NUTRIENTES PARA EL CANNABIS

Los términos "macronutriente" y "micronutriente" describen la cantidad de un compuesto que consumen las plantas, no el tamaño de las moléculas en sí. Estas palabras hacen referencia a la cantidad específica de nutrientes que necesitan las plantas para crecer bien. El nitrógeno se considera un macronutriente porque se necesita en grandes cantidades. El molibdeno es un micronutriente porque se necesita en cantidades minúsculas.

Un buen equilibrio entre micro y macronutrientes garantiza un crecimiento vigoroso y unos rendimientos máximos. Los desajustes pueden hacer que las plantas se debiliten y crezcan lentamente, o que presenten claros síntomas de una mala salud. Algunos síntomas típicos del desequilibrio o deficiencia de nutrientes son unas hojas de color verde oscuro o amarillo, necrosis, manchas oscuras y marchitamiento crónico.

Cannabis Nutrientes Vertafort Solución Orgánica

MACRONUTRIENTES

Los macronutrientes son los nutrientes esenciales para el buen desarrollo y salud de la planta. Todo jardinero y cultivador de marihuana conoce la importancia de la santísima trinidad: el N-P-K. El nitrógeno, el fósforo y el potasio son los elementos más utilizados por las plantas que realizan la fotosíntesis, y entre las que se incluye la marihuana. De hecho, durante la fase de crecimiento vegetativo, el cannabis devora estos tres compuestos.

La importancia de estos macronutrientes se puede observar simplemente echando un vistazo a cualquier bote de fertilizante comercial. Con un volumen del 10% o más, el NPK constituye el grueso de la mayoría de soluciones nutritivas. Por ejemplo, el ratio 1-2-1 podría ser un 15% de nitrógeno, un 30% de fósforo y un 15% de potasio. Los micronutrientes de igual importancia pueden presentarse en cantidades tan pequeñas como un 0,01% del volumen total.

Los macronutrientes son esenciales en todas las etapas del cultivo de cannabis, aunque las distintas fases requieren de diferentes combinaciones de NPK. Por ejemplo, durante la floración, la marihuana necesita mucho menos nitrógeno que fósforo y potasio.

Aquí tienes un rápido desglose de estos tres macronutrientes y el papel que desempeñan en el desarrollo del cannabis.

Nitrógeno: este gas inerte es el componente principal de la clorofila, y un elemento fundamental de los aminoácidos. Durante la fotosíntesis, las plantas utilizan la clorofila para convertir la luz del sol, el agua y el dióxido de carbono en azúcares.

Fósforo: este elemento es esencial para toda forma de vida. Los fosfatos son un componente principal del ADN y el ARN de los animales. Son vitales para la producción del ATP y los fosfolípidos, que forman todas las membranas celulares.

Potasio: este metal alcalino realiza varias funciones durante el crecimiento de la planta. Ayuda a habilitar la fotosíntesis y mantiene la integridad de las paredes celulares. El potasio regula la apertura y el cierre de los estomas de las hojas, que son los que gestionan la absorción de CO₂.

Micronutrientes Y Macronutrientes Cannabis Fertilizante

MICRONUTRIENTES

Aunque los micronutrientes se utilizan en cantidades mucho menores, también son esenciales para la salud de la planta. La marihuana necesita más de 20 micronutrientes para crecer de forma vigorosa. Parece que, cuanto más escaso es un elemento en la naturaleza, menos lo necesita la planta para crecer. Un rápido vistazo a la lista de ingredientes de cualquier fertilizante comercial para cannabis te mostrará elementos tan diversos como hierro, boro, molibdeno, calcio, azufre y zinc.

Todos ellos desempeñan su propio papel, pequeño pero esencial, durante cada fase del cultivo. El hierro ayuda a la producción de clorofila y es el responsable de las funciones de algunas enzimas. El zinc está implicado en la producción de enzimas y el estiramiento internodal. La planta del cannabis necesita calcio y magnesio durante el período de floración, mientras que el azufre tiene un papel vital en la producción de aminoácidos.

Las mezclas modernas de fertilizantes suelen cubrir todos estos aspectos para poder proporcionar un crecimiento sano y robusto. Es muy raro que se produzcan deficiencias; si ocurren, lo más probable es que estén relacionadas con un exceso de fertilización, desequilibrios en el pH, o la utilización de demasiadas hormonas de crecimiento. Esto podría conducir a una acumulación de sales en la raíz, que causará un bloqueo de nutrientes. Cuando esto ocurre, las plantas pueden presentar varios síntomas a la vez, lo que dificulta el diagnóstico.

UNA HIERBA EXCELENTE

El suministro de un ratio adecuado de micro y macronutrientes garantiza un vigoroso crecimiento durante la etapa vegetativa y unos cogollos enormes durante la floración. Entender cómo funcionan los nutrientes es fundamental para convertirse en un cultivador de cogollos de primera categoría.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar