Veamos una comparación detallada de las luces de cultivo de marihuana más habituales. 

Todos los cultivadores de marihuana conocen la importancia de una iluminación adecuada para obtener cosechas exitosas. Junto a la fertilización y el riego, es uno de los factores fundamentales para garantizar un crecimiento sano y una producción abundante.

Aunque la luz del sol es ideal para cultivar hierba, muchos cultivadores prefieren hacerlo en el interior por varios motivos. Para empezar, no todo el mundo vive en una zona con un clima propicio para el cultivo exterior. En segundo lugar, el cultivo interior conlleva el uso de una iluminación artificial programada, lo que ofrece un mayor control de la fase vegetativa y de floración.

Con eso en mente, creemos que merece la pena analizar el mundo de las luces de cultivo para el cannabis.

Pros y contras de las diferentes luces de cultivo para el cannabis

En la actualidad se pueden encontrar diversos tipos de luces para el cultivo interior. Pero no todas son iguales; de hecho, hay una gran diferencia en lo que respecta a eficiencia y costes. Además, algunas lámparas son más adecuadas que otras para ciertos tipos de entornos.

Vamos a echar un vistazo a las distintas luces de cultivo que están disponibles en el mercado, y a compararlas en función de sus pros y sus contras.

Fluorescent CFL Grow Lights

Luces fluorescentes (CFL)

Las luces CFL, también conocidas como "lámparas fluocompactas", son las más habituales. Se pueden conseguir en muchos sitios, como tiendas de bricolaje e incluso supermercados.

Son especialmente aptas para cultivos pequeños, y son las más económicas para empezar. Estas bombillas vienen con un casquillo estándar que se puede utilizar con cualquier lámpara. No necesitan ningún material adicional.

Hay bombillas CFL "diurnas" de 6500K o "blancas cálidas" de 2700K con un espectro más rojizo. Las luces de espectro de diurno son más adecuadas para la fase de crecimiento vegetativo, mientras que las CFL más cálidas son mejores para la floración.

Pros de las CFL Contras de las CFL
Bajo coste y amplia disponibilidad Baja potencia luminosa (adecuadas para cultivar 1-2 plantas)
Fáciles de instalar y usar No son aptas para la floración (producen cosechas mediocres)
Aptas para principiantes Suelen tener una vida útil más corta que otras luces
Disponibles con varias potencias y temperaturas de color -
Consumen poca electricidad, ahorran energía -
No se calientan -
Perfectas para esquejes y plántulas -
  • Coste y vida útil prevista de las luces CFL

Una bombilla CFL estándar de 40W cuesta muy poco. Por eso son ideales para novatos con un presupuesto bajo. También son sumamente rentables, ya que la vida útil prevista de las lámparas fluocompactas es de alrededor de un año.

  • Producción por CFL individual

Se pueden obtener 0,3 gramos por vatio (aproximadamente 12 gramos por lámpara estándar). 

HID

Lámparas HID (MH y HPS)

Las luces HID (descarga de alta intensidad) son una especie de regla de oro en el sector del cultivo de marihuana. Muchos cultivadores recomiendan la iluminación con HID y creen que proporcionan cosechas mejores y más abundantes.

Existen dos tipos principales de luces HID: MH (halogenuros metálicos) y HPS (de sodio de alta presión). La diferencia entre ambas es que las lámparas MH emiten una luz "más fría" o azulada, mientras que las HPS suelen ser rojas. Esto hace que las MH sean más adecuadas para la fase vegetativa, y las HPS para la floración.

Por lo tanto, la mayoría de cultivadores con experiencia utilizan una combinación de luces MH y HPS durante todo el proceso de cultivo. Si, por alguna razón, tienes que elegir luces HID para todo el cultivo, te recomendamos las HPS. Las lámparas HPS de 600W son las más habituales. En la mayoría de los casos, podrás comprar un juego completo que incluya la bombilla, un balasto y un reflector.

Pros de las HID Contras de las HID
Las luces de cultivo HID son mucho más baratas que los LED de alta gama Emiten un calor intenso que puede aumentar la temperatura del cuarto de cultivo e incluso quemar las plantas
Fáciles de instalar y usar, incluso para novatos  Se necesita un equipo especial para utilizarlas, como un balasto electrónico y un reflector
Producen unos resultados excelentes Las luces HID se degradan con el tiempo y hay que sustituirlas periódicamente
Fiables y consistentes Consumen mucha electricidad y pueden aumentar de forma considerable la factura de la luz
Ofrecen opciones para el crecimiento y la floración -
  • Coste y vida útil prevista de las luces HID

Como ya hemos visto, hay kits completos de luces HID que incluyen lámpara, balasto y reflector por unos 150€. Pero este bajo coste inicial se verá contrarrestado por el gasto más elevado de la operación (es decir, la factura eléctrica).

La vida útil de estas bombillas es de aproximadamente un año, tras lo cual deberás reemplazarlas para conservar una potencia lumínica óptima.

  • Producción por HID individual

Podrás cosechar desde 0,5 hasta más de 1g por vatio; que son aproximadamente 300-600 gramos por lámpara estándar. 

 

LED

Luces LED

Hace unos años, los LED no eran adecuados para cultivos "serios", aparte de proporcionar luz para plántulas y esquejes. Sin embargo, la tecnología LED ha avanzado mucho en muy poco tiempo.

Los LED modernos, como los de tecnología COB (“chip on board”) o las “placas Quantum”, proporcionan una buena penetración e intensidad de luz, incluso en los cultivos más exigentes. Hoy en día, los LED son capaces de competir, y hasta superar, con otros tipos de luces de cultivo, HID incluidas. Dicho esto, deberás comprar los más adecuados. Estas lámparas suelen ser de las más caras, pero también pueden ahorrarte bastante dinero a la larga.

La mayoría de los LED de calidad emiten una luz adecuada tanto para la fase vegetativa como para la floración, y algunos vienen con un interruptor para cambiar el espectro luminoso según la etapa.

Pros de las LED Contras de las LED
Más eficientes desde el punto de vista energético (ahorran dinero y energía con el tiempo) Los sistemas de iluminación de calidad con módulos modernos pueden perjudicar bastante al bolsillo
Los LED son mucho más fríos que las lámparas HID, ya que apenas producen calor No hay un estándar industrial para los LED
Reducen los costes de refrigeración y el riesgo de que se quemen la plantas Los modelos baratos producen resultados inferiores
La mayoría de las luces de cultivo LED del mercado no necesitan un balastro para funcionar; solo hay que enchufarlas Cosechas potencialmente más bajas en comparación con las luces HID
Están optimizadas; sirven tanto para la fase vegetativa como para la floración   -
  • Coste y vida útil prevista de las luces LED

Se pueden encontrar LED de calidad para una sola planta por 120€. Pero para conseguir LED buenos de una marca fiable hay que pagar varios cientos de euros, e incluso hasta 2000€. Con las luces LED se obtiene lo que se paga, por lo que siempre es mejor llevar a cabo tu propia investigación para encontrar una marca de confianza.

Las lámparas de cultivo LED tienen una vida útil de 5-10 años.

  • Producción por LED

0,5g-1,8g por vatio, en función de la marca/calidad de la lámpara. 

LEC

Luces LEC

Las luces LEC, también llamadas halogenuros metálicos cerámicos (CMH) o lámparas de descarga cerámica (CDM), son el último tipo que vamos a ver hoy.

LEC

Luces LEC

Las luces LEC, también llamadas halogenuros metálicos cerámicos (CMH) o lámparas de descarga cerámica (CDM), son el último tipo que vamos a ver hoy.

Su nombre también nos da una pista de la diferencia entre los LEC y las lámparas HID convencionales. Las luces LEC utilizan un quemador cerámico en lugar de la versión de cuarzo de las MH habituales. El resultado es un color más natural, más lúmenes por vatio y una vida útil más larga. Los LEC vienen con balastros integrados, por lo que su instalación es muy sencilla.

Aunque los LED modernos se están convirtiendo en las luces más habituales para el cuarto de cultivo, los LEC ofrecen ciertas ventajas, lo que los convierte en una alternativa interesante a otros tipos de luces.

Pros de las LEC Contras de las LEC
Emiten un espectro de luz natural (con el que es más fácil ver la planta y sus problemas) La luz UV-B es perjudicial para el ser humano (se necesita un equipo de seguridad para reducir cualquier riesgo para la piel y los ojos)
Los LEC emiten rayos UV-B que pueden mejorar el rendimiento y la producción de tricomas Alto coste de instalación
Fáciles de instalar y usar Generan mucho calor
Mayor duración que las luces HID Ligeramente menos potentes que las luces HID
- Los rayos UV-B están bloqueados por el cristal de la lámpara
  • Coste y vida útil prevista de las luces LEC  

Unos LEC de cultivo decentes cuestan 250-300€ como mínimo, y los modelos de gama alta pueden llegar a los 1000€. Las bombillas también son más caras que las MH/HPS normales.

En el lado positivo, los LEC duran aproximadamente el doble que las HID, es decir, unos dos años.

  • Producción por LEC

Cuando se utilizan luces LEC, se puede obtener hasta 1,5g por vatio.

¿Qué luces son mejores para cultivar marihuana?

¿Qué tipo de iluminación es mejor? Esta decisión dependerá de varios factores, como el tamaño del espacio de cultivo, el tipo de hierba que vas a cultivar y, por último pero no menos importante, cuánto dinero puedes gastar.

Si necesitas una lámpara para plántulas y esquejes, o si tienes un "micro cultivo" en un espacio muy pequeño (como un armario), lo mejor es que optes por una luz CFL sencilla.

Para cultivos ligeramente mayores, elige un LED decente de 400-600W. Dado que estas lámparas no emiten calor, podría bastarte con un extractor y un ventilador sencillos.

Para operaciones de cultivo medianas y grandes, prueba con luces LED y LEC de calidad, o utiliza una solución de iluminación probada como las lámparas HID.

No te fijes solo en los vatios. Equivalencias de potencia entre los distintos tipos de luces

Hay que tener en cuenta que una lámpara CFL de 200W no es lo mismo que un LED de 200W, ni que una luz HID de 200W. Los vatios solo indican cuánta electricidad consume el dispositivo, no nos dicen nada sobre la potencia luminosa. Debido a que las diferentes tecnologías de iluminación ofrecen eficiencias distintas, no podemos compararlas basándonos solamente en el vataje. El único tipo de luz con el que se puede esperar ciertos rendimientos (con un vataje particular) son las lámparas HID, ya que están estandarizadas.

De la misma manera, esto también significa que un dispositivo LED de 600W no emite necesariamente la misma cantidad de luz (y por lo tanto no produce los mismos resultados) que, por ejemplo, una lámpara HID de 600W. La única forma de conocer la potencia luminosa real es comprobando las especificaciones del fabricante. Mejor aún, pregunta a otros cultivadores por su experiencia con un determinado tipo o marca de luz; así sabrás qué esperar.

Luces, luces, luces: arrojando luz sobre tus opciones

Elegir las luces adecuadas para cultivar marihuana es una de las decisiones más importantes que vas a tomar.

Si quieres conseguir una cosecha excelente, opta por, al menos, una lámpara HID de 600W o más, o un LED o LEC equivalentes. Si, por otro lado, estás cultivando plántulas y esquejes, es aconsejable utilizar una CFL menos intensa.

Y lo que es más importante: no gastes dinero en luces de cultivo sin informarte sobre ellas antes. Una "ganga" podría acabar siendo un desperdicio del dinero que tanto te ha costado ganar. Si los precios de una buena lámpara te intimidan, también puedes utilizar una solución casera. En internet hay todo tipo de kits que vienen con todo lo necesario. De esta forma podrás ahorrar dinero y conseguir una iluminación de calidad que te satisfará tanto a ti como a tus plantas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.