La variedad de luces de cultivo que se ofrecen en la actualidad puede resultar un poco complicada. Hemos analizamos distintos tipos de iluminación con sus pros y sus contras.

Los cultivadores de marihuana conocen la importancia que tiene la luz para obtener una buena cosecha. Uno de los aspectos más determinantes para un cultivo sano de potentes cogollos es la correcta cantidad del adecuado tipo de luz.

Aunque la luz del sol es lo mejor para el cultivo de cannabis, muchos cultivadores prefieren cultivar en el interior, por varios motivos. En primer lugar, no todo el mundo vive en lugares con un clima adecuado. En segundo lugar, el cultivo interior bajo una iluminación artificial con temporizador permite controlar los períodos vegetativo y de floración.

Hoy en día, existen varios tipos de luces de cultivo interior. Pero no todas son iguales. Existen enormes diferencias en lo que respecta a eficacia y costes. Veamos los distintos tipos de iluminación con sus pros y sus contras.

LUCES FLUORESCENTES (CFL)

CFL significa "Lámpara fluocompacta". Se pueden adquirir en muchos sitios, como por ejemplo en tiendas de bricolaje y hasta en la mayoría de supermercados. Son especialmente apropiadas para cultivos pequeños y son muy económicas para empezar.

Pros:

Su disponibilidad y bajo costo. Estas lámparas tienen un casquillo estándar que se puede utilizar con cualquier aplique de luz. Las luces CFL más utilizadas en el cultivo de cannabis van de 40W para arriba. Están disponibles en distintas temperaturas de color, como "diurna" de 6500K o "blanca cálida" de 2700K con un espectro de luz más rojizo. Las luces con un espectro "diurno" son más adecuadas para la fase del crecimiento vegetativo, mientras que las CFL "blancas cálidas", con su luz más rojiza, son mejores para la floración.

Contras:

El rendimiento luminoso de las lámparas CFL es bajo en comparación con otros tipos de luces de cultivo. Hay que colocarlas muy cerca de las plantas para que proporcionen suficiente luz. A menos que estés dispuesto a utilizar varias lámparas CFL, son más aptas para cultivos pequeños, como de una o dos plantas. Por otro lado, las luces de cultivo CFL "diurnas" son excelentes para clones y plantones.

Las luces CFL no son muy eficientes ni potentes en comparación con otras opciones de iluminación. Pero son un buen punto de partida para los novatos del cultivo de cannabis.

LUCES FLUORESCENTES cultivo marihuana

LUCES HID (MH y HPS)

Las luces de cultivo HID (descarga de alta intensidad), son una especie de regla de oro en la industria del cultivo de cannabis. Muchos cultivadores recomiendan las luces HID porque creen que dan los mejores y mayores rendimientos.

Hay dos principales tipos de luces HID: los halogenuros metálicos (MH) y los equipos de sodio (HPS). La diferencia entre ambas es que las MH proporcionan una luz azulada "más fría", mientras que las HPS tienen un espectro rojo. Por ello, las MH son más adecuadas para la fase vegetativa y las SPH para la floración.

La mayoría de cultivadores avanzados utilizan una combinación de luces MH/HPS. Si por algún motivo tienes que elegir un tipo de luz HID para todas las fases del cultivo, lo mejor es que utilices las HPS.

Las lámparas HPS de 600W son las HID más populares, porque ofrecen un buen equilibrio entre la cantidad de luz que producen y la electricidad que gastan.

Los cultivadores que deseen usar luces HID pueden adquirir un juego completo que incluye lámpara, balastro y reflector.

Pros:

Las luces HID son mucho más baratas que otros tipos de lámparas. Son fáciles de colocar y de operar, y son una solución de iluminación normalizada que proporciona excelentes resultados.

Contras:

Las luces HID de más de 600W producen mucho calor. Esto significa que se necesita una buena ventilación en el cuarto de cultivo. Además, las luces HID se degradan con el tiempo y hay que reemplazarlas periódicamente. Algunos cultivadores compran luces nuevas cada año, y otros las usan un poco más.

Las luces HID no se acoplan a las tomas de luz estándar, necesitan una cubierta especial y un balastro. Por ello, consumen mucha electricidad y pueden disparar la factura de la luz.

luces HPS cultivo cannabis

LUCES LED

Hace unos años, las luces LED no eran aptas para cultivos "serios", aparte de para plantones y clones. Sin embargo, la tecnología LED ha mejorado mucho en los últimos años.

Las luces LED de cultivo modernas tienen más lúmenes por vatio y tecnología COB ("Chips on Board"), y proporcionan una intensidad de luz y una penetración más adecuada, incluso para los cultivos más exigentes. En la actualidad, las luces LED pueden competir, y hasta superar, con otros tipos de luces de cultivo entre los que se incluyen las HID - aunque hay que adquirir las correctas.

Pros:

Las LED son las luces de cultivo más eficientes enérgicamente. Esto significa que ofrecen más luz en comparación con la electricidad que gastan. Otra ventaja de las luces LED es que se calientan mucho menos que las luces HID - apenas producen calor. Por lo que existe un menor riesgo de que "quemen" las plantas, y además ayudan a mantener una temperatura baja en el cuarto de cultivo. Las LED tampoco necesitan un balastro para funcionar, se pueden conectar directamente a cualquier toma de corriente.

Contras:

El coste inicial de las luces de cultivo LED puede ser bastante elevado en comparación con otros tipos de luces. Unas luces LED de alta gama con módulos modernos pueden costar fácilmente miles de dólares. Por otro lado, si el cultivo es grande, el menor coste de funcionamiento de las LED, junto con su baja temperatura, puede merecer la pena a largo plazo.

También hay que señalar que, a diferencia de las luces HID y CFL, no hay estandarización en la industria. Por ello, el mercado actual de las luces de cultivo LED está repleto de comerciantes que tratan de vender luces mal diseñadas con falsas afirmaciones. En lo que respecta a las luces LED, se obtiene lo que se paga, y siempre merece la pena llevar a cabo tu propia investigación y pagar más por una marca conocida.

cultivo de marihuanacon leds

Entonces, ¿qué tipo de luces son mejores? Es una decisión que dependerá de varios factores, como el tamaño del cultivo, los costes de electricidad a largo plazo y, por último pero no por ello menos importante, cuánto se está dispuestos a gastar.

Si quieres obtener el máximo rendimiento durante la floración, no tendrás más remedio que adquirir una luz potente como de 600W, o mejor, su equivalente en HID o LED. Por otro lado, si sólo vas a cultivar una o dos plantas, o tienes clones o plantones, necesitarás luces menos potentes.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar