Un repaso a los macronutrientes y micronutrientes necesarios para las plantas de marihuana.

Índice:

Las plantas de cannabis requieren una dieta variada para sobrevivir y producir cosechas abundantes. A lo largo del ciclo de cultivo, la marihuana depende de un delicado equilibrio de minerales y elementos para poder cumplir sus funciones fisiológicas esenciales. Estos nutrientes se dividen en dos categorías principales: macronutrientes y micronutrientes.

MACRONUTRIENTES VS. MICRONUTRIENTES

Las plantas de cannabis necesitan los macronutrientes en grandes cantidades, al igual que las proteínas, grasas y carbohidratos conforman la base de la dieta humana.

Las plantas requieren grandes cantidades de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Las necesidades de estos nutrientes (o la proporción NPK) por parte de las plantas van cambiando en función de la etapa de cultivo. En la fase vegetativa, las plantas necesitan más N y menos P y K. En cambio, durante la floración requieren mucho menos N y una mayor cantidad de P y K.

Estos tres elementos son los macronutrientes esenciales contenidos en el suelo. Pero las plantas también obtienen tres macronutrientes adicionales a partir del aire y el agua: carbono, hidrógeno y oxígeno.

Por otro lado, las plantas también necesitan una lista bastante larga de micronutrientes para mantenerse sanas, productivas y libres de enfermedades. Aunque solo requieren estas moléculas en cantidades pequeñas, la falta de micronutrientes puede causar serios problemas. Esto podría compararse con la necesidad de los humanos de ingerir vitaminas; no necesitamos grandes cantidades, pero nuestra salud se ve afectada ante la falta de ellas.

MACRONUTRIENTS

NUTRIENTES MÓVILES VS. INMÓVILES

Los nutrientes necesarios para el cannabis se dividen en dos categorías, que definen su transportabilidad: móviles e inmóviles. Las plantas pueden transportar los nutrientes móviles a las zonas de la planta donde más se necesitan. Por tanto, las deficiencias de nutrientes móviles aparecen primero en las hojas más viejas, ya que las plantas priorizan la salud de los brotes más nuevos.

Por otro lado, los nutrientes inmóviles permanecen fijos en un lugar. En este caso, los síntomas de deficiencia nutricional aparecerán en los brotes más jóvenes, dado que no pueden acceder a estos nutrientes. En la lista mostrada más abajo se indica qué nutrientes tienen propiedades móviles e inmóviles.

NUTRIENTES IÓNICOS

Las plantas de marihuana no son capaces de masticar la materia orgánica y extraer los minerales de su interior. En lugar de esto, en los cultivos ecológicos los microorganismos realizan este duro trabajo: descomponen el estiércol y el compost, liberando los nutrientes contenidos en su interior.

En cambio, en los cultivos no ecológicos, los fertilizantes sintéticos empapan el suelo con nutrientes que pueden ser absorbidos fácilmente por las plantas. Pero, en ambos casos, las plantas solo pueden absorber los nutrientes en forma de iones. Estas partículas cargadas eléctricamente pueden tener una carga positiva (cationes) o negativa (aniones). Por ejemplo, las plantas absorben nitrógeno en forma de catión amonio o anión nitrato. Solo pueden acceder al fósforo en forma de dos aniones, y al potasio en forma del catión K+.

En pocas palabras, para poder ser absorbidos por las raíces de las plantas, los nutrientes deben ser descompuestos o suministrados en forma refinada. Estos nutrientes no acceden a las plantas a través de un proceso pasivo como la difusión, sino que entran a través de un transporte activo utilizando el ATP (trifosfato de adenosina, la principal fuente de energía en la mayoría de procesos celulares) y proteínas unidas a la membrana. Este proceso permite que los iones se muevan de la zona de raíces hacia los tejidos radiculares.

MACRONUTRIENTES DEL AIRE Y EL AGUA

Las plantas de marihuana obtienen tres macronutrientes de forma bastante autosuficiente. Estos elementos se absorben del aire, o se generan como subproducto de la fotosíntesis.

CARBONO
  • Las plantas "inhalan" dióxido de carbono del aire a través de unos poros diminutos situados en la superficie de las hojas, llamados estomas. Pero los estomas no siempre están abiertos para que entre el dióxido de carbono. Un par de células de guarda se encargan de abrir y cerrar cada poro en función de la demanda de este recurso.
  • El dióxido de carbono juega un papel fundamental en la salud de las plantas. Las plantas convierten este gas en energía necesaria para su desarrollo y lo utilizan junto con el agua para realizar la fotosíntesis.

HIDRÓGENO
  • Las plantas obtienen hidrógeno a partir de la molécula de agua durante el proceso de fotosíntesis. Esta reacción se consigue aprovechando el poder de la energía de la luz.
  • El hidrógeno es otro elemento básico para el desarrollo de las plantas. Durante la fotosíntesis, las plantas utilizan iones de hidrógeno para impulsar la cadena de transporte de electrones.

OXÍGENO
  • Las partes aéreas de las plantas obtienen oxígeno mediante la división de las moléculas de dióxido de carbono. En cambio, las raíces "respiran" oxígeno, ya que no pueden acceder a la luz y no realizan la fotosíntesis.
  • Las plantas necesitan oxígeno durante el proceso de respiración para ayudarlas a liberar la energía de la glucosa almacenada, producida durante la fotosíntesis.

MACRONUTRIENTES DEL SUELO

El resto de macronutrientes que necesitan las plantas de cannabis proceden del suelo, ya sea en forma de materia orgánica en descomposición o de fertilizantes sintéticos. A continuación, te explicamos las funciones de estas sustancias importantes.

NITRÓGENO
  • El nitrógeno se comporta como un nutriente móvil en la planta de cannabis, en forma de nitrato. A lo largo del ciclo de cultivo, el nitrógeno es el nutriente más necesario para las plantas, por encima del resto. Pero el 98% del nitrógeno del suelo existe en forma orgánica; por tanto, los microorganismos son necesarios para ayudar a mineralizar esta preciada sustancia, para que pueda ser absorbida por las plantas.

    Cuando finalmente está en su interior, las plantas dependen del nitrógeno para su crecimiento y desarrollo general. Este nutriente también es una parte esencial de la molécula de la clorofila, que permite a las plantas realizar la fotosíntesis. El nitrógeno también es un elemento importante de los aminoácidos, que son los bloques de construcción de las proteínas.

FÓSFORO
  • Al ser un nutriente móvil, el fósforo se pone a disposición de los brotes jóvenes e inmaduros. Las plantas lo absorben como un anión y lo utilizan en una larga lista de procesos fisiológicos. El fósforo se encuentra en cada una de las células de una planta, lo que demuestra su importancia.
  • Participa en la transferencia de energía, la fotosíntesis y la transformación de almidones y azúcares. También ayuda a mover los nutrientes alrededor de las plantas y asiste en la transferencia de características genéticas a la próxima generación.

    Este elemento desempeña un papel fundamental en la fase vegetativa, contribuyendo al desarrollo de las raíces y a la solidez del tallo. Más adelante en el ciclo de cultivo, el fósforo ayuda a las plantas a resistir enfermedades y también contribuye a la formación de flores y a la productividad de la planta.

POTASIO
  • Las plantas de marihuana absorben este nutriente móvil en forma de catión mineral. Si de repente no pudieran acceder a este elemento esencial, esto causaría un gran problema. El potasio contribuye al desarrollo de las plantas, las funciones metabólicas, la tolerancia al estrés, el crecimiento de las raíces y la estructura del sistema radicular.
  • Este nutriente también juega un papel vital en la conservación de agua. ¿Recuerdas esas células de guarda que hemos mencionado antes? Necesitan potasio para abrir y cerrar los estomas. Las plantas pierden agua cada vez que absorben dióxido de carbono a través de estos pequeños poros. Cuando el agua escasea, las plantas necesitan potasio para cerrar los estomas y retener la mayor cantidad de agua posible.

    Las plantas también dependen del potasio como activador de enzimas y es un actor clave en la síntesis de proteínas.

MICRONUTRIENTES

Los micronutrientes son necesarios en cantidades más pequeñas, pero aun así desempeñan un papel fundamental en la fisiología de las plantas. Las deficiencias de estos elementos suelen ser poco frecuentes, pero la falta de micronutrientes puede afectar negativamente a la salud, el crecimiento y la productividad de las plantas.

BORO
  • El boro ayuda a reforzar las paredes celulares. Tiene una función estructural importante; alrededor del 90% de este nutriente ayuda a formar enlaces cruzados a las grandes moléculas de carbohidratos que componen las paredes celulares. Si tus plantas sufren una deficiencia de boro, su estructura podría verse afectada.

CALCIO

  • Las plantas necesitan calcio para su solidez estructural. El nutriente inmóvil (en forma de pectato de calcio) mantiene unidas las paredes celulares y las membranas de las plantas. Este elemento también sirve como mensajero intracelular, ayudando a regular la actividad hormonal y enzimática.

COBRE
  • El cobre también contribuye al proceso complejo de la fotosíntesis. Además, este nutriente móvil ayuda a las plantas a metabolizar los carbohidratos y las proteínas.

HIERRO
  • El hierro es un nutriente semimóvil, que ayuda a las plantas a mantener la estructura y la función de los cloroplastos, unos orgánulos que convierten la energía de la luz en azúcares para ser aprovechados por las células de las plantas. El hierro también es un componente importante en gran cantidad de enzimas y pigmentos.

MAGNESIO
  • El magnesio es el motor de la fotosíntesis. Este nutriente móvil constituye el núcleo de la molécula de clorofila, donde permite a la estructura capturar la luz solar usada para crear azúcares. Las plantas también necesitan magnesio para la división celular, la síntesis de proteínas, el metabolismo de fosfatos y la activación de enzimas.

MANGANESO
  • El manganeso contribuye a algunos de los sistemas y funciones más importantes de las plantas de cannabis, incluyendo: la asimilación de nitrógeno, la respiración y la fotosíntesis. Este nutriente también juega un papel importante en la reproducción, ayudando al desarrollo de los tubos polínicos y a la germinación del polen. ¡Si no fuera por este nutriente inmóvil, los criadores de marihuana se quedarían sin trabajo! 

MOLIBDENO
  • El molibdeno juega un papel importante en dos enzimas que permiten la síntesis de aminoácidos por parte de las plantas. Una de estas enzimas ayuda a convertir el nitrato en nitrito, mientras que la otra convierte el nitrito en amoníaco. Las plantas pueden transportar fácilmente este nutriente móvil a las zonas donde más se necesita.

AZUFRE
  • Este nutriente semimóvil solo es necesario en cantidades minúsculas. Pero, sin él, las plantas tendrían dificultades para formar enzimas esenciales. Además, el azufre ayuda a construir las proteínas, vitaminas y aminoácidos de las plantas.

ZINC
  • El zinc influye en muchos procesos importantes de las plantas, aunque solo en pequeñas dosis. Este nutriente inmóvil forma parte de varias enzimas y proteínas y contribuye a la producción de hormonas de crecimiento y al desarrollo de los entrenudos.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.