La cría cannábica es un arte complicado que puede desarrollarse de varias maneras. En este artículo vamos a describir los términos más comunes de la genética de la marihuana y cómo surgieron. Hemos decidido hacerlo breve y conciso, ya que los detalles científicos pueden ser bastante complejos.

CEPA PURA

Las cepas puras, también llamadas “landrace”, se originan en regiones donde las plantas de cannabis llevan creciendo de forma silvestre en la naturaleza durante mucho tiempo, siglos o quizás milenios. Así se crea una genética robusta y estable de forma natural, que produce una descendencia homogénea. Esto significa que las variedades puras de una zona en concreto desarrollarán unos patrones de crecimiento, una apariencia y una composición química muy similares. Dos ejemplos de cepas puras son la Hindu Kush o la China Yunnan.

F1

Un F1 es un híbrido de primera generación. Cuando se cruzan dos variedades con genotipos completamente diferentes, como por ejemplo la Master Kush y la Durban Poison, su descendencia será un híbrido F1. Si este híbrido se cruza con otro híbrido F1 procedente del mismo lote (un hermano o hermana), se crea un híbrido F2. Si se repite este proceso, se crea un F3, después un F4, y así sucesivamente. A partir del F5, las plantas pueden considerarse como una IBL.

Híbrido de Primera Generación Cannabis F1

IBL

Las IBL son líneas consanguíneas (las siglas IBL derivan del inglés “inbred line”). Esto significa que tras varias generaciones hibridando un linaje específico consigo mismo, las cepas resultantes se convierten prácticamente en una familia de cepas diferente. Las variedades Skunk se hibridaron y seleccionaron por características intensas y potentes, y tras muchas generaciones derivaron en la familia Cheese, que puede considerarse una IBL.

POLIHÍBRIDOS

Los polihíbridos se obtienen mediante el cruce de híbridos completamente diferentes. Por ejemplo, la Master Kush y la Durban Poison producen una descendencia llamada F1(A); y la AK-47 y la White Widow producen una descendencia llamada F1(B). Si se cruzan el híbrido F1(A) y el F1(B), la planta obtenida se considerará un polihíbrido.

Estabilización Híbrida Variedades De Cannabis Puras

RETROCRUCES

Un retrocruce se obtiene al coger una variedad híbrida y cruzarla con su padre/madre original. Por ejemplo, una planta Chocolope macho y una Jack Herer hembra producen un híbrido F1. Si este híbrido F1 se cruza con la planta hembra original de Jack Herer, la cepa resultante será un BX1 (o primer retrocruce). Si este BX1 se vuelve a retrocruzar con la Jack Herer hembra original, producirá un BX2 (o segundo retrocruce), y así sucesivamente. La genética de la cepa hembra original puede retenerse manteniéndola como planta madre en fase vegetativa, sacando esquejes o propagándola mediante el cultivo de tejidos.

AUTOFECUNDACIÓN

La autofecundación se produce cuando una planta madre se poliniza a sí misma. Los criadores usan sustancias químicas especiales para estresar a las plantas hembras; como respuesta al estrés, estas plantas desarrollan flores macho, que producen polen. Cuando se usa este polen para fecundar las flores hembras de la misma planta, o de un esqueje de la misma madre, las semillas resultantes se considerarán “autofecundadas” o S1. Cuando las semillas S1 se retrocruzan con la variedad ascendiente original, se consideran S2, S3, etc. Los criadores usan esta técnica con frecuencia para preservar la genética de una cepa, y para feminizar las semillas.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar