CBD: El cannabinoide más desconocido

Published :
Categories : marihuana Medicinal

CBD: El cannabinoide más desconocido

Todos sabemos que la marihuana contiene el cannabinoides THC o delta 9-tetrahidrocannabinol que es el responsable de que coloque y de sus fantásticos efectos.


Como cultivadores, sembramos cannabis con el propósito de conseguir el colocón que provoca al consumirlo y normalmente deseamos obtener variedades con el mayor contenido posible de THC. Gracias a los conocimientos obtenidos por los científicos que se dedican a analizar la planta de marihuana también sabemos que el cannabis posee unos 85 cannabinoides, por lo que aún resulta más increíble que el público general sólo esté familiarizado con uno.

En el mundo de hoy la cultura cannábica crece con rapidez, se están realizando trabajos científicos rompedores por todo el mundo. Estamos aprendiendo que aún hay mucho más que descubrir sobre el contenido de esta mágica planta. Uno de los mayores descubrimientos realizados por la investigación moderna tiene que ver con el segundo cannabinoide más concentrado –cannabidiol, abreviado CBD. THC y CBD son los dos cannabinoides más abundantes naturalmente, el THC supone alrededor del 12-25% y el CBD >1-4% de promedio. Si sólo la cuarta parte de lo que los investigadores están diciendo sobre el CBD es cierto, este descubrimiento puede tener un impacto tan grande en la medicina natural moderna como el descubrimiento de los antibióticos.

CBD es como un hermano o una hermana del THC, como todos los hermanos a veces trabajan simbióticamente juntos, otras se pelean o se desactivan unos a otros. Al contrario de el cannabidiol, el THC es un compuesto psicoactivo (lo que significa que afecta a la función cerebral actuando sobre el sistema nervioso central, lo que puede resultar en una alteración del estado de ánimo, el comportamiento, la percepción o la cognición) y sus efectos son los que los consumidores sienten más cuando fuman. El colocón es responsable de las sensaciones de relajación, el agudizamiento de los sentidos y, por supuesto, la inevitable merienda que te comes cuando te entra “la leona”. También tiene usos medicinales para una multitud de síntomas que incluyen: dolor suave a moderado, insomnio, depresión, nauseas o pérdida de apetito, por nombrar sólo unos pocos. En algunas personas el THC puede causar ansiedad o paranoia, a menudo relacionada con la sensación de que el tiempo se ralentiza, lo que por supuesto no sucede.

Los efectos de los cannabinoides como el THC y el THC
El CBD se considera un cannabinoide no psicoactivo, aunque podría parecer que tiene efectos psicoactivos, ya que ocasiona un colocón sedante que es el responsable del alivio que muchas personas buscan en el uso medicinal. Sus aplicaciones medicinales superan las de cualquier otro cannabinoide conocido, e incluyen: reduce y previene la inflamación y la nausea, diabetes, alcoholismo, trastorno de estrés postraumático, esquizofrenia, artritis reumatoide, epilepsia, enfermedades cardiovasculares, antipsicótico, ansiolítico e incluso analgésico contra los dolores neuropáticos y por espasmos musculares, que tradicionalmente resultan más difíciles de tratar con otras medicinas, incluso farmacéuticamente.

Aunque ambos cannabinoides, THC y CBD, tienen muchas propiedades beneficiosas cuando se usan individualmente, si se usan en combinación, tal y como vienen en la planta de marihuana, sus efectos son mucho más impresionantes. Cuando trabajan conjuntamente con el THC, las moléculas de CBD pueden contrarrestar parte de la ansiedad que causa el THC, así como aliviar diferentes tipos de dolor de los que alivia el THC. La naturaleza resulta ser un buen doctor al combinar ambos en la misma planta, ya que son mucho más efectivos cuando se administran juntos, especialmente para las personas con múltiples síntomas. El CBD también parece antagonizar los efectos excitantes del THC, retrasando la aparición del efecto, pero al mismo tiempo haciendo que se alargue incluso al doble de tiempo. Algunos de nosotros llamamos “creeper” a esos cogollos cuyo efecto no aparece tras el consumo pero, de repente… ¡boom!…aparece de no se sabe dónde y te golpea como una tonelada de ladrillos. Aunque la marihuana afecta de forma distinta a cada persona, es probable que hayas experimentado estos efectos antagónicos.

Los mamíferos, pájaros, reptiles y pájaros tienen compuestos endocannabinoides fabricados por sus propios cuerpos que son básicamente un THC “natural” llamado anandamida. Técnicamente, anandamida (Ananda = felicidad en sanscrito + amida = tipo de compuesto químico) es un compuesto neurotransmisor presente de forma natural que circula por nuestros cuerpos. Tanto el THC como la anandamida actúan a través de los receptores cannabinoides situados en las células del cuerpo y tienen efectos similares en áreas como el dolor, el apetito o la memoria. Los receptores son simples proteínas de las células que actúan como porteros que dirigen las señales químicas de las moléculas exteriores al interior de la célula, ordenándole que haga algo, una especie de controlador aéreo para las células, aunque esta comunicación sólo tiene lugar cuando una molécula o compuesto se une a ellos.

Una molécula que se une a un receptor se denomina un ligando. Los receptores son muy específicos en lo que respecta a qué se puede unir con ellos, sólo ciertos compuestos se unen a cada tipo de receptor. Es como una cerradura y una llave, sólo ciertas llaves abren una puerta específica y cuando la puerta está abierta tienes una entrada, en el caso de los receptores es un entrada para una señal direccional. Una sola célula puede tener muchos tipos de receptores para poderse comunicar con diferentes compuestos.

Los cannabinoides sólo nos afectan porque nuestros cuerpos contienen receptores diseñados para unirse con moléculas cannabinoides específicas. Los cerebros humanos contienen más receptores cannabinoides que cualquier otro tipo de receptor acoplado a proteínas G. Nuestras células contienen tantos de los que se unen específicamente al THC, sumado al hecho de que nuestros cuerpos producen su propia forma de “THC natural” (anandamida) aunque sea en concentraciones muy pequeñas, que tiene mucho sentido que los humanos nos sintamos tan atraídos por esta planta. No hay nada antinatural en el proceso que nuestros cuerpos emplean para utilizar los cannabinoides y la marihuana está demostrando ser una medicina natural muy efectiva que debería estar disponible para que la empleen los pacientes que la necesiten.

Cannabis receptores CB2 CB1

Sólo se conocen dos tipos de receptor cannabinoide en nuestro cuerpo que se unan con el THC; los receptores CB1, que se encuentran en el cerebro y en el sistema nervioso central, y los receptores CB2 que están distribuidos por todo el cuerpo, pero principalmente por el sistema inmunitario. Además de los cannabinoides que se encuentran en el cannabis (que son los más potentes, por supuesto) y los que produce naturalmente nuestro cuerpo, hay muchas otras sustancias que afectan ligeramente a nuestro sistema endocannabinoide interno: Echinacea, cúrcuma, pimienta negra, cacao, etc. Se ha descubierto que estos y otros alimentos se unen a los mismos receptores cannabinoides.

El CBD o cannabidiol, sin embargo, no tiene demasiada afinidad con ninguno de los dos receptores cannabinoides conocidos. De hecho tiene un efecto de supresión sobre la enzima FAAH, que es la enzima responsable de descomponer y destruir la anandamida. Esta reacción de supresión del CBD conlleva que mayor cantidad de anandamida permanezca en tu sistema y durante un periodo más largo de tiempo. La anandamida prefiere los receptores CB1, al igual que el THC, por lo que quedan menos puertas libres para que se una el THC y por lo tanto el efecto causado es menor.

Aunque el CBD no se une a los receptores CB1 o CB2 se ha demostrado que interactúa con otros receptores que son los que canalizan sus efectos medicinales. Hay un par de tipos de receptores acoplados a proteínas G localizados en el sistema nervioso central y periférico que interactúan con el CBD. También el TRPV-1 reacciona con él. El receptor TRPV-1, que también resulta activado por la capsaicina, el compuesto picante que se encuentra en las guindillas, se sabe que intermedia en la percepción del dolor, la inflamación y la temperatura corporal, seguramente habrás notado alguno de estos efectos tras comer una guindilla muy picante.

La familia de receptores 5-HT, que son activados por el neurotransmisor serotonina, juegan un papel importante en la ansiedad. Estos receptores disparan respuestas químicas excitatorias o inhibitorias, dependiendo del contexto químico del enlace. El receptor de serotonina 5-HT1A es un miembro de la familia de receptores que se unen al CBD y que cuando son activados por él ejercen el potente efecto antidepresivo de los cannabinoides, que desemboca en otras de las propiedades medicinales del CBD, ya que este receptor también está implicado en una amplia gama de procesos como la ansiedad, la adicción, el apetito, el sueño, la percepción del dolor, las nausea o el vómito. Tiene este efecto al activar una respuesta inhibitoria, ralentizando su señalización, lo contrario de lo que hacen otras drogas alucinógenas como el LSD o las setas mágicas, que activan un receptor 5-HT diferente y producen una respuesta excitante.
visión general de cannabinoide CBD cannabis

El CBD produce algunos de sus efectos ansiolíticos activando los llamados receptores de adenosina. Estos regulan las funciones cardiovasculares, el consumo de oxigeno por el miocardio y el flujo de sangre coronaria, activando muchos de los síntomas de la ansiedad; tensión, opresión en el pecho, falta de aliento, etc. Estos receptores son importantes reguladores cerebrales de otros neurotransmisores como dopamina y glutamato. La dopamina no es sólo responsable de inducir sensaciones agradables, también puede afectar al sueño, el ánimo, la memoria, la atención y el movimiento voluntario. Otras drogas como la cocaína y la metanfetamina también actúan amplificando los efectos de los receptores de dopamina, pero a una escala mucho mayor. Mientras que el THC incrementa temporalmente los niveles de dopamina, el CBD no lo hace, sólo se ha encontrado esporádicamente en investigaciones con ratas y ratones y trabajando como inhibidor. Podría estar relacionado con alguno de los otros 83 cannabinoides de los que tan poco sabemos.

El CBD y el THC, individualmente, han demostrado trabajar contra el cáncer, pero además generan sinergia cuando se combinan. Necesitamos nuevos y mejores ensayos clínicos para determinar exactamente que funciones tienen cuando trabajan juntos en forma de cannabis. Debido al desafortunado hecho de que el cultivo y uso del cannabis está todavía restringido o prohibido en la mayor parte del mundo actual, falta la suficiente financiación y medios por parte de los gobiernos e instituciones para poder llevar a cabo la necesaria investigación. Se han realizado algunos estudios en universidades y centros de investigación por todo el planeta que reúnen suficiente información como para sugerir una dirección de investigación sobre la relación entre el cáncer y el cannabis, todavía no hay nada definitivo. Esta dirección implica otro receptor acoplado a proteína G llamado GPR55, al que a veces se llama el receptor huérfano, porque no ha sido científicamente asociado a ninguna familia de receptores, aunque muchos investigadores creen que debe ser un tercer tipo de receptor cannabinoide. Los GPR55 se encuentran principalmente en el cerebro, con una concentración mayor dentro y alrededor del cerebelo, y se emplean en la regulación de la densidad ósea y la presión sanguínea. Un ejemplo, un receptor GPR55 sobreactivado incrementa su señalización lo que puede estar relacionado con la osteoporosis. El receptor promueve que las células se comporten como osteoclastos, responsables de la reabsorción del hueso, un proceso en el que se descompone calcio del hueso y se trasfiere del hueso a la sangre, volviéndolo más débil. Este receptor, cuando se activa, también ayuda al rápido crecimiento (proliferación) de las células cancerígenas y se ha relacionado con muchos tipos diferentes de cáncer. El CBD ha mostrado en algunos estudios que bloquea la señalización de GPR55, reduciendo así la proliferación de las células cancerígenas y el proceso de reabsorción ósea, ejerciendo de este modo su efecto anti cáncer.

La mayoría de los test para detectar cannabis ilegal buscan THC, en muchos países el CBD de por sí es completamente legal y se puede comprar en diferentes formas. Por desgracia, no tiene los mismos efectos que tendría si se emplease en las combinaciones que se encuentran en el cannabis, pero aún así puede hacer maravillas medicinalmente. Estudios universitarios han probado sus enormes efectos sobre ratones en la reducción de hasta un 50% de la inflamación por artritis e incluso reduce el tamaño de la necrosis en un 65% cuando se toma justo después de un ataque al corazón.

El efecto que se percibe tras consumir plantas (o preparados comestibles) ricos en CBD suele ser un efecto corporal, mientras que los producidos por el THC se suelen sentir más en la cabeza, aunque esto puede variar según la proporción CBD:THC. Las diferencias pueden ser fácilmente distinguibles cuando se compara la sensación de fumar cannabis con la de comer un alimento con cannabis. Esto se debe a varias razones; una es que hay más CBD en las hojas de la planta que en los cogollos y la mayoría de nosotros guarda los cogollos para fumar y usa los recortes de hojas para hornear, otra razón es que cuando se calienta, el THC empieza a quemarse a 150-157º C mientras que su cannabinoide compañero, el CBD requiere 160-168º C para quemarse. No sé vosotros, pero yo no conozco muchas recetas de brownies que horneen a menos de 150º por lo que, salvo que conozcas algún secreto sobre como ajustar temperatura y tiempo de horneado, lo más probable es que consumas pasteles ricos en CBD. Los tallos también tienen más CBD que los cogollos por lo que vale la pena usar la planta completa.

Medical Mass a CBD Rich cannabis strain fro medical useEuphoria CBD rich cannabisPainkiller XL CBD high cannabisDance World a CBD dominatign cannabis strainHIGH Cbd Strains Royal hignessRoyal Medic a Medical cannabis strain with high cbd levels


Al contrario de lo que alguna gente piensa, no es posible convertir una planta en rica en CBD, salvo que tenga la genética necesaria para hacerlo. Los niveles de THC, CBD y todo el resto de cannabinoides están genéticamente predeterminados. El hecho de que haya muy pocas plantas altas en CBD es un fastidio (un porcentaje alto es cualquiera por encima del 4%) y una consecuencia directa de tantos años cruzando plantas en busca de un alto contenido en THC.

Sólo entre el 25 y el 30% de la semillas disponibles hoy en día tienen el potencial de ser variedades ricas en CBD (>4%). Cuando se usan estas variedades para producir tandas de semillas, cada tanda produce diferentes fenotipos de plántulas, dando lugar a plantas ricas en CBD y plantas ricas en THC en cada generación. Como promedio, una de cada cuatro semillas producidas por una planta de cannabis rica en CBD, se convertirá en un plántula con fenotipo alto en CBD. Incluso en las más raras ocasiones en que consigas dos de cada cuatro, sólo entre el 24 y el 50% de las plantas serán altas en CBD. El único sistema fácil para conseguir una variedad rica en CBD consiste en encontrar uno de estos fenotipos dominantes y conservarlo como planta madre de la que ir obteniendo esquejes, ya que todos los esquejes contienen exactamente la misma proporción CBD:THC que la planta madre.

¿Cómo puedes saber si tienes una variedad rica en CBD? Hay test de compuestos químicos que se pueden realizar sobre plantas en fase vegetativa para identificar las plántulas que tienen características de alto CBD. Estos test permiten que los criadores echen un vistazo a los niveles de CBD:THC sin tener que esperar a la cosecha para analizar los cogollos y las flores.

Cuando tienes cogollos cosechados que quieres analizar para conocer su contenido porcentual en cannabinoides hay básicamente dos métodos de análisis que se pueden emplear: cuantitativo y cualitativo. La diferencia entre ambos métodos se puede comprender comparándolos con el concepto calidad frente a cantidad. Incluso hay tests para hacer en casa.

Los métodos que han usado los cultivadores en el pasado cuando han intentado llevar las plantas a su máximo potencial en CBD no han demostrado funcionar, suelen tener un efecto que reduce la cantidad de THC en las plantas convirtiéndolo en otro tipo de tetrahidrocannabinol llamado CBN. El método que he escuchado explicar a muchos cultivadores es dejar las plantas sobremadurar, es decir, dejar que sobrepasen su fecha normal de cosecha, de modo que los tricomas se vuelvan completamente de color ámbar en todo el cogollo, algo que se puede comprobar con el microscopio. Se piensa que al dejar las plantas florecer más días aumenta la producción de CBD, pero no hay ningún estudio que respalde esta hipótesis, además cada día en que las glándulas de resina sobrepasan en momento en que están de color blanco están perdiendo THC, a causa de la degradación o la oxidación en CBN. La causa del efecto tipo CBD hay que buscarla no en un aumento del CBD sino en que al envejecer la planta, parte del THC se convierte en CBN, que tiende a dejarte más adormilado y mareado que el THC. La transformación de THC en CBN también sucede hasta cierto punto durante el proceso de secado, reduciéndose la cantidad de THC conforme el cogollo envejece.

raducimos este artículo desde una edición internacional por sus explicaciones sobre la importancia del CBD. Respecto a dow.

Mi investigación sólo ha mostrado unas pocas y bien conocidas variedades ricas en CBD, son raras y tiene entre >4-15% cannabidiol: Royal Highness, Euphoria, Painkiller XL & Medical Mass. Sin embargo, conforme vaya creciendo el conocimiento sobre los efectos del cannabidiol, la necesidad y la demanda de cannabis medicinal crecerá inmensamente y entonces los criadores se pondrán seriamente a producir más variedades. Si eres un cultivador y aplicas lo que hemos aprendido, seleccionando las variedades parentales correctas, cruzándolas para seleccionar el fenotipo correcto y manteniendo una planta madre que se convierta en una nueva variedad con el contenido más alto en CBD hasta el momento, podrías convertirte en el auténtico Doctor cultivador de nuestra cultura cannábica.

buy CBD oil online

Writen by: Golgi Apparatus

Special Thanks to: Soft Secrets Magazine


Medical Disclaimer:

Information listed, referenced or linked to on this website is for general educational purposes only and does not provide professional medical or legal advice. Royal Queen Seeds does not condone, advocate or promote licit or illicit drug use. Royal Queen Seeds Cannot be held responsible for material from references on our pages or on pages to which we provide links, which condone, advocate or promote licit or illicit drug use or illegal activities. Please consult your Doctor/Health care Practitioner before using any products/methods listed, referenced or linked to on this website.