En la naturaleza, el ciclo de vida del cannabis comienza con la germinación de la semilla, cuando empieza a profundizar en el terreno con su raíz primaria. Se desarrollará un tallo y surgirá un brote con un par de hojas. Durante la fase de la plántula, podríamos decir que tu marihuana está formando sus pies. Cuando la joven planta empiece su transición hacia el crecimiento vegetativo, el cultivador podrá empezar a observar los nudos y el espacio internodal. Y serán cada vez más visibles a medida que la fase vegetativa avanza.

En términos sencillos para el cultivador corriente, los nudos son la intersección o la unión entre las ramas y el tallo principal o entre una rama y los nuevos brotes secundarios. Mientras tanto, un entrenudo es simplemente la separación entre nudos. Hasta ahora es bastante sencillo. Sin embargo, entender perfectamente qué son los nudos y los entrenudos y saber qué aspectos vigilar puede ser realmente útil para el cultivador de cannabis.

Nodos Internodes Cannabis Estructura de la planta

¿QUÉ LE PUEDEN INDICAR LOS NUDOS Y LOS ENTRENUDOS AL CULTIVADOR?

ÍNDICA VS. SATIVA

Las plantas de cannabis índica se caracterizan por su baja estatura y un desarrollo muy poblado. Esto se debe a que desarrollan más nudos con menor espacio internodal entre ellos. En cambio, las plantas de cannabis sativa son mucho más altas y menos densas. El espigamiento es algo bastante habitual en las variedades sativa. Normalmente, las plantas desarrollan pocos nudos con espacios internodales amplios entre cada par de ramas. Por supuesto, las híbridas mostrarán una mezcla de cualidades índica y cualidades sativa. Algunas tendrán más tendencia hacia el lado índica y otras hacia el lado sativa.

DETERMINA EL SEXO DE LAS PLANTAS

En general, tras unas 3-6 semanas de crecimiento vegetativo, las plantas de cannabis empezarán a mostrar sus "pre-flores". Para el cultivador más observador que ya sabe qué vigilar, esto aporta una información tremendamente valiosa, especialmente si está cultivando semillas regulares con un 50% de posibilidades de dar lugar a machos.

Las pre-flores surgen de los nudos, tanto de plantas masculinas como femeninas. Una inspección ocular de los nudos más cercanos al extremo superior del tallo principal es la mejor forma de detectar la aparición de las pre-flores. Básicamente se trata de buscar dos pelos blancos muy finitos saliendo de un pequeño bulto en el nudo. Estos pelos son en realidad los pistilos que brotan del cáliz, lo mismo que ocurrirá más adelante en la floración.

Por otra parte, si ves un bulto que recuerda a un racimo de uvas, se trata de una alerta roja que indica la presencia de un ejemplar macho en tu plantación. Es más, en algunos casos poco frecuentes, o si la planta ha estado sometida a estrés, algunas pueden desarrollar pre-flores masculinas y femeninas a la vez. Las plantas intersexuales se suelen conocer como hermafroditas. Al igual que los machos, deberían retirarse inmediatamente para garantizar una cosecha de sinsemilla pura. El cultivador más experimentado suele vigilar a menudo el crecimiento de sus nudos, incluso aunque esté cultivando semillas feminizadas, por si acaso.

Pistils Ejemplo de Planta de Cannabis

LUZ Y TEMPERATURA

Un crecimiento demasiado vertical, con unos espacios internodales grandes, no siempre se debe a la genética. Fluctuaciones de temperatura muy amplias y luces demasiado débiles o alejadas de las plantas pueden provocar su espigamiento. Las noches frías y los días calurosos estimularán el desarrollo vertical. Para mantener el espacio internodal al mínimo y evitar ramas endebles es vital controlar constantemente las condiciones ambientales del cuarto de cultivo. En exterior esto es más complicado, y quizás sea necesario poner las plantas a cubierto si las temperaturas caen en exceso por las noches.

APLICA TUS CONOCIMIENTOS

PODAS Y RECORTES

Para podar tus plantas con el objetivo de aumentar las cosechas o recortarlas para mantener el orden, tendrás que practicar los cortes en los lugares y los momentos oportunos. Las incisiones se deben efectuar cerca del nudo con unas tijeras estériles. Las técnicas de poda más habituales para aumentar las cosechas son la poda apical y la poda FIM. Asegúrate de aplicar este tipo de métodos durante la fase de crecimiento vegetativo. En la floración, las podas deberían ser mínimas para evitar estrés a las plantas.

Tanto los métodos de topping como el FIM consisten en eliminar una parte del brote o tallo principal. La poda apical es un corte limpio en la punta, retirándola por completo. La poda FIM no es tan limpia y ordenada, y quizás sea más apropiado usar los dedos en lugar de las tijeras. Simplemente pellizca el 75% de la yema apical con tus uñas. Con cualquiera de estas técnicas, el número de colas se aumentará, ya que las ramas que nacen de ese nudo se convertirán en las nuevas colas apicales.

Clon Royal Queen Seeds

ESQUEJES

Sacar un esqueje para clonar tu planta de marihuana es la mejor forma de conservar unos genes especialmente interesantes en tu cuarto de cultivo. En general, las ramas más viejas y maduras serán los esquejes más satisfactorios. Obviamente se encontrarán en la parte inferior de la planta. Las plantas crecen desarrollando sus nuevos brotes hacia la parte superior y éstos no suelen enraizar bien cuando se cortan para esquejes.

Los esquejes se suelen sacar fundamentalmente durante el crecimiento vegetativo. Aunque existe una técnica, conocida como monster-cropping, que consiste en extraer esquejes de una planta en su cuarta semana de floración para volver a dejarlos en vegetación. En cualquier caso, el método para cortarlos es el mismo, y los cultivadores suelen conseguir los mejores resultados cortando sus esquejes por abajo.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar