La calidad de una planta está directamente relacionada con la calidad del sustrato en el que se cultiva. Por lo tanto, para conseguir plantas enormes con flores potentes, es primordial desarrollar y mantener un sustrato fuerte y sano. Durante el siglo pasado, la humanidad ha provocado daños graves con la agricultura intensiva basada en productos petroquímicos. Hemos eliminado las sustancias nutritivas de gran parte de la tierra, sin devolver mucho a cambio. Hemos labrado el terreno, liberando grandes cantidades de carbono a la atmósfera y hemos erosionado la capa superior del suelo.

Afortunadamente, un grupo de científicos del suelo, permacultores y agricultores orgánicos se está enfrentando a esta situación, promoviendo la importancia de un suelo sano para la vida de todos los organismos en la tierra. Esta idea se está imponiendo rápidamente, y muchos cultivadores de cannabis están aplicando el uso de sustratos sanos para producir un cannabis de primera calidad. Una muestra de esta declaración de intenciones hacia un suelo sano es el sustrato vivo orgánico reciclado, también conocido como ROLS.

LA IMPORTANCIA DEL ROLS

Si lo analizamos, el ROLS podría parecer una genialidad humana, pero en realidad es simplemente una copia de lo que ya sucede en la naturaleza. Cuando observamos un bosque, en realidad estamos observando un sistema de reciclaje complejo y detallado. Cuando las hojas y las ramas caen al suelo, todavía siguen formando parte del ciclo de vida. Los hongos saprófitos comenzarán a descomponerlas en partes pequeñas, y luego las formas de vida microbianas las procesarán en partes aún más pequeñas. Con el tiempo, lo que fue una rama se convierte en moléculas pequeñas biodisponibles para las plantas. Estos nutrientes nunca abandonan el ciclo, simplemente cambian de forma.

Sin embargo, cuando cultivamos sin devolver materia orgánica al suelo, al final le estamos quitando a la tierra la mayor parte de su vitalidad, y como consecuencia, tendremos que abonarla con fertilizantes químicos. Si a todo ello añadimos pesticidas, fungicidas y herbicidas, obtenemos un cóctel que reduce enormemente la biodiversidad del suelo.

La biodiversidad del suelo es primordial para la salud de las plantas. La presencia de vida fúngica en el suelo ayuda a prevenir la erosión y también puede formar una relación simbiótica con las plantas, conectándose a los sistemas de raíces y ayudándolas a obtener nutrientes a cambio de azúcares, que de otro modo estarían fuera de su alcance. Los nematodos, unas pequeñas criaturas parecidas a los gusanos, también están presentes en suelos sanos. La variante depredadora de estos seres diminutos actúa patrullando el suelo y defendiendo a las plantas de los microorganismos parásitos. Otras formas de vida microbiana, como las bacterias, también ayudan a proporcionar nutrientes a las plantas al descomponer la materia orgánica.

Sustrato Vivo Orgánico Reciclado (Rols)

¿QUE ES EL ROLS?

ROLS es esencialmente cualquier sistema de suelo que utiliza prácticas orgánicas y sostenibles para devolver nutrientes y vitalidad al suelo. Estos sistemas siguen los principios de la naturaleza y respetan los ciclos de nutrientes para garantizar que la tierra se mantenga sana y sea capaz de producir cultivos de buena calidad. El ROLS está influyendo en muchas escuelas de pensamiento de la agricultura orgánica. La agricultura biodinámica le da muchísima importancia al hecho de añadir al suelo soluciones ricas en nutrientes. La permacultura enseña conceptos de policultivos, sistemas de circuito cerrado y salud del suelo. Los métodos de cultivo sin labranza minimizan la cantidad de nutrientes extraidos del suelo y preservan la vida microbiana y de los insectos presentes en la rizosfera.

CÓMO APLICAR EL ROLS EN TU CULTIVO DE CANNABIS

Existen muchas maneras de hacer sustratos orgánicos reciclados. Tendrás que empezar por lo básico. Con un poco de suerte, a lo mejor tienes acceso a un cultivo en el que ya se hayan aplicado estos métodos. Si no es así, solo tienes que conseguir un poco de tierra de buena calidad, o utilizar la que tengas a tu disposición. Y ahora, tendrás que empezar a aplicar algunos conceptos que te contamos a continuación para comenzar a desarrollar un sustrato sano y vivo.

Una de las formas más comunes y básicas es empezar a compostar. Puedes añadir a tu pila de compost cualquier resto de comida y de materia vegetal del jardín, que al final se descompondrá por la vida microbiana. Después de un tiempo, puedes añadir al suelo este producto rico en nutrientes para dar un impulso a tus plantas de cannabis.

El té de compost es otra forma fantástica de reciclar los desechos en una fórmula concentrada en nutrientes que se puede agregar a los parterres. Para preparar este líquido tan beneficioso para las plantas, puedes usar cualquier cosa, desde granos de café, ortigas, paja o cáscaras de huevo.

Mantener el sustrato bien ventilado es otra gran manera de asegurar una mejor descomposición de la materia orgánica y unos sistemas microbianos sanos. Lo puedes controlar reciclando materiales orgánicos como cáscaras de arroz y rocas de lava. Si añades estos materiales al sustrato, crearás pequeñas aberturas por las que el aire puede fluir libremente.

El fertilizante natural también puede contribuir enormemente al ROLS. Por ejemplo el estiércol, el humus de lombriz o la harina de huesos le van muy bien. Lo puedes conseguir en granjas e incluso lo puedes crear en pequeñas operaciones de permacultura.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.