Guía completa para hacer esquejes de las plantas de marihuana.

Hacer esquejes de una planta de marihuana puede parecer complicado, pero realmente es bastante simple; solo tienes que cortar una rama de la planta y esperar a que eche raíces. Los cultivadores de marihuana suelen cortar los esquejes de las plantas madre (que se mantienen constantemente en fase vegetativa), o de plantas jóvenes en fase vegetativa que se dejarán florecer más adelante.

Hacer esquejes de cannabis ofrece muchas ventajas, pero la principal es que te permite conservar la genética concreta de una planta, de forma indefinida. ¡Y lo mejor de todo es que es gratis!

¿Qué son los esquejes de cannabis?

Cuando compras semillas de marihuana de un banco de semillas de buena reputación, cada una contiene la genética de su madre y su padre. Pero, cuando germinas las semillas de un mismo paquete, es posible que las plantas individuales (o fenotipos) resultantes sean algo diferentes. Esto se debe a que pueden expresar la genética transmitida por sus padres de formas diferentes, del mismo modo que tú puedes tener un aspecto muy diferente a tus hermanos/as.

Por tanto, si encuentras una planta cuyas características te encantan (olor, sabor, productividad, tamaño, etc.), sacar esquejes te permitirá conservar esa genética, cultivo tras cultivo. Si tienes alguna duda sobre este proceso, echa un vistazo a las ventajas de cultivar cannabis mediante esquejes versus semillas.

Elige la planta madre adecuada para esquejar

Al hacer esquejes, básicamente estás reproduciendo las características de una cepa determinada. Por tanto, debes ser muy selectivo/a al elegir una planta madre de donde cortar los esquejes.

Lo ideal es escoger una planta que te encante. Si germinas un paquete de semillas, presta atención para detectar la planta que supere a sus hermanas; la que crezca más rápidamente, parezca más robusta, huela mejor o produzca más cogollos. Esa es la planta que querrás reproducir por esquejes.

Al seleccionar una planta madre, estos son algunos de los rasgos que suelen buscar los cultivadores:

  • Aromas exóticos o intensos
  • Sabores dulces, suaves y llamativos
  • Potencia elevada y gran producción de resina
  • Alturas manejables (para cultivos de interior) y un crecimiento robusto
  • Fase de floración rápida
  • Resistencia a plagas, mohos y otros patógenos
  • Grandes cosechas

Algunas personas, cuando cultivan a partir de semillas, deciden cortar esquejes de todas sus plantas durante la fase vegetativa. Luego, una vez cosechadas y secadas las plantas, solo conservan los esquejes más sanos de la planta que más les haya gustado.

Aunque también es posible cortar esquejes únicamente de aquellas plantas en fase vegetativa que destaquen en los aspectos mencionados anteriormente. Pero, por desgracia, en esta fase tan temprana del cultivo puede ser difícil determinar el aroma, sabor y la potencia de una cepa; por tanto, recomendamos cortar esquejes de todas tus plantas y eliminar los que no quieras después de la cosecha.

Elige la planta madre adecuada para esquejar

¿Qué necesitas para hacer esquejes de cannabis?

  • Una "planta madre" sana, en fase vegetativa
  • Navaja, tijeras afiladas o bisturí limpios
  • Cubos de enraizamiento (lana de roca, etc.)
  • Gel o polvos de enraizamiento
  • Luces "suaves" para los esquejes: lo ideal es una lámpara CFL de bajo voltaje o una luz especial para esquejes/plántulas
  • Alcohol de alta graduación, para desinfectar las herramientas
  • Propagador (opcional), que contiene todo lo necesario para crear el microclima perfecto para tus esquejes.

Cómo hacer un esqueje de marihuana

Al hacer esquejes, hay algunos factores esenciales a tener en cuenta.

Elige el medio de enraizamiento adecuado

Para ayudar a los esquejes a desarrollar raíces sanas, es recomendable plantarlos en un medio bien aireado, que retenga mucha humedad. Para conseguir los mejores resultados, recomendamos usar cubos de lana de roca (un material formado por hilos obtenidos de roca fundida), que permiten un buen flujo de aire y una gran retención de humedad. Utiliza también una bandeja de plástico (que contenga los cubos de enraizamiento y les ayude a retener agua) y un propagador para conservar la humedad alrededor de los esquejes.

Prepara tus herramientas

La higiene es fundamental para obtener unos esquejes sanos. Por tanto, no olvides lavarte las manos y ponerte guantes antes de manipular las plantas, y esterilizar la zona de trabajo y tu navaja/bisturí/tijeras con alcohol de alta graduación.

Al cortar esquejes de una planta, tanto la madre como los esquejes corren el riesgo de desarrollar infecciones por las bacterias del entorno. Lavarte las manos y esterilizar el equipo minimizará el riesgo de que estas bacterias causen problemas a los esquejes (o peor aún, a la planta madre).

Prepara el sustrato y el gel enraizante

En cuanto cortes un esqueje de la planta madre, tendrás que actuar rápidamente. La zona del corte no debe quedar expuesto a los elementos durante más tiempo del necesario. Para acelerar el proceso, te recomendamos preparar la zona de trabajo antes de cortar los esquejes, dejando el gel de enraizamiento y el sustrato listos para usar.

También aconsejamos humedecer ligeramente el medio de cultivo antes de empezar. Pero no te pases; a los esquejes les gusta la humedad elevada y un sustrato ligeramente húmedo, pero se pudrirán en un medio empapado.

Selecciona una rama para cortar

Técnicamente, se pueden cortar esquejes tanto de plantas de cannabis en floración como en fase vegetativa. Pero los esquejes de plantas en floración pueden tardar más en echar raíces y suelen crecer más lentamente. Además, tendrán que revertirse a la fase vegetativa durante 2-3 semanas antes de que puedan volver a florecer.

Lo ideal es cortar los esquejes de marihuana de la punta de una rama sana. Cuanto más sano sea el esqueje, más rápido echará raíces y crecerá. Por lo general, recomendamos cortar esquejes de las ramas inferiores de una planta, ya que suelen recibir menos luz y producirían cogollos más pequeños. Asegúrate de que los esquejes tengan al menos dos nudos.

clones tutorial
HAZ UN CORTE FRESCO de la planta madre
clones tutorial
REDUCE LA SUPERFICIE DE LAS HOJAS ya que es difícil sostener hojas grandes
clones tutorial
APLICA GEL DE CLONAR por 2-3 minutos
clones tutorial
HAZ UN AGUJERO EN LA TIERRA COMPACTA al agujero debe estar húmedo al plantar tu clon
clones tutorial
¡CLON LISTO! coloca tu nueva planta en condiciones estables
 

Haz el corte

Para coger un esqueje de una planta de cannabis, haz un corte limpio (en un ángulo de 45º) por debajo del nudo más inferior del esqueje. Esto aumentará el área de la superficie de enraizamiento, ayudando a la rama a desarrollar más raíces y crecer más rápidamente.

En cuanto hayas cortado el esqueje, sumerge la base del esqueje en el gel enraizante y a continuación introdúcelo en el sustrato. En cuanto esté bien asegurado en el medio de cultivo, quítale las hojas inferiores (dejando únicamente el brote de la punta y las hojas de abanico de la parte superior). Finalmente, recorta las puntas de los dedos (o folíolos) de las hojas que quedan en el esqueje, para promover la fotosíntesis y la absorción de agua. Esto reduce la superficie de las hojas restantes y ralentiza la evaporación, ayudando a los esquejes a retener más agua mientras desarrollan sus raíces.

Si tienes poca experiencia de cultivo, te recomendamos sacar los esquejes de uno en uno. Pero si tienes más experiencia, puedes cortar varios esquejes de una planta madre y mantenerlos hidratados en un vaso de agua (sin cloro) hasta que estés listo/a para sumergirlos en el gel enraizante e introducirlos en el sustrato.

Pon el esqueje en el propagador

Tras plantar y recortar las hojas del esqueje, es el momento de meterlo en el propagador. Esto te permitirá mantener un nivel de humedad elevado (los esquejes necesitan mucha humedad, ya que absorben el agua a través de sus hojas mientras desarrollan sus raíces). Cuando los esquejes estén en el propagador, mantenlos bajo un ciclo de luz de 18/6 (18 horas de luz, 6 horas de oscuridad) bajo una lámpara fluorescente o una lámpara de halogenuro metálico de baja potencia.

Si buscas un kit completo que te ayude a cultivar esquejes o plántulas sanas, te recomendamos comprar un propagador. Aunque suelen usarse para plántulas, estos sencillos accesorios también ofrecen el ambiente perfecto para los esquejes.

Echa un vistazo a los esquejes diariamente

A partir de aquí, echa un vistazo a tus esquejes cada día, para comprobar su salud y asegurar que tengan suficiente agua para su buen desarrollo. Si disminuye la humedad del propagador, pulveriza ligeramente las hojas con agua sin cloro. Y si algunos esquejes mueren (lo cual es habitual), elimínalos inmediatamente para evitar que se pudran y propaguen el moho al resto de esquejes.

Los esquejes pueden tardar unos 10-14 días en formar sus raíces, y algunos pueden tardar más. Cuando hayan desarrollado raíces en torno a 3-5cm, estarán listos para ser trasplantados.

Trasplanta tus esquejes

Al trasplantar un esqueje a la tierra, no olvides que primero debes esterilizar la zona de trabajo y preparar las macetas con tierra húmeda. A continuación, ponte guantes para sacar los esquejes suavemente de su medio y plantarlos en la tierra (y recuerda cubrir completamente sus raíces).

Cómo hacer esquejes de marihuana en lana de roca

  1. Pon los cubos de lana de roca en remojo en agua ligeramente ácida (recomendamos un pH de 5,5) durante 2-3 horas.
  2. Haz pequeños agujeros en el centro de los cubos con un par de tijeras esterilizadas.
  3. Corta el esqueje, siguiendo las instrucciones indicadas anteriormente.
  4. Sumerge la base del esqueje en el agente enraizante e introdúcelo en el agujero de un cubo de lana de roca húmedo.
  5. Pon el esqueje en el propagador y rocíalo ligeramente con un poco de agua para mantener una humedad elevada.

Cómo hacer esquejes de marihuana en lana de roca

Cómo hacer esquejes de cannabis en tierra

  1. Prepara la tierra y las macetas. Aconsejamos utilizar una mezcla de tierra ligera en nutrientes con perlita (al menos un 25-50% del volumen) y usar vasos de plástico como macetas. No uses mezclas de tierra fertilizadas, ya que quemarán los esquejes.
  2. Moja la tierra ligeramente y deja que drene.
  3. Coge tu esqueje, sumerge la base en un agente enraizante e introdúcelo directamente en la tierra.
  4. Presiona suavemente la tierra alrededor del tallo del esqueje, para que quede bien asegurado.
  5. Pon el esqueje en el propagador y rocíalo con agua para aumentar la humedad.

Nota: al hacer esquejes en tierra, puedes mantener las plantas en sus macetas hasta que hayan superado su tamaño (esto puede tardar 3-4 semanas o más, según el tamaño de la maceta inicial y el ritmo de crecimiento del esqueje). Si usas vasos de plástico como macetas, trasplanta los esquejes en cuanto las raíces empiecen a alcanzar los laterales del vaso.

Cómo hacer esquejes de cannabis en agua

Si no dispones de tierra o lana de roca, puedes hacer esquejes directamente en agua.

  1. Llena un recipiente (puedes usar un vaso alto y estrecho, o una botella de plástico) con agua sin cloro (con un pH alrededor de 5,8-6).
  2. Sumerge la base del esqueje en gel enraizante y mételo en el recipiente con agua.
  3. Cambia el agua cada 2-3 días para evitar la formación de algas y/o bacterias.

¿Puedes hacer esquejes sin usar gel enraizante?

Esta es una pregunta que nos hacen a menudo, tanto cultivadores novatos como más experimentados. La respuesta es sí, es posible hacer esquejes de cannabis sin usar gel enraizante o cualquier otro tipo de hormona de enraizamiento. De hecho, algunos cultivadores avanzados prefieren hacer esquejes sin usar estas hormonas, dejando que las plantas desarrollen raíces de forma natural.

Si quieres intentar tomar esquejes sin usar gel u hormonas de enraizamiento, prueba lo siguiente:

  1. Prepara un recipiente opaco con agua sin cloro.
  2. Corta el esqueje y ponlo inmediatamente dentro del agua. Corta las hojas inferiores, para que queden sumergidas en el agua.
  3. Coloca el esqueje en el alféizar de una ventana, lejos de la luz solar directa.

Para obtener los mejores resultados posibles, mantén la temperatura ambiente en unos 23-25°C. Las raíces se formarán en unos 8-10 días, y algunos esquejes estarán listos para trasplantar al cabo de 2,5-3 semanas, pero esto puede variar considerablemente. Cuando las raíces tengan una longitud mínima de 3-5cm, estarán listos para el trasplante. En el recipiente de agua también puedes añadir vitamina B1 o una aspirina molida, para ayudar a las plantas a enraizar más rápidamente.

¿Puedes hacer esquejes sin usar gel enraizante?

Cómo cuidar los esquejes de cannabis

Los esquejes de marihuana son frágiles y necesitan los cuidados adecuados para sobrevivir. Para producir buenos resultados, principalmente necesitan niveles adecuados de temperatura y humedad.

Crea el entorno perfecto para tus esquejes de marihuana

Los esquejes se desarrollan mejor a temperaturas de 23-25°C y una humedad relativa alrededor del 75-85%, independientemente del medio de cultivo que estés utilizando. Hay varias formas de mantener el calor y la humedad para que los esquejes puedan desarrollar raíces sanas lo más rápido posible:

  • Utiliza una esterilla calefactora debajo del propagador o la bandeja con esquejes, para mantener una temperatura óptima en condiciones más frías.
  • Pon perlita en la base de la bandeja, para retener la humedad.
  • Justo después de hacer los esquejes, pulveriza sus hojas y el interior de la bandeja/propagador con agua, para aumentar la humedad.
  • Utiliza un termómetro/higrómetro para medir la temperatura y el nivel de humedad en la bandeja de esquejes.
  • Echa un vistazo a los esquejes cada 24 horas para asegurar que el ambiente tenga las condiciones perfectas.
  • Extrae inmediatamente los esquejes muertos de la bandeja/propagador. La materia vegetal en descomposición atrae bichos, y también puede crear un caldo de cultivo para hongos y otros patógenos desagradables que podrían matar rápidamente los esquejes restantes.

Cómo regar los esquejes jóvenes

Ten en cuenta que los esquejes jóvenes no tienen raíces, por lo que regar el sustrato no servirá de mucho. En lugar de esto, pulveriza ligeramente las hojas de los esquejes jóvenes un par de veces al día. Riega el sustrato únicamente si se está secando; nunca lo empapes o riegues como harías con una planta normal.

Necesidades lumínicas de los esquejes de cannabis

Los esquejes se quemarán bajo luces de cultivo potentes o la luz solar directa. Para obtener los mejores resultados, mantén los esquejes bajo bombillas CFL colocadas unos 10cm por encima de la parte superior de las plantitas. O también puedes ponerlos junto a una ventana, fuera de la luz solar directa.

Además, recuerda que tus plantas necesitarán al menos un poco de oscuridad para que se formen sus raíces. Algunos cultivadores usan ciclos de luz diferentes para sus esquejes, pero nosotros siempre recomendamos aplicar un ciclo de luz de crecimiento vegetativo de 18-6.

Minimiza el riesgo de moho y otras plagas

Como hemos comentado, a los esquejes de marihuana les gustan las condiciones cálidas y húmedas. Pero, desafortunadamente, el calor y la humedad elevada también pueden atraer plagas, hongos y bacterias dañinas a tu espacio de cultivo. Para evitar que estos patógenos destruyan tus esquejes, esteriliza siempre tu equipo y materiales de cultivo, y mantén los niveles recomendados de temperatura y humedad.

Consejos adicionales para los esquejes de marihuana

Para concluir esta guía, veamos algunas de las preguntas más frecuentes sobre los esquejes de marihuana. Puedes consultar estos consejos según necesites mientras haces esquejes, para lograr buenos resultados.

P: ¿Por qué mis esquejes se están volviendo amarillos?

¿Por qué mis esquejes se están volviendo amarillos?

R: Los esquejes de cannabis se amarillearán de forma natural con el tiempo, a medida que van consumiendo los nutrientes almacenados en sus hojas. Un poco de amarillamiento no suele ser un problema, siempre que los esquejes arraiguen correctamente. Pero si un gran número de esquejes se están volviendo amarillos antes de que puedan desarrollar las raíces, esto podría deberse a problemas de temperatura y/o humedad elevada. Si los niveles de temperatura y humedad son adecuados, comprueba el tamaño de tus esquejes; solo deberían tener 2-3 nudos, y deberías cortar todas las hojas de la parte inferior.

Por último, si un gran número de esquejes siguen amarilleándose, tal vez quieras probar otro método de hacer esquejes y ver si cambian los resultados. Algunos cultivadores logran mejores resultados con un método que con otro.

P: ¿Por qué mis esquejes se están marchitando?

R: El marchitamiento de los esquejes puede tener muchas causas. Si observas cualquier indicio de marchitamiento en un esqueje joven, debes actuar rápidamente; recuerda que estas plantas son muy frágiles y no aguantan mucho estrés. A menudo, los esquejes se marchitan si no reciben suficiente agua.

Empieza por comprobar los niveles de temperatura y humedad del propagador, ajustándolos si no son adecuados. A medida que forman sus raíces, los esquejes absorben agua a través de las hojas mediante la transpiración (al igual que las plántulas). Por tanto, es fundamental que los niveles de temperatura y humedad relativa sean óptimos, para que las plantas puedan transpirar correctamente. Recortar las puntas de las hojas de los esquejes también les ayuda a retener agua.

También deberías revisar las luces, asegurándote de que no estén demasiado lejos de las plantas. Una iluminación deficiente puede afectar a la capacidad de un esqueje para hacer la fotosíntesis, provocando su marchitamiento (ver "Necesidades lumínicas de los esquejes de cannabis" más arriba).

¿Por qué mis esquejes se están marchitando?

P: ¿Por qué mis esquejes tienen un aspecto decaído?

R: Es natural que los esquejes tengan un aspecto decaído justo después de ser cortados de la planta madre, ya que es la respuesta de la planta al estrés causado por el corte. En cuanto hayan desarrollado las raíces, los esquejes deberían volver a recuperar su firmeza y elevarse hacia la luz.

Si los esquejes siguen teniendo un aspecto decaído, vuelve a comprobar la temperatura y humedad relativa del propagador, así como las luces. Y comprueba que no hayas dejado demasiadas hojas en los esquejes; recuerda que se recomienda dejar únicamente las dos hojas superiores del esqueje. Si has comprobado todos estos aspectos y está todo bien, intenta enderezar los esquejes para evitar que toquen el sustrato y se empapen.

P: ¿Pueden los esquejes de cannabis convertirse en machos?

R: No, los esquejes de marihuana obtenidos de plantas hembras no pueden convertirse en machos. Pero podrían convertirse en hermafroditas, como resultado del estrés o de la genética. Por ejemplo, si tu planta madre tiende a mostrar cualidades hermafroditas, esos genes serán transmitidos a sus esquejes.

P: ¿Cuándo deben trasplantarse los esquejes de cannabis?

R: Recomendamos trasplantarlos en cuanto hayan desarrollado unas raíces fuertes con una longitud mínima de 3-5cm. Los esquejes suelen tardar 10-14 días en echar raíces, pero esto varía enormemente de una cepa a otra.

¿Cuándo deben trasplantarse los esquejes de cannabis?

P: ¿Cómo puedes hacer que los esquejes desarrollen raíces más rápidamente?

A: We recommend transplanting your clones once they’ve developed strong roots that are at least 3–5cm long. Cuttings usually take between 10–14 days to develop roots, but this varies greatly from one strain to another.

R: Los esquejes de marihuana tardan cierto tiempo en echar raíces, y realmente no hay forma de acelerar este proceso. Sin embargo, creando un ambiente perfecto, trabajando de forma rápida e higiénica, y usando un gel enraizante de calidad puedes favorecer la salud de tus esquejes para que puedan desarrollar un sistema de raíces fuerte.

¡Empieza a esquejar tus plantas de marihuana!

Hacer esquejes de cannabis puede parecer un proceso intimidante, especialmente para quienes tienen poca experiencia de cultivo. Pero no tiene por qué serlo; con una planta madre robusta, un buen proceso para cortar esquejes y un material limpio, puedes reproducir las mismas plantas, y los mismos cogollos, una y otra vez. Recuerda tener este artículo a mano siempre que vayas a cortar esquejes, ¡para simplificar el proceso!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.