¿QUÉ SON LOS TRICOMAS?

La palabra tricoma se deriva del término griego “Tríchōma”, que se traduce como "crecimiento de pelo". Con su tamaño microscópico, necesitarás una lupa para observar ese manto de resina resplandeciente que cubre los mejores cogollos de marihuana y descubrir unos campos de tricomas que recuerdan a tallos con minúsculas cabezas de seta.

Pero ojo, una gran capa de tricomas no garantiza que tu hierba sea "la crema". El diccionario de Merriam-Webster define un tricoma como "un apéndice filamentoso, especialmente una estructura de pelo en la epidermis de una planta".

La comparación botánica de los tricomas con pelo puede llevar a su confusión con los pistilos, que obviamente se pueden ver a simple vista como hilos con forma de pelo que salen de los cálices de las plantas de marihuana femeninas en floración.

Los tricomas del cannabis se merecen una definición más adaptada al fumeta, una explicación de sus funciones y de su importancia general.

Nosotros tenemos un compromiso con la difusión del conocimiento. Y en nuestra opinión, lo mejor es considerar los tricomas como diminutas fábricas biológicas de cannabinoides presentes fundamentalmente en las flores y las hojas de los cogollos de hierba. Simplificando, son los tricomas con un alto contenido de THC los que te colocan y aquellos ricos en CBD los que constituyen la mejor medicina.

Los científicos han identificado tres categorías de tricomas en las plantas del cannabis:

  1. Tricomas bulbosos
  2. Tricomas capitados sésiles
  3. Tricomas capitados pedunculados

El número 3, la versión capitada pedunculada, es la que interesa a los aficionados a la hierba, porque son los más grandes y dan lugar a los derivados terapéuticos y recreativos.

tricomas grafica efectos

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE LOS TRICOMAS?

Se cree que los tricomas cumplen bastantes funciones esenciales para la supervivencia de la planta de marihuana en la naturaleza. Esa capa viscosa de resina pegajosa constituye una barrera defensiva contra hongos, insectos e insaciables herbívoros.

Algunos insectos y ciertos hongos no pueden penetrar la barrera de tricomas, mientras los terpenos ocultarán el olor a lechuga para criaturas peludas de cuatro patas.

Además, los tricomas también podrían jugar un papel clave en el desarrollo del cannabis en condiciones climatológicas adversas. La capa de resina ofrece a la hierba salvaje protección contra vientos dañinos como el siroco del desierto o las corrientes siberianas.

Los tricomas incluso actúan como pantalla solar para las plantas de marihuana, protegiéndolas de los efectos de los rayos ultravioleta del sol. Pero analizaremos la relación entre rayos UV y tricomas un poco más adelante

Tricomas cultivo hongos marihuana uv luz calyx bud cannabis

¿POR QUÉ LOS TRICOMAS SON TAN IMPORTANTES PARA EL CULTIVADOR DE CANNABIS?

Es imposible enfatizar suficientemente la importancia de los tricomas para el cultivador de cannabis. La realidad es que la resina lo es todo.

Los tricomas son minúsculas fábricas dedicadas a la producción de cannabinoides y terpenos. Potencia, sabor y aroma están intrínsecamente vinculados al proceso que se desarrolla en las células de esas cabezas de setas en miniatura.

Los cannabinoides son compuestos como el THC y el CBD, que confieren a la marihuana sus efectos cerebrales y corporales, respectivamente. Los terpenos son "hidratos de carbono insaturados", culpables de que los cogollos de diferentes variedades tengan sabores y aromas distintos.

Los tricomas son las súper estructuras microscópicas que confieren al cannabis sus propiedades psicoactivas. También pueden ayudar al cultivador a decidir el momento idóneo para cosechar su plantación de marihuana.

Monitorizando el cambio de color de las cabezas de la resina, ya sea con una cámara o con un microscopio, el cultivador puede valorar mejor el punto de madurez de las plantas femeninas en floración. A principios y mediados de esta etapa, las cabezas de resina serán fundamentalmente transparentes.

Durante la última parte de la fase de floración, el cultivador verá la transición de la cabeza de los tricomas hacia un color blanquecino que finalmente se vuelve ámbar.

La mayoría de cultivadores experimentados considera que el momento preciso para hacer la cosecha es una mezcla entre tricomas blanquecinos y ámbar. Sin duda hay otros muchos factores que influyen en esta decisión, pero nosotros aconsejamos que dejes que los tricomas te guíen para evitar cosechar demasiado pronto o demasiado tarde. Así que permanece atento a esos sombreros blancos.

La relación entre los tricomas y la luz es la clave para entender la inmensa importancia de este elemento. La luz ultravioleta es lo que hace que una buena hierba sea excelente.

Las plantas de cannabis se desarrollan mejor cuando reciben la luz suficiente y del espectro ideal. La ciencia actual ha dado la razón a aquellos cultivadores de exterior a la antigua usanza que criticaban la hierba cultivada en interior porque en ocasiones carecía de un sabor y potencia a la altura de la suya.

Los tricomas responden positivamente a los rayos UV y ahora se cree que de hecho son necesarios para que produzcan ciertos terpenos y cannabinoides.

Los sistemas de iluminación LED modernos parecen allanar el terreno, ya que están específicamente diseñados para emitir el espectro de luz óptimo para las plantas de marihuana y además lo hacen más eficientemente que las luces HID.

Tricomas extractos de resina de hachís concentrados

COSAS INTERESANTES PARA HACER CON LOS TRICOMAS

A estas alturas, probablemente ya estés haciendo la conexión entre tricomas y extractos, y estás totalmente en lo cierto. Vale, hemos confirmado que una abundante capa de resina es la responsable de las grandes cualidades de la marihuana.

Los tricomas son el pilar fundamental para todo tipo de potentes concentrados y hachises. Desde las charas frotadas a mano de la India hasta la medicina de CBD de Colorado, Charlotte's Web, todos proceden de la resina.

Los métodos de extracción pueden variar desde la técnica del tamizado y compactado marroquí, hasta el aceite de hachís con gas butano que se puede convertir en “budder” a fuego lento. La materia prima siempre son los tricomas y se pueden separar fácilmente del material vegetal.

A veces demasiado fácil e incluso accidentalmente, así que recuerda siempre manipular los cogollos y las colas con cuidado, porque las cabezas de la resina se pueden romper y los cogollos se degradan rápidamente si no se conservan de forma adecuada. Los concentrados tienen la ventaja añadida de conservarse por tiempo indefinido.

Los tricomas no lo son todo cuando hablamos de cannabis, pero sin duda son la parte más importante. El auge del dabbing entre los fumetas de la generación "millenial" y la legalización internacional de productos terapéuticos con CBD, hacen que los tricomas sean más importantes que nunca en la cultura cannábica.

La revolución verde ya no se limita a fumar verde pegajoso. El descubrimiento de los tricomas abre las puertas del cannabis gourmet, concentrados increíbles, tinturas, una multitud de medicinas y tantos nuevos descubrimientos que están por llegar.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar