Todo cultivador aspira a obtener un rendimiento óptimo de sus plantas de marihuana. Las moscas del mantillo pueden impedirlo, pero existen numerosos métodos para proteger tu hierba de esta plaga.

El cultivo de cannabis es una actividad sumamente gratificante y terapéutica; se podría decir que es una forma de arte. Sin embargo, como todo en esta vida, viene con sus propios problemas e inconvenientes, y uno de ellos son las fastidiosas moscas del mantillo. Estas diminutas criaturas no miden más de dos milímetros de longitud, pero no te dejes engañar por su tamaño, ya que son capaces de poner doscientos huevos por semana. Su objetivo principal es la parte inferior de tus plantas, que también resulta ser una de las zonas más importantes de la anatomía del cannabis: el sistema de raíces, responsable de la extracción de minerales y la absorción del agua. Por lo que es fácil entender cómo este ladino invasor podría provocar un problema bastante grave.

¿Por Qué Atacan Las Moscas Del Mantillo A La Marihuana?

Las moscas del mantillo adultas viven para reproducirse, y su forma preferida de hacerlo es depositando sus huevos en un suelo cálido y húmedo. Se denominan así porque se alimentan y prosperan a base de una dieta de mantillo (la capa más externa del suelo), cuyas condiciones promueven el crecimiento de hongos. Una vez que los huevos eclosionan y salen las larvas, éstas comienzan a alimentarse, pero no se limitan a los hongos y la materia orgánica en descomposición, también devoran las raíces de las plantas.

Cuando han acabado con la mayoría del sistema de raíces, pueden empezar a observarse los síntomas en forma de problemas con las hojas o de un crecimiento lento. El peor resultado de una infección de moscas del mantillo es que se produzca la muerte de una o varias plantas de cannabis.

Las moscas del mantillo también bloquean el drenaje del suelo con sus excrementos. Lo que da lugar a una especie de círculo viscoso, ya que se crea un entorno más húmedo que promueve la aparición de más hongos, que a su vez supone más alimento para las moscas para poder crecer y multiplicarse.

 Moscas Del Mantillo marihuana

Cómo se Diagnostica Una Infestación De Moscas Del Mantillo

Una señal muy clara es ver a las moscas revoloteando alrededor de tus preciadas plantas, o en el suelo en el que viven. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño, podrían pasar desapercibidas hasta que sea demasiado tarde y hayan comenzado a causar problemas. Otra señal que hay que buscar son hojas de color pálido, bordes marrones o manchas oscuras. Otros síntomas son unas hojas caídas, retorcidas y amarillentas, un retraso en el crecimiento de los cogollos o la raíz, y un marchitamiento general.

 Moscas negras cannabis

Cómo Prevenir Infestaciones

Más vale prevenir que curar. Estas medidas protegen a las plantas de marihuana antes de que se produzca la infestación, ahorrándote tiempo y dinero.

Una buena forma de asegurarse de que estos bichos no empiecen a colonizar el suelo de tus plantas es prestar mucha atención a la cantidad de agua y a la frecuencia con la que se riegan. Demasiada agua creará un perfecto caldo de cultivo para que crezcan los hongos, lo que ocasionará el ataque de las moscas del mantillo. Se aconseja esperar a que unos dos centímetros de la superficie esté seca antes de volver a regar. De esta forma se evita crear un entorno negativo.

Otra forma de proteger las plantas contra la puesta de huevos es colocar una lámina protectora sobre el cultivo, como, por ejemplo, un paño. Otros métodos incluyen mantener ventanas, mallas o cortinas cerradas tanto tiempo como sea posible.

Si cultivas marihuana al aire libre, tendrás un menor control de las condiciones en comparación con el interior. Sin embargo, existen varias formas de evitar que las moscas del mantillo devoren tu cosecha. Una opción es esterilizar la tierra que vas a usar para asegurarte de que no esté infestada con huevos. Algunos cultivadores llegan hasta introducir insectos depredadores para aniquilar a los que se ceban en el cannabis. También se pueden plantar ajos y cebollas cerca de la marihuana, a modo de escudo defensivo. Para obtener más información sobre cómo proteger tu cultivo exterior, echa un vistazo a Los Fundamentos del Cultivo Exterior de Cannabis.

Qué Hacer Cuando Hay Una Infestación

Inspecciona tus plantas a diario. Además de admirar su atractiva estética, echa un vistazo rápido para comprobar que no tengan síntomas de moscas del mantillo. Cuanto antes averigües que están ahí, más rápido podrás solucionar el problema.

Si tienes la mala suerte de que ya estén infestadas, hay varias formas de hacerlo. Lo primero que hay que hacer es colocar pegatinas amarillas en la zona de cultivo. Su color atraerá a las moscas, que se quedarán pegadas en ellas. Esto ayudará a reducir el número de insectos que atacan tu marihuana y es una técnica muy útil para conocer la gravedad de la situación.

aceite de nim marihuanaEn segundo lugar, como ya se ha comentado, hay que prestar atención al método de riego. No riegues las plantas hasta que la parte superior de la tierra se haya secado. Con esto reducirás la cantidad de hongos y las larvas morirán de hambre. Para acelerar este proceso de secado, coloca un ventilador apuntando hacia el suelo.

Una buena forma de ayudar con este problema es aplicar aceite de nim sobre la tierra. Se ha demostrado que es muy eficaz para eliminar moscas del mantillo y otras persistentes plagas. También ayuda espolvorear un poco de diatomita sobre el suelo, ya que es un insecticida natural y orgánico, derivado de conchas fosilizadas.

Se pueden introducir ciertas bacterias para acabar con la invasión de moscas del mantillo. Algunos de estos métodos podrían dañar a los microbios beneficiosos del suelo, que tardarán en volver a crecer. Por eso es preferible utilizar medios más delicados, como una versión orgánica de Bacillus thuringiensis.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar