Regeneración de la marihuana.


Al igual que los cultivadores tradicionales, la mayoría de los cultivadores de marihuana se deshacen de sus plantas cuando cosechan los cogollos. Una vez que hemos conseguido una cosecha tan deliciosa, fresca y potente, sabemos que es hora de pasar a la siguiente. Sin embargo, algunos cultivadores lo hacen de un modo diferente. Utilizan la regeneración; un método con el que una planta puede producir múltiples cosechas.

Pero, ¿cómo exactamente?

En este artículo, analizamos qué es la regeneración de la hierba, cómo se hace y sus ventajas y desventajas.

¿Qué es la regeneración de la marihuana?

En botánica, la regeneración de las plantas se refiere a la reparación y renovación de los tejidos vegetales.

La marihuana es una planta de floración anual, por lo que su ciclo de vida se limita a una sola temporada. Así ha sido y será siempre, no importa cuánto nos adentramos en la genética. Básicamente, la marihuana crece cuando los días son largos y florece cuando son cortos. Una vez que llega al final de su ciclo de vida, muere.

La regeneración es como piratear ese proceso biológico. Aunque la planta original termina muriendo, antes de que eso ocurra los cultivadores pueden devolverla a su estado vegetativo. Como resultado, puedes volver a cultivar la misma planta para una segunda cosecha, aunque será un poco menos fructífera.

¿Por qué revegetar tus plantas de marihuana?

Tanto si has plantado una sola vez como cincuenta, hay muchas razones para revegetar tu marihuana. Una de las más convincentes es el tiempo que ahorras en comparación a si cultivas otra planta desde el principio. Por otro lado, la regeneración también tiene sus desventajas.

En este artículo, veremos las ventajas y desventajas de la revegetación.

Ventajas de la revegetación

Aunque la ciencia parece compleja, en realidad revegetar es bastante simple, ¡y hacerlo ofrece muchas ventajas!

Conserva los fenotipos

Cosechar marihuana de una misma planta en diferentes momentos puede cambiar enormemente las cosas. Por ejemplo, muchos cultivadores cogen esquejes de una planta madre que les ha gustado mucho, antes de la etapa de floración. Si no lo hacen, ese fenotipo tan especial se perderá para siempre cuando la planta comience a florecer, salvo que decidan revegetarla. De esta forma, los cultivadores pueden conservar una réplica exacta de ese determinado fenotipo.

Aumenta la viabilidad de las plantas

Al igual que un abuelo que poda sus rosas, cortar esquejes es una excelente manera de ampliar tu cosecha. Esto vale para cultivadores con fines holísticos o recreativos que quizás viven en una zona en la que existen limitaciones en cuanto a la cantidad de plantas que pueden cultivar. Básicamente, es para quienes se las arreglan con un par de plantas de calidad. Siempre es mejor tener dos plantas con los mismos rasgos que una sola con una procedencia desconocida.

¿Por qué revegetar tus plantas de marihuana?

No es necesario mantener una planta madre

Deshacerse de una planta madre puede costar a nivel emocional, especialmente si con ella has disfrutado de algunos de los mejores efectos que jamás hayas experimentado. Por eso, algunos cultivadores mantienen la planta madre el mayor tiempo posible, seleccionando y sacando clones directamente de ella. Esta es una forma de preservar las características, pero también puedes hacerlo con la regeneración.

A lo mejor la planta está ocupando demasiado espacio en tu cuarto de cultivo. O puede que para poder atenderla estés empleando demasiado tiempo y recursos valiosos que podrías dedicar a otra cosa. Sea cual sea la razón, revegetar la planta significa que puedes deshacerte de ella y seguir produciendo cosechas idénticas a nivel genético.

Revegetación después de la cosecha

Si para ti el tiempo es oro, algunos cultivadores han descubierto que la revegetación acelera enormemente la espera. Aunque sea un tema controvertido, la revegetación muestra el potencial de reducir el tiempo que se emplea en la fase vegetativa. Las plantas que han crecido durante una temporada completa tienen sistemas de raíces maduros y complejos. Por otro lado, los clones y las plantas más jóvenes tardan un poco más en establecer sus raíces. Cuando se realiza la revegetación después de la cosecha, las raíces técnicamente ya están preparadas.

Más hierba de la misma planta

Puede que hayas oído hablar del término "monster cropping". Aun así, puede que no sepas que el "monster cropping" es simplemente una técnica de revegetación. Si se hace bien, las plantas que han recibido monster cropping pueden aumentar notablemente la producción de marihuana dando lugar a plantas más frondosas, tallos más fuertes y mayor cantidad de nudos donde saldrán más cogollos.

No se necesitan semillas

¿Cuánto tiempo tardas en elegir las semillas adecuadas? Si eres como nosotros, es un proceso que, aunque es divertido, puede hacerte perder un tiempo de cultivo muy valioso. Al eliminar este proceso, tardarás la mitad en volver a cultivar tu planta de marihuana favorita. Además, si haces la revegetación para preservar la genética, ya sabes lo que quieres y lo que vas a obtener.

Desventajas de la revegetación

Por supuesto, en la vida no todo es de color de rosa. Estas son algunas de las pegas más habituales a tener en cuenta con la regeneración de marihuana.

Dificultad

Aunque la teoría es simple, el proceso real de regeneración de marihuana no es coser y cantar. Tanto si es la primera vez que cultivas como si llevas décadas haciéndolo, si algo puede salir mal, saldrá mal. Antes de empezar a intentarlo, infórmate todo lo que puedas: visita foros, mira tutoriales, pero también sé consciente de que está bien equivocarse. Afortunadamente, puedes coger varios esquejes para no arriesgarlo todo en una única oportunidad.

Tiempo

Aunque obviamente no se tarda tanto tiempo como con una planta nueva, las plantas revegetadas pueden tardar algunas semanas en mostrar signos de rebrote. El tiempo que se tarda en revegetar depende de cada planta y de su entorno. Por ejemplo, si tardas demasiado en comenzar el proceso de revegetación, la planta tardará más en alcanzar la etapa de floración. La paciencia es fundamental. Al fin y al cabo, a veces las plantas simplemente crecen despacio.

Entrenamiento

El entrenamiento de marihuana a veces pasa desapercibido incluso entre cultivadores experimentados, y es una verdadera pena. Entrenar las plantas es una de las mejores formas de aumentar las cosechas en más de un 40%, sin afectar a tu sistema de cultivo. Sin embargo, a la hora de revegetar, el proceso de entrenamiento es más difícil. En lugar de una bonita planta joven con la que trabajar, solo cuentas con el esqueleto de la planta original.

Desventajas de la revegetación

Cosechas más pequeñas

Hay cultivadores, como los que aplican "monster cropping", que revegetan plantas durante más de dos ciclos. A pesar de que hay quien afirma que la potencia no cambia durante las primeras revegetaciones, cada vez se obtienen menos cogollos. En cada cosecha sucesiva, obtienes menos cogollos que en la anterior. Al final, también disminuye la potencia y la calidad, y las plantas ya no serán capaces de producir cogollos.

Estresa a la planta

Como para todo ser vivo, el estrés es un enorme factor de riesgo para las plantas. El mero proceso de revegetación puede estresar la planta lo suficiente como para que presente mutaciones o para provocar hermafroditismo. Por ejemplo, cuando vuelven a aparecer las hojas, puede que no tengan los bordes dentados que conocemos y adoramos. Dicho esto, estos problemas deberían desaparecer al cabo de un par de semanas. Ten en cuenta que una planta estresada puede tardar más en recuperarse, así que trátala bien.

Tipos de revegetación

La regeneración de la marihuana no es un proceso igual para todos. De hecho, hay varias formas para iniciar el período vegetativo de una planta, incluso por accidente.

Monster cropping

El monster cropping es como coger a Bruce Banner y convertirlo en Hulk. Es una combinación de técnicas de entrenamiento de plantas y revegetación, bastante habitual entre cultivadores que quieren aumentar las cosechas. El proceso consiste en clonar una planta durante su etapa de floración, cogiendo esquejes de las ramas inferiores y aumentando así el volumen, la densidad de crecimiento y la viabilidad de las nuevas plantas.

Revegetación después de la cosecha

Aunque no está recomendada para principiantes en cultivo, la revegetación después de la cosecha es una técnica sencilla que no tardarás mucho tiempo en llegar a dominar. Además, una vez que sepas lo que hay que hacer, podrás hacerlo una y otra vez, mejorando progresivamente.

La esencia de la técnica es engañar a tu planta creando un otoño y un invierno artificial.

Cómo revegetar tu planta de marihuana

  1. Podar muchas veces: sé selectivo y quita solamente algunos cogollos. Mantén los tallos y las flores del tercio inferior de la planta. Los nuevos brotes aparecerán en las puntas de las ramas que quedan después de la cosecha.
  2. Cubre las heridas: aunque es algo opcional, para reducir el estrés puedes usar una tira de cinta adhesiva y cubrir los cortes. Esto también debería prevenir posibles infecciones y cualquier exposición ambiental no deseada, como luz u oxígeno.
  3. Haz un lavado de raíces: para lavar las raíces de las plantas utiliza agua limpia y tibia, pero con cuidado de no ahogarlas. Si lo ves necesario, también puedes podar las raíces que no estén sanas.
  4. Nutre las raíces: cambia el fertilizante de la planta para darle un tratamiento de plántula, utilizando fertilizantes ricos en nitrógeno.
  5. Trasplante: trasplantar a una nueva maceta puede ser decisivo en el proceso de revegetación. Haz el trasplante a una maceta nueva, con tierra fresca y cualquier otro aditivo que pueda estimular el proceso.
  6. Reinicia la fase vegetativa: dale a tu niña 20-24 horas de luz, y devuélvela a su fase vegetativa. Como el crecimiento vegetativo natural de la marihuana se produce en primavera y verano, hace falta mucha luz para engañarla y hacer que piense que es otra vez primavera.
  7. Alterar el fotoperiodo: los fotoperiodos de las fases de floración y vegetación son diferentes. Cuando la planta se haya recuperado, puedes cambiar al ciclo estándar de 18 horas de luz al día.
  8. Sigue observando: la planta necesitará cierto tiempo hasta que empiece a mostrar signos de vida. Por lo tanto, ten cuidado de no pasarte con el riego. El hecho de regarla más no acelera el proceso, sino que puede ser perjudicial a largo plazo. Empezarás a ver signos de regeneración al cabo de un par de semanas aproximadamente.
  9. Cambia las horas de luz para inducir la floración: en unas cuantas semanas, tu planta estará lista para el modo de floración. Poda las hojas y pon un ciclo de luz de 12 horas.

Cuando haya florecido completamente, estará lista para cosechar de nuevo.

Revegetación después de la cosecha

Revegetación por accidente

La revegetación por accidente es increíblemente habitual. De hecho, es posible que ya te haya pasado.

La marihuana puede volver inesperadamente a su fase vegetativa por varias razones, algunas de las cuales son aparentemente tan insignificantes como una fuga de luz o un cambio de temperatura. Por eso, la revegetación por accidente depende en gran medida del lugar en el que cultivas tus plantas y de cualquier factor relacionado.

Interior

  • Fugas de luz: la marihuana es fotodependiente. Estimular este ciclo cuando cultivamos en interior forma parte de nuestro trabajo como cultivadores. Como resultado, cualquier pequeño cambio en la iluminación puede provocar una floración anticipada no deseada. Esto podría deberse a demasiadas visitas al cuarto de cultivo, o a una cremallera abierta. Para evitarlo, busca posibles fuentes de luz no deseadas. Si las ves, incluso si son pequeñas como un alfiler, tápalas con cinta aislante.
  • Temporizadores defectuosos: los aparatos electrónicos se rompen. Si tienes un temporizador defectuoso, tu planta podría estar sujeta a períodos de luz más largos de los que necesita. Como la marihuana es muy sensible a la luz, puede provocar una regeneración automática más rápida o inesperada. Asegúrate de comprobar los temporizadores con antelación.

Exterior

  • Plantar demasiado pronto: como regla general, plantar las plántulas en exterior demasiado pronto alarga el período vegetativo. En lugar de plantar en marzo o abril, espera hasta mediados o finales de mayo (en el hemisferio norte).
  • Mover las plantas: nunca es bueno mover demasiado las plantas. Aunque a veces es necesario, si mueves una planta a una zona con mayor exposición a la luz o al calor puedes hacer que vuelva a la fase vegetativa.

¿Qué más se puede hacer?

Una revegetación por accidente no es el fin del mundo. Si sucede, puedes hacer algunas cosas para solucionarlo.

Por un lado, puedes dejar que finalice por completo la revegetación. A lo mejor te apetece aprender sobre la regeneración de marihuana y esta es una buena oportunidad. O quizás puede ser una forma de sacar provecho a cualquier situación. Sea como sea, continuar una revegetación por accidente no va a perjudicar tus plantas en absoluto.

Como alternativa, si prefieres cortar el proceso de revegetación de raíz, bastará con corregir cualquier fuga de luz. Cuando hayas eliminado la luz innecesaria, dale a tu planta 12 horas de oscuridad al día ininterrumpida y volverá a la etapa de floración.

Una posible desventaja de las plantas que cambian de estado rápidamente, y en más de una ocasión, es la posibilidad de hermafroditismo. Pero esto también se puede solucionar. Observa a tus plantas cerca de los cogollos para comprobar si hay sacos de color amarillo. Hazlo cuidadosamente, ya que pueden ser escurridizos y esconderse bajo los cogollos. Si encuentras alguno, quítalo con cuidado antes de que se abran para evitar que la planta se polinice y desarrolle semillas en lugar de resina.

Cosecha varias veces la misma planta con la regeneración

Los cultivadores con experiencia suelen tener más suerte a la hora de revegetar. Pero incluso las cosas fáciles se pueden torcer por el camino, especialmente si no estás muy familiarizado con el proceso de cultivo en sí.

Pero si quieres revegetar, o tus plantas han revegetado por accidente, hay muchos beneficios en ello. ¿Uno de los más impresionantes? Una planta que ha revegetado con éxito estará lista para florecer en tan solo 3-6 semanas. ¡Piensa en los beneficios que hay solo en eso!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.