En este artículo exploramos una técnica poco conocida: la regeneración de tus plantas de marihuana. También te mostramos las ventajas e inconvenientes de este método.

Muchos de nosotros solíamos cortar nuestras plantas de marihuana una vez cosechadas porque terminaban su ciclo vital y ya nos habían proporcionado sus flores frescas, preciosas y potentes. Sin embargo, existe un método que no es conocido ni practicado por muchos, que nos puede dar múltiples cosechas de una planta. Suena un poco extraño, ¿no? Esta técnica se conoce como regeneración y básicamente supone devolver tu planta de nuevo a la fase vegetativa (de ahí el término revegetación). En algunas situaciones puede ser muy útil, por ejemplo, cuando no puedes conseguir clones ni semillas y tienes que usar la misma planta otra vez para cosecha, o si has visto que un ejemplar ha mostrado un gran potencial y características sobresalientes, por lo que quieres conseguir un clon incluso en fase de floración. Algunos quizás ya hayan experimentado la revegetación por accidente cuando se les coló luz en el período de floración y sus plantas retrocedieron a la fase vegetativa. Os mostramos cómo hacerlo a propósito y qué ventajas e inconvenientes puede tener.

CÓMO REGENERAR TU PLANTA DE MARIHUANA

Antes de nada, decir que revegetar tu planta favorita no es una técnica para principiantes. No deberías intentar esto en tus primeras plantaciones porque se puede volver muy complicado y siempre deberías tener en mente que este método es muy estresante y antinatural para tus plantas.

La regeneración de la planta escogida comienza cuando recoges las flores. Para llevarla de nuevo al período vegetativo de su vida, sólo deberías cortar la mayoría de los cogollos. Deja las hojas más pequeñas y las flores en el tercio inferior de la planta y algunas hojas de abanico en la parte del central. Debería tener aspecto de esqueleto cuando se hace adecuadamente. Es difícil dejar los pequeños cogollos ahí, pero se necesitan para estimular el crecimiento vegetativo y realmente no supondrían demasiado en el peso final de tu cosecha. Tras este paso, deberías practicar un lavado de raíces y, si es posible, echarles un vistazo y retirar las raíces dañadas.

Ahora, puedes trasplantar a una nueva maceta con sustrato fresco. Puedes añadir bacterias y aditivos en la mezcla si quieres estimular mejor el proceso de regeneración. En este momento tendrás que poner tu planta bajo iluminación de 20 a 24 horas, para que vuelva a la fase vegetativa. Una vez se ha recuperado completamente, puedes retomar las 18 horas de luz, como harías normalmente. Tu planta ahora está estresada y en "modo error", así que producirá mutaciones extrañas durante las dos primeras semanas, por ejemplo, hojas redondas. Esto es completamente normal en el proceso regenerativo y tras esas dos semanas debería reaparecer el crecimiento normal. Esto también te obliga a ser muy cuidadoso con el riego y la dieta, porque no deberías regar ni alimentar en exceso a tu niña.

Tras unas cuantas semanas, tu planta estará lista para empezar su floración de nuevo. Poda esas hojas extrañas y dale un descanso a tu experimento, luego vuelve al ciclo de luz 12/12. Esto puede ahorrarte tiempo comparado con un ciclo completo desde semilla a cosecha.

revegetación cannabis planta regeneración madre marihuana

RIESGOS Y VENTAJAS POTENCIALES

Los beneficios de regenerar tus plantas de marihuana pueden ser muchos si se hace correctamente: no necesitas semillas ni clones, te puede ahorrar tiempo, el crecimiento de una planta revegetada puede en ocasiones ser más frondoso y este método conserva los genes concretos con las características que a ti te gustan. Pero ya te habrás dado cuenta de que hay muchos condicionantes, ¿verdad? Por desgracia, hay muchos factores que pueden salir mal, y normalmente las plantas regeneradas suelen producir rendimientos mucho menores en cada cosecha consecutiva, a menudo muestran tendencias hermafroditas, la calidad y la potencia se reduce en muchos casos y el estrés que se le provoca a la planta puede costarle una recuperación muy larga (lo cual elimina la ventaja del tiempo). Además, la regeneración no funciona con todas las cepas y especímenes de cannabis.

Tú decides si debes probar esta técnica. Cultivadores expertos pueden sacar gran provecho de la regeneración pero ya has visto que hay muchas cosas que pueden salir mal. Quizás tendrás que verlo con tus propios ojos e intentar rejuvenecer una de tus plantas en tu próxima remesa para comprobar por ti mismo los riesgos y el potencial de esta técnica de cultivo.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar