¿QUÉ ES LA ALTERNARIA?

La Alternaria es un género de hongos patógenos que puede crecer en tu cultivo, si no tienes cuidado. Es un patógeno muy agresivo para las plantas, ya que es el responsable de al menos el 20% del deterioro total de los cultivos agrícolas. Este patógeno viaja a través del aire, el suelo y los esquejes, y puede atacar fácilmente a tus plantas de marihuana, especialmente cuando las condiciones ambientales favorecen la infección. Estas condiciones incluyen humedad elevada, temperaturas cálidas y superficie de las hojas húmeda. Una vez que este hongo patógeno llega a tu planta, la debilita y se asienta gradualmente, en particular cuando el cultivo presenta deficiencias relevantes de potasio y oxígeno.

Otros factores que vuelven tus plantas más vulnerables a la Alternaria son:

  • Infección de nematodos previa
  • Sustrato pobre o inerte
  • Mala administración de nutrientes
  • Altos índices de humedad

PLANTAS HUÉSPED DE LA ALTERNARIA

Además de la marihuana, esta infección por hongos puede afectar a todas las variedades de zanahorias, tomates, patatas, judías, crucíferas y, con menor frecuencia, a otras plantas herbáceas. Aunque ataca a las plantas en todas las etapas de crecimiento, es más común durante las etapas de floración y maduración. Una planta infectada puede mostrar signos de marchitamiento fúngico (damping off) y deficiencias en el crecimiento.

Lo habitual es darte cuenta de la presencia del hongo en las plantas por las manchas que aparecen en las hojas, que pueden llegar a medir hasta 2cm de diámetro. La manchas de la Alternaria son marrón violáceo y, algunas veces, sobre ellas aparecen unas manchas negras más pequeñas, llamadas conidios, que son las esporas responsables de la reproducción del hongo.

Hongo Alternaria En La Planta De Tomate

SÍNTOMAS DE LA ALTERNARIA

La Alternaria es un hongo transmitido por semilla. Esto significa que se transfiere a la planta a través de la semilla infectada y luego se propaga a las plantas cercanas. Aunque la mayoría de los bancos de semillas comerciales procuran detectar las infecciones antes de distribuirlas, no siempre identifican el problema. Debido a que la infección tiene un desarrollo lento, una planta infectada puede mostrar los signos cuando ya está muy desarrollada.

Es raro notar esta infección antes de empezar el trasplante o la maduración. En consecuencia, termina afectando a todas las plantas cercanas. De todas formas, el primer síntoma de Alternaria suele ser el **desarrollo excesivo de los tallos en plantas que acaban de germinar y en sus flores. Esta enfermedad tiende a estar más presente al finalizar el verano o principios de otoño, y es bastante común en un huésped altamente susceptible.
**desarrollo excesivo - https://en.wikipedia.org/wiki/Bolting_(horticulture)

Algunos rasgos característicos de la Alternaria son las manchas de color marrón violáceo oscuro con un borde amarillo, debido a la deficiencia de clorofila. Si la infección llega a las venas, las hojas se arrugan, se vuelven amarillas y al final se caen. En los tallos, las manchas de Alternaria son alargadas y hundidas, y pueden llegar a crecer unos centímetros de largo.

Otros síntomas de Alternaria incluyen:

Las esporas marrones y multicelulares de la Alternaria se pueden pasar a otras plantas cercanas a través de corrientes de aire y por riego mediante aspersión. Los síntomas de esta infección pueden aparecer en las hojas, tallos, raíces, pecíolos y brácteas. Repercute de manera inmediata en las posibilidades de venta de tu cultivo. Al ser una enfermedad bastante desconocida suele confundirse con la plaga de Botrytis (el hongo Bud Rot)

¿CÓMO SE COMPORTA LA ALTERNARIA EN LA PLANTA?

Cuando una planta se infecta con Alternaria, su producción se detiene y produce frutos infectados, que no son comestibles ni siquiera para los animales. Si estos frutos se utilizan como alimento para animales, es probable que se les provoque algún problema gastrointestinal, especialmente diarrea.

Los tomates infectados, por ejemplo, muestran una producción más lenta y frutos más pequeños de lo normal. Las zanahorias, por otro lado, se marchitan en el suelo sin llegar a crecer lo suficiente. Las coles y judías se atrofian, y los repollos no se desarrollan correctamente.

Hongo Alternaria En La Hoja

OTROS RIESGOS DE LA ALTERNARIA

Los riesgos asociados con la Alternaria no se limitan solo a las plantas. Este hongo también puede infectar a los humanos. Sus consecuencias pueden ser más o menos graves y, a veces, pueden causar alergias respiratorias y cutáneas como la rinitis, la alergia al polen y el asma. Según las investigaciones, al menos el 10% de la población mundial es alérgico a la Alternaria en diversos grados.

CÓMO PREVENIR LA ALTERNARIA

  • Evita cultivos que sean susceptibles a la enfermedad
  • Evita exponer las hojas a largos períodos de humedad
  • Mantén una distancia adecuada entre tus plantas
  • Riega siempre tus plantas por la mañana temprano para que no se queden mojadas toda la noche
  • Evita regar desde arriba, riega directamente la tierra
  • Mantén limpio el cultivo
  • No reutilices la misma tierra para cultivos sucesivos
  • Proporciona una ventilación adecuada, especialmente en invernaderos, para evitar la acumulación de humedad

Hongo Alternaria

CÓMO TRATAR LA ALTERNARIA

En la mayoría de los casos, una vez que una planta se infecta con Alternaria, no se puede hacer mucho más que eliminarla y deshacerte de ella, incluidas las hojas caídas. De esta forma eliminas el riesgo de contaminar otras plantas cercanas. No obstante, si tu planta está aislada o no estás dispuesto a deshacerte de ella, hay algunas alternativas para tratar el hongo.

Para tratar la Alternaria, debes rociar fungicidas directamente sobre las plantas infectadas, junto con un saneamiento minucioso y rotación de cultivos para evitar futuros brotes. Si cultivas de manera orgánica, estarás limitado a utilizar fungicidas de cobre y captan, lo que podría hacer que el control del patógeno sea aún más complicado. Sin embargo, si cultivas de modo convencional, puedes usar trifloxistrobin (FRAC 11), clorotalonil (FRAC M5), triflumizol (FRAC 3) y otros productos químicos para tratar las plantas que figuran en la etiqueta de cada producto.

El mantillo también puede ayudar a disminuir la propagación de las esporas de la Alternaria, que a lo mejor ya estaban en el suelo en el momento de la siembra.

La Alternaria puede ocasionar pérdidas considerables a los agricultores si no se atiende de inmediato. Asegúrate de aplicar todas las pautas de prevención indicadas anteriormente para evitar que entre en tu cultivo. Cuando se cultiva marihuana, un cultivo infectado no puede salvarse con fungicidas, especialmente si las plantas ya están en fase de floración. Por lo tanto, es mejor eliminar las plantas y deshacerte de ellas, y comenzar un cultivo nuevo. Puede ser un bajón y quitarte mucho tiempo, pero no tiene sentido desperdiciar energía para luego producir cogollos enfermos.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar