Cultivar tus propios cogollos requiere mucho tiempo, esfuerzo y paciencia. Desde la germinación de las semillas hasta la cosecha final del producto terminado, todo ello exige una generosa cantidad de trabajo a través de un proceso muy delicado.

Si tienes suerte, tus cogollos crecerán como deben: perfectos, en forma cónica, listos para secar y consumir. Pero en ocasiones aparecen colas de zorro (o foxtails), lo que puede significar más trabajo en el proceso de cultivo y alterar la estética de sus cogollos.

cannabis buds foxtailing due to heat or light stress

¿QUÉ SON LOS  "FOXTAILS"?

La planta de cannabis cuenta con cálices, que son el espacio preparado para desarrollar semillas. Particularmente en las plantas femeninas, los cálices crecen en grupos durante el período de maduración cuando absorben la luz. Esto presenta una oportunidad para que aparezcan fenotrigos, que son esencialmente un manojo de cálices apilados unos encima de otros para formar una estructura de cogollos extraña.

Los cogollos en "fotxail" no son precisamente perjudiciales, pero tampoco son exactamente beneficiosos. El inconveniente principal es que rompe la estructura de la hierba. En lugar de crecer en forma redonda tiende a brotar de una manera más alargada, que a fin de cuentas reduce la cosecha que podrás consumir. Además, este proceso suele ser un indicador de que tus plantas no están madurando adecuadamente.

El foxtail “malo”, implica el desarrollo de fenotrigos debido al estrés por luz o calor. Esto a menudo se manifiesta en cálices que forman torres y hacen que el brote parezca bastante extraño.

Sin embargo, los "fotxtails" no siempre son una anomalía. Hay ciertas variedades de cannabis que desarrollan fenotrigos por tendencia natural, como en algunas cepas Purple, o la cepa Cole Train. Este proceso es más frecuente entre las plantas sativas, en concreto en las que crecen en regiones tropicales como Colombia o Tailandia.

cannabis foxtailing cálices

TIPOS DE FENOTRIGOS

El primer tipo de foxtail tiene que ver con la genética. Algunas variedades están genéticamente predispuestas a este proceso. Los fenotrigos en este tipo de hierba son más uniformes y predominantes en toda la planta.

Esto se considera "un buen fenotrigo" ya que procede de la propia naturaleza de la planta. El proceso ocurrirá inevitablemente, independientemente de las técnicas de cultivo que se utilicen. También vale la pena señalar que los cogollos que con tendencia genética a desarrollar fenotrigos suelen producir un mayor contenido de THC.

Otro tipo de foxtail es la causada por el estrés lumínico o térmico. Este proceso suele suceder cuando las plantas se cultivan en interior. Las que se colocan demasiado cerca de una lámpara LED o HPS de alta potencia son las que corren un mayor riesgo.

A diferencia del foxtail genético, que se considera "bueno", este otro tipo de foxtail es lo contrario. En estas circunstancias, el fenotrigo indica que el cultivador debe alejar las luces de las plantas o reducir la exposición diaria a la luz. Los fenotrigos causados por la sobreexposición lumínica no indican demasiado daño, pero en realidad, es muy probable que la hierba pierda potencia tras un estrés lumínico continuo.

luces led, HID y luces que irradian calor en cultivo de cannabis

CÓMO EVITAR FOXTAIL “MALOS” EN LA MARIHUANA

Como hemos mencionado, la causa de un "mal" foxtail es la exposición prolongada del cogollo al calor y a la luz. El sentido común indicaría, obviamente, evitar que esto suceda, aunque también hay otros métodos de apoyo.

Uno de ellos es mantener la temperatura del cuarto de cultivo estable en 23ºC mientras las luces estén encendidas, y luego disminuir unos 5 o 7 grados cuando las luces están apagadas. Puedes hacer esto instalando un sistema de aire acondicionado o ventilación, u optar por lámparas frías en lugar de HPS.

Respecto a la proximidad de la planta a la luz, puedes mantenerla a una distancia segura de unos 60cm bajo luces HID y de 76cm bajo lámparas que irradien calor. Si estás usando luces LED, puedes acercarlas hasta unos 40cm de distancia.

Otro problema podría ser que las cepas sativas se adaptan mejor por naturaleza al crecimiento al aire libre. Pero si no tienes otra opción que cultivar en interior, asegúrate de restringir la exposición a la luz a 11 horas y media al día. También puedes administrar un poco de vitamina B-52 para reducir sus niveles de estrés. Deja tanto espacio como sea posible sobre la planta y alrededor de ella.

Con estos sencillos pasos, es muy probable que puedas salvar tu cosecha y su potencia de una sobredosis de estrés.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar