Los cultivadores de cannabis, como cualquier otro cultivador, deben mantenerse siempre vigilantes frente a la aparición de plagas que puedan limitar el desarrollo de sus plantas.

En este artículo analizamos los áfidos o pulgones, una plaga habitual en los cultivos que podría tener efectos perjudiciales para tu plantación de marihuana. Te mostraremos qué son exactamente los áfidos y cómo detectarlos, controlarlos y prevenirlos en tus cultivos.

Para leer más artículos como éste, recuerda marcar nuestro blog como favorito. Para recibir semillas de cannabis de la mejor calidad directamente en tu domicilio, visita la tienda online de Royal Queen Seeds hoy mismo.

Si quieres descubrir más información sobre control de plagas en el cannabis, echa un vistazo a este artículo publicado anteriormente en nuestro blog.

¿QUÉ SON LOS ÁFIDOS?

El término áfido se suele referir a un grupo de insectos que se alimentan de savia y que constituyen una de las plagas más destructivas en cultivos vegetales.

Los áfidos pueden variar en tamaño, desde apenas un milímetro hasta un centímetro, y pueden ser verdes, negros, rojos o blancos. El tipo de áfido más habitual en cultivos caseros suele ser el verde y con una longitud de aproximadamente un milímetro.

Tienen dos antenas en la parte superior de la cabeza y dos especies de estructuras tubulares opuestas, llamadas cornículos.

Los áfidos hembra presentan alas y suelen criar a comienzos de la primavera, dando lugar a más ejemplares femeninos. En unas pocas semanas, estas larvas darán vida a más crías. Este proceso se repite varias veces, provocando que la población de pulgones crezca dramáticamente en un breve periodo de tiempo.

Hacia finales del verano, los áfidos desarrollarán formas sexuales (machos y hembras) y se reproducirán generando huevos que sobrevivirán el invierno. La mayoría de áfidos, excepto en las especies sexuales, no necesitarán aparearse para reproducir, y son capaces de dar lugar a nuevas crías.

Hay más de 4.000 especies de áfidos en todo el mundo, algunas de las cuales pueden llegar a desarrollar alas.

Tipos de áfidos

CÓMO IDENTIFICAR LOS ÁFIDOS EN PLANTAS DE MARIHUANA

Los áfidos se pueden ver normalmente en las hojas y los tallos de las plantas de cannabis. Las especies de color verde pueden ser más difíciles de detectar. Les gusta esconderse sobre todo en la parte inferior de las hojas, lejos del alcance de nuestra vista.

Los áfidos se alimentan succionando savia de las plantas, dejando a su paso una sustancia espesa y pegajosa llamada melaza. Esta sustancia puede provocar el crecimiento de un moho negro o grisáceo. La melaza también atrae a las hormigas, que podrían proteger a los áfidos frente a otros insectos depredadores, por lo que la infestación se agravaría aún más.

Al alimentarse, los áfidos pueden provocar que las hojas se ricen, doblen o marchiten, limitando el desarrollo de las plantas. Los áfidos también son capaces de transmitir enfermedades, que pasarán a cada planta de la que se alimenten.

CÓMO CONTROLAR Y PREVENIR LOS ÁFIDOS EN LA MARIHUANA

Una pequeña población de áfidos no suele ser una gran preocupación. Sin embargo, los áfidos son capaces de reproducirse extremadamente rápido y las infestaciones más graves pueden tener grandes consecuencias para la salud de tus plantas de cannabis y su capacidad para desarrollarse.

Los áfidos llegan a los cultivos a través de "colonizadores" con alas, que pueden depositar sus huevos en plantas que pretenden conquistar. Aunque siempre es preferible prevenir una infestación que erradicarla, quizás sea especialmente complicado prepararse frente a los áfidos. Los cultivos de exterior suelen estar más expuestos al riesgo de una infestación de áfidos.

Como mencionamos anteriormente, las hembras con alas suelen poner sus huevos en primavera, mientras a finales del verano los áfidos de ambos sexos suelen poner huevos que sobrevivirán al invierno. Si quieres proteger tu plantación frente a cualquier tipo de plaga, siempre es mejor asegurarse de que tu entorno de cultivo no sea atractivo para los insectos.

La mayoría de plagas prefieren condiciones cálidas y húmedas y aire estancado. Por lo tanto siempre es importante mantener la temperatura en tu cuarto de cultivo en los intervalos adecuados (lo ideal es entre 20 y 25ºC). Por otra parte deberás garantizar un flujo de aire abundante con unos cuantos ventiladores alrededor de tu cultivo.

Sin embargo, para conseguir la máxima protección frente a las infestaciones, puedes seguir los siguientes consejos y vigilar atentamente la aparición de áfidos durante la primavera y hacia el final del verano.

PODA Y LIMPIA CUALQUIER ZONA AFECTADA

Si detectas pulgones en tus plantas, una buena medida para controlar la invasión es podar cualquier rama afectada y retirarla inmediatamente.

Una vez hayas podado tus plantas, también deberías lavar las plantas con agua o una mezcla de agua y vinagre que elimine cualquier insecto que pudiese haber sobrevivido.

Prevención de los áfidos depredador

INTRODUCE INSECTOS DEPREDADORES

Las mariquitas, las larvas de sírfidos y mosquitos, avispas parásitas, arañas cangrejo y crisopas son algunos de los depredadores naturales de los áfidos y muchas otras plagas (como los ácaros y la mosca blanca).

Nuestra recomendación es introducir algunos de estos insectos en tu plantación durante la primavera y el final del verano para prevenir las infestaciones. Si has detectado áfidos en tus plantas, normalmente ya será demasiado tarde para recurrir a insectos depredadores.

En cambio, puedes seguir alguno de los siguientes consejos y, una vez hayas terminado con la infestación, reintroducir los insectos depredadores en tu cultivo para evitar la aparición de nuevas plagas en el futuro.

USA INSECTICIDAS ORGÁNICOS

Como con casi cualquier otra plaga de insectos, nuestro consejo es evitar cualquier pesticida químico, ya que normalmente su uso en plantas de cannabis no es seguro. Sin embargo, puedes probar a aplicar alguna de las siguientes soluciones.

Essentria IC3: combinando una serie de aceites horticulturales, Essentia IC3 es un insecticida orgánico que recomendamos tener siempre a mano. Puede aplicarse directamente sobre las plantas y puede ayudar a controlar muchas plagas comunes, como ácaros, mosca blanca y áfidos. Sin embargo, sólo suele permanecer activo durante 8-12 horas, así que siempre sugerimos utilizarlo a diario hasta que la infestación haya sido controlada por completo.

Spinosad: todos los productos de Spinosad son completamente orgánicos y deberían formar parte del repertorio de cualquier cultivador de marihuana. Al igual que Essentria, Spinosad se puede aplicar directamente sobre tus plantas de cannabis para eliminar la mayoría de plagas de insectos por contacto. Una vez hayas eliminado la infestación también puedes añadir Spinosad al agua de riego de tus plantas para protegerlas ante plagas en el futuro.

Jabones insecticidas: los jabones insecticidas son ideales para tratar plantas infestadas. Pueden actuar frente a la mayor parte de plagas corrientes (como ácaros y mosquitas), pero no deberían entrar en contacto con los cogollos de tu marihuana. Al igual que con Spinosad y Essentria, recomendamos aplicar los jabones al menos dos veces, para asegurarte de haber eliminado todos los áfidos de tus plantas.

Aceites esenciales de cannabis

TRATA TUS PLANTAS DE MARIHUANA CON ACEITES

Algunos cultivadores apuestan por el uso de aceites esenciales y vegetales para tratar las plagas en su plantación. El aceite de nim se usa a menudo para la prevención de infestaciones, pero también se dice que hay muchos otros aceites que funcionan igual de bien, como los de eucalipto, romero, limón o canela.

Simplemente mezcla cualquiera de estos aceites con agua y aplícalos de manera uniforme sobre tus plantas con un pulverizador. La mayoría de aceites esenciales tienen propiedades repelentes al contacto con los insectos. Sólo tendrás que tener cuidado de no usar aceites aromáticos en los cogollos, ya que podría afectar a su perfil organoléptico.

Por otra parte, quizás sea interesante tratar tus plantas con aceites horticulturales o agrícolas. En general recomendamos el uso de aceites vegetales, como el de colza, soja o algodón. Este tipo de aceites no suelen alterar tanto el aroma de tus cogollos.

LISTA DE PLAGAS Y PROBLEMAS COMUNES

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar