Guía definitiva sobre el CBD, el cannabinoide menos conocido pero con un efecto importante.


Si analizas la especie Cannabis sativa, verás una colección variada y rica de compuestos químicos. Algunos los conocemos muy bien, como el mítico THC que produce subidones, pero también hay que tener en cuenta otro cannabinoide menos conocido, el CBD. ¿Por qué? Porque ofrece varias características que no posee el THC.

¿Qué es el CBD?

Tanto el CBD como el THC pertenecen a una extensa familia de compuestos (unos 113 en total) que interactúan de formas ligeramente distintas con el cuerpo humano. Y, aunque nuestros conocimientos son limitados en lo que respecta a otros cannabinoides, cada vez sabemos más sobre el segundo más abundante y protagonista de este artículo: el cannabidiol (CBD).

El CBD es una especie de hermano del THC, pero no comparte las propiedades psicoactivas de este último. En otras palabras, no coloca. En cambio, influye en nuestro organismo de muchas otras formas, algunas de las cuales podrían beneficiar a nuestro bienestar. Pero estos dos compuestos tienen algo en común.

¿El CBD se deriva del cáñamo o del cannabis?

Aunque la respuesta es, técnicamente, de ambas plantas, las concentraciones más altas de CBD provienen del cáñamo, una subespecie de Cannabis sativa muy apreciada por el sector comercial. Gracias a la cría moderna, y a un toque de selección natural, el cáñamo presenta una estructura química rica en CBD y baja en THC.

Y, aunque el cáñamo es la planta preferida a la hora de elaborar productos de consumo como aceites, suplementos y cosméticos con CBD, el cannabis no se queda fuera de la ecuación. Solo tienes que elegir una variedad criada especialmente por su contenido de CBD.

De hecho, ha sido la búsqueda de cepas ricas en CBD por parte del sector del cannabis, lo que ha desencadenado una especie de revolución, sobre todo durante los últimos veinte años. Las variedades con un contenido alto de CBD se están convirtiendo en algo cada vez más habitual, como resultado directo de la acción de unos criadores diligentes y la manipulación de cepas con fenotipos con una gran predominancia de CBD.

Quienes cultiven en casa, no tendrán que preocuparse de cruzar distintas cepas de marihuana ni de sacar esquejes de plantas madre ricas en CBD, ya que los bancos de semillas ofrecen gran infinidad de opciones. Por ejemplo, la selección de variedades de cannabis con CBD de RQS, incluye la Solomatic, la Purplematic y la Joanne’s CBD, una variedad rica en CBD y muy poco THC.

Pero, como veremos enseguida, la creación de variedades ricas en CBD no es tan sencilla como parece. Con el cannabis, todo depende de la genética, que es lo que dicta cuánto tiempo tarda una planta en florecer, su resistencia a las enfermedades, etc. Estas genéticas también controlan los cannabinoides y terpenos de las plantas.

Hemp

La importancia de la genética

Durante las primeras etapas del desarrollo de una planta, la proporción de cannabinoides viene determinada por la biosíntesis del precursor cannabinoide CBGA con un grupo de enzimas. Pero no puede unirse con todas y, dependiendo de a cuál se una el CBGA, la cepa será rica en CBD o en THC (o una mezcla de ambos).

Pero, como ya hemos mencionado, la genética ejerce un estricto control sobre las plantas de marihuana; por lo que, una vez que la naturaleza ha hecho el trabajo difícil, se pueden cruzar variedades similares de CBD, o clonar una planta madre, refinando su concentración con cada cruce.

A lo largo de los años, los criadores se han esforzado para perfeccionar el proceso descrito anteriormente, seleccionando cepas con los fenotipos adecuados. Todavía se sigue experimentando, pero el número de variedades de cannabis con predominancia de CBD ha aumentado de forma considerable. Esta manipulación de varios fenotipos también se utiliza para alterar la proporción de cannabinoides del cannabis, un tema que veremos con más detalle en breve.

Pero, obtener CBD es solo una parte del rompecabezas. Para entender por qué este cannabinoide merece tu atención, también necesitas saber cómo interactúa con el cuerpo.

¿Cómo funciona el CBD?

Todos los cannabinoides funcionan por medio de una interacción única con nuestro sistema endocannabinoide (SEC). Esta extensa red de receptores está dentro de todos nosotros, y es la responsable de mantener el estado de equilibrio. Cuando nuestros sistemas biológicos se desequilibran, nuestro cuerpo está mejor preparado para enfrentarse a enfermedades y trastornos y a los desafíos de la vida moderna.

Para activar el SEC, los cannabinoides se unen a los receptores cannabinoides (que se dividen en CB1 y CB2) situados en las células de todo el cuerpo.

Estos receptores actúan como guardianes, y son proteínas contenidas en células que envían señales químicas y les dicen qué tienen que hacer y cuándo hacerlo. Pero no actúan por iniciativa propia. Las acciones tomadas por los receptores CB dependerán de su ubicación en el cuerpo y del cannabinoide con el que interactúen.

Los receptores son muy particulares en lo que respecta a los cannabinoides a los que se unen. Este mecanismo es como una cerradura y una llave; los receptores solo se activan si detectan un cannabinoide con la forma adecuada para que encaje en su cerradura. Los cannabinoides afectan al cuerpo de varias formas a través de estos puntos de acceso.

La mayoría de los receptores CB1 están en el cerebro, el aparato digestivo y el sistema nervioso central, mientras que los CB2 se encuentran principalmente en el sistema inmunológico. El THC, por ejemplo, activa los receptores CB1 responsables de equilibrar el estado de ánimo y la motivación; de ahí su efecto eufórico. El CBD, por otro lado, adopta un enfoque menos directo, como descubriremos a continuación.

 
THC-A
THC
THC-V
CBN
CBD-A
CBD
CBC-A
CBC
CBG-A
CBG
Analgesis
Pain relief
 
THC
 
CBN
 
CBD
 
CBC
   
Anti-inflamatory
Reduces inflamation
THC-A
     
CBD-A
CBD
 
CBC
CBG-A
CBG
Anoretic
Suppresses appettite
   
THC-V
             
Appetite stimulant
Stimulates appetite
 
THC
     
CBD
       
Antiemetic
Reduces vomiting and nausea
         
CBD
       
Intestinal anti-prokinetic
Reduces contractions in the small intestine
         
CBD
       
Anixolytic
Relieves anxiety
         
CBD
       
Antipsychotic
Tranquilizing, used to manage psychosis
         
CBD
       
Antiepileptic
Reduces seizures and convulsions
THC-A
 
THC-V
   
CBD
       
Antispasmodic
Supresses muscle spasms
 
THC
 
CBN
 
CBD
       
Anti-insomnia
Aides sleep
     
CBN
 
CBD
       
Immunosuppresive
Reduces the efficacy of inmune system
         
CBD
       
Anti-diabetic
Reduces blood sugar levels
   
THC-V
   
CBD
       
Neuroprotective
Prevents nervous system degeneration
         
CBD
       
Antipsioriatic
Treats psoriasis
         
CBD
       
Anti-ischemic
Reduces risk of artery blockage
         
CBD
       
Anti-bacterial
Kills or slows bacteria growth
         
CBD
CBC-A
CBC
 
CBG
Anti-fungal
Treats fungi infection
           
CBC-A
   
CBG
Anti-proliferative
Inhibits cell growth in tumors/cancer cells
THC-A
     
CBD-A
CBD
 
CBC
 
CBG
Bone stimulant
Promotes bone growth
   
THC-V
   
CBD
 
CBC
 
CBG

El CBD y el sistema endocannabinoide

Aunque hemos dicho que todos los cannabinoides interactúan con el cuerpo humano a través de un mecanismo de llave y cerradura, la interacción del CBD es un poco más compleja.

El cannabidiol no tiene mucha afinidad de unión con ninguno de los dos receptores cannabinoides mencionados. En su lugar, ejerce su influencia respaldando a todo el SEC, mejorando su funcionamiento y regulando la producción de enzimas beneficiosas.

Se cree que tiene un efecto supresor de la enzima FAAH (amida hidrolasa de ácidos grasos), una molécula responsable de la descomposición y destrucción de la anandamida (AEA).

Esta reacción supresora del CBD significa que habrá más anandamida en tu organismo durante períodos más prolongados. Esto es importante porque la AEA es una sustancia química producida internamente, que ejerce una influencia positiva sobre la alimentación, el sueño, el alivio del dolor, etc.

Pero, que el CBD no se una a los receptores CB1 y CB2, no significa que evite completamente el mecanismo de llave y cerradura del que hemos hablando antes. En los sistemas nerviosos central y periférico existen varios receptores de proteínas G que interactúan con el CBD. El TRPV-1 (receptor de potencial transitorio V-1) también reacciona ante el CBD. Este receptor influye en la percepción del dolor, la inflamación y la temperatura corporal, pero el potencial de esta interacción sigue siendo objeto de estudio.

Efecto séquito

Hasta ahora hemos visto cómo ejercen su influencia los cannabinoides, y cómo el CBD adopta un enfoque ligeramente distinto a través de su efecto sobre las enzimas y los receptores nicho. Pero de lo que no hemos hablado es de su colaboración.

Aunque el THC y el CBD tienen unos efectos y unos métodos de interacción diferentes, comparten una característica. Cuando trabajan juntos, sus respectivas habilidades se ven potenciadas. De hecho, el efecto séquito es un fenómeno que, en teoría, es aplicable a todos los cannabinoides, terpenos y flavonoides.

Esta es la razón por la que algunos productos, como el aceite de CBD de espectro completo, son tan populares. Aunque el CBD funciona bien por sí solo, mucha gente cree que solo alcanza su verdadero potencial cuando también están presentes el THC y otros cannabinoides/terpenos/flavonoides. Al fin y al cabo, ¿por qué otro motivo iban a estar todos esos compuestos juntos en la misma planta?

Proporción de CBD y THC

La interacción entre el CBD y el THC es un fenómeno que ha despertado el interés de criadores y aficionados a la marihuana por igual. ¿Por qué? Porque es posible modificar el subidón regulando la proporción de CBD y THC consumida, obteniendo los beneficios de ambos cannabinoides.

Puede que busques una variedad para fumar a lo largo del día sin que afecte a tu productividad o motivación. Gracias a los avances en la cría del cannabis, ahora ya es posible encontrar tu cogollo ideal. Para quienes estén muy ocupados o tengan mucho que hacer, las cepas con un nivel alto de CBD y un contenido mínimo de THC (25: 1) son ideales. En este caso, se seguirán beneficiando de las ventajas del efecto séquito, pero la experiencia no incluirá ningún subidón psicoactivo.

CBD

Si sigues ajustando la proporción de CBD respecto al THC, podrás obtener otros efectos distintos. Lógicamente, un ratio de 8:1 o 2:1, proporcionará una cantidad mucho más alta de THC. Sentirás euforia y cierto grado de psicoactividad, pero el hecho de que el CBD sea la fuerza dominante, ayuda a equilibrar el efecto general.

Por último, también existen cepas de marihuana con un contenido idéntico de CBD y THC. Aunque nosotros recomendamos estas variedades para las personas que tienen más experiencia con el THC, es la combinación definitiva de dos cannabinoides con una poderosa influencia sobre el SEC. El consumo de ambos en igual medida también beneficia a tu bienestar; se trata de equilibrar la proporción de CBD y THC según tus necesidades.

Royal Queen Seeds ofrece una gama exclusiva de semillas de marihuana con CBD, todas ellas creadas especialmente para que contengan más CBD de lo habitual y un ratio equilibrado de THC y CBD. La Tatanka Pure CBD, por ejemplo, tiene un nivel de CBD del 9-14%, mucho más alto que la cepa media de cannabis. Con tantas variedades feminizadas y autoflorecientes ricas en CBD entre las que elegir, nunca había sido tan fácil disfrutar del CBD en casa.

¿Qué efectos tiene el CBD?

Una vez cubierta la trayectoria del CBD, incluyendo cómo funciona y de dónde viene, vamos a ver cómo se comporta este cannabinoide y cuáles son sus efectos potenciales.

Debido a que favorece un funcionamiento más eficiente del SEC, el CBD tiene el potencial de influir en numerosos procesos fisiológicos.

Pero antes, debemos dejar claro que nada de lo que se explica a continuación ha sido demostrado, y que se necesitan muchos más estudios para confirmar las hipótesis expuestas. No recomendamos el consumo de marihuana como sustituto de ningún medicamento. De hecho, si tienes problemas de salud, deberías consultar con tu médico antes de tomar cualquier forma de cannabis.

Sueño

El sueño es un proceso vital que proporciona a nuestra mente y cuerpo la capacidad de recuperarse del desgaste del día anterior. Por desgracia, el sueño también es uno de los aspectos que más descuidan muchas personas, principalmente por las ofertas de ocio y el estrés constante de nuestra sociedad.

Las primeras investigaciones preclínicas indican[1] que el CBD podría ser una herramienta ideal para disfrutar de una buena noche de descanso. Aunque este cannabinoide no parece tener un efecto sedante, se cree que favorece un ciclo de sueño/vigilia sano a través de varios mecanismos. El refuerzo de nuestro ritmo circadiano no solo nos ayuda a quedarnos dormidos más rápido, sino también a tener un sueño más profundo.

CBD

Relajación

Desafortunadamente, la tensión y el nerviosismo siempre están presentes en la sociedad moderna. Y, para empeorar las cosas, no es nada fácil combatir la ansiedad, ya que sus causas y manifestaciones difieren de una persona a otra.

Sin embargo, un aspecto que tienen en común todos los casos de ansiedad es el papel que desempeñan los receptores 5-HT y la serotonina. Apodada la molécula de la felicidad, la serotonina ejerce un efecto directo sobre la ansiedad por medio de la activación de estos receptores, y por lo general, se libera durante actividades físicas como el ejercicio o el sexo.

Resulta muy alentador el descubrimiento de que el CBD también interactúa con los receptores 5-HT, modulando la transmisión serotoninérgica. La revista científica de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor[2], llevó a cabo un estudio con animales sobre el dolor neuropático. Se llegó a la conclusión de que "el tratamiento repetitivo con dosis bajas de CBD reduce la ansiedad a través de la activación del receptor 5-HT₁ₐ". Y añaden que estos resultados "respaldan el inicio de ensayos clínicos" para tratamientos basados en el CBD.

CBD

Recuperación muscular

Aunque la inflamación se suele interpretar como algo negativo, es un mecanismo indispensable que ayuda a nuestro cuerpo a combatir infecciones y a reparar el tejido dañado. Esto último es especialmente importante no solo para los deportistas, sino también para cualquier persona que quiera mantenerse sana. El desarrollo de unos músculos fuertes reduce el riesgo de lesiones y nos ayuda a mantenernos activos y en marcha.

Pero, para que nuestro cuerpo desarrolle una respuesta inflamatoria sana, primero debe contar con un sistema inmune fuerte. Por muy útil que sea nuestro sistema inmunológico, a veces se confunde, sobre todo si tiene que trabajar más de lo habitual para reparar el tejido dañado, y podría acabar atacando a las células sanas en lugar de a las tóxicas; lo que es una mala noticia cuando estás tratando de promover la recuperación muscular.

Afortunadamente, un equipo que trabaja para Cannabis and Cannabinoid Research[3] ha descubierto que el CBD ayuda a modular nuestra respuesta inmune, reenfocando la atención de las células reguladoras. En otras palabras, es capaz de mantener tu sistema inmunológico en el buen camino, y lo que es más importante, tu recuperación.

CBD

Mitigación del THC

Cuando trabajan juntos, se cree que el CBD anula parte de la ansiedad que causa el THC. El CBD también parece influir en los efectos excitantes del THC, retrasando el inicio del subidón y reduciendo su duración.

Un estudio aleatorio controlado con placebo publicado en el Journal of Psychopharmology[4], comprobó que la paranoia provocada por el THC se redujo en el grupo que recibió una dosis oral de CBD. La combinación de CBD y THC podría proporcionar un enfoque multifacético del bienestar, a la vez que limitaría los posibles efectos secundarios.

CBD

Epilepsia

Uno de los ámbitos de estudio más alentadores es el efecto que tiene el CBD sobre la epilepsia, especialmente sobre los síndromes de Dravet y Lennox-Gastaut. Ambos son trastornos graves que afectan principalmente a niños, y quienes padecen los peores casos pueden sufrir cientos de convulsiones al día.

En 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó una versión sintética del CBD llamada Epidiolex. Este medicamento está resultando muy efectivo, ya que mejora de forma significativa la calidad de vida de los niños que padecen el síndrome de Dravet y de Lennox-Gastaut.

La versión purificada del CBD y la sustancia natural extraída del cáñamo son distintas. Sin embargo, la revista Epilepsy Research[5] afirma que, aunque los datos son limitados, las pruebas que respaldan el tratamiento de las convulsiones con CBD son muy alentadoras.

CBD

¿Tiene el CBD efectos secundarios?

Con una lista tan larga de posibles beneficios, el CBD casi parece demasiado bueno para ser verdad; pero, ¿tiene algún efecto secundario del que debamos preocuparnos? Un análisis exhaustivo[6] de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hizo la misma pregunta tras examinar en detalle todas las investigaciones existentes sobre el CBD.

Tras estudiar los datos disponibles, la OMS declaró lo siguiente:

  • El CBD es generalmente bien tolerado y tiene un buen perfil de seguridad.
  • Los efectos adversos de su consumo pueden ser el resultado de ciertas interacciones entre medicamentos.

También menciona algunos efectos adversos del CBD. Sin embargo, se consideran leves y desaparecen rápidamente.

Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Cansancio
  • Diarrea
  • Sequedad bucal
  • Malestar estomacal
  • Mareos

Es importante recordar que la mayoría de estos efectos secundarios se han registrado en estudios en los que las dosis administradas son considerablemente más altas que en situaciones cotidianas. Dicho esto, el CBD afecta a cada persona de forma ligeramente diferente, por lo que es importante comenzar con una dosis baja hasta que te acostumbres a sus efectos.

Otro efecto secundario importante destacado por la OMS, es la posible interacción entre el CBD y los medicamentos que se toman de forma habitual. Las pruebas indican que el CBD puede interferir con la descomposición de ciertos fármacos, por lo que si tomas algún medicamento, deberás consultar con un profesional de la salud. Es posible que la interacción no cause ningún problema, pero tu médico podrá aconsejarte sobre tu caso en particular.

¿Es el CBD psicotrópico?

A pesar de su parentesco con la especie Cannabis sativa, el CBD no es psicotrópico, aunque podría considerarse psicoactivo. La confusión en este tema se debe generalmente a su asociación con el THC. Aunque tanto el CBD como el THC son cannabinoides, las formas en que interactúan con el cuerpo difieren considerablemente, y lo mismo ocurre con sus efectos.

El THC produce un subidón debido a su afinidad con los receptores CB1 en partes del cerebro vinculadas al estado de ánimo y la motivación. Esta excepcional interacción es el motivo por el que la marihuana sigue estando prohibida en gran parte del mundo moderno. El CBD, por otro lado, no tiene ninguna afinidad con los receptores CB1, y en su lugar, trabaja en segundo plano reforzando todo el SEC, y no produce efectos psicotrópicos como resultado.

¿Se puede desarrollar tolerancia al CBD?

Otra pregunta muy frecuente es si el consumo habitual de CBD conduce a la tolerancia de esta sustancia y a la necesidad de tomar cantidades cada vez mayores para sentir el mismo efecto.

Una vez más, para responder a esta pregunta debemos recurrir a los expertos en el tema: la OMS. Como parte de su análisis de 2018, también sostienen que "el CBD no muestra efectos indicativos de ningún potencial de abuso o dependencia", y añaden que "no ha habido problemas de salud pública relacionados con el consumo recreativo del CBD". Hacen falta muchos más estudios a largo plazo (la investigación del CBD es bastante reciente), pero las evidencias son muy prometedoras.

Métodos de consumo de CBD

El potencial del CBD parece muy amplio, pero no tanto como los productos disponibles. La carencia de efecto psicoactivo del CBD ha dado lugar a una gran variedad de opciones, todas ellas con sus propias ventajas e inconvenientes.

Aceites de CBD

Los aceites de CBD administrados por vía oral o debajo de la lengua, siguen siendo la forma más habitual de disfrutar de esta sustancia. Gracias a los aceites portadores de oliva, cáñamo y MCT, la tasa de absorción es bastante alta. El CBD es un compuesto hidrófobo (repele el agua), por lo que el cuerpo tiene dificultades para absorberlo sin la ayuda de un aceite portador.

Ingerirlo por sí solo no funciona muy bien, ya que se necesita una mayor cantidad para conseguir el efecto buscado. Pero si lo tomas de forma sublingual (debajo de la lengua), será absorbido a través de la membrana mucosa e influirá directamente en tu organismo.

CBD

Fumar CBD

Fumar CBD proporciona una biodisponibilidad mucho más alta en comparación con otros métodos de consumo. La biodisponibilidad es un concepto importante que indica la cantidad y la rapidez con la que el CBD alcanza su objetivo: el torrente sanguíneo.

En este caso, el CBD activo pasa al torrente sanguíneo rápidamente, gracias a los capilares de los pulmones. Por eso, sus efectos se sienten al cabo de tan solo 15 minutos, pero a cambio, no duran tanto como con los comestibles y los aceites de CBD.

Las variedades ricas en CBD también contienen otros cannabinoides, terpenos y flavonoides. Con ellas, no solo obtendrás los beneficios potenciales del efecto séquito, sino que también experimentarás una amplia gama de sabores.

CBD

Vapear CBD

Siempre que hayas invertido en un vaporizador decente, la vaporización proporciona unos beneficios más importantes que fumar. Para empezar, los vaporizadores no queman la sustancia consumida, por lo que se reduce el riesgo de que se introduzcan compuestos dañinos en tus pulmones.

En segundo lugar, la biodisponibilidad de la vaporización es tan buena como la de fumar (o incluso más alta), y la gente tiende a hacer menos preguntas cuando sacas un vaporizador, en comparación con un porro.

CBD

Comestibles con CBD

Puede que los comestibles de marihuana hayan empezado en forma de cookies y brownies, pero ahora estos productos son solo la punta del iceberg. Este interés por los comestibles tiene un motivo justificado. Los cannabinoides como el CBD tienen un sabor natural, y aunque realmente no es desagradable, no es para todo el mundo. Preparar comestibles con CBD es una forma práctica de disimular el sabor sin perder los beneficios.

El consumo de comestibles con CBD también cambia la forma en que sentimos sus efectos: el inicio se retrasa (puede tardar hasta una hora), pero el efecto dura mucho más. Esto hace que sean ideales para cuando no puedes tomar una dosis rápida de CBD o necesitas un alivio más prolongado.

CBD

Dabbear CBD

Para esto se necesita un rig para dabs y otros utensilios, pero el dabbing es la experiencia definitiva para los consumidores de CBD veteranos. Decimos "definitiva" porque proporciona una dosis altamente concentrada que no se recomienda para novatos.

Al vaporizar el concentrado de CBD (CBD aislado, wax o shatter) de forma instantánea, sentirás unos efectos sumamente pronunciados en cuestión de segundos. Llevar un rig de aquí para allá no es muy práctico, pero para algunas personas, la potencia compensa la incomodidad.

CBD

Tinturas y aerosoles de CBD

Las tinturas de CBD son muy parecidas a los aceites, pero se toman por vía sublingual.

Los suplementos que se administran bajo la lengua no tienen que atravesar el aparato digestivo. En su lugar, acceden directamente al torrente sanguíneo gracias a unos capilares minúsculos que hay en la boca. Si necesitas alivio rápido, las tinturas de CBD surten efecto en tan solo 15 minutos.

Y lo mismo ocurre con los aerosoles de CBD. El interior de la nariz contiene cientos de vasos sanguíneos diminutos, por lo que el CBD encuentra una entrada directa al flujo sanguíneo.

También hay tinturas de CBD con distintos sabores, lo que hace que sean un poco más apetecibles que los aceites. Dicho esto, los consumidores de estos productos se pierden los beneficios secundarios de los aceites portadores, por lo que la decisión dependerá de tus circunstancias personales y de lo que mejor te convenga en cada caso.

CBD

Cremas, parches transdérmicos y supositorios con CBD

Las cremas con CBD son fáciles de usar (solo hay que extenderlas sobre la piel) y adecuadas para todo tipo de pieles. En lugar de entrar en el torrente sanguíneo, sus ingredientes activos se centran exclusivamente en los receptores a nivel local, ayudando a calmar, hidratar y proteger la piel.

Los parches transdérmicos llevan las cosas un paso más allá. Al mezclar el CBD con ciertos medicamentos, el cannabinoide penetra en la piel y llega al torrente sanguíneo. Estos productos funcionan como los parches de nicotina, proporcionando una liberación lenta de los ingredientes activos.

Si quieres llevar la absorción activa más allá de los parches transdérmicos, plantéate el uso de supositorios de CBD. Ofrecen una mayor (posible) absorción de CBD, a la vez que son sumamente discretos. Pero ten en cuenta que la biodisponibilidad de los supositorios con CBD sigue siendo objeto de estudio, y todavía se desconoce su eficacia exacta.

CBD

Cómo administrar una dosis de CBD

Cada fabricante de CBD proporciona una dosis recomendada, pero es solo eso, una recomendación. Es importante que sepas que no hay una dosis ideal de CBD, y la cantidad que debes tomar dependerá de factores como:

  • Metabolismo
  • Grasa corporal
  • Potencia del producto
  • Problemas de salud

Sin embargo, hay ciertas pautas generales que puedes seguir hasta que encuentres la dosis más adecuada para ti.

  • Empieza con un aceite CBD de concentración baja: cíñete a este aceite durante al menos dos semanas; así tendrás tiempo de acostumbrarte a los efectos y a cualquier posible efecto secundario.
  • Toma CBD una o dos veces al día: aunque la mayoría de fabricantes recomiendan tomarlo "hasta tres veces al día", prueba con una o dos veces para empezar. Una vez más, de esta forma tendrás tiempo de encontrar lo que mejor funciona para ti.
  • Sigue la misma rutina durante al menos dos semanas: el CBD tiene un efecto muy rápido, pero espera al menos dos semanas para familiarizarte con la nueva rutina.
  • Espera un poco para combinar productos con CBD: es posible combinar distintos productos de CBD, pero, lo repetimos de nuevo, es mejor que te ciñas a la misma rutina para que puedas regular los efectos en consecuencia. No hay nada malo en tomar comestibles con CBD por la mañana y vapear unos cogollos ricos en CBD por la tarde.
  • Consulta con tu médico: solo podemos hablar en general, pero tu médico te podrá dar consejos específicos para tu caso. Si tomas CBD para tratar una afección en particular, podría orientarte sobre la dosis recomendada.

Microdosificación del CBD

La microdosificación es una estrategia viable que funciona muy bien con el CBD porque contrarresta uno de los principales inconvenientes de este compuesto. Este cannabinoide tiene una vida media muy corta (el tiempo que permanece en el cuerpo), por lo que es imprescindible consumirlo de manera habitual para sacar el máximo partido a sus efectos.

La clave de una buena microdosificación es tomar dosis pequeñas y frecuentes. Pero, al igual que con una dosis regular, tendrás que experimentar con diferentes rutinas hasta descubrir la que mejor funciona para ti. Si puedes, trata de dividir tu ingesta diaria en porciones más pequeñas a lo largo del día.

CBD para mascotas

Una vez vistos los fundamentos del CBD para el ser humano, podemos centrar nuestra atención en nuestros compañeros felinos y caninos. ¿Por qué? Porque, al igual que nosotros, los gatos y los perros tienen un sistema endocannabinoide, y a su vez, podrían beneficiarse de los efectos positivos del CBD.

La mayoría de los datos relacionados con el efecto del CBD sobre las mascotas son testimoniales, pero también hay algunos estudios in vivo. Los posibles efectos son parecidos a los que experimenta el ser humano, ya que el CBD influye en sus cerebros y en los sistemas nervioso, inmunológico y digestivo.

Pero, ten cuidado, porque no todos los productos de CBD son adecuados para mascotas. Tanto los gatos como los perros son mucho más sensibles a los compuestos pequeños del cáñamo (terpenos y flavonoides). Por eso, los productos de CBD dirigidos a animales no contienen estos elementos, con el fin de que sean más seguros para tu mascota.

La legalidad del CBD continúa siendo un asunto controvertido. En la mayor parte del mundo moderno, la venta y consumo de CBD es legal, pero hay algunas restricciones. Los productos de CBD deben derivarse del cáñamo y no contener más de un 0,2% de THC (En Europa). Este límite legal es un poco más alto en EE.UU. (0,3%), pero nos da una idea general del tema: las restricciones varían dependiendo de dónde vivas, por lo que es una situación un tanto difícil.

Consulta con las autoridades locales de tu país de residencia antes de probar el CBD. En la mayoría de los casos, no tendrás ningún problema, pero no cuesta nada comprobarlo. También deberías obtener tu CBD de un proveedor de confianza, para evitar los productos que no se someten a análisis independientes. Sin una confirmación de lo que lleva exactamente cada lote de CBD, es imposible saber si tendrás algún problema hasta que sea demasiado tarde.

Fuentes Externas
  1. The effects of cannabinoid administration on sleep: a systematic review of human studies https://www.med.upenn.edu
  2. Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Immune Responses Regulated by Cannabidiol https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. SAGE Journals: Your gateway to world-class journal research https://journals.sagepub.com
  5. Cannabinoids in the Treatment of Epilepsy: Hard Evidence at Last? https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. CANNABIDIOL (CBD) https://www.who.int
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.