La septoriosis es una enfermedad grave que suele afectar las hojas de una serie de plantas, incluyendo la marihuana.

Si no se trata correctamente, puede tener efectos devastadores en las plantas: destruyendo las hojas, limitando su crecimiento y, finalmente, afectando el tamaño y la calidad de la cosecha.

En este artículo vamos a analizar la septoriosis en el cannabis: qué es y cómo tratarla y prevenirla para que no afecte a tu cosecha de marihuana.

¿QUÉ ES LA SEPTORIOSIS?

La septoriosis, también conocida como mancha foliar amarilla, es una enfermedad de las plantas causada por un tipo de hongos en concreto: Septoria lycopersici.

Este hongo suele hibernar en hojas muertas o en las típicas hierbas del jardín. Sus esporas pueden dispersarse por la maquinaria o herramientas del jardín, como por ejemplo en estacas o redes. Y entonces, cuando se den las condiciones adecuadas, germinarán.

La septoriosis puede resultar muy dañina, afectando en gran manera al follaje y crecimiento de diversas plantas, incluyendo tomates, perejil y, obviamente, marihuana.

Manchar Foliar Amarilla Cannabis

Esta enfermedad fúngica se caracteriza por la aparición de manchas marrones o amarillas en la cara superior e inferior de las hojas. Las manchas suelen ser redondas, con los márgenes de color marrón oscuro y con el centro de la hoja bronceado o grisáceo. Suelen medir entre 1,5 y 6,5mm.

La septoriosis suele afectar a las plantas justo después de que hayan entrado en la fase de floración, y normalmente aparece primero en las hojas de la parte inferior de la planta. A medida que la enfermedad avanza, se propaga hacia arriba, afectando rápidamente a gran cantidad de hojas por toda la planta.

Normalmente, las hojas afectadas se tornan de un color amarillento, y luego marrón, hasta que finalmente se marchitan completamente. La septoriosis no suele propagarse a los frutos, así que normalmente no afectará a las flores de marihuana.

Si no recibe tratamiento, esta enfermedad puede destrozar mucho follaje. Esto crea un gran estrés a la planta, limitando tanto su crecimiento como el tamaño de su cosecha. La septoriosis es particularmente frecuente en zonas donde haya largos períodos de condiciones húmedas.

CÓMO TRATAR LA SEPTORIOSIS EN LAS PLANTAS DE MARIHUANA

Como con la mayoría de plagas y enfermedades del jardín, es muy importante detectar la septoriosis a tiempo. Asegúrate de ir echando un vistazo a tus plantas en caso de largos períodos de calor y humedad, así como en las primeras etapas de la fase de floración.

Una vez hayas identificado la enfermedad, sigue los siguientes pasos para controlarla y evitar que se propague.

1. ELIMINAR LAS HOJAS INFECTADAS

El primer paso para tratar la septoriosis de manera efectiva es eliminar las hojas infectadas. Si se detecta a tiempo, normalmente puedes prevenir la propagación de la enfermedad con el simple hecho de eliminar todas las hojas inferiores afectadas y quemarlas o destruirlas.

No obstante, si la enfermedad se ha propagado y ya está a la altura de las flores, por lo general querrás evitar este paso. Eliminar hojas de zonas en floración puede debilitar enormemente a la planta y reducir la calidad de los cogollos.

2. MEJORAR LA VENTILACIÓN

Una ventilación adecuada es extremadamente importante para las plantas de marihuana, jugando un papel importante en el control de plagas y enfermedades.

Si cultivas en interior, mejorar la ventilación puede ser tan fácil como añadir un ventilador extra en la habitación y dejar algo de espacio entre las plantas. Pero si trabajas en exterior, esto puede ser un poco más complicado.

La poda también es una gran ayuda para mantener la circulación del aire, tanto dentro de la propia planta como entre sus compañeras. Intenta podar partes muy frondosas de la planta, y evita que las hojas se toquen o queden apiladas entre sí.

Si tus plantas están al aire libre, puedes intentar elevarlas ligeramente para que les dé un poco más de aire, siempre y cuando estén en macetas. O también puedes colocar un ventilador eléctrico, si fuese posible.

3. EVITA LA HUMEDAD

La humedad también juega un gran papel en la dispersión y la germinación de las esporas de los hongos. Por lo tanto, deberás evitarla al máximo.

Evita regar desde arriba, ya que esto mojaría las hojas. Riega directamente la tierra y considera regar con menor frecuencia para que así la tierra pueda llegar a secarse del todo. También es recomendable regar a primera hora de la mañana para permitir que la tierra se seque durante el día.

Circulación Aire Cannabis Cultivo Interior Cannabis

4. MANTILLO

Las esporas fúngicas suelen propagarse a la tierra, donde pasan el invierno dormitando hasta que se dan las condiciones adecuadas para su germinación.

Como en plena fase de crecimiento de la planta no puedes cambiar el medio de cultivo, hay algunos pasos que puedes seguir para evitar que las esporas que están en la tierra se propaguen por tus plantas.

Para empezar, elimina las hojas muertas y pasa un rastrillo por la tierra para eliminar cualquier hoja que se haya podido infectar. A continuación, deja que la tierra se seque del todo. Y finalmente, pon una gruesa capa de mantillo sobre la tierra y riega tus plantas.

Esto ayudará a evitar la dispersión de las esporas fúngicas al resto de tu cultivo.

5. ARRANCA MALAS HIERBAS

Las esporas de Septoria lycopersici suelen hospedarse en algunas plantas como la ortiga de caballo (Solanum carolinense) y las solanáceas en general. Por lo tanto, asegúrate de eliminar cualquier planta donde podría estar alojándose el hongo.

6. MANTÉN TEMPERATURA Y HUMEDAD BAJO CONTROL

Recuerda que la septoriosis suele atacar en condiciones cálidas y húmedas. Por lo tanto, si te encuentras con una infección de este tipo, intenta reducir progresivamente el nivel de humedad y temperatura de tu espacio de cultivo, siempre y cuando sea posible.

Temperatura Humedad Cannabis

7. USA FUNGICIDAS O ACEITES NATURALES

Si tus plantas solo sufren de una septoriosis ligera, es posible que los 6 primeros pasos sean suficientes para matar al hongo y evitar su dispersión. Pero si la enfermedad está muy avanzada, puede que tengas que recurrir a fungicidas más fuertes.

Normalmente, bastará con fungicidas de gran espectro o aerosoles para el control de enfermedades. Para una mayor protección, puedes usar un fungicida a base de cobre. En cualquier caso, al usar cualquier tipo de producto para controlar las enfermedades, recuerda siempre leer y seguir las instrucciones del paquete y evita que el producto caiga sobre los cogollos.

Si buscas una alternativa más natural, te recomendamos que uses aceites esenciales, como el neem. El aceite de neem se usa mucho para tratar muchos tipos de plagas y enfermedades del jardín de manera ecológica, y puedes aplicarlo fácilmente a tus plantas con un pulverizador.

Otras opciones que puedes usar son aceite de eucalipto, romero, limón o canela. Pero recuerda que todos estos aceites tienen unos aromas bastante fuertes, por lo que deberías evitar pulverizarlos directamente sobre los cogollos para que no se contaminen con su aroma o sabor.

CÓMO PREVENIR LA SEPTORIOSIS

En lo que a tu cultivo se refiere, siempre es mejor prevenir las plagas y enfermedades que tener que tratarlas. Así que aquí tienes unos consejos que puedes seguir para prevenir una infección de septoriosis en el futuro:

  • Rota las plantas: evita cultivar tus plantas en la misma zona o medio de cultivo usado en el año anterior. Las esporas fúngicas tienen una gran capacidad de supervivencia, por lo que si vuelves a plantar en la misma zona es posible que ataquen de nuevo a tus plantas.
  • Limpia el espacio de cultivo con regularidad, sobre todo si cultivas en interior.
  • Crea y mantén un buen entorno de cultivo: si plantas en interior, asegúrate de que el espacio tenga unos niveles de temperatura y humedad adecuados. Además, no olvides que deberás garantizar una buena ventilación.
  • Poda a menudo.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar