Las quemaduras por luces son un problema que únicamente afecta a las plantas de interior. Si cultivas en exterior y piensas que tus plantas de marihuana están sufriendo este tipo de quemaduras, ¡olvídalo! Probablemente deberías pensar en otros problemas o enfermedades que muestren síntomas similares. El sol está demasiado lejos para dañar a las plantas. El cannabis ya existía mucho antes que la especie humana y las plantas están bien adaptadas al calor y la luz del sol.

Las quemaduras por luces solo afectan a una planta de exterior en una situación concreta. Podría darse al cultivar una planta en la sombra y de repente moverla a la luz. En un caso así, la planta no estará acostumbrada al calor y la luz, y finalmente morirá.

QUÉ ES Y CÓMO IDENTIFICARLA

Solo hay cierta cantidad de luz que resulta saludable para las plantas. Demasiada luz puede ser extremadamente peligroso. Aunque una cosa pueda ser muy buena para ti, si se consume en exceso puede llegar a ser mortal. Las quemaduras por la luz afectan a las plantas de marihuana cuando están situadas demasiado cerca de la fuente de iluminación. También puede darse si la temperatura de la habitación es demasiado elevada. Este tipo de quemaduras son más comunes en habitaciones con luces LEDs o HPS de alta potencia.

Esto puede afectar a las plantas hasta el punto en que los cogollos prácticamente no contengan ningún cannabinoide. Y a no ser que cultives cannabis por el cáñamo, si no solucionas el problema correctamente acabarás desperdiciando toda una cosecha. El primer paso para poder solucionarlo adecuadamente es saber cómo identificarlo.

Sin duda deberías prestar atención a las pistas visuales. Un síntoma del exceso de luz en las plantas de marihuana es un cambio de color en la zona afectada. El estrés lumínico provoca que las hojas se amarilleen y los cogollos se vuelvan blancos. Puede tener un aspecto similar a algunas deficiencias nutricionales, si alguna vez has sufrido alguna en tu cultivo. Concretamente, parecerá que la planta sufre una falta de nitrógeno. Pero estos dos problemas pueden distinguirse fácilmente.

En una carencia de nitrógeno, las hojas amarillas aparecen en la parte inferior, ya que la planta utiliza los nutrientes de las hojas más viejas y los lleva a las hojas superiores. La quemadura por luces no funciona así. En este caso, las hojas amarillas aparecen en la parte superior de la planta, donde el follaje está más cerca de las luces. Con este simple detalle podrás diferenciar ambos problemas. Además, en el caso de la deficiencia nutricional, las hojas afectadas se caerán por sí solas, mientras que las hojas quemadas permanecerán en la planta.

Cannabis Quemado Con Luz

CÓMO SOLUCIONARLO

Lo primero que deberías hacer es alejar las plantas de las luces. Para esto, puedes mover las plantas o puedes alejar las luces, si tienes espacio. Al escoger una nueva ubicación para las macetas, ten en cuenta las zonas más afectadas de cada planta. También puedes quitar alguna luz. Si has montado bien el sistema de luces, retirar alguna bombilla no debería afectar a tus plantas.

Si no es posible mover las plantas o reducir la iluminación, siempre puedes aplicar la técnica de entrenamiento de bajo estrés a las plantas. Este es un método para aumentar la cosecha, que se basa en intentar mantener todas las ramas de la planta a la misma altura. Cuando el tallo va subiendo, debería doblarse lateralmente y atarse para que permanezca en esa posición.

También puedes intentar bajar la temperatura de la habitación. Esto debe hacerse muy lentamente y siempre manteniendo una temperatura consistente. Las plantas necesitan un tiempo para adaptarse. Cualquier cambio que necesites hacer en el entorno o el medio de las plantas, debería hacerse con paciencia y cuidado. No importa lo bien que riegues o fertilices tus plantas; si no cuidas del ambiente correctamente, las plantas morirán.

Brote Quemado Cannabis

CÓMO PREVENIRLO

Solucionar las quemaduras por luces no es muy fácil y estos métodos sencillos que hemos mencionado no son efectivos al 100%. La mejor forma de resolver este problema es la prevención. Asegúrate de leer bien la información que viene con las luces. Debes entender cada una de las recomendaciones del fabricante. Solo deberías tomarte la libertad de no seguir las instrucciones si estás totalmente seguro de lo que estás haciendo.

También es muy importante mantener la salud de tus plantas al 100% y revisarlas con frecuencia. Si tienes todo bajo control, podrás detectar las quemaduras por luces a tiempo para mover las plantas, aumentando sus probabilidades de recuperación.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar