Aprende a cultivar marihuana en un invernadero.


Plantar marihuana en un invernadero es ideal, porque combina las ventajas del cultivo en exterior con las del cultivo en interior. En esta guía te mostramos cómo se hace y te ofrecemos consejos y sugerencias. Si no tienes un invernadero y quieres construir uno, también te enseñamos cómo hacerlo.

¿POR QUÉ CULTIVAR MARIHUANA EN UN INVERNADERO?

Tal vez te preguntes por qué querrías cultivar hierba en un invernadero en lugar de hacerlo en un armario de cultivo o en exterior en el jardín. Veamos las ventajas del cultivo en invernaderos en comparación con otros métodos.

  • PERMITE ALARGAR LA TEMPORADA DE CULTIVO

La temporada de cultivo se puede ampliar hasta el otoño y el invierno simplemente proporcionando más luz a tus plantas durante los días nublados, y aumentando progresivamente el tiempo en que están encendidas las luces para compensar la disminución de horas de luz diurna. Asimismo, si quieres empezar un nuevo cultivo antes de que acabe el invierno, puedes instalar una lámpara de baja potencia para complementar la iluminación natural.

  • OFRECE EL MICROCLIMA PERFECTO PARA CULTIVAR MARIHUANA

El ambiente de un invernadero conserva una temperatura promedio más alta que en el campo o los jardines abiertos. Además, durante las estaciones frías y cálidas, el invernadero se puede calentar y enfriar. Incluso sin un sistema de calefacción o refrigeración, un invernadero proporciona un rango más consistente de temperaturas máximas y mínimas, sin las condiciones sumamente secas y cálidas, típicas de los cuartos de cultivo interior. Un microclima más uniforme se traduce en unas plantas más sanas y unas cosechas más abundantes.

OFRECE EL MICROCLIMA PERFECTO PARA CULTIVAR MARIHUANA

  • PERMITE OBTENER COSECHAS DURANTE TODO EL AÑO

El clima del interior de un invernadero se puede controlar con facilidad, por ejemplo, abriendo las ventanas o instalando ventiladores. Y dado que las paredes de los invernaderos mantienen la humedad y el calor en el interior, se puede cultivar durante todo el año. Este control del clima y la exposición a la luz es algo imposible en un cultivo normal en exterior.

  • COSECHAS MÁS UNIFORMES

A medida que pasa el tiempo, las cosechas de invernadero suelen ser más uniformes, tanto en cantidad como en calidad. Por esta razón, la mayor parte del cannabis medicinal comercial que se produce hoy en día se cultiva en invernaderos.

  • ES MÁS EFICIENTE ENERGÉTICAMENTE QUE EL CULTIVO EN INTERIOR

Puesto que los cultivadores aprovechan la luz natural del sol, el cultivo en invernaderos es mucho más eficiente desde el punto de vista energético. También gastarás mucha menos electricidad en comparación con un cuarto o armario de cultivo.

  • OFRECE PROTECCIÓN CONTRA LAS INCLEMENCIAS DEL TIEMPO

A diferencia del cultivo en exterior, un invernadero protege tus plantas de los elementos. No existe el peligro de que la lluvia o las tormentas dañen a tus queridas señoritas. Además, un invernadero impide que los animales se alimenten de tus plantas.

  • EVITA QUE LAS PLANTAS SEAN DESCUBIERTAS

Un invernadero permite cultivar de forma discreta, reduciendo el riesgo de ser descubierto. Tus plantas estarán seguras y a salvo, por lo que podrás dormir sin tener que preocuparte de ladrones ni vándalos.

  • NO ES CARO

Para tener un invernadero no hay que gastar mucho dinero; uno sencillo cuesta muy poco, y hará un trabajo decente a la hora de alojar a tus plantas. Construir tu propio invernadero es otra opción bastante económica. Para hacer un cultivo básico con luz natural y riego a mano, no es necesario adquirir herramientas de cultivo costosas.

CÓMO CULTIVAR MARIHUANA EN UN INVERNADERO

El cultivo de marihuana en general depende de numerosas variables que deben mantenerse bajo control; y el cultivo en invernadero no es ninguna excepción. Pero es necesario tener en cuenta las diferentes metodologías del cultivo interior y exterior. Aquí tienes una lista de los pasos que puedes dar para llevar a cabo un cultivo de invernadero exitoso.

CÓMO CULTIVAR MARIHUANA EN UN INVERNADERO

  • ELIGE UNA VARIEDAD ADECUADA

Las cepas de marihuana se diferencian entre sí por la forma en que crecen y sus necesidades. El mejor cannabis para cultivar en invernaderos dependerá de varios factores, como el clima de la zona, el espacio disponible y si vas a utilizar luces artificiales. Profundicemos un poco más en esto:

SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

La marihuana autofloreciente es ideal para cultivos con luz natural. Dado que las autos no necesitan un programa de luz fijo para crecer y florecer, las variaciones en su exposición a luz solar no perjudicarán a las plantas ni reducirán sus cosechas, tanto como en el caso de las plantas fotodependientes feminizadas. Esto también significa que podrás plantar y cosechar autos en tu invernadero en cualquier momento del año, siempre que les proporciones las condiciones ambientales ideales.

Por último, el tamaño de la mayoría de cepas auto es muy conveniente cuando no se dispone de mucho espacio, que es lo que suele ocurrir con los invernaderos pequeños. Para compensar las cosechas menos abundantes de unas plantas más pequeñas, solo tienes que cultivar un número mayor en el espacio disponible (p. ej., con el método SOG).

SEMILLAS FEMINIZADAS

La marihuana fotoperiódica feminizada también se puede cultivar en un invernadero, pero tiene ciertas limitaciones, sobre todo si se utiliza solamente luz natural. Dado que estas cepas florecen en función de las horas de luz que reciben, tendrás que depender de las estaciones naturales para favorecer el crecimiento y estimular la floración.

También puedes instalar luces artificiales conectadas a un temporizador, para controlar el desarrollo de tus plantas. Aunque, en este caso, es posible que tengas que disponer de un invernadero a prueba de luz. De lo contrario, la luz natural podría interferir con tu programa de iluminación artificial, causando otros problemas.

Otro inconveniente del cultivo de plantas fotoperiódicas feminizadas en invernadero es que podrías tener que entrenarlas y podarlas para evitar que se descontrolen. Especialmente cuando solo se utiliza la luz solar, las plantas pueden creer altas y espigadas y necesitar la poda apical, la técnica SCROG, etc. para conservar una altura razonable.

  • PLANIFICA EL MARCO TEMPORAL DEL CULTIVO

Si la luz natural es la principal fuente de energía de tu invernadero, deberás planificar la duración del cultivo en consecuencia. Lo ideal es empezar el cultivo tan pronto como las horas de luz diurnas (y las temperaturas) comiencen a aumentar en primavera.

Aunque el invernadero tenga una temperatura más alta que el exterior, deberás esperar hasta que no haya riesgo de que se produzcan heladas antes de alojar tus plantas en esta estructura. Dependiendo de la ubicación y el clima de la zona, esto podría ser a principios o finales de la primavera.

  • GERMINA EN INTERIOR

Siguiendo con el punto anterior, siempre puedes germinar tus semillas en interior, empezando a estimular las plantas con lámparas CFL de baja potencia para darles una ventaja inicial. Para esto no se necesita mucho espacio, y las luces CFL no suelen consumir mucha energía. De esta manera, incluso si el resto del cultivo se lleva a cabo bajo la luz del sol, podrás aprovechar al máximo la temporada de cultivo en exterior.

  • TRASLADA LAS PLÁNTULAS AL INVERNADERO DE FORMA GRADUAL

Tan pronto como tus plantas estén un poco más grandes y fuertes, después de una semana o dos, podrás trasladarlas gradualmente a su nuevo hogar. Hazlo con cuidado y no las saques repentinamente del ambiente acogedor del interior. Ponlas en el invernadero durante un par de horas al día, y ve aumentando el tiempo que pasan en él durante las primeras semanas.

De esta forma reducirás el estrés y las plantas continuarán desarrollándose sin problemas. Las plantas son muy sensibles, especialmente en esta etapa, así que no uses el invernadero como excusa para actuar de forma negligente.

TRASLADA LAS PLÁNTULAS AL INVERNADERO DE FORMA GRADUAL

  • COMPLEMENTA LA ILUMINACIÓN DE ACUERDO CON EL CLIMA

Una de las principales ventajas de los invernaderos es que permiten complementar la iluminación natural con luces de cultivo adicionales. Los periodos de mal tiempo/nublados se pueden afrontar sin miedo a que afecten a las cosechas, y el consumo eléctrico será mucho más bajo que cuando cultivas en interior.

Pero si cultivas en un clima apropiado con mucho sol, esta iluminación extra podría no ser necesaria; aunque nunca es malo tener una lámpara de cultivo a mano.

  • UTILIZ PERSIANAS O LONAS PARA INDUCIR LA FLORACIÓN

Los invernaderos te permiten forzar la floración del cannabis mediante técnicas de privación de luz. Para oscurecer el ambiente, puedes instalar persianas con temporizadores, pero unas sencillas cortinas opacas también funcionan; a un precio más reducido y con mucho menos esfuerzo.

Además de permitir que tu marihuana florezca en cualquier momento, las cubiertas opacas también sirven para prevenir la contaminación lumínica (por ejemplo, del alumbrado público) que, de lo contrario, podría interferir con la floración de las plantas fotoperiódicas feminizadas.

CONSEJOS PROFESIONALES PARA CULTIVAR MARIHUANA EN UN INVERNADERO

Tu marihuana deberá sentirse feliz y cómoda, y ser productiva en tu invernadero. ¿Qué más debes saber para conseguir unas cosechas excelentes? Echa un vistazo a los siguientes consejos profesionales.

  • VIGILA LA TEMPERATURA

A diferencia de un armario o cuarto de cultivo, las temperaturas de los invernaderos pueden fluctuar mucho. Por ejemplo, un invernadero bajo la luz directa del sol puede alcanzar unas temperaturas superiores a las que tus plantas son capaces de tolerar. La instalación de un termómetro básico te proporcionará una lectura constante para que puedas decidir si tus plantas necesitan calefacción o refrigeración adicionales.

  • INSTALA UN VENTILADOR

El ambiente cerrado de un invernadero puede hacer que aumente la humedad, lo que podría favorecer la aparición de moho. Asegúrate de que tu invernadero tenga aberturas que permitan la ventilación, para reducir ese riesgo. Un ventilador de pie que produzca una suave brisa en la dirección de tus plantas mantendrá la humedad a raya e impedirá que se formen zonas calientes y/o húmedas.

INSTALA UN VENTILADOR

  • PLANIFICA EL ESPACIO

En un invernadero, el espacio de cultivo es limitado, por lo que tendrás que planificar de antemano la cantidad de plantas que vas a cultivar. Lee las descripciones de las cepas para conocer la altura final que se espera de tus ejemplares, y evita variedades espigadas como las Haze puras. El método SOG (mar de verde), que consiste en cultivar muchas plantas pequeñas juntas (en lugar de unas pocas plantas grandes), es ideal para invernaderos pequeños.

  • ¿CÓMO DEBES REGAR?

Los invernaderos te permiten ser flexible en la forma de cultivar. Puedes hacerlo de forma tradicional, con unas cuantas macetas y un riego manual, o elegir entre una gran variedad de sistemas de riego, como el riego por goteo, la nebulización, o una operación de cultivo completamente automatizada.

  • PROTEGE TU INVERNADERO

Tu invernadero podría despertar curiosidad y posiblemente atraer una atención no deseada. Si la estructura no está fuera de la vista de los vecinos fisgones, unas paredes opacas dejarán entrar la luz pero no revelarán la existencia de tus adorados “tomates”. Una alarma antirrobo y cámaras, o al menos tener las puertas del invernadero cerradas, te proporcionará cierto nivel de seguridad. En cualquier caso, un invernadero con candado es mucho más seguro que cultivar marihuana al descubierto.

  • MANTÉN TU INVERNADERO LIMPIO

La suciedad atrae plagas y enfermedades, razón por la que deberás mantener tu invernadero limpio en todo momento. Acostúmbrate a recoger residuos como hojas caídas, etc., ya que estos desechos podrían desarrollar hongos, moho o plagas. Usa tierra y macetas esterilizadas para impedir que las enfermedades y plagas se propaguen por tu invernadero. También es buena idea limpiar a fondo todo el invernadero (incluyendo macetas y herramientas) una vez al año, preferiblemente antes de comenzar una nueva temporada de cultivo.

CULTIVO DE MARIHUANA EN INVERNADERO: CONCLUSIÓN

El cultivo de marihuana en invernadero ofrece lo mejor de ambos mundos. Sus ventajas (cosechas enormes impulsadas por la luz del sol, control del entorno, protección contra el viento y las inclemencias climáticas, y un gasto energético menor) son razones convincentes que hablan por sí solas. ¡Empieza a cultivar en un invernadero hoy mismo!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.