Muchos de nosotros solíamos cortar nuestras plantas de marihuana una vez cosechadas porque terminaban su ciclo vital y ya nos habían proporcionado sus flores frescas, preciosas y potentes. Sin embargo, existe un método que no es conocido ni practicado por muchos, que nos puede dar múltiples cosechas de una planta. Suena un poco extraño, ¿no? Esta técnica se conoce como regeneración y básicamente supone devolver tu planta de nuevo a la fase vegetativa (de ahí el término revegetación). En algunas situaciones puede ser muy útil, por ejemplo, cuando no puedes conseguir clones ni semillas y tienes que usar la misma planta otra vez para cosecha, o si has visto que un ejemplar ha mostrado un gran potencial y características sobresalientes, por lo que quieres conseguir un clon incluso en fase de floración. Algunos quizás ya hayan experimentado la revegetación por accidente cuando se les coló luz en el período de floración y sus plantas retrocedieron a la fase vegetativa. Os mostramos cómo hacerlo a propósito y qué ventajas e inconvenientes puede tener.

CÓMO REGENERAR TU PLANTA DE MARIHUANA

Antes de nada, decir que revegetar tu planta favorita no es una técnica para principiantes. No deberías intentar esto en tus primeras plantaciones porque se puede volver muy complicado y siempre deberías tener en mente que este método es muy estresante y antinatural para tus plantas.

La regeneración de la planta escogida comienza cuando recoges las flores. Para llevarla de nuevo al período vegetativo de su vida, sólo deberías cortar la mayoría de los cogollos. Deja las hojas más pequeñas y las flores en el tercio inferior de la planta y algunas hojas de abanico en la parte del central. Debería tener aspecto de esqueleto cuando se hace adecuadamente. Es difícil dejar los pequeños cogollos ahí, pero se necesitan para estimular el crecimiento vegetativo y realmente no supondrían demasiado en el peso final de tu cosecha. Tras este paso, deberías practicar un lavado de raíces y, si es posible, echarles un vistazo y retirar las raíces dañadas.

Ahora, puedes trasplantar a una nueva maceta con sustrato fresco. Puedes añadir bacterias y aditivos en la mezcla si quieres estimular mejor el proceso de regeneración. En este momento tendrás que poner tu planta bajo iluminación de 20 a 24 horas, para que vuelva a la fase vegetativa. Una vez se ha recuperado completamente, puedes retomar las 18 horas de luz, como harías normalmente. Tu planta ahora está estresada y en "modo error", así que producirá mutaciones extrañas durante las dos primeras semanas, por ejemplo, hojas redondas. Esto es completamente normal en el proceso regenerativo y tras esas dos semanas debería reaparecer el crecimiento normal. Esto también te obliga a ser muy cuidadoso con el riego y la dieta, porque no deberías regar ni alimentar en exceso a tu niña.

Tras unas cuantas semanas, tu planta estará lista para empezar su floración de nuevo. Poda esas hojas extrañas y dale un descanso a tu experimento, luego vuelve al ciclo de luz 12/12. Esto puede ahorrarte tiempo comparado con un ciclo completo desde semilla a cosecha.

CÓMO REGENERAR TU PLANTA DE MARIHUANA

RIESGOS Y VENTAJAS POTENCIALES

Los beneficios de regenerar tus plantas de marihuana pueden ser muchos si se hace correctamente: no necesitas semillas ni clones, te puede ahorrar tiempo, el crecimiento de una planta revegetada puede en ocasiones ser más frondoso y este método conserva los genes concretos con las características que a ti te gustan. Pero ya te habrás dado cuenta de que hay muchos condicionantes, ¿verdad? Por desgracia, hay muchos factores que pueden salir mal, y normalmente las plantas regeneradas suelen producir rendimientos mucho menores en cada cosecha consecutiva, a menudo muestran tendencias hermafroditas, la calidad y la potencia se reduce en muchos casos y el estrés que se le provoca a la planta puede costarle una recuperación muy larga (lo cual elimina la ventaja del tiempo). Además, la regeneración no funciona con todas las cepas y especímenes de cannabis.

Tú decides si debes probar esta técnica. Cultivadores expertos pueden sacar gran provecho de la regeneración pero ya has visto que hay muchas cosas que pueden salir mal. Quizás tendrás que verlo con tus propios ojos e intentar rejuvenecer una de tus plantas en tu próxima remesa para comprobar por ti mismo los riesgos y el potencial de esta técnica de cultivo.

REVEGETACIÓN ACCIDENTAL

Revegetar una planta de marihuana tras la cosecha suena algo complicado, ¿pero sabías que puedes iniciar el proceso de vegetación por accidente, si no tienes cuidado? Le ha pasado a mucha gente y a la mayoría le ha cogido por sorpresa. Te explicamos cómo se produce, cómo evitarlo y qué deberías hacer si le ocurre a tus plantas.

¿CÓMO SE PRODUCE LA REVEGETACIÓN ACCIDENTAL?

Al cultivar marihuana en interior, las fugas de luz (incluso las pequeñas) pueden alterar la fase de floración y hacer que tus plantas vuelvan a la fase vegetativa. Las causas más comunes de filtraciones de luz son:

  • Temporizadores defectuosos
  • Filtraciones de luz alrededor de ventanas, cremalleras, orificios o agujerillos
  • Cultivadores ansiosos que echan un vistazo a sus plantas “solo un segundo” durante la fase de oscuridad
  • Luces indicadoras electrónicas dentro de la tienda o cuarto de cultivo

Al aire libre, la revegetación accidental se produce al plantar demasiado pronto. Las plántulas que se sacan al exterior antes del equinoccio de primavera (cuando las noches duran más de 12 horas) pueden empezar a florecer casi inmediatamente. Entonces, a medida que se alargan los días y se acortan las noches, las plantas revierten a la fase vegetativa y empiezan a desarrollar las mismas hojas de aspecto extraño que producen las plantas que han sido revegetadas intencionadamente.

Si te encuentras en esta situación, no te asustes. La madre naturaleza pronto se hará cargo del problema. En poco tiempo, las hojas volverán a mostrar el patrón de crecimiento normal con múltiples folíolos, típico de las plantas de cannabis, y empezarán a florecer de nuevo a finales de verano.

¿CÓMO SE PRODUCE LA REVEGETACIÓN ACCIDENTAL?

¿CÓMO PUEDO EVITAR LA REVEGETACIÓN ACCIDENTAL EN INTERIOR?

Para arreglar las fugas de luz de una tienda de cultivo, enciende todas las luces de la habitación, métete dentro de la tienda y cierra la cremallera. Si puedes ver luz entrando, aunque solo sea por un agujerillo, puede afectar a tus plantas. Cubre todas las fugas con cinta adhesiva negra para sellar la habitación. Puede que también sea necesario cubrir o poner cinta adhesiva en las cremalleras. Si tus balastros, ventiladores u otros aparatos tienen luces indicadoras LED, colócalos en el exterior de la tienda o cubre las luces con cinta adhesiva.

En el cuarto de cultivo, puedes hacer lo mismo pero fijándote en las ventanas, los huecos alrededor de la puerta, y cualquier agujero para el sistema de ventilación.

Comprueba minuciosamente tus temporizadores. Asegúrate de haberlos programado como querías y que estén funcionando como es debido. Para comprobar los temporizadores mecánicos, puedes enchufar una lámpara corriente de casa y girar el dial manualmente para ver cuándo se encienden las luces y cuándo se apagan.

Si tienes la mala costumbre de echar un vistazo a tus plantas durante el período de luces apagadas, aprende a ser más paciente. No hay nada que no pueda esperar unas horas. Los cerrojos o candados son una buena forma de mantener las miradas curiosas, y las manos enciende-luces lejos de tus plantas.

Para minimizar las posibles fugas de luz en cultivos de interior, programa el temporizador de manera que el período oscuro corresponda, más o menos, con las horas de oscuridad en el exterior. Esto no evitará que alguien encienda una luz, pero ayudará enormemente a mantener la oscuridad de tu tienda o cuarto de cultivo.

¿QUÉ PUEDO HACER SI REVEGETO LAS PLANTAS POR ACCIDENTE?

Para empezar, respira hondo y relájate. Tus plantas estarán bien. Soluciona el problema de las luces y deberían recuperarse en dos semanas, como máximo. Cuanto más tiempo hayan estado revegetando, más tardarán en volver a florecer. Si quieres impulsar la recuperación, deja las plantas en la oscuridad total durante 24-48 horas.

Ten en cuenta que algunas plantas de cannabis no aguantan el estrés de cambiar rápidamente de la floración a la fase vegetativa, y de vuelta a la floración. En casos poco frecuentes, las plantas pueden volverse hermafroditas y producir algunos sacos de polen macho. Inspecciona cuidadosamente tus plantas alrededor de los cogollos, para detectar saquitos amarillentos que parecen pequeños plátanos. A veces los sacos de polen se esconden detrás de los cogollos cercanos al tallo, o en el centro de las flores, así que inspecciónalas minuciosamente. Si encuentras alguno, extráelo con los dedos o con pinzas antes de que se abra, libere el polen y fecunde a tus plantas, llenándolas de semillas. Si encuentras muchos sacos de polen por toda la planta, puede que sea mejor eliminar y descartar la planta antes de que pueda causar daños.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.