la raíz y más allá.
• Comprueba el pH del suelo para descartar un bloqueo de nutrientes.
• Añade estiércol de pollo, restos de comida y algas a tu pila de abono.

Remedios

• Ajusta el pH.
• Realiza un lavado del medio de cultivo y después añade un suplemento de hierro.
• Utiliza una cantidad pequeña de abono nitrogenado para reducir el pH y mejorar la disponibilidad del hierro.

MANGANESO

El manganeso no recibe demasiada atención en el mundo del cultivo de marihuana. Sin embargo, este micronutriente inmóvil tiene un papel fundamental en la fisiología del cannabis. Ayuda a la fotosíntesis, la respiración, la asimilación de nitrógeno, y a la elongación celular de la raíz, y protege a las raíces de microbios nocivos.
La deficiencia de manganeso se manifiesta en una decoloración verde clara en la base del crecimiento nuevo. Con el tiempo, esto se extiende a las puntas y empiezan a aparecer manchas marrones.

Manganeso

Prevención

• Un pH desequilibrado es a menudo la causa de las carencias de manganeso. Comprueba el pH del suelo con frecuencia y mantenlo en un rango óptimo, para asegurarte de que tus plantas tengan acceso a este mineral.
• Crea un abono rico en manganeso añadiendo piña, tomates, arándanos y zanahorias a tu abono.

Remedios

• Realiza un lavado de las macetas.
• Poda los brotes afectados que no se recuperan.
• Aplica un pulverizador foliar a base de algas.

BORO

El boro trabaja junto al calcio para proporcionar integridad a las paredes celulares de las plantas, y contribuye a la división celular. Los criadores sienten una debilidad especial por este nutriente inmóvil, ya que ayuda con el proceso de polinización. La falta de boro produce síntomas como una ausencia de turgencia, una fertilidad reducida, un crecimiento vegetativo pobre, y un mal desarrollo de los meristemos. Las nuevas zonas de crecimiento se tuercen, las hojas de azúcar se marchitan, y las hojas en forma de abanico adoptan un tono marrón amarillento.

Boro

Prevención

• No dejes que las plantas se sequen.
• Evita el bloqueo de nutrientes intentando NO sobrealimentarlas.
• No permitas que la humedad sea inferior al 25%.
• Utiliza un suelo bien drenado y aireado.
• Añade cantidades generosas de manzanas, plátanos, brócoli y garbanzos a tu pila de abono.

Remedios

• Realiza un lavado del medio de cultivo y consigue el pH ideal.
• Mezcla una cucharadita de ácido bórico con 4 litros de agua y riega las plantas afectadas.

MOLIBDENO

Otro nutriente poco conocido, el molibdeno ayuda a la creación de dos enzimas esenciales que convierten el nitrato en nitrito, y después en amoniaco. Las plantas utilizan este último para generar aminoácidos que con el tiempo se convierten en proteínas. Si tus plantas sufren una deficiencia de molibdeno, presentarán una decoloración rosa y roja en los bordes de las zonas nuevas. Las hojas también se volverán amarillas y se llenarán de manchas. Afortunadamente, la deficiencia de molibdeno no es muy frecuente.

Molibdeno

Prevención

• Mantén un pH de entre 6,0 y 6,5.
• Empieza a cultivar con fertilizantes de calidad.
• Añade de forma ocasional alubias, guisantes, granos y frutos secos crudos a tu abono.

Remedios

• Realiza un lavado de raíces y ajusta el pH.
• Rocía las plantas afectadas con un pulverizador foliar de algas.
• Riega las plantas con un té de compost con humus de lombriz.

ZINC

Las plantas de marihuana no necesitan mucho zinc, pero si no lo tienen se pondrán enfermas. El zinc forma parte de las proteínas, las membranas y las hormonas del crecimiento. Este micronutriente inmóvil también regula la función enzimática y estabiliza el ADN y el ARN. ¿Qué ocurre cuando no hay zinc? Su deficiencia se manifiesta en un crecimiento lento, una distancia internodal corta, y unas hojas arrugadas y amarillentas. Con el tiempo, las hojas nuevas se volverán amarillas y las puntas adoptarán un tono marrón rojizo.

Zinc

Prevención

• Un pH demasiado alcalino causa la mayoría de las carencias de zinc. Mantén el pH adecuado.
• Aumenta los niveles de zinc de tu abono con residuos de calabaza.
• Los microbios beneficiosos son muy importantes para la absorción de zinc, así que añade hongos beneficiosos al medio de cultivo

Remedios

• Ajusta el pH alcalino.
• No riegues en exceso.
• Utiliza un pulverizador foliar de harina de pescado o algas para aumentar rápidamente los niveles de zinc.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.