El cannabis, al igual que cualquier otra planta, es susceptible de sufrir plagas que, a pesar de su minúsculo tamaño, pueden tener efectos devastadores sobre la capacidad de una planta para crecer y desarrollarse.

En este artículo analizaremos los ácaros, probablemente una de las plagas que afecta con mayor frecuencia a las plantas de marihuana. Te mostraremos qué son, cómo acabar con ellos y cómo evitar que vuelvan.

Para leer más artículos como éste y las últimas noticias relacionadas con el mundo del cannabis, consejos de cultivo y mucho más, guarda nuestra página como favorita y échale un vistazo a menudo. Además, asegúrate de leer nuestra anterior publicación con más consejos sobre prevención de plagas en la marihuana.

¿QUÉ SON LOS ÁCAROS?

Los ácaros son insectos que normalmente viven en la parte inferior de las hojas de las plantas, donde pueden tejer telarañas para protegerse de las inclemencias meteorológicas y otros depredadores.

Su tamaño es inferior a 1 milímetro y pueden presentar colores rojos o negros. Los ácaros prefieren condiciones cálidas y secas y ponen unos huevos transparentes que pueden nacer en apenas 3 días.

Las crías maduran sexualmente en 5 días, y los ácaros hembra pueden vivir entre 2 y 4 semanas, poniendo hasta 20 huevos cada día.

INDICIOS DE ÁCAROS EN LAS PLANTAS DE MARIHUANA

Los ácaros se alimentan de las plantas de cannabis, causándoles daño al perforar sus células y tejidos. Los ácaros afectan a las plantas de interior y exterior, y pueden causar estragos si no se controlan rápidamente.

Detección de ácaros
Detección de ácaros

Algunos síntomas iniciales de una infección de ácaros son unas manchas minúsculas en las hojas o las finas telarañas que se pueden encontrar en la parte inferior de las hojas y las ramas de las plantas afectadas.

Las colonias más grandes pueden provocar que las hojas se vuelvan amarillentas y se marchiten, causándoles finalmente la muerte. Una infección importante de ácaros puede tener un efecto significativo sobre una planta de marihuana. Al destruir las hojas de la planta, podrían limitar su crecimiento y desarrollo, reduciendo en definitiva su cosecha.

Los ácaros también podrían infectar las zonas cercanas a los cogollos, lo cual podría afectar a su capacidad para desarrollarse y madurar correctamente. Por último, una plaga lo suficientemente grande puede matar a la planta, aunque no es frecuente.

CÓMO CONTROLAR Y EVITAR LOS ÁCAROS

Ciclo de vida del ácaro
Ciclo de vida del ácaro

Nuestra recomendación es no usar pesticidas químicos frente a los ácaros. En la mayoría de los casos, esto sólo empeorará el problema, al eliminar otros insectos depredadores de los ácaros.

Además, los ácaros son especialmente propensos a desarrollar resistencia a los pesticidas comunes, así que nosotros recomendamos utilizar algunos de los métodos orgánicos que explicamos a continuación.

También aconsejamos corregir primero cualquier problema con las variables ambientales y posteriormente podar y lavar las plantas.

FACTORES AMBIENTALES

Recuerda, los ácaros necesitan condiciones cálidas y secas. Así que antes de empezar a tomar medidas contra una plaga, prueba a bajar la temperatura de tu cuarto de cultivo (si es posible por debajo de los 20ºC, pero siempre con cuidado de no dañar tus plantas).

Luego deberías mejorar la circulación de aire en tu entorno de cultivo. Los ácaros odian el viento.

PODAR Y LAVAR

Una vez has solucionado cualquier problema ambiental en tu cuarto de cultivo, es momento de empezar a podar.

Si sólo se trata de una pequeña infección, corta cualquier zona afectada en torno a las telarañas y échalas a la basura. Si te enfrentas a plagas más importantes o localizadas en plantas enteras, plantéate eliminarlas para evitar que los ácaros sigan extendiéndose.

Una vez hayas podado tus plantas, puedes intentar lavarlas cuidadosamente con una manguera. Esto ayudará a aniquilar cualquier ácaro residual y ayudará a prevenir futuras plagas. Si te encuentras con problemas de ácaros a menudo quizás debieses lavar tus plantas periódicamente.

Cuando hayas hecho todo esto, podrías utilizar alguno de los métodos a continuación para minimizar el riesgo de encontrarte nuevas plagas en el futuro. Recuerda vigilar tus plantas a diario y repetir el proceso al menos dos veces para evitar que los ácaros regresen.

Aclaración: algunos cultivadores lavan sus plantas con una mezcla de agua y alcohol (en proporciones 9 a 1). Esta mezcla mata a los ácaros en cuanto entra en contacto con ellos sin perjudicar a las plantas.

OTROS MÉTODOS PARA CONTROLAR LOS ÁCAROS

INTRODUCE OTROS INSECTOS

Las mariquitas, las crisopas y los ácaros depredadores se alimentan de los ácaros y normalmente se pueden encontrar a la venta. Para obtener los mejores resultados, introduce estos insectos en tu espacio de cultivo cuando la población de ácaros aún es baja.

Las mariquitas son sin duda el insecto más comúnmente utilizado en la lucha contra las plagas de ácaros. Para conocer más consejos sobre el uso de mariquitas en los cultivos, pincha aquí.

Otros insectos que se alimentan de los ácaros son:

  • Tisanópteros
  • Orius
  • Geocoris
  • Frankliniella occidentalis

INSECTICIDAS ORGÁNICOS Y JABONES

En el mercado puedes encontrar una serie de insecticidas que te ayudarán a controlar una plaga de ácaros. Aquí os dejamos algunas de las soluciones que recomendamos probar:

  • Essentria IC3: con una mezcla de aceites vegetales, este espray orgánico puede aplicarse directamente sobre tus plantas con un pulverizador. Sin embargo, su efecto sólo dura unas 8-12 horas, así que quizás tengas que usarlo a diario o combinarlo con otro método de control. 
  • Spinosad: estos productos son completamente orgánicos y no dañan tus plantas. Puedes aplicar cualquiera de estos insecticidas a tus plantas para eliminar los ácaros por contacto o añadirlos al riego de tus plantas para conseguir una protección a largo plazo frente a éstas y otras plagas.
  • NukeEm: se trata de un insecticida relativamente novedoso, elaborado con ingredientes alimenticios. Puede matar huevos, larvas y ácaros adultos sin dejar ningún residuo en las plantas. 
  • SM-90: un agente orgánico con un olor estupendo. Mézclalo con agua y aplícalo sobre tus plantas con un pulverizador para matar todos los ácaros por contacto.
  • Jabones insecticidas: los jabones insecticidas son perfectos para tratar las zonas infectadas de tus plantas. Apenas dejan residuos en ellas, aunque deberías evitar usarlos directamente sobre los cogollos. Su eficacia no es muy duradera, así que quizás sea necesario realizar varios tratamientos.

ACEITES ESENCIALES Y HORTICULTURALES

Existe una serie de aceites esenciales que puede ayudarte a eliminar y controlar los ácaros al atacar su sistema nervioso central.

Flushing insects essential oils cannabis

El aceite de nim (extraído del fruto del árbol nim) se considera un insecticida eficaz ante ácaros. De hecho es el aceite esencial más utilizado para controlar esta plaga. Sin embargo hay muchos más, entre ellos:

  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de canela
  • Aceite de limón
  • Aceite de menta
  • Aceite de romero
  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de canela
  • Aceite de limón
  • Aceite de menta
  • Aceite de romero
  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de canela
  • Aceite de limón
  • Aceite de menta
  • Aceite de romero
  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de canela
  • Aceite de limón
  • Aceite de menta
  • Aceite de romero

Todos estos aceites se pueden mezclar con agua y aplicar abundantemente a tus plantas. De todas formas, muchos de estos aceites son muy aromáticos, así que quizás prefieras evitar manchar tus cogollos con ellos para que no afecten a sus aromas y sabores.

Otra opción sería tratar tus plantas periódicamente con aceites horticulturales. En general se aconseja usar aceites vegetales, como el de canola, soja o algodón.

LISTA DE PLAGAS Y PROBLEMAS COMUNES

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar